Canciones para después de una guerra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Canciones para después de una guerra es una película documental del director Basilio Martín Patino, basada en la España de posguerra. Se realizó de forma clandestina en 1971 y no fue estrenada hasta 1976, poco después de la muerte de Francisco Franco.[1]

Contenido[editar]

La película consiste en una serie de imágenes de archivo, todas ellas previamente aprobadas por la censura, sobre las que se superponen canciones populares de la época con el fin de dar un segundo significado, a menudo satírico, a lo que se muestra en pantalla.[2]​ El propio Basilio Martín Patino comentaría más adelante:

En la guerra había una época, un entusiasmo, una entrega que era estimulante. En la posguerra hubo resignación, cabreo y la esperanza de que todo aquello cambara. Sin duda, fue más dura la posguerra [...] En las revistas se pueden ver los contrastes de la posguerra. En ellas se aprecia la forma de vestir de la gente, la forma de comportarse y, cuando se pone la lupa encima, se pueden ver los detalles, se descubren las caras terribles, de luto, de miedo, de terror. Lo que más me impresionó fueron las caras, las mujeres de luto, los niños, siempre los niños. Era terrible. Cuando terminé Canciones para después de una guerra me di cuenta de que había llenado la película de niños solitarios. Fue una mezcla de sorpresa, asombro y espanto ante lo que la posguerra significó de sufrimiento, miedo, padecimiento, compasión y solidaridad. Madrid había sido la ciudad libre, la ciudad del antifascismo y seguía conservando el espíritu rebelde que en esa época estaba callado, resignado, pero que afloraba en el momento en que escarbabas..[3]

Las canciones[editar]

Además de los himnos de trinchera, entre los temas musicales seleccionados pueden citarse por ejemplo:[4]

Échale guindas al pavo, por Imperio Argentina, La morena de mi copla por Estrellita Castro, La bien pagá por Miguel de Molina, Lerele por Lola Flores, Angelitos negros por Antonio Machín, Francisco Alegre por Juanita Reina, Americanos por Lolita Sevilla, Lili Marleen por Marlene Dietrich, Raska Yu por Bonet de San Pedro, Mi vaca lechera por Juan Manuel Torregrosa, o el tango Limosna de amor, en la interpretación de García Guirao.[5][6]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]