Carica papaya

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Carica papaya
Carica papaya - Köhler–s Medizinal-Pflanzen-029.jpg
Carica papaya en Köhler's Medicinal Plants, 1887-1897
Taxonomía
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Brassicales
Familia: Caricaceae
Género: Carica
Especie: Carica papaya
L.
Sinonimia

Carica bourgeaei Solms; Carica citriformis Jacq.; Carica cubensis Solms; Carica hermaphrodita Blanco; Carica jamaicensis Urb.; Carica jimenezii (Bertoni in J.B.Jiménez) Bertoni; Carica mamaya Vell.; Carica papaya f. mamaya Stellfeld; Carica papaya f. portoricensis Solms; Carica papaya var. bady Aké Assi; Carica papaya var. jimenezii Bertoni in J. B. Jiménez; Carica peltata Hook. & Arn.; Carica pinnatifida Heilborn; Carica portorricensis (Solms) Urb.; Carica posopora L.; Carica rochefortii Solms; Carica sativa Tussac; Papaya bourgeaei (Solms) Kuntze; Papaya carica Gaertn.; Papaya cimarrona Sint. ex Kuntze; Papaya citriformis (Jacq.) A.DC.; Papaya communis Noronha; Papaya cubensis (Solms) Kuntze; Papaya cucumerina Noronha; Papaya edulis Bojer; Papaya edulis var. macrocarpa Bojer; Papaya edulis var. pyriformis Bojer; Papaya hermaphrodita Blanco; Papaya papaya (L.) H.Karst.; Papaya peltata (Hook. & Arn.) Kuntze; Papaya rochefortii (Solms) Kuntze; Papaya vulgaris A. DC.; Vasconcellea peltata (Hook. & Arn.) A. DC.[1]

[editar datos en Wikidata]

Carica papaya, es una especie de planta arbustiva del género Carica en la familia Caricaceae. Su fruto se conoce comúnmente como papaya, papayón, olocoton, papayo en Canarias, lechosa en República Dominicana y Venezuela, fruta bomba en Cuba, melón papaya, melón de árbol, mamón en Paraguay y gran parte de Argentina.

Carica del griego “karike”, nombre de una higuera. Papaya, deriva del maya “páapay-ya” que significa zapote jaspeado. Pertenece a la familia de las Caricaceae. La planta de papaya es una especie arborescente perennifolia.[2]

Clasificación y descripción[editar]

Corte transversal del fruto (nótense los carpelos).

Se trata de un arbusto herbáceo de tronco generalmente no ramificado (sólo se ramifica si dicho tronco es herido), cultivado presenta una altura entre 1,8 y 2,5 m coronado por un follaje de hojas largamente pecioladas. El mismo conserva aún en los individuos maduros una textura suculenta y turgente, escasamente leñosa, y presenta numerosas cicatrices características, producto del crecimiento y caída consecutivas de las hojas. La savia es de consistencia lechosa (de aquí su nombre de «lechosa»), y tóxica en estado natural para el ser humano, pudiendo producir irritaciones alérgicas con el contacto con la piel. Esta savia lechosa contiene una enzima muy útil, la papaína, empleada como ablandador de carnes: en las parrillas o barbacoas se emplea el jugo que fluye al cortar la corteza de la papaya verde para rociarlo sobre la carne a la cual deja sumamente tierna y jugosa.

Las hojas son alternas, aglomeradas en el ápice del tronco y ramas, patentes, de 25-75 cm de diámetro, lisas, más o menos profundamente palmeadas con venas medias robustas, irradiantes; la base es profundamente cordada con lóbulos sobrepuestos; hay de 7-11 lóbulos grandes, cada uno con la base ancha o un tanto constreñido y acuminado, ápice agudo, pinatinervado e irregularmente pinnatilobada. El haz es de color verde oscuro o verde amarillo, brillante, marcado en forma visible por las nervaduras hundidas de color blanco amarillento y las venas reticuladas; por debajo es de color verde amarillento pálido y opaco con nervaduras y venas prominentes y visibles; el pecíolo es redondeado de color verde amarillento, teñido con morado claro o violeta, fistular, frágil, de 25-100 cm de largo y 0,5-1.5 cm de grueso.

Flores del papayo.

