Camino de los Españoles (Caracas)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Camino de los Españoles es un sendero en el Parque nacional El Ávila, Venezuela , que va desde la ciudad de Caracas hasta La Guaira. El camino fue ordenado en mayo de 1589, por el Gobernador y Capitán General de la Provincia de Venezuela y fundador del puerto de La Guaira, don Diego de Osorio. Según hay constancia en un acta de fecha 4 de enero de 1603 por fin se cumple la orden de construcción siguiendo un sendero o pica indígena llamada ‘’La Culebrilla’’. A los fines de repeler posibles ataques de piratas y bandoleros el camino fue reforzado con fortines, que actualmente se observan en distintos estados de conservación.

Historia[editar]

Santiago de León de Caracas en el siglo XVI era dependiente del puerto de La Guaira para recibir materiales y cualquier artículo de primera necesidad. Entre el puerto y la naciente ciudad estaban el Valle y la cordillera de la costa como separación que hacia imposible el transporte de los bienes. El Camino de la Montaña se ordena por Diego de Osorio tras veintidós años de la fundación de Caracas, éste fungía de Gobernador y Capitán General de la Provincia de Venezuela y, además, fue el fundador del puerto de La Guaira.

Algunos cronistas aseguran que el camino ha tenido diversos nombres; Camino a Caracas, Camino a la Mar, Camino al Puerto de San Pedro de la Guaira, Camino Real o Camino Viejo. Todos los demás caminos fueron prohibidos por la Corona española luego de que el pirata Amyas Preston asolara la capital en 1595.

Durante tres siglos fue el único camino que unía a las dos poblaciones y servía para el transporte de personas, alimentos, bienes y cualquier material necesario para la colonización de Venezuela y la guerra de independencia hasta 1845, cuando el presidente Carlos Soublette inauguró la que hoy se conoce como Carretera Vieja.

La ruta tenía su comienzo en El Rincón ubicado en Maiquetía, de ahí a Las Llanadas continuando por diferentes puntos donde existían fortines, posadas y haciendas. El camino culminaba al oeste, en la Puerta de Caracas donde estaba la aduana.

“El Camino de Los Españoles” gozaba de gran belleza y excelente calidad de drenajes para la época, de alta precisión en cuanto a su arquitectura, el duro y azulado granito del Ávila le confiere gran vistosidad y esplendor tanto que el Barón Alejandro de Humboldt lo comparara con otros caminos por él visitados dándole mayor relevancia.

Por el Camino de los Españoles pasaron hasta los repatriados restos del Libertador Simón Bolívar en 1841, en la única carreta registrada que pasó por esta vía, que era un camino en donde los bienes eran traídos a lomo de mula, caballo o esclavo.

Hoy apenas es utilizado por quienes viven en alguno de sus caseríos y por algún excursionista a pesar de que se trata de uno de los lugares con mayor potencial turístico de la ciudad, pues a su gran belleza hay que sumarle la historia que rezuman sus 18 kilómetros. "Si no fuera por la procesión de la virgen de Lourdes, este camino ya se hubiera perdido", dice Antonio Pereira, quien organiza la procesión que cada 11 de febrero atraviesa este camino desde hace mas de 130 años. Durante la gestión de Juan Barreto como alcalde metropolitano existió un proyecto para potenciar esta vía como atractivo turístico, pero hoy no queda nada de aquella iniciativa.

Haciendas y posadas[editar]

Para el descanso de los viajeros existían varios puntos llamados Posadas, en ellas pernoctaban, se alimentaban y tenían oportunidad de comprar cualquier artículo necesario para la continuación del viaje. Aún quedan paredes que pueden dar una idea del tamaño de una de ellas llamada Posada La Venta y que data del siglo XVIII. Este sitio es actualmente un punto de visita turístico.

Las haciendas más importantes encontradas en el camino eran; La Venta, La Cumbre, Castillito y Campo Alegre.

