Castillo de Araya

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Real Fortaleza de Santiago de Arroyo de Araya
Castillo de Araya - Vista Aerea.jpg
Localización Península de Araya, Flag of Venezuela.svg Venezuela 10°34′0″N 64°15′38″O / 10.56667, -64.26056[1]
Tipo Fuerte
Coordenadas 10°34′00″N 64°15′38″O / 10.5667, -64.2606Coordenadas: 10°34′00″N 64°15′38″O / 10.5667, -64.2606
Época de construcción 1623 Siglo XVII
Construido por Flag of Spain.svg España
Materiales de construcción Bloques de argamasa y resto de conchas de moluscos
Uso actual Para protección de las Salinas de Araya
Estado de conservación Volado y destruido por Flag of Spain.svg España por orden Real el 6 de enero de 1762 Siglo XVIII
[editar datos en Wikidata]

La Real Fortaleza de Santiago de Arroyo de Araya, mejor conocido como el castillo de Araya, es un castillo ubicado al sur de la población de Araya 10°34′47″N 64°15′28″O / 10.57972, -64.25778, en el estado Sucre, Venezuela. Fue erigido por los españoles para defender las salinas de Araya de las incursiones holandesas. Para su construcción se utilizaron bloques de argamasa fabricados de los elementos de la propia región, por lo que es común en ellos encontrar gran cantidad de restos de moluscos y otros organismos marinos de la zona. Se decreta su construcción en Madrid el 15 de enero de 1622 y las obras inician en enero de 1623 y se prolongarán hasta el año de 1630, cuando queda terminado el último baluarte.[2] [3] [4]

Historia[editar]

Vista del castillo de Araya.

A pesar de que las salinas de Araya fueron descubiertas por Pedro Alonso Niño y Cristóbal Guerra en febrero de 1500 (dos años después del recorrido de Cristóbal Colón en 1498 por las costas venezolanas) al realizar expediciones de exploración y conquista en el litoral de Paria para la corona española,[5] la riqueza y lo óptimo de la sal de estas salinas es reseñada por Pedro Mártir de Anglería en 1515[6] y por Fray Bartolomé de las Casas en 1552.[7] Aun así no es sino hasta 1601 cuando el Imperio español, ante las constantes incursiones de piratas holandeses en la península de Paria y con el firme propósito de apoderarse de las salinas y de la explotación perlífera de la isla de Cubagua[8] y otros recursos como la brea[9] , inicia un estudio para construir una fortaleza en Araya.

En tal sentido, el gobernador Suárez Amaya, el ingeniero Bautista Antonelli y el capitán Pedro Suárez Coronel visitaron el lugar en 1604. La situación llegó a un punto crítico cuando al año siguiente ocho barcos holandeses se enfrentaron a la flota española que los derrotó, destruyó las instalaciones que habían construido en Araya, ejecutando además a los prisioneros, entre ellos a su comandante, el pirata Daniel Mujerol, en el cerro que hoy lleva su nombre; lo que paralizó por varios años los intentos holandeses por ocupar la península. Juan Bautista Antonelli en 1622 vuelve a la Península de Araya por orden del rey para iniciar la construcción del castillo que iba a eliminar el robo de la sal que de manera descarada, pero muy organizada, los holandeses llevaban a cabo todos los años. El 30 de noviembre de 1622, se produjo una de las batallas navales más importantes de América en el siglo XVII, cuando 43 navíos holandeses atacaron Araya con el objeto de interrumpir la construcción de la fortaleza y apoderarse de manera definitiva de la península, siendo rechazados finalmente el 13 de enero de 1623 por el gobernador Arroyo y muerto el comandante holandés[10]

Después de ocho años seguidos con Antonelli al frente de los trabajos, en 1630 el gobernador de Cumaná, Cristóbal de Eguino, lo envió a Madrid para informar al rey y a la Junta de Guerra de todas las obras realizadas y a punto de terminarse. Su dedicación fue alabada y, en premio, se le ofreció “tenerle presente para la plaza de Cristóbal Roda en Cartagena, cuando vacase”. La Junta le solicitó regresar a Araya para finiquitar los trabajos y, además, se le ordenó pasar primero por San Juan de Puerto Rico a fin de “disponer lo conveniente para su defensa”.

Alexander von Humboldt, 1806.