Los arbustos de papayo tienen tres clases de pies diferentes; unos con flores femeninas, otros con flores hermafroditas y otros con flores masculinas. Las flores femeninas tienen un cáliz formado por una corona o estrella de cinco puntas muy pronunciada y fácil de distinguir. Encima de éste se encuentra el ovario, cubierto por los sépalos; éstos son cinco, de color blanco amarillo, y cuando muy tiernos, ligeramente tocados de violeta en la punta; no están soldados. Los estigmas son cinco, de color amarillo, y tienen forma de abanico. Los frutos de este pie son grandes y globosos. Las flores hermafroditas tienen los dos sexos y el árbol que las posee tiene a su vez tres clases de flores diferentes. Una llamada pentandria, parecida a la flor femenina, pero al separar los pétalos se aprecian cinco estambres y el ovario es lobulado. Los frutos de esta flor son globosos y lobulados. Otro tipo de flor es la llamada elongata y tiene diez estambres, colocados en dos tandas; la flor es alargada y de forma cilíndrica, al igual que el ovario, dando frutos alargados. El último tipo de flor es la intermedia o irregular, no es una flor bien constituida, formando frutos deformes.

Las flores masculinas crecen en largos pedúnculos de más de medio metro de longitud y en cuyos extremos se encuentran racimos constituidos por 15 - 20 florecillas. Las flores están formadas por un largo tubo constituido por los pétalos soldados, en cuyo interior se encuentran 10 estambres, colocados en dos tandas de a cinco cada una. La flor tiene un pequeño pistilo rudimentario y carece de estigmas. Estas flores no dan frutos, pero si lo hacen son alargados y de poca calidad. Los frutos y las flores se desarrollan en racimos justo debajo de la inserción de los tallos de las hojas palmeadas.

Los frutos poseen una textura suave y una forma oblonga, y pueden ser de color verde, amarillo, naranja o rosa. Pudiendo pesar hasta 9 kg, en la mayoría de los casos no suelen pesar más de 500 o 600 g, especialmente en una variedad de cultivo de plantas enanas, muy productivas y destinadas generalmente a la exportación, por su mayor duración después de la cosecha y antes de su consumo. La talla de los frutos disminuye en función de la edad de la planta. Baya ovoide-oblonga, piriforme o casi cilíndrica, grande, carnosa, jugosa, ranurada longitudinalmente en su parte superior, de color verde amarillento, amarillo o anaranjado amarillo cuando madura, de una celda, de color anaranjado o rojizo por dentro con numerosas semillas parietales y de 10 - 25 cm o más de largo y 7-15 cm o más de diámetro. Las semillas son de color negro, redondeadas u ovoides y encerradas en un arilo transparente, subácido; los cotiledones son ovoide-oblongos, aplanados y de color blanco.

No es planta exigente en cuanto a suelos, pudiendo desarrollarse en cualquier terreno abandonado o incluso en alguna maceta grande. Es una de las plantas más productivas con relación a su tamaño ya que siempre tiene flores y frutos al mismo tiempo. El desarrollo de los frutos produce la caída de las hojas inferiores, por lo que quedan siempre al descubierto por debajo de las hojas.[2]

Distribución geográfica[editar]

Es una especie originaria de Mesoamérica. En México se distribuye por el Golfo desde Tamaulipas hasta la Península de Yucatán, por el Pacífico se le encuentra desde Baja California a Chiapas.  En la actualidad la encontramos cultivada en todas las regiones tropicales de América, desde México a Argentina y Brasil, naturalizada en los trópicos del Viejo Mundo.[3]

Es conocido desde muy antiguo que las plantas, al igual que cualquier otro ser vivo, no se distribuyen uniformemente en la superficie terrestre y que cada una de ellas ocupa unos territorios determinados.[4]Carica papaya es una planta de origen centroamericano, conocida y empleada en casi toda América desde hace varios siglos, aunque hoy día se cultiva en muchos países de otros continentes, principalmente, en Asia y África. Antes de la llegada de los europeos, en México se le daba el nombre chichihualtzapotl, que en náhuatl significa «zapote nodriza», y era un fruto especialmente relacionado con la fertilidad.

Planta de papaya mostrando en detalle los frutos, las hojas y las cicatrices dejadas en el tronco por el desprendimiento de las hojas.

Originaria de los bosques de México, Centroamérica y del norte de América del Sur, la planta de la papaya se cultiva en la actualidad en la mayoría de los países de la zona intertropical del orbe, siendo los primeros países productores: India, Brasil, Indonesia, Nigeria y México (datos de FAO, 2013).

