Cercozoa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Cercozoa
Cercomonas sp.jpg
Cercomonas (Cercomonada)
Clasificación científica
Reino: Protista
Filo: Rhizaria
Clase: Cercozoa
Cavalier-Smith 1998
Clases

Los cercozoos (Cercozoa) son un filo de protistas que incluye a la mayoría de los ameboides y flagelados que se alimentan por medio de filopodios (seudópodos filiformes). Éstos se pueden restringir a parte de la superficie de la célula, pero nunca presentan un verdadero citostoma o boca como los encontrados en muchos otros protozoos. Los cercozoos se presentan en una gran variedad de formas, lo que ha dificultado establecer una definición del grupo en términos de características estructurales, aunque su unidad está respaldada por estudios genéticos. Cercozoa se relaciona estrechamente con Foraminifera y Radiolaria, ameboides que tienen generalmente complejos caparazones, y junto a ellos constituyen el supergrupo Rhizaria.[1] [2] [3]

En la clase Imbricatea/Silicofilosea se incluyen los cercozoos más conocidos: Euglyphida, que son unas amebas filosas con recubrimientos de escamas o placas silíceas que se encuentran comúnmente en el suelo, aguas ricas en nutrientes o sobre plantas acuáticas. Algunas otras amebas filosas producen recubrimientos orgánicos, incluyendo Tectofilosida (clase Thecofilosea) y Gromia (clase Gromiidea). Casi todos los miembros estudiados de estos grupos caen dentro o cerca de Cercozoa, relacionados con flagelados con caparazones similares. Antiguamente, fueron clasificados junto a Euglyphida en el grupo Testaceafilosida, que no es monofilético.

En la clase Chlorarachnea se incluye otro grupo importante: Chlorarachniophyta, unas extrañas amebas que forman una red reticulada. Son clasificadas aparte por la presencia de cloroplastos, los cuales se formaron al parecer por la ingestión de un alga verde. Los cloroplastos están limitados por cuatro membranas y todavía poseen un núcleo vestigial, llamado nucleomorfo. Son de gran interés para los investigadores que estudian los orígenes endosimbióticos de los orgánulos.

Otros cercozoos notables incluyen Cercomonada (clase Sarcomonadea), que son flagelados comunes en el suelo, y la clase Phaeodarea, los protozoos marinos que previamente eran considerados Radiolaria. Además, tres grupos que tradicionalmente se consideraban heliozoos se incluyen en la clase Proteomyxidea: Dimorphida, Desmothoracida y Gymnosphaeridae. Un pequeño grupo de fagotrofos marinos, Ebridea, se ha incluido recientemente en base a estudios moleculares.[4]

Dos grupos de parásitos, Phytomyxea y Ascetosporea, y la peculiar ameba Gromia pueden ser cercozoos basales, aunque en algunos árboles filogenéticos aparecen más próximos a Foraminifera. Por otro lado, en el pasado se ha incluido Spongomonadea en este grupo, pero en la actualidad se le considera Amoebozoa. Algunos otros pequeños grupos de protozoos se consideran cercozoos pero su colocación es incierta, y es probable que muchos otros géneros obscuros se clasifiquen en Cercozoa en cuando se realicen los pertinentes estudios. La composición y la clasificación exactas de Cercozoa todavía se están resolviendo.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Cavalier-Smith, T. (1998). «A revised six-kingdom system of life». Biological Reviews of the Cambridge Philosophical Society 73:  pp. 203-266. 
  2. Cavalier-Smith, T. and Chao, E.E. (2003). «Phylogeny and Classification of Phylum Cercozoa (Protozoa)». Protist 154 (3-4):  pp. 341-358. 
  3. Sina M. Adl et al (2005). «The New Higher Level Classification of Eukaryotes with Emphasis on the Taxonomy of Protists». Journal of Eukaryotic Microbiology 52 (5):  pp. 399. doi 10.1111/j.1550-7408.2005.00053.x. 
  4. Hoppenrath, M.; Leander B.S. (2006). «Ebriid phylogeny and the expansion of the Cercozoa». Protist 157(3):  pp. 279-90.