Calle de Arturo Soria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Calle Arturo Soria
MadridEspaña
Arturo Soria (4492007254).jpg
Vista de la calle
Calle Arturo Soria (callejero de Madrid).svg
Trazado de la calle en el mapa distrital de Madrid.
Datos de la ruta
Numeración 1-2 al 341-340
Longitud 6,1 kilómetros
Otros datos
Distrito(s) Ciudad Lineal
Barrio(s) Quintana, Concepción, San Pascual, San Juan Bautista, Colina, Atalaya, Costillares
Orientación
 • Sur Plaza de Ciudad Lineal
 • Norte M-11
Cruces calle de Alcalá, calle de López de Hoyos, avenida del Alcalde Conde de Mayalde, calle de Caleruega, calle de Hontoria del Pinar, calle del General Kirkpatrick, calle de Serrano Galvache y avenida de San Luis
Ubicación 40°27′45″N 3°39′53″O / 40.46258333, -3.66463889Coordenadas: 40°27′45″N 3°39′53″O / 40.46258333, -3.66463889

La calle de Arturo Soria es el eje principal del distrito madrileño de Ciudad Lineal. Lleva el nombre del geómetra y urbanista español Arturo Soria,[1]​ impulsor de la idea de una ciudad lineal.[2]​ Sus casi 6 km de longitud discurren en dirección sur norte por la zona nororiental de Madrid, uniendo los distritos de San Blas-Canillejas con Hortaleza.[3]​ La calle que ha quedado en el siglo xxi, es apenas una sombra del proyecto original, absorbido por la extensión del casco urbano de la capital y sometido a sucesivas fases de transformación y especulación.[4][5]

Historia[editar]

En 1882,[6]​ Arturo Soria anunció su proyecto de una Ciudad Lineal que se iniciaría en el nordeste de Madrid.[a]​ Para llevarlo a cabo se creó en 1894 la Compañía Madrileña de Urbanización.[6]​ La idea original de una circunvalación lineal urbana de 53 kilómetros rodeando el Madrid de finales del siglo xix, desde el pueblo de Fuencarral, girando en el sentido de las agujas del reloj, hasta Pozuelo de Alarcón, quedaría reducida a su primer tramo –entre Chamartín de la Rosa y la antigua carretera de Aragón–, urbanizado en 1911, pero detenido por falta de fondos mediada la segunda década del siglo xx. Con la guerra civil española, el proyecto quedó definitivamente paralizado y, tras el conflicto, se desestimó la idea y su concepción popular de una ciudad lineal de chalés y arbolado se transformó de manera progresiva. Ya antes habían desaparecido proyectos comunitarios como el teatro, circo y parque de recreo veraniego de la barriada,[7]​ ocupado desde 1933 por los estudio cinematográficos CEA. También desapareció la infraestructura de su propia línea de tranvías, que se mantuvo independiente del resto de los transportes de Madrid hasta 1951. De manera paulatina los antiguos chalés y sus jardines fueron adaptados como guarderías, academias o sedes empresariales, o bien demolidos y sustituidos por colegios y noviciados religiosos,[8][b]​ clínicas y hospitales (como la de Nuestra Señora de América, en los números 103-105, o el ya desaparecido Hospital de Aviación) y viviendas de lujo para clase alta o media-alta. [9][10]

El proyecto de la Ciudad Lineal (1895-1910)

En su fase de promoción y crecimiento, la Ciudad Lineal, siguiendo las pautas de la filosofía de Arturo Soria, tuvo a su servicio varias publicaciones impresas. En 1895 aparecería La Dictadura (portavoz temporal de la propia Compañía Madrileña de Urbanización) que solo duró un año. En 1897 se creó la revista La Ciudad Lineal que pasó a llamarse La Ciudad Lineal, revista de Higiene, Agricultura, Ingeniería y Urbanización; y aún durante la Guerra Civil, apareció La Voz de la Barriada.[9]

En la década de 1960 un grupo de arquitectos y urbanistas propusieron soluciones alternativas a la remodelación vial y urbana de la primitiva Ciudad Lineal pactada por el Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Obras Públicas en 1966.[5]​ Las propuestas para conservar un modelo singular dentro de la historia del urbanismo occidental en general y el madrileño en particular fueron desestimadas,[c][6]​ y la Ciudad Lineal se convirtió en una caótica vía de circunvalación, ahogada por urbanizaciones de lujo y edificaciones de gran volumen.[9][10]

Estatua de Arturo Soria en el viaducto sobre la autopista de Barajas, luego avenida de América, construida en la década de 1950.