La especie presenta dioecia naturalmente, pero la selección artificial ha producido especímenes hermafrodita América Central (Sur de México). Actualmente se cultiva en Florida, Hawái, Costa subtropical de Granada (España), Islas Canarias, África Oriental, Sudáfrica, Ceilán, India, Argentina, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Venezuela, Archipiélago Malayo y Australia.

Ambiente[editar]

Puede crecer en lomeríos y cañadas, prospera en toda la tierra caliente en un clima tropical o subtropical, desde el cálido más seco de los subúmedos hasta la variante húmeda del clima subhúmedo. La humedad y el calor son condiciones esenciales para su buen desarrollo y fructificación. Crece y se desarrolla desde el nivel del mar hasta los 1500 msnm. La precipitación media es de 1,500  a 2500 mm anuales y la temperatura media anual de 20 a 25º C. Desarrolla en diferentes clases de suelo siempre que sean fértiles, blandos, profundos y permeables con un pH de 5.5 a 6.[3][2]

Estado de Conservación[editar]

Nativa del sur de México y América Central, extendida en gran parte del mundo en las regiones tropicales y subtropicales. En Mesoamérica se encuentra de forma silvestre y cultivada, en el resto de otros países solo está presente de  forma cultivada.  No es una especie que se ubique en alguna categoría de la norma 059 de la SEMARNAT de México. 

Propiedades[editar]

La papaya es conocida como fruta de consumo, tanto en forma directa como en jugos y dulces (elaborados con la fruta verde cocinada con azúcar), y tiene unas magníficas propiedades para facilitar la digestión de alimentos de difícil asimilación, debido a su alto contenido de papaína. De esta enzima llamada papaína se producen más de 1000 toneladas anuales en el mundo entero. La utilidad de dicho producto derivado está en la fabricación de cerveza, cosméticos e industria alimenticia.

Es eupéptico-digestivo, coadyuvante de la cicatrización; antiinflamatorio, antihelmíntico. Las semillas son vermífugo, emenagogo. Especialmente interesantes contra ancylostomas, áscaris, trichuris y strongyloides.[5]

Indicado para dispepsias hiposecretoras. Prevención de la arteriosclerosis y tromboembolismos. Parasitosis intestinales. Tópicamente es usado para heridas y ulceraciones tróficas con restos inflamatorios o necróticos, forúnculos.

Al manipular la papaína en polvo se deben proteger los ojos, por la posibilidad de producción de ulceraciones corneales, debidas a su acción queratolítica.

Se usa el látex, obtenido por incisión de los frutos.[5]

Usos[editar]

Papayas, crudas
Valor nutricional por cada 100 g
Energía 43 kcal 179 kJ
Carbohidratos 10.82 g
 • Azúcares 7.82 g
 • Fibra alimentaria 1.5 g
Grasas 0.26 g
Proteínas 0.47 g
Retinol (vit. A) 47 μg (5%)
 • β-caroteno 274 μg (3%)
Tiamina (vit. B1) 0.023 mg (2%)
Riboflavina (vit. B2) 0.027 mg (2%)
Niacina (vit. B3) 0.357 mg (2%)
Ácido pantoténico (vit. B5) 0.191 mg (4%)
Vitamina B6 0.038 mg (3%)
Ácido fólico (vit. B9) 37 μg (9%)
Vitamina C 60.9 mg (102%)
Vitamina E 0.3 mg (2%)
Vitamina K 2.6 μg (2%)
Calcio 20 mg (2%)
Hierro 0.3 mg (2%)
Magnesio 41 mg (11%)
Manganeso 0.04 mg (2%)
Fósforo 14 mg (2%)
Potasio 211 mg (4%)
Sodio 3 mg (0%)
Zinc 0.08 mg (1%)
% de la cantidad diaria recomendada para adultos.
Fuente: Papayas, crudas en la base de datos de nutrientes de USDA.
[editar datos en Wikidata]

Es uno de los frutos más importantes y de mayor consumo. Muy apreciada por sus propiedades nutritivas y su delicado sabor. Ideal para regímenes, por contener vitaminas B1, B2 y Niacina o B3, todas del Complejo B, que regulan el sistema nervioso y el aparato digestivo; fortifican el músculo cardíaco; protegen la piel y el cabello y son esenciales para el crecimiento. Contiene también vitaminas A y C, es rica en minerales como calcio, fósforo, magnesio, hierro, azufre, silicio, sodio y potasio. Por otra parte tiene bajo valor calórico, cerca de 40 calorías por cada 100 gramos de fruta. El contenido de fibra mejora la digestión. Tiene propiedades astringentes.

