Clase Oliver Hazard Perry

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Clase Oliver Hazard Perry
USS Fahrion (FFG-22) underway in Puget Sound on 6 October 1981 (6350405).jpg
El FFG-22 Fahrion en 1981.
País productor
País productor Bandera de Estados Unidos Bandera de España Bandera de Australia Bandera de Taiwán
Datos generales
Astillero varios
Países en servicio Bandera naval de Australia Marina Real Australiana
Bandera naval de Baréin Armada de Baréin
Bandera naval de Chile Armada de Chile
Bandera naval de Egipto Marina egipcia
Bandera naval de Estados Unidos Armada de los Estados Unidos
Bandera naval de España Armada Española
Bandera naval de Polonia Armada de la República de Polonia
Bandera naval de República de China Armada de la República de China
Bandera naval de Turquía Armada turca
Tipo fragata
Estadísticas
Primera unidad Oliver Hazard Perry (FFG-7)
Última unidad ROCS Tian Dan (FFG-1110)
Clase anterior Bandera de Estados Unidos: Clase Brooke
Bandera de España: Clase Baleares
Clase posterior Bandera de España: Clase Álvaro de Bazán
Periodo construcción 1975–2004
Periodo servicio 1977–Presente
Unidades concluidas 69
Características de la clase
Desplazamiento 4100 t a plena carga
Eslora 136 m
Manga 13,7 m
Calado 6,7 m
Sensores Radar: SPS-49 y SPS-55
Sonar: SQS-56 y SQR-19
Armamento • 1 lanzador tipo Mk-13 con capacidad para 40 misiles, incluidos los antiaéreos Standard SM-1R y Standard SM-2 o los antibuque Harpoon
• 2 lanzatorpedos triples para torpedos modelo Mk46 o Mk50
• 1 cañón de 76 mm OTO Melara
• 1 cañón Phalanx CIWS de 20 mm
Guerra electrónica Lanzadores de chaff y bengalas
Propulsión • 2 turbinas de gas General Electric LM2500
• 1 hélice
• 2 motores auxiliares
Potencia 31 MW
Velocidad 30 nudos (56 km/h)
Autonomía • 4500 millas náuticas a 20 nudos
• 8300 km a 37 km/h
Tripulación 176 personas
Aeronaves • 2 helicópteros, generalmente SH-60 Seahawk
Equipamiento de las aeronaves • Hangar para 2 helicópteros
• plataforma de apontaje

La clase Oliver Hazard Perry (denominadas también como Clase Perry o FFG-7) son un conjunto de fragatas que entraron en servicio en la Armada de los Estados Unidos en lás décadas de los 70 y 80. Su cometido principal es la escolta y lucha antisubmarina (ASW, siglas en inglés), y han sido adoptadas por otras marinas de guerra de todo el mundo.

Historia[editar]

Nombre[editar]

El origen del nombre de estas fragatas se debe al famoso oficial de la marina de los EE. UU. El comandante Oliver Hazard Perry (20 de agosto de 1785 - 23 de agosto de 1819), héroe en la Guerra Anglo-Estadounidense de 1812, destacado por su hazaña defensiva en la batalla del Lago Eyre. La primera nave construida lleva este nombre, y por extensión, da también nombre a toda la clase.

Misión y diseño[editar]

Tres fragatas estadounidenses de la clase Oliver Hazard Perry. Los buques son el USS Oliver Hazard Perry (FFG-7), el USS Antrim (FFG-20) y el USS Jack Williams (FFG-24). Imagen de 1982.

Las fragatas corresponden a la estrategia antisubmarina desarrollada por los EE. UU. en el marco de la Guerra Fría, en donde los submarinos soviéticos de propulsión nuclear suponían un grave riesgo para la flota norteamericana. Este concepto de batalla, condiciona que el armamento a bordo, así como las aeronaves, se especializaran en un cometido específico, como barcos antisubmarinos. El proyecto se llevó a cabo en los astilleros de Bath Iron Works, asociados con los diseñadores navales Gibbs & Cox, a partir de dos variantes básicas: Una de casco corto (136 metros) denominada como Flight I y otra de casco largo (138 metros) denominada Flight III.