Hasta las inmediaciones del castillo mismo llegan dos eminentes naturalistas que exploraron el territorio venezolano en el periodo colonial, el primero de ellos el sueco Pehr Löfling, quien fue pionero en realizar descripciones de carácter metodológico de la fauna y flora venezolana. Löfling el 8 de abril de 1754 desde un buque fondeado frente a la península de Araya, estudia el fenómeno de bioluminiscencia marina característico de la zona.[11] [12] [13] [14] El segundo de estos eminentes científicos es el Barón Alejandro de Humboldt, quien el 19 de agosto de 1799 visita las ruinas del castillo de Araya y las salinas. Al igual que Löfling, estudia el fenómeno de la bioluminiscencia de las aguas del golfo de Cariaco.[15] [16] [17] [18]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Wikimapia: Castillo de Araya http://wikimapia.org/897605/es/Castillo-de-Araya
  2. Ossott, Willy. 1969. Castillos coloniales Araya - La Asunción - Pampatar Venezuela. Publicaciones de la Junta de Fomento Turístico de la Corporación Venezolana de Fomento. Caracas-Venezuela 166p.
  3. Armas Alfonzo, Alfredo. 1989: Araya, un lagarto hecho de brasa volcánica. Venezuela Tierra Mágica, Ediciones Corpoven, S.A. Caracas. 16p. ISBN 980-259-239-0
  4. La Real Fortaleza de Santiago de Arroyo de Araya http://arayeros.com/PAGINA%20SOBRE%20EL%20CASTILLO%20DE%20ARAYA.htm
  5. Pineda, Rafael. 1980. Retrato hablado de Venezuela. Cuadernos Lagoven Lagoven, S.A. Caracas. 2 volúmenes.
  6. Pedro Mártir de Anglería 1962. Venezuela en los cronistas generales de indias. Academia Nacional de la Historia. Caracas
  7. Casas. Fray Bartolomé de las, 1962. Descubrimiento y conquista de Venezuela. Academia Nacional de La Historia. Caracas.
  8. Velásquez, Justo Simón. 1956. Petróleo y perlas en Cubagua. Ravista Shell, 5(18):44-52.
  9. Martínez, Aníbal R. 1976. Cronología del petróleo venezolano. Ediciones Petroleras Foninves. Caracas. 351p.
  10. Manuel Herrero Sánchez, "La explotación de las salinas de Punta de Arraya. Un factor conflictivo en el proceso de acercamiento hispano-neerlandés (1648-1677)", Cuadernos de Historia Moderna, nº14, 173-194 Editorial Complutense. Madrid, 1993 http://www.ucm.es/BUCM/revistas/ghi/02144018/articulos/CHMO9393110173A.PDF artículo
  11. De Armas Chitty, J.A., 1964: “Guyana: Su tierra y su historia”. Corporación Venezolana de Guayana y Ministerio de Obras Publicas. Caracas. 2 Voúmenes.
  12. Diccionario Multimedia de Historia de Venezuela., 1995: “Löfling, Pehr”. Fundación Polar., Caracas.
  13. Giraldo, Manuel. y Antonio E. de Pedro. 1992: “La frontera caribica: Expedición de límites al Orinoco 1745/1761”. Cuadernos Lagoven Serie Medio Milenio, Lagoven, S.A. Caracas. ISBN 980-259-500-4
  14. Pelayo, Francisco. y Miguel Ángel Puig-Samper. 1992: "La obra científica de Löfling en Venezuela"., Cuadernos Lagoven Serie Medio Milenio, Lagoven, S.A. Caracas. ISBN 980-259-501-2
  15. Humboldt, Alejandro de. 1991: “Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente”. (2.ª ed.). Monte Ávila Editores. Caracas – Venezuela. 5 volúmenes.
  16. Meyer-Abich, Adolfo. 1969. “Alejandro de Humboldt”. En: “Alejandro de Humboldt 1769-1969” (pp:5-102). Inter Naciones. Bad Godesberg - Alemania.
  17. Venegas F, Pascual. 1969. “Alejandro de Humboldt, valor plural de la ciencia”. Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes. Caracas – Venezuela. 47p.
  18. Veracoechea De Castillo, Luisa. 1998. “Alejandro de Humboldt en Venezuela. Segundo Centenario de su viaje a América”. Cuadernos PDVSA. Petróleos de Venezuela, S.A. Caracas – Venezuela. 166p.


Enlaces externoa[editar]