Asimismo, su cáscara contiene una sustancia, la papaína, que tiene múltiples usos. La papaya también es un fuente de licopeno, conteniendo unas 1800 μg cada 100 g.[6]

El fruto es usualmente consumido crudo, sin su cáscara o sus semillas. El fruto verde inmaduro de la papaya puede ser consumido en ensaladas y estofados. Posee una cantidad relativamente alta de pectina, la cual puede ser usada para preparar mermeladas.

La papaya verde es usada en la cocina Thai ya sea cruda o cocinada. En la cocina criolla de Venezuela se usa la lechosa verde para hacer dulce de lechosa secando las tajadas primero y luego cocinándolas en un melado de papelón.

Las semillas negras tienen un sabor fuerte pero son comestibles. Algunas veces son molidas y usadas como sustituto de la pimienta negra. En algunas partes de Asia las hojas jóvenes de la papaya son hervidas y consumidas como espinaca. En algunas partes del mundo las hojas son preparadas como té para ser consumidas como prevención de la malaria, aunque no existe evidencia científica real de la efectividad de este tratamiento.

En Cuba es costumbre consumirla madura (muchos le agregan azúcar) pero como también se elaboran dulces con ella, se emplean las maduras y las pintonas (ni verdes ni maduras).

La zona de la Región de Coquimbo del centro norte de Chile (Ovalle, La Serena), es famosa por su producción de papayas chilenas o Chilean carica, de la variedad Carica candamarcensis o Pubescens, que se caracteriza por ser muy aromática, de color amarillo, tamaño pequeño, piel delgada y de alto valor nutritivo-funcional: enzima papaína que complementa la digestión y asimilación de proteínas, eliminación de toxinas del sistema digestivo, fibra para la eliminación de azúcar, vitamina C como antioxidante.

En el noreste argentino y sur de Paraguay es muy común consumir la papaya o "Mamón" (como se denomina en la zona) cruda, con un poco de azúcar o preparada en almíbar, en un proceso de hervido con azúcar y bicarbonato por varias horas. El producto final es exquisito y se acompaña con algún queso en el postre. Cabe destacar que dicho producto también se consume en Venezuela (donde se le da el nombre de dulce de lechosa) mayormente en época de Navidad. Se sustituye el azúcar por panela (papelón) y se añaden clavos de olor.

Producción[editar]

País Producción (2014)[7]
(miles de toneladas)
Flag of India.svg India 4.457
Flag of Brazil.svg Brasil 1.854
Bandera de Indonesia Indonesia 958
Bandera de República Dominicana República Dominicana 891
Flag of Mexico.svg México 836
Bandera de Nigeria Nigeria 760
Bandera de Honduras Honduras 634
Flag of Panama.svg Panamá 720
Flag of Peru.svg Perú 480
Bandera de República Democrática del Congo República Democrática del Congo 280
Flag of Thailand.svg Tailandia 212
Flag of Guatemala.svg Guatemala 205
Bandera de Filipinas Filipinas 157
Flag of Colombia.svg Colombia 105
Flag of Chile.svg Chile 20

Propagación[editar]

Propagación vegetativa

Se realiza mediante esquejes obtenidos de las ramificaciones del arbolito de forma artificial, ya que el papayo no se ramifica hasta que tiene tres o cuatros años. Los árboles viejos sufrirán la operación de desmoche o eliminación de la cabeza o cogollo del árbol, provocando así la producción de ramas o cogollos laterales. Los esquejes serán los brotes de 25-30 cm que se cortan y se cauterizan con agua caliente a unos 50 °C. Estos esquejes se plantan en macetas que se colocan en lugares protegidos de los rayos solares y con humedad hasta la emisión de raíces. Este método de propagación es muy laborioso y costoso ya que implica el mantenimiento de plantaciones de más de tres años para la obtención de plantas madre.

Propagación por semilla. Es la forma más económica y fácil de propagar el papayo. Se obtendrán distintos resultados, según se empleen semillas procedentes de árboles femeninos fecundados con papayos masculinos o semillas procedentes de árboles femeninos y hermafroditas. El poder germinativo de las semillas del papayo suele ser corto, por lo que se hará una siembra lo más cerca posible a la época de recolección. Esta siembra puede ser directa sobre el terreno o previa en semillero. La siembra en semillero se hará empleando macetas de turba y plástico negro de 10 cm de diámetro y 15 cm de profundidad. La tierra del semillero deberá mantenerse húmeda, cuando las plantitas tengan unos 10-15 cm (unos dos meses después de la siembra) de altura se trasplantarán al terreno de cultivo

Hojas y frutos del Papayo.