Cuando el almirante Elmo Zumwalt era comandante de operaciones navales propuso el concepto de Marina Alta-Baja. La flota tendría naves de ataque complejas, costosas y altamente eficientes, y también buques de guerra simples y baratos. Estos últimos incluían a las fragatas clase Perry, diseñadas para ser construidas en gran número y ser baratas. La Marina de los EE. UU. quería tener la mayor flota posible con el dinero disponible. Así junto a barcos caros y complejos podrían operar barcos baratos y más sencillos. En este caso los destructores clase ''Spruance'' eran la solución cara y las fragatas clase Perry la barata para la misma misión.

Con las FFG-7 se tomó una decisión innovadora, se diseñó el esquema del barco por ordenador y de acuerdo con los requerimientos dados. Así el diseño se completó en 18 horas y luego un equipo de ingenieros solo lo refinó. Esto ayudó a acortar el desarrollo y a reducir costes allá donde fuera posible. Este hecho supuso la maduración de la escuela moderna de diseño de buques de guerra estadounidenses. Utilizando técnicas de diseño tradicionales las FFG-7 hubieran tenido alrededor de 5.000 toneladas de desplazamiento, mientras que con el diseño computerizado de coste mínimo se logró un desplazamiento total máximo de 4.200 toneladas, con la misma capacidad de combate.

El diseño era simple y se centraba en la producción en serie y coste reducido. Las fragatas serían las principales naves de escolta de la Armada, reemplazándo viejos destructores y complementando las fragatas clase Knox y destructores clase Farragut y Charles F. Adams. Para facilitar la fabricación y reducir el costo de instalación y operación la superestructura tenía formas rectas. Para reducir más los costes se instaló el motor de turbina de gas de General Electric con un solo eje. A la US Navy no le entusiasmaban los escoltas de una sola hélice, pero el diseño por ordenador y experiencia en combate en la segunda guerra mundial indicaban que la solución era éficaz. La central eléctrica de la clase Oliver H. Perry era la misma que las empleadas en cruceros y destructores. El armamento instalado buscaba optimizar los roles antisubmarinos y de defensa aérea cercana. Los estadounidenses olvidaron el patriotismo y se centraron en precio/eficacia, firmando un contrato con Oto Melara para comprar sus cañones 76mm /L62.

Para dotarse con el mayor número posible de buques de escolta las Perry eran un modelo simple de barco de guerra pero a la vez eficiente en operaciones. De esta forma llevaban una sola hélice, un solo timón, un solo cañón, un solo lanzamisiles, un solo sistema CIWS de defensa de punto, etc.. De esta forma salían económicas de fabricar y operar. Pero los requerimientos operativos hicieron que el diseño final tuviera más complejidad que la prevista. Para mejorar su capacidad antisubmarina se les dotó de un doble hangar para operar 2 helicópteros SH-2 Seasprite integrados en el sistema LAMPS I. Posteriormente el resto de fragatas operarían 2 Sikorsky SH-60B Seahawk y el avanzado sistema LAMPS III.

En la US Navy las FFG clase Perry fueron empleadas para escolta de grupos de combate de portaaviones, cobertura de defensa de zona para operaciones anfibias y escolta de convoyes mercantes. Por su tamaño con el tiempo han pasado a realizar tareas de patrulla cerca de la costa, interceptación de contrabando y narcotráfico, control de tráfico marítimo y lucha contra la piratería.

Operadores[editar]

Además de EE. UU. otros tres países las han construido, con algunas modificaciones.

Una vez retiradas de la US Navy muchas fragatas han sido cedidas, vendidas o alquiladas a Turquía, Taiwán, Baréin, Egipto, Pakistán y Polonia.