En 1992,[11]​ el Ayuntamiento de Madrid colocó una estatua en memoria de Arturo Soria, presidiendo el viaducto que levanta la calle sobre la avenida de América, a la altura del nº 122, una escultura en bronce obra de Rafael Cidoncha.[12]

Edificios[editar]

Entre los escasos ejemplos que han sobrevivido al paso del tiempo y la especulación inmobiliaria, pueden mencionarse:[d]

  • En el número 231, la Piscina Club Stella, diseño de estilo racionalista con un primer proyecto de Fermín Moscoso del Prado Torre en 1945-1947, ampliado en 1952 por Luis Gutiérrez Soto y José Antonio Corrales.[13]​ Sí desapareció sin embargo otra piscina vecina, la popular Granja del Carmen y luego Piscina Formentor a partir de mayo de 1963.[12][e][14]
  • En el recorrido de la moderna calle de Arturo Soria pueden mencionarse otras construcciones más o menos singulares, como por ejemplo la embajada de la República Popular de China, en los números 111-113, proyecto de los arquitectos Rosa Cervera y Javier Pioz, terminado en 2012.
  • También, con estilos casi antagónicos se encuentran los edificios de centro comerciales como el Alcalá Norte, ya en el límite sureste de la vía y en la cabecera de la Avenida de la Institución Libre de Enseñanza, o el Arturo Soria Plaza en el número 126, junto a la Avenida de América, inaugurado en 1989.[15]
  • Entre los edificios empresariales con llamativas estructuras acristaladas, pueden citarse los levantados en el número 336 y el 343.

Espacios desaparecidos[editar]

Proyecto del velódromo.

Ideado por el propio Arturo Soria y dirigido por Ricardo Ruiz Ferry,[16]​ se construyó a la altura de lo que luego sería el número 323 de la calle, el velódromo de Ciudad Lineal.[17]​ Inaugurado el 3 de julio de 1910, fue la sede oficial de la Escuela Española de Educación Física y en él se celebraron varios campeonatos de España de ciclismo. También fue la cancha de diferentes clubs de fútbol.[18][19]

Otro gran complejo desaparecido fue el ya mencionado parque de la Ciudad Lineal con teatro-circo, frontón, casino, restaurante y variadas atracciones, incluidas una noria, un tobogán y una mágina voladora;[20][21]​ el parque fue ocupado por las industrias cinematográficas C.E.A., que serían a su vez demolidas en 1966. [22]

Asimismo, en este capítulo del ocio y el recreo pueden recordarse los Jardines Samba, en el nº 214, cabaret ajardinado que disponía de piscina–restaurante.[12]

Vecinos[editar]

De la mezcla vecinal que tuvo en su origen la calle cuando era Ciudad Lineal, puede mencionarse a vecinos institucionales como el catedrático y futuro ministro de Instrucción Pública y Ministro de Justicia de España de la Segunda República española, Domingo Barnés Salinas,[23]​ el diplomático Manuel de Figuerola (tercer marqués de Rialp),[24]​ o el conde de Romanones; junto a famosos como Consuelo Portela “La Chelito”, Raquel Meyer, el tenor Miguel Fleta,[24]​ el boxeador Luis Aísa Marín, ‘Rayo’,[9]​ el escultor Julio González-Pola.[25]​ o el propio Arturo Soria, en “Villa Rubín”.[26]

Notas[editar]