La Hacienda Guayabal, fue una hacienda de café y lugar de descanso, cerca del Fortín El Salto. Hoy se mantiene en buen estado por la conservación y mantenimiento de sus actuales propietarios. Casi todas las construcciones coloniales que estaban en el camino fueron destruidas por los buscadores de tesoros. Esta hacienda mantiene parte de la casa colonial, su corredor delantero, unos pocos cuartos y un patio interior. El sótano donde alojaban a los esclavos también se mantiene. Sirve de lugar turístico y se puede visitar previa coordinación.

La Hacienda Corozal fue también de explotación de café, por los restos de su estructura se considera que data del siglo XVIII. Hoy no se puede visitar ya que su vía de acceso está en muy mal estado. Sin embargo, en 1981 fueron remodeladas algunas partes que se mantenían mejor conservadas.

Fortines[editar]

En el recorrido de éste camino había fortines que controlaban y cuidaban el camino y la ciudad por su altura y vista panorámica. Todavía en este tiempo algunas de estas edificaciones se conservan. Los fortines que flanqueaban el camino eran:

  • Fortín La Trinchera o El Salto, edificado antes de 1650.
Estaba construido en una gran hendidura natural de aproximadamente 10 metros de ancho por unos 20 metros de profundidad. Para continuar por el camino se hacia a través de un puente levadizo.
  • El Castillo Negro, construcción de 1770.
Fue una fortificación separada del camino por una quebrada, esto indica que en había también un puente levadizo. La ubicación era privilegiada al tener una vista panorámica sobre el Litoral Central.
  • El Fortín del Medio, construcción de 1770.
Solo existe el terraplén donde se supone que estuvo.
  • Castillo de San Joaquín, Fortín de la Cumbre o de la Cuchilla, construcción de 1770 (este fortín era el mayor de todos).
En 1981 fue restaurado, todavía están en pie las paredes exteriores y un aljibe con una profundidad de unos cinco metros. Su vista era de suma importancia para la protección del camino y la ciudad.
Alexander von Humboldt es arrestado en este castillo el 21 de diciembre de 1799 por sospechas pero es liberado de inmediato llegando a Caracas pocas horas después del mismo día. Sobre el camino a Caracas escribió más tarde haciendo una comparación:

El camino de La Guaira al Valle de Caracas es infinitamente más hermoso que el de La Honda a Santa Fé, y el de Guayaquil a Quito

Humboldt
Se mantienen en pie una rampa y dos columnas que daban paso al patio central. Se podía ver desde la Plaza Bolívar de Caracas y por tener visibilidad con los otros castillos lograba informar a la ciudad las novedades que se presentaban desde "el Camino Real" o desde el Litoral Central. Hoy se utiliza como estación meteorológica por la marina venezolana.
Todavía existen vestigios del camino empedrado original con fecha de 1762, pero que se está deteriorando de forma rápida por el tránsito de vehículos todo terreno que circulan a diario.

Desarrollo endógeno[editar]

En febrero de 2007 la Alcaldía Metropolitana de Caracas bajo la autoridad del Alcalde Mayor Juan Barreto dictó una política del Gobierno Metropolitano y comenzó un diagnóstico preliminar de la Comunidad del Camino de los Españoles para el apoyo de estos pueblos y caseríos en los proyecto de acción económica, comunitaria o urbanística.[1]

Se creó el Museo al Aire Libre como iniciativa de intervención artística alcanzando su primera etapa en las fachadas de las casas que bordean el Camino desde la Puerta de Caracas hacia la montaña. Se realizaron diferentes trabajos de albañilería, murales, esculturas y mosaicos de piedra para embellecer esta entrada al camino.

También se firmó un convenio con el Gobierno Español (autoridad autonoma de Canarias) para crear un Centro de Desarrollo Endógeno de Agricultura.[2]

Notas[editar]

  1. Gobierno Bolivariano de Venezuela Camino de los Españoles del Avila, programa de desarrollo endógeno
  2. Radio Nacional de Venezuela (RNV), Recuperan Camino de los Españoles

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]