Los astilleros norteamericanos construyeron un total de 54 unidades a lo largo de las décadas 70 y 80, incluyendo cuatro para la Marina Real Australiana. Posteriormente, fueron vendidas de segunda mano o cedidas varias unidades a distintos países, como Turquía, Egipto o Polonia, para repotenciar sus marinas de guerra, que generalmente tenían barcos de una generación anterior. Además, el proyecto fue transferido a varias naciones, para que fuese construido en sus propios astilleros, bajo patente de construcción y con equipos de navegación nacionales, como es el caso de la armada de Taiwán, la armada australiana (con dos unidades además de las cuatro ya construidas en EE. UU.) o a la Armada de España, denominadas como Fragatas Clase Santa María con características peculiares.

Bautismo de Fuego e historial de combate[editar]

La fragata USS Stark (FFG-31) poco después de ser alcanzada por dos misiles Exocet de la aviación iraquí (1987).
La fragata USS Samuel B. Roberts (FFG-58) siendo transportada para su reparación tras chocar con una mina iraní (1988).

Las primeras unidades de esta moderna fragata misilera, estuvieron presentes en el Golfo Pérsico, en el transcurso de la guerra Irano-iraquí que ocupó gran parte de la década de los 80. EE. UU., pese a ser un país no beligerante en el conflicto, fue objeto de varios ataques accidentales de Irak. Así, el 17 de mayo de 1987 la fragata USS Stark (FFG-31) de la clase Oliver Hazard Perry fue atacada por un avión Mirage F1 iraquí, que Francia vendió a Irak, que lanzó un misil Exocet, con el resultado de treinta y siete marineros muertos, y varios heridos.

En abril de 1988 la fragata USS Samuel B. Roberts (FFG-58), de la misma clase que la anterior, estuvo a punto de hundirse por una mina de Irán, sin que se registraran víctimas mortales. Este tipo de fragatas efectuaron peligrosas misiones de combate, como la Operación Earnest Will, de escolta a barcos petroleros que abandonaban el Golfo Pérsico en su paso por el Estrecho de Ormuz y su navegación por el Golfo de Adén, además de búsqueda de minas y defensa de plataformas petrolíferas, atacadas por fuerzas navales de Irán.

Durante la Operación Praying Mantis (Mantis Religiosa) las clase Perry tomaron parte en combate real. El grupo Surface Action Group Charlie, liderado por el crucero USS Wainwright y que incluía a las fragatas Perry USS Simpson y USS Bagley, atacó la plataforma petrolífera de Sirri con fuego de artillería. Posteriormente la lancha rápida lanzamisiles Joshan realizó maniobras amenazadoras contra el SAG Charlie. La nave iraní lanzó un misil y la fragata USS Simpson respondió con el lanzamiento de cuatro misiles Standard SM-1 en modo superficie-superficie, logrando cuatro blancos. Finalmente la lancha lanzamisiles fue rematada con fuego de artillería. La USS Gary coordinaba la protección de las plataformas Hercules y Wimbrown VII durante la operación. Reclamó el derribo de un misil Silkworm, no reconocido oficialmente.

Durante la Guerra del Golfo en 1991, las fragatas lanzaron sus helicópteros contra plataformas iraquíes y destruyeron plataformas petroleras con fuego de artillería.

Modernizaciones[editar]

Fragata australiana HMAS Canberra lanzando un misil Harpoon

Las fragatas todavía activas en la Armada de los EE. UU. de la variante casco largo Flight III, han recibido varias mejoras, con el propósito de reducir los gastos de mantenimiento y aumentar su capacidad ofensiva. En este sentido, fue modernizada la unidad motriz y retirado el lanzador de misiles, dejando la defensa aérea en manos del nuevo Sistema de Combate Aegis, como en los buques más modernos de la clase Ticonderoga, y el reciente Arleigh Burke.