Taxonomía[editar]

Carica papaya fue descrita por Carlos Linneo y publicado en Species Plantarum 2: 1036. 1753.[8]

Nombre común[editar]

Recibe este fruto distintos nombres en América así:

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Sinónimos en Trópicos
  2. a b c Vázquez-Yanes, C., A. I. Batis Muñoz, M. I. Alcocer Silva, M. Gual Díaz y C. Sánchez Dirzo. 1999. Árboles y arbustos potencialmente valiosos para la restauración ecológica y la reforestación. Reporte técnico del proyecto J084. CONABIO - Instituto de Ecología, UNAM.
  3. a b Jiménez Díaz, J.A. Manual práctico para el cultivo de la papaya hawaiana. 2002. Editorial EARTH. Guácimo, Limón Costa Rica. 108pp
  4. Díaz González, Tomás Emilio; Fernández-Carvajal Álvarez, María del Carmen; Fernández Prieto, José Antonio (2004). Curso de Botánica. Trea. p. 467. ISBN 9788497041133. 
  5. a b Papaya en Plantas útiles: Linneo
  6. «Base de datos de nutrientes de USDA». 
  7. FAOSTAT, Food and Agricultural commodities production, Countries by commodity (Requiere búsqueda)
  8. «Carica papaya». Tropicos.org. Jardín Botánico de Misuri. Consultado el 23 de mayo de 2013. 
  9. Acuña L.E., El cultivo de mamón Carica papaya
  10. Caballero P.J., Cultivo del Mamón, Ministerio de Agricultura y Ganadería, Dirección de Investigación Agrícola, Instituto Agronómico Nacional de Paraguay

Bibliografía[editar]

  1. AFPD. 2008. African Flowering Plants Database - Base de Donnees des Plantes a Fleurs D'Afrique.
  2. Badillo Franceri, V. M. 2000. Carica L. vs. Vasconcella St. Hil. (Caricaceae) con la rehabilitación de este último. Ernstia 10(2): 74–79.
  3. Baillon, H. E. 1882-1894. Liste de plantes de Madagascar. Bull. Mens. Soc. Linn. Paris 1: 330–1199 (sporadic pagination).
  4. Berendsohn, W.G., A. K. Gruber & J. A. Monterrosa Salomón. 2009. Nova Silva Cuscatlanica. Árboles nativos e introducidos de El Salvador. Parte 1: Angiospermae - Familias A a L. Englera 29(1): 1–438.
  5. Calderón de Rzedowski, G. & J. A. Lomeli Sención. 1993. Caricaceae. 17: 1–13. In J. Rzedowski & G. Calderón de Rzedowski (eds.) Fl. Bajío. Instituto de Ecología A.C., Pátzcuaro.
  6. CONABIO. 2009. Catálogo taxonómico de especies de México. 1. In Capital Nat. México. CONABIO, Mexico City.
  7. Correa A., M.D., C. Galdames & M. Stapf. 2004. Cat. Pl. Vasc. Panamá 1–599. Smithsonian Tropical Research Institute, Panama.
  8. Davidse, G., M. Sousa Sánchez, S. Knapp & F. Chiang Cabrera. 2013. Saururaceae a Zygophyllaceae. 2(3): ined. In G. Davidse, M. Sousa Sánchez, S. Knapp & F. Chiang Cabrera (eds.) Fl. Mesoamer.. Universidad Nacional Autónoma de México, México.
  9. Díaz González,Tomás E.; Fernández-Carvajal Álvarez, M.ª del Carmen; Fernández Prieto, José A. Curso de Botánica. Trea (2004). ISBN 9788497041133. pp 412, 413, 467, 506, 532.
  10. Flora of China Editorial Committee. 2007. Flora of China (Clusiaceae through Araliaceae). 13: 1–548. In C. Y. Wu, P. H. Raven & D. Y. Hong (eds.) Fl. China. Science Press & Missouri Botanical Garden Press, Beijing & St. Louis.
  11. Flora of North America Editorial Committee, e. 2010. Magnoliophyta: Salicaceae to Brassicaceae. Fl. N. Amer. 7: i–xxii, 1–797.
  12. Forzza, R. C. 2010. Lista de espécies Flora do Brasil http://floradobrasil.jbrj.gov.br/2010. Jardim Botânico do Rio de Janeiro, Rio de Janeiro.