Bautista Antonelli

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Castillo de San Pedro de la Roca en Cuba. Patrimonio de la Humanidad.

Bautista Antonelli (Battista Antonelli), fue un ingeniero militar italiano. Nació en Gatteo en 1547 y murió en Madrid en 1616.

Fue el hermano menor de otro importante ingeniero militar italiano al servicio de la corona española Juan Bautista Antonelli, con quien es importante no confundir, por lo que a éste suele llamársele «El Joven».

Diseñó y construyó el Fuerte de San Lorenzo, en la desembocadura del Río Chagres, en el Istmo de Panamá. La obra se inició en 1598 por orden del Rey Felipe II y se terminó en 1601.

Bajo el mando del gobernador Joan de Texeda, construyó las fortalezas de Los Tres Reyes del Morro y San Salvador de la Punta en La Habana. Su trabajo fue decisivo en la terminación del primer acueducto de La Habana, la Zanja Real.

Inició la construcción de las murallas y fortificaciones de Cartagena de Indias, como el baluarte de Santo Domingo en 1614 entre otras.

Su hijo Juan Bautista Antonelli, apodado «El Mozo» para distinguirlo de su padre, es el único miembro de la saga nacido en España (Madrid 1585).[1] Desde muy temprano empezó a estudiar las matemáticas a instancias de su madre María de Torres ya que los contactos con su padre durante la infancia y adolescencia fueron escasos y cortos debido a las prolongadas ausencias de Bautista como consecuencia de sus viajes a las Indias. En 1604,cuando contaba con diecinueve años acompaño por primera vez a su padre al Nuevo Mundo, para examinar la Punta de Araya al objeto de cegar sus salinas que eran objeto de frecuentes asaltos de piratas holandeses. Esta misión se prolongó tres años en los que pasaron numerosas penalidades. Al concluir la misma, Bautista regresa a España, trasladándose su hijo a La Habana en busca de su primo Cristóbal de Roda Antonelli (Gatteo 1560 - Cartagena de Indias 1631), que dirigía las fortificaciones de aquella plaza. Junto a él continuó Juan Bautista el aprendizaje de la profesión. De aquí, en 1609, se trasladaron juntos ambos primos a Cartagena de Indias, donde Cristóbal se hizo cargo de su fortificación. Dos años después Juan Bautista regresa a España enviado por su primo para informar al Rey sobre el estado de las obras que se estaban realizando en ultramar. El 30 de junio de 1611 su majestad le nombra ayudante de Cristóbal de Roda y se le asigna un sueldo con cargo a la corona.

De vuelta a América, Juan Bautista continuó trabajando junto a su primo en Cartagena supliendo sus largas ausencias que éste hacía en Panamá y Portobelo.

En 1622 Juan Bautista es destinado a la Punta de Araya para construir un castillo para contrarestar las incursiones de piratas holandeses en las salinas. El 30 de noviembre de 1622, se produjo una de las batallas navales más importantes de América en el siglo XVII, cuando 43 navíos holandeses atacaron Araya con el objeto de interrumpir la construcción de la nueva fortaleza y apoderarse de manera definitiva de la península. Después de dos meses de combate la flota invasora fue derrotada finalmente el 13 de enero de 1623 por el gobernador Arroyo y muerto el comandante holandés.[2] Para enero de 1625 se había construido al fin el primer baluarte de lo que se llamó "Real Fuerza de Santiago de Arroyo de Araya", que además fue la primera y más importante obra colonial de las provincias de Venezuela. Recorrió por mandato real toda la provincia de Cumaná, realizando una exhaustiva descripción de sus puertos y costas. En 1630 viaja a España para informar personalmente al Rey, el cual le mandó volver a Araya a concluir el castillo, prometiéndole el monarca como premio a sus servicios la plaza de Roda en Cartagena, cuando quedase vacante. No obstante, y a indicaciones de su majestad, en el viaje de vuelta pasó primero por Puerto Rico donde comenzó a fortificar la entrada al puerto. Antes de proseguir viaje a Cumaná regresó de nuevo a España a informar al Rey, encontrándose a su llegada a Madrid con la noticia de la muerte de Cristóbal de Roda el 25 de abril de 1631. Tras aprobar el Rey todo lo realizado en Puerto Rico, el 23 de octubre de 1632 le confiere la plaza de ingeniero militar de las Indias occidentales. De regreso pasó de nuevo por Cumaná en agosto de 1633, viajando después a La Habana y Santiago de Cuba, y de allí volvió a Cartagena para proseguir las obras que Roda había dejado comenzadas.

El 5 de septiembre de 1635 Felipe IV le confiere el título de capitán de infantería sin sueldo, aunque con todas las prerrogativas del cargo. Dada la poca generosidad con que fue siempre tratado en lo referente al pago de sus servicios, en 1649 pidió en atención a sus méritos y a los de su padre, un aumento de sueldo y una gratificación. No se sabe si el Rey accedió a sus peticiones, pero lo cierto es que no pudo gozar de las mismas al fallecer en Cartagena en el mes de diciembre de 1649.

Referencias[editar]

  1. «Juan Bautista Antonelli, apodado "El Mozo"». provincia.fc.it. Consultado el 30 de junio de 2015. 
  2. Herrero Sánchez, Manuel (1993). «La explotación de las salinas de Punta de Arraya. Un factor conflictivo en el proceso de acercamiento hispano-neerlandés (1648-1677)» (PDF). Cuadernos de Historia Moderna (Madrid: Editorial Complutense) (14): 173–194.