En cuanto a los buques australianos y turcos, al lanzador de misiles Mk-13 y capacidad de lanzar misiles SM-1MR se le ha añadido un lanzador vertical tipo Mk-41 a proa, integrado por celdas dentro del casco para lanzar misiles 'Sea Sparrow'. En la marina de EE. UU. las FFG-7 están siendo reemplazadas en forma programada por barcos Clase Ticonderoga y son ofrecidas a otros países para repotenciar sus marinas de guerra con este barco que puede realizar las mismas operaciones navales que otros barcos más modernos; comando de la flota, caza submarinos, guarda costas, apoyo naval a otros barcos de guerra, escolta, rescate y patrulla marítima.

Países operadores[editar]

Las FFG-7 ha tenido un notable éxito de exportación, ya sea mediante la construcción en astilleros norteamericanos o transfiriendo la tecnología necesaria para su desarrollo en el extranjero. Desde finales de los 90, y con la entrada en servicio de buques más modernos en la Marina de los EE. UU., el gobierno de este país ha optado por ceder unidades (en algunos casos a precios simbólicos) a terceros países con una relación de cooperación muy estrecha. En total se han construido 69 unidades, repartiéndose del siguiente modo en distintas marinas:

  • Bandera de Australia Australia. (Clase Adelaida). La Marina Real Australiana compró seis fragatas. Cuatro fueron construidas en Estados Unidos y otras dos en Australia. Fueron modernizadas en el año 2000 con la integración de 8 celdas de lanzamiento vertical Mk.41 y misiles Evolved Sea Sparrow (ESSM), con el Sistema de lanzamiento vertical.
  • BaréinBandera de Baréin Baréin. Una unidad adquirida de segunda mano a la marina de los Estados Unidos.
  • EgiptoFlag of Egypt.svg Egipto. (Clase Mubarak). La marina egipcia adquirió cuatro unidades a la US Navy.
  • PakistánBandera de Pakistán Pakistán. Le fue transferida la FFG-8 en agosto de 2010,[1]​ y se espera que le sean transferidas un total de 6 unidades.[2]
  • PoloniaFlag of Poland.svg Polonia. Estados Unidos transfirió en el año 2000 dos unidades a la marina polaca, con el objetivo de mejorar su obsoleta flota de origen soviético.
  • Bandera de la República de China República de China, Taiwán. (Clase Cheng Kung). Entre los años 1993 y 2004 esta armada asiática puso en servicio 8 fragatas de la clase Perry, cambiando los misiles Harpoon por los Hsuing Feng II de fabricación nacional.
  • EspañaBandera de España España. (Clase Santa María). La Armada Española botó seis fragatas con un diseño distinto del original, introduciendo equipamiento de origen español y otros cambios. Han sido modernizadas en varias ocasiones.
  • TurquíaBandera de Turquía Turquía. (Clase G). La marina turca recibió ocho naves de la estadounidense.
  • Bandera de Estados Unidos Estados Unidos. La US Navy asignó entre los años 1977 y 1989 cincuenta y una fragatas clase Oliver H. Perry. En 2008 continúan activas 28, estando el resto transferidas a otras marinas, desmanteladas, en la reserva o hundidas como blancos flotantes en ejercicios de entrenamiento. Las múltiples modernizaciones efectuadas han ocasionado que el equipamiento actual sea muy diferente al original. (Las fragatas aún activas carecen de capacidad para lanzar misiles, siendo su cometido principal la escolta antisubmarina de las grandes flotas).
  • ChileBandera de Chile Chile. La Armada de Chile reemplazo dos fragatas antiaéreas clase L Capitán Prat (FFG-11) y Almirante Latorre (FFG-14) de la Escuadra Nacional con las fragatas antiaéreas Clase Adelaide HMAS Melbourne (FFG 05) y HMAS Newcastle (FFG 06) de la Armada Real Australiana (RAN). el que considera además un completo paquete logístico e instrucción del personal.[3]

Operadores potenciales[editar]

  • MéxicoFlag of Mexico.svg México. En 2013 el Congreso estadounidense aprobó la entrega a México de dos fragatas de misiles clase Oliver Hazard Perry (FFG-38 y FFG-41), dichas naves serán reparadas y modernizadas en territorio mexicano, sin embargo, a fecha de 2019, esa transferencia no se produjo.

Unidades[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]