Carpelo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Ver el carpelo (hoja femenina) de gimnospermas en: Gymnospermae
Flor de Helleborus orientalis después de la fecundación y haber perdido los estambres; se ve que los carpelos son hojas cerradas sobre sí mismas (gineceo apocárpico).

En botánica, los carpelos son hojas modificadas que forman la parte reproductiva femenina de la flor de las plantas angiospermas.

Descripción[editar]

Los carpelos pueden aparecer soldados, formando un único pistilo, o permanecer separados o en grupos, asentado cada pistilo en el receptáculo.

Cuando hay un solo pistilo se dice que la flor es gamocarpelar, y si cada carpelo forma un pistilo, se llama flor dialicarpelar.

En los carpelos pueden reconocerse tres nervios principales, de los cuales dos recorren los bordes de la hoja carpelar y junto a ellos nacen los óvulos; estos nervios se denominan nervios placentarios. El nervio central del carpelo, homólogo al medio de los nomófilos, es el nervio carpelar.

Por su carácter de hojas portadoras de megásporas (o macrósporas, o esporas femeninas, las células por cuya multiplicación se forma el gametófito femenino o saco embrional), los carpelos son megasporófilos (o macrosporófilos).

Gineceo[editar]

Ubicación del gineceo.

El gineceo es el conjunto de todas las hojas carpelares o carpelos que representan los macrosporófilos, que se unen por sus márgenes encerrando los óvulos o primordios seminales que contendrán a los gametos femeninos dentro de la cavidad que forman.

Adentro hay una o más cavidades, llamadas, "lóculos" (en conjunto la cavidad seminal), que contienen los óvulos en espera de ser fecundados, después de lo cual se desarrollan en semilla; el ovario y a veces otras estructuras accesorias, después de la fecundación, se desarrolla en fruto. La región de la pared interna del ovario donde se inserta cada óvulo se llama placenta.

Puede estar compuesto por uno o más pistilos. Es el último verticilo en una flor completa.

El gineceo puede estar formado por una o varias hojas carpelares libres entre sí (a lo que se denomina como gineceo dialicarpelar o apocárpico) o unidas entre sí (denominado como gineceo gamocarpelar o sincárpico y siendo lo más frecuente), y en el mismo se pueden reconocer diferentes regiones:

Pistilo[editar]

El pistilo (lat.:pistillum, -i /pistillus, -i: pilón (mano del mortero)), es cada unidad compuesta de ovario, estilo y estigma.

Un pistilodio es un pistilo rudimentario estéril que queda en una flor masculina y que está rodeado por los estambres o, en una flor o neutra, por estaminodios también estériles.

Estructura del pistilo[editar]

Las partes de que está constituido cada pistilo son:

Parte Descripción
Ovario Formado por la región fértil del carpelo, la que encierra los primordios seminales u óvulos, que aparecen unidos a una protuberancia llamada placenta.
Estilo Es el rabillo que conecta el estigma con el ovario. Es la parte estéril más o menos larga que sirve como un "cañón" donde se depositarán los granos de polen, los cuales serán retenidos por la secreción de líquido estigmático. El gineceo puede carecer de estilo, en cuyo caso el estigma se dispone directamente sobre el ovario y se lo denomina estigma sésil.
Estigma Es una zona superficial papilosa, receptora de los granos de polen (que contiene cada uno un gameto masculino) una vez que son liberados en él por el agente polinizador. Cuando existe estilo, se sitúa en su extremo distal y toma en general la forma de un engrosamiento, frecuentemente dividido en ramas o zonas tan numerosas como carpelos contribuyen al pistilo.

Todos los carpelos que forman un pistilo en una flor sincárpica contribuyen por igual a cada una de las parte enumeradas.

Los carpelos se cierran sobre sí mismos, o bien unos con otros, para formar una o más cavidades cerradas (ovarios) donde se encuentran los primordios seminales. “Angiospermas” quiere decir “de semillas encerradas”, y se les llama así por la razón anterior. Constituyen excepción a esta regla las plantas de la familia winteráceas.

Ovario[editar]

La posición del ovario es determinante en el desarrollo sucesivo del fruto: si el ovario se une con la pared interna del receptáculo, se define como "ínfero"; si no, se dice "súpero". En el primer caso se desarrollará un falso fruto derivado del crecimiento del ovario y del receptáculo; en el segundo se desarrolla un fruto propiamente dicho, en cuya formación no participa el receptáculo.

Una de las terminologías de descripción del ovario se refiere al punto de inserción sobre el receptáculo, donde las otras partes florales (periantio y androceo) se unen y se fijan a la superficie del ovario. Si el ovario se sitúa por encima del punto de inserción, será súpero; si es por debajo, ínfero.

