Carduus carlinoides

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Carduus carlinoides
C. carlinoides-1.jpg
Carduus carlinoides: aspecto general
Taxonomía
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Asteridae
Orden: Asterales
Familia: Asteraceae
Subfamilia: Carduoideae
Tribu: Cardueae
Subtribu: Carduinae
Género: Carduus
Sección: Tomentosi
Especie: Carduus carlinoides
Gouan, 1773, non Ten., 1811, nom. illeg. nec Duriei ex DC., 1838, nom. illeg., nec Steud., 1840, nom. illeg.
[editar datos en Wikidata]
Vista general en los Pirineos
Detalle de la inflorescencia en un individuo subacaule

Carduus carlinoides, el cardo de nevero o también cardo pirenaico, es una especie de planta herbácea del género Carduus de la familia Asteraceae.

Descripción[editar]

Es una planta herbácea perenne, de aspecto blanco-tomentosa por sus largos y araneosos pelos unicelulares que forman un indumento denso y más o menos algodonoso. Tiene tallos cortos que no sobrepasan los 50 cm, erectos, generalmente ramificados en corimbos en su parte superior y que son foliosos, longitudinalmente acostillados y alados en casi toda su longitud, con alas palmatilobadas, provistas de fuertes y largas espinas amarillentas. Las hojas, pelosas en el haz y tomento-algodonosas en el envés, de hasta 35 por 7 cm, son sentadas y decurrentes, de tamaño cada vez más pequeño hasta el ápice de los tallos, pinnatipartidas o pinnatisectas, con 8-20 pares de lóbulos palmatilobados, cada uno a su vez con 3-5 lóbulos triangulares –el central mayor–, agudos, y provistos de largas espinas. Los capítulos se agrupan, apretados, en inflorescencias corimbiformes de 2-7; son sésiles o con cortos pedúnculos densamente tomentosos. El involucro es ovoide-campanulado con 5-7 series de brácteas gradualmente mayores de fuera adentro, las externas triangular-lanceoladas y con espina apical hasta mediocentimétrica, y las medias lanceoladas y estrechas, erectas o erecto-patentes, atenuadas en una espina apical de hasta 7 mm, con dorso araneoso y frecuentemente teñido de un rosa purpúreo; las más internas, mayores que las anteriores, son inermes y apicalmente escariosas y a menudo de color rosa o púrpura. El receptáculo es peloso. Los flósculos, hermafroditas, tienen una corola de unos 1,5-2 cm, rosado-purpúrea, glabra, con tubo blanco mediocentimétrico y el limbo rosado-púrpura, con 5 lóbulos lineares desiguales. El androceo tiene sus 5 estambres con filamentos pelosos y las anteras de color violeta. Los cuerpos de las cipselas miden 1,5-2 mm de largo; son oblongo-obovoides y de color pardo en la madurez; como es la regla para todas las especies del género, son glabros, prácticamente lisos —solo unos inconcpicuos surcos longitudinales más o menos discontinuos— y son truncados por una placa apical de borde entero redondeado y con nectario central persistente rodeado de un vilano caedizo en bloque, formado por pelos desiguales blancuzcos muy finamente escabridos/denticulados soldados en un anillo basal.[1][2]

Distribución y hábitat[editar]

Es un endemismo de los Pirineos, en el sur de Francia y norte de España; también en la Cordillera Cantábrica y Sistema Ibérico (Sierra de la Demanda); su única subespecie aceptada, ella, es endémica de la Sierra Nevada (España).[3][2]​Crece en sitios pedregosos y secos, taludes, praderas, gleras y calveros algo nitrificados, en suelos esquistosos desde 900 hasta 3300 m de altitud.[2]

Taxonomía[editar]

Carduus carlinoides fue descrita por Antoine Gouan y publicado en Illustrationes et Observationes Botanicae, ad specierum historiam facientes, p.62[1], pl.XXIII[2], 1773. [4]

Etimología
  • Carduus: nombre genérico derivado del latín cardŭus, -i, «cardo» en el más amplio de sus sentidos, o sea no solo el género Carduus pero también unas cuantas plantas espinosas de diversas familias (Asteraceae, Dipsacaceae, Umbelliferae...).[2]​ Parece que el vocablo no tiene origen indoeuropeo, pero más bien de un latín provincial de África del actual Túnez -entonces Cartago- donde se empleaba la palabra cerda, c(h)erda (atestada en un Pseudo Dioscórides como χέρδαν) para designar el Cardo corredor; dicho vocablo tendría un origen bereber o púnico desde una raíz «qrd» con la idea de «pinchar, picar» y evolucionaría hasta un cardus y carduus al mismo tiempo que se ampliaría su uso a otras plantas espinosas.[5]Plinio el Viejo, en su Naturalis Historia (19, 54, 152, 153), empleo el vocablo cardus para designar las alcachofas y los cardos de comer, refiriéndose en particular a los cultivados en Cartago y Córdoba («...carduos apud Carthaginem Magnam Cordubamque...»),[6]​ en lugar de cǐnăra, más clásico, reforzando el probable origen provincial aludido.
  • carlinoides: compuesto a partir de Carlina, neologismo latín creado por Linneo para nombrar este género botánico, aludiendo a Carlomagno o Carlos I de España que, según la leyenda, habrián usado una especie de dicho género para librar de la peste a sus huestes, y el sufijo oides, del griego είδος, semejante, con forma de, parecido a, o sea «parecido a la Carlina», pues la especie, a menudo acaule o subacaule, se asemeja bastante a ciertas especies del género Carlina.
Taxones infraespecíficos aqceptados
Citología

Número de cromosomas: 2n = 18.[3][2]

Nombre común[editar]

  • Castellano: cardo borriquero, cardo de nevero, cardo pirenaico.[3]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]