Casimiro Sainz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Casimiro Sáinz»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Casimiro Sainz Saiz
Casimiro Sáinz Autorretrato y Retrato por Plá.jpg
Autorretrato de 1878 (izq.) y Retrato por Cecilio Plá, en 1887.
Nacimiento 4 de marzo de 1853
Matamorosa
Fallecimiento 19 de agosto de 1898
Madrid
Nacionalidad Flag of Spain.svg España
Área Pintura

Casimiro Sainz Saiz (Matamorosa, Campoo de Enmedio, Cantabria; 4 de marzo de 1853Madrid; 19 de agosto de 1898) fue un pintor español, destacado por sus paisajes y escenas de interiores.

Vida[editar]

Hijo de Francisco Sáinz Martínez, albéitar (veterinario) burgalés que se casó en Matamorosa (Campoo de Enmedio, en Cantabria) con Plácida-Ignacia Saiz Mantecón. Era el último de los diez hijos del matrimonio. Su madre murió de cólera a los once meses del nacimiento de Casimiro. Fue tío del insigne antropólogo Luis de Hoyos Sainz.

A los trece años (1866), fue enviado a Madrid, a trabajar en el negocio de ultramarinos de su cuñado. Allí recibe sus primeras clases de dibujo. Por problemas físicos, se ve imposibilitado para trabajar y regresa a Matamorosa.[nota 1] A los diecisiete años, gracias a una beca de la Diputación de Santander vuelve a Madrid, para estudiar a la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, siendo sus maestros, entre otros, Vicente Palmaroli y Carlos de Haes. En Madrid hizo amistad con el jienense Manuel Fernández Carpio, que se convertirá en su fiel amigo hasta su muerte. Pinta mucho los alrededores de la capital española con auténtico espíritu plenairista y una fiebre creadora cercana a la enajenación, (detalles que acercan su imagen a la de un Van Gogh).[nota 2] También viajaría, entre 1875 y 1881, por Toledo, Ávila y Segovia. En 1881 se le premia un trabajo presentado en la Exposición Nacional, pero Fernández Carpio y su familia tienen que trasladarle a Matamorosa por problemas síquicos-físicos. En su Montaña natal se restablece y pinta numerosos paisajes, que se encuentran entre lo más conseguido de su obra.

La vega de Matamorosa, en 1879.

Regresó a Madrid en 1885, instalándose en casa de su hermana Luisa y luego en el barrio de Malasaña. En esa etapa de constantes recaídas y recuperaciones, compartiendo la caridad de amigos pintores como Eduardo Pelayo o Vicente Cutanda, pintó y malvendió buena parte de sus obras y aún participó en la Exposición de la recién creada Asociación de Escritores y Artistas Españoles, con buenas críticas.

El 21 de febrero de 1890 ingresó en el sanatorio siquiátrico del doctor José María Esquerdo, en Carabanchel. La Diputación Provincial le concedió una pensión que sirvió para abonar la estancia en el sanatorio. Ese mismo año consiguió un nuevo premio en la Exposición Nacional de 1890. Falleció a consecuencia de la infección de su pierna y fue enterrado en el Cementerio de Carabanchel. En 1922, sus restos se trasladaron a Reinosa, donde se encuentran enterrados bajo una escultura realizada por Victorio Macho.

Entre otros homenajes, tiene dedicadas sendas calles en Santander(inaugurada en 1900) y Torrelavega(inaugurada en 1903), y lleva su nombre el Colegio Público de Matamorosa.

Obra[editar]

  • El descanso, Medalla de Tercera Clase en la Exposición Nacional de 1876. El cuadro reproduce un rincón del estudio de Palmaroli, con una modelo y un pintor (el joven pintor cubano Eduardo Pelayo).
  • Vistas de un jardín, Medalla de Segunda Clase en la Exposición Nacional de 1881, pintado en el jardín del Barrio de Pozas.

Durante sus estancias en Campoo pintó muchos paisajes del entorno campurriano, entre los que cabe citar: Un rebaño, Cercanías de un Monasterio (se refiere al Real Santuario de Montesclaros), El guardián de la casa (1883), Colegiata de Cervatos, Paisaje Campurriano, Vista de la vega de Matamorosa, Procesión de Montesclaros. El más destacado de todos y, posiblemente, su obra más famosa, es El nacimiento del Ebro, que obtuvo Segunda Medalla en la Exposición Nacional de 1890. Sobre el mismo tema pintó Fuentes del Ebro, presentada en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1892.

Notas[editar]

  1. Una dolencia en pierna y brazo izquierdo, fruto del tumor blanco en la articulación de dicha cadera, y que finalmente sería causa de su muerte a los 45 años de edad.
  2. Sus biógrafos coinciden en reseñar la descarada explotación a la que le sometió el político y comerciante de arte Pedro Bosch Labrus, quien, por ejemplo, le abonaba a plazos 250 pts por un cuadro que luego vendería a la reina María Cristina por 5.000 pts. La conciencia de tales extorsiones laborales, su salud tumorífera con constantes recaídas y la entrega a ciertas lecturas místicos-religiosas, conseguirían que su personalidad, de naturaleza sensible, acabase resintiéndose.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]