Esquema de las posibles posiciones del ovario I ovario súpero, II ovario semiínfero o medio, III ovario ínfero. a: androceo, g: gineceo, p: pétalos, s: sépalos, r: receptáculo
  • ovario súpero: el ovario se encuentra sobre el receptáculo y sobre el punto de inserción de las otras partes florales. Es un receptáculo cónico o convexo, donde el ovario será la parte alta de la flor. Los sépalos, los pétalos y los estambres se insertarán en la base del ovario. En este caso la flor se define como hipogina. Los frutos derivados de un ovario súpero pueden ser, por ej., Hypericum calycinum, drupas...
  • ovario ínfero: se halla debajo de los otros verticilos sobre un receptáculo bien cóncavo, donde sépalos, pétalos, y estambres están insertos arriba del ovario. Una flor con ovario ínfero se llama epigina. Los ovarios ínferos originan falsos frutos (ej. pomo, cinorrodio, Fuchsia) donde el receptáculo es otra parte floral participando en la constitución del fruto.
  • ovario semiínfero o medio: se localiza en posición media más o menos circundando al receptáculo.

Por encima del ovario se posicionan los estilos y los estigmas.

Óvulos[editar]

Los óvulos servirán para originar las semillas, llamados por este motivo primordios seminales, y aparecen como protuberancias globosas en los bordes de las hojas carpelares.

Dentro de los óvulos (que representan a los macrosporangios) se desarrollará la macrospora (n), de la cual por mitosis sucesivas se formará el gametófito femenino (saco embrionario).

Receptáculo[editar]

El receptáculo será plano, y sépalos, pétalos y estambres están insertos en la base del hipanto. Son flores periginas. En algunas clasificaciones esta tipología no se reconoce habiendo muchas posiciones intermedias entre súpero e ínfero.

Estilo[editar]

El estilo es la elongación del, o de los, carpelos entre el ovario y el estigma. Su función es exponer el estigma.

Puede estar separado del estigma apical por un anillo colector que actúa como cepillo para arrastrar el polen en su paso por el tubo estaminal; por ejemplo en la tribu Cardueae de la familia Asteraceae, donde el estilo está encerrado en el tubo formado por las anteras soldadas de los 5 estambres. De esta manera, el polen se concentra en la base de las ramas estigmáticas para facilitar la autofecondación en una misma flor.

El estilo en las angiospermas puede ser sólido o hueco. En las plantas con estilo hueco el tejido de transmisión (por donde crecen los tubos polínicos para efectuar la fecundación) está constituido por una capa de células epidérmicas bastante diferenciadas que rodean un canal hueco (el denominado canal estilar). Los tubos polínicos crecen desde el estigma hacia el ovario a lo largo de la superficie de ese canal, normalmente a través de una fina capa de mucílago. En las plantas que poseen estilos sólidos, en cambio, las células epidérmicas se hallan íntimamente fusionadas y no dejan ningún espacio entre sí. Los tubos polínicos, en este caso, crecen entre las células del tejido de transmisión (como en el caso de Petunia,[1]​ ) o a través de las paredes celulares (como en Gossypium,[2]​ ). El tejido de transmisión en los estilos sólidos incluye una sustancia intercelular que contiene pectina, comparable al mucílago, que se encuentra en el canal estilar de los estilos huecos.[3]​ Desde el punto de vista de la distribución de ambos tipos de estilos entre las diferentes familias de angiospermas, los estilos sólidos se consideran típicos de las eudicotiledóneas y son raros en las monocotiledóneas.[4][5]

En las apiáceas, la base del estilo está engrosada, es nectarífera y se denomina estilopodio.

Estigma[editar]

Se llama estigma al sector, más o menos extenso, de la superficie de los carpelos con capacidad de hacer germinar el polen que se deposita en él. Su superficie es generalmente papilosa, donde cada papila es una célula, y húmeda, dos rasgos que facilitan la adherencia del polen. Una vez en el estigma, el polen germina, abriéndose y dejando crecer desde él un tubo polínico a través del cual se desplazan el núcleo o núcleos que realizan la fecundación de los gametos femeninos.

Referencias[editar]

  1. Sassen M. M. A (1974). «:The stylar transmitting tissue». Acta Botanica Neerlandica (23): 99-108. 
  2. Jensen W. A. & D. B. Fisher (1970). «:Cotton embryogenesis: the pollen tube in the stigma and style.». Protoplasma (69): 215-235. 
  3. C. Labarca, M. Kroh, and F. Loewus (2002). «:The Composition of Stigmatic Exudate from Lilium longiflorum: Labeling Studies with Myo-inositol, D-Glucose, and L-Proline». Plant Physiol. (46): 150-156. Consultado el 25 de abril de 2008. 
  4. Eames A. J. (1961). «:Morphology of the angiosperms.». McGraw-Hill, New York, New York, USA (69): 215-235. 
  5. Kocyan A. & P. K. Endress (2001). «:Floral structure and development of Apostasia and Neuwiedia (Apostasioideae) and their relationships to other Orchidaceae.». International Journal of Plant Sciences (162): 847-867. 

Bibliografía[editar]

  • Font Quer, P. (1982). Diccionario de Botánica. 8ª reimpresión. Barcelona: Editorial Labor, S. A. 84-335-5804-8. 
  • Gola, G., Negri, G. y Cappeletti, C. 1965. Tratado de Botánica. 2.ª edición. Editorial Labor S.A., Barcelona, 1110 p.
  • Strassburger, E. 1994. Tratado de Botánica. 8.ª edición. Omega, Barcelona, 1088 p.

Enlaces externos[editar]