Clase obrera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Clase trabajadora»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Clase Media Baja Gen X/ Obrera, término de gran importancia en sociología y política.

La clase obrera, clase trabajadora, clase proletaria o en ocasiones clase media baja, designa al conjunto de trabajadores que, desde la revolución industrial, aportan el factor trabajo en la producción y a cambio reciben un salario o contraprestación económica, sin ser propietarios de los medios de producción.[1][2]

El término se contrapone así al de clase burguesa, o sector social que posee el capital, así como al artesanato, sector en que los trabajadores suelen ser propietarios de los medios de producción.[3]

Origen del término y usos[editar]

Cocina de la clase obrera en Buenos Aires de los años 1940.

El término clase obrera comenzó a utilizarse en español durante la segunda mitad del siglo XIX como traducción de la expresión inglesa "working class" ('clase trabajadora'), término que adquirió importancia en los primeros escritos socio-económicos de Karl Marx y Friedrich Engels.[4]​ Sociólogos posteriores como Max Weber[5]​ redefinieron el término usándolo con sentidos ligeramente diferentes, y que ha permanecido en uso hasta nuestros días, aunque evolucionando en sus matices y generalidad del uso.

En un sentido sociológico más vago y a la vez más restringido, también se entiende por clase obrera, el grupo de trabajadores industriales asalariados. Con este alcance se la diferencia de otros grupos de trabajadores como los campesinos, los esclavos, los trabajadores autónomos o los empleados de servicios. Este significado del término es equivalente al término inglés de blue collar workers (trabajadores de cuello azul).

En español, el término ha dejado de ser puramente descriptivo y es usado o evitado con finalidades políticas. Su uso es frecuente dentro del marxismo, el anarquismo, el socialismo, el comunismo y el sindicalismo y es evitado, ignorado o marginado, en la terminología de la derecha política.[cita requerida]

Por el contrario su equivalente inglés, working class, es de uso generalizado tanto en los estudios sociológicos y económicos como en la conversación cotidiana, distinguiéndose a su vez entre blue collar workers (trabajadores de cuello azul) y white collar workers (trabajadores de cuello blanco) para referirse a los obreros y empleados respectivamente.

En relación con la estructura social determinada por el poder adquisitivo y/o la riqueza -clase alta, clase media y clase baja- es utilizado el término 'clase obrera' como asimilable a la clase media y a la clase baja. Esta clasificación relacionaría la clase alta con la burguesía y las clases media y baja con las clases trabajadoras. Para autores como Vicenç Navarro la clase media no existe y solamente hay dos clases, la clase capitalista (corporate class en inglés) y clase trabajadora (working class en inglés) independientemente de la diferencia de rentas que pueda existir dentro de cada grupo.[6][7]

Clase Media Baja[editar]

En este estrato social se consideran que pertenecen aquellas personas cuyo nivel de vida está posicionado ligeramente por debajo del nivel medio. En la tipología del gasto, ya pueden incluirse gastos de ocio y turismo económico: diversión, pasatiempos, asistencia a espectáculos, salidas a restaurantes, consumo e incluso tendencia al consumismo de pequeños electrodomésticos, electrónica, mobiliario y hogar, siempre de una manera limitada y/o haciendo uso de financiación externa.

Generación X (Clase Media Baja):

Son en general, padres de familia mayores de 40 años, son mayoritariamente personas cuya educación incluyen secundaria o formación profesional completa, seguidos de bachillerato y en menor número, universitarios que no han concluido sus estudios o han llegado a obtener la graduación o licenciatura. Al igual que la clase baja prevalecen ocupaciones como: taxistas (conductores y propietarios del vehículo), comerciantes (fijos o ambulantes), instaladores y trabajadores especializados (fontanería, carpintería, albañilería, pintura, mantenimiento, escayolistas, marmolistas, etc.), conductores, mensajeros, cobradores y obreros en general, administrativos y funcionarios de bajo nivel.

Tienen tendencia a invertir para bienes a futuro, otorgando una gran importancia a la adquisición de la vivienda habitual, siempre procurando equilibrar los gastos mes a mes.

En esta categoría se encuentran profesionales que han perdido sus empleos de juventud y ahora tienen que probar en el ámbito del emprendimiento pues no hay oferta de mercado y tienen que realizar formación o completar las ya iniciadas al objeto de mejorar su currículo.

En estos hogares, es habitual la posesión de un vehículo propio (automóvil o motocicleta) por cada uno de los miembros contribuyentes a la economía del hogar, suelen ser automóviles adquiridos en el mercado de ocasión o de una gran antigüedad, de 10 a 25 años.

El ocio suele ser el que es ofrecido de manera gratuita o es económico, uso de instalaciones públicas y servicios sociales que pone la administración al servicio de la ciudadanía. Siendo la televisión en abierto o gratuita, forma parte de su diversión, atendiendo preferentemente a telenovelas y series, informativos y a programas de concurso-espectáculo, con un promedio de visionado en algo más de dos horas diarias.

El uso de internet también tiene uso lúdico, como el uso de videojuegos en línea, redes sociales, búsqueda de información, lecturas, descargas de libros electrónicos, videos y películas, realización de cursos formativos, seguimiento de canales de video de las temáticas que les pueda interesar, búsqueda de contactos y pornografía, suelen ser entre otros usos, los más comunes, al punto, de que, hay tendencias a que se emplee más de dos horas diarias, situándose por encima de la televisión.


Generación Y y Z (Clase Media Baja):

Son los descendientes de la generación X, de entre 20 y 30 años de edad. En esta categoría entran los técnicos profesionales y especialistas universitarios, muchos con los estudios no concluidos por haber encontrado empleo y decidir formar una familia.

Su esquema de gasto debe de ser muy selectivo, eligiendo la adquisición de bienes de equipo y electrónicos de la gama baja o aprovechando alguna oferta, en muchos casos, usando financiación externa.

Disponen de línea telefónica, tanto fija como móvil, acceso a internet, ordenador personal y vehículo propio, aunque les resulta más complicado acceder a la compra de una vivienda, pueden llegar a obtener una vivienda de protección oficial o de bajo alquiler, suelen vivir en alquiler de renta baja a la espera de tiempos mejores.

Su estilo de vida es muy limitado, unido a la veleidad de la situación laboral de este grupo, suelen necesitar ayuda de sus padres y/o abuelos, en algunos casos, hasta convivir incluso con ellos, muchos heredan directamente o la ocupan en detrimento de otros herederos.

Suelen comer fuera o comprar comida con frecuencia, pues en su mayor parte, carecen de la formación mínima para cocinar y organizar una economía doméstica.

Quienes adquieren una vivienda, suele ser de dos habitaciones, una para el matrimonio y otra para los hijos, que en algunos casos sea de tres habitaciones cuando los hijos sean de diferente género.

La educación es pública y generalmente de bajo presupuesto, acuden a ayudas sociales como becas para la compra de material escolar, vestimenta y/o transporte

La mayoría usan los medios de transporte públicos para desplazarse cuando lo hacen de manera individual. Los servicios bancarios que poseen son escasos y remiten básicamente a cuentas de ahorro, tarjetas de crédito y algún pequeño préstamo personal o al consumo.


Predecesor:
Clase Baja
Clase Media Baja
Sucesor:
Clase Media

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]