  1. El modelo original era una ciudad alargada construida a ambos lados de una avenida central de 40 metros de ancho, con un corredor de infraestructuras central y "el campo" (denominación que engloba todo aquello que no sea "ciudad") a cada uno de los lados. Los planos de la época muestran las manzanas extendiéndose a 200 metros a cada lado de la avenida central y un cinturón exterior de 100 metros de bosque, más allá de los cuales habría campos de cultivo.
  2. El minucioso estudio histórico de los sociólogos Calvo Barrios y García Hernández, catalogaba en 1981 una larga lista de centros del clero (Padres Mercedarios, Hermanas Hospitalarias, Religiosas Pasionistas, las Siervas de Santa María, en el número 174 de la calle, etc.), entre los que destaca la sede de Mundo Negro, revista de los misioneros combonianos, además de varios centros educativos de instituciones religiosas (Colegio Santísimo Sacramento, Colego San Estanislao Kostka, Colegio Menor Nuestra Señora de Loreto, etc.).
  3. La ideología de Soria y su lema «en la Ciudad Lineal, a cada familia una casa, en cada casa una huerta y un jardín», prevista para alojar treinta mil habitantes a lo largo de ocho años, había sido abandonada primero y progresivamente minada desde la muerte del promotor en 1920.
  4. Extraídos de un listado confeccionado en 2017.
  5. Frente a la piscina Stella, en el nº 220 de Arturo Soria, sobrevivía al inicio del siglo xxi el Hogar Nuestra Señora de los Desamparados y San José de la Montaña, institución de «acogida para niños entre los 2 y los 16 años».

Referencias[editar]

  1. «Arturo Soria Mata». COAM. Consultado el 4 de julio de 2017. 
  2. Fernández de los Ríos, 2002, p. 728.
  3. Gea, 2002, pp. 162-163.
  4. «Arturo Soria, un progresista reducido a la vulgaridad». El País. 4 de febrero de 1979. 
  5. a b Navascués, 1969, pp. 49-58.
  6. a b c Gea, 2002, p. 162.
  7. VV. AA., Exposición Museo Municipal, Teatro Albéniz, Teatro Español y Teatro María Guerrero (1992). Consorcio Madrid Capital Europea de la Cultura 1992, ed. Cuatro Siglos de Teatro en Madrid. Madrid: Apsel. p. 113. ISBN 8460427978. 
  8. Calvo y García, 1981, p. 141.
  9. a b c d Gea, 2002, p. 163.
  10. a b Maure, 1991.
  11. «Arturo Soria». esculturayarte.com. Consultado el 4 de julio de 2017. 
  12. a b c Seseña, José Manuel (6 de septiembre de 2010). «Las cápsulas del tiempo (II). Las paradas de la Ciudad Lineal». Historias Matritenses. Consultado el 4 de julio de 2017. 
  13. «Un buque varado en la M-30». El País. 7 de septiembre de 2010. Consultado el 4 de julio de 2017. 
  14. «Colaboración FDGL con la Casa Hogar Nuestra Sra. de los Desamparados». fundaciondrgarridolestache. 2016. Consultado el 4 de julio de 2017. 
  15. «Arturo Soria Plaza». scce.es. Consultado el 4 de julio de 2017. 
  16. Calvo Barrios, Jesús; García Hernández, Ramón (1981). Junta Municipal del Distrito de Ciudad Lineal, ed. Arturo Soria, un urbanismo olvidado. Madrid. ISBN 8450047331. «Primer premio ensayo "Arturo Soria"». 
  17. Guía, 2011, p. 67.
  18. Márquez, Ricardo (31 de agosto de 2008). «Velódromo de la Ciudad Lineal». Historias Matritenses. Ángel Caldito y José Manuel Seseña. Consultado el 6 de junio de 2017. 
  19. «El primer avión que sobrevoló Madrid aterriza en Ciudad Lineal.» Ayuntamiento de Madrid. Consultado el 11 de marzo de 2017.
  20. Martínez Olmedilla, Augusto (22 de febrero de 1925). «Los teatros de Madrid: historia de los desaparecidos». ABC (periódico): 114. 
  21. Calvo y García, 1981.
  22. Caparrós Lera, José María (1981). Arte y política en el cine de la República (1931-1939). Universidad de Salamanca. p. 102. ISBN 9788485411481. 
  23. Guía, 2011, p. 76.
  24. a b Guía, 2011, p. 84.
  25. Guía, 2011, p. 87.
  26. Fidel, Enrique (6 de febrero de 2014). «“Villa Rubín”». Urban Idade. Consultado el 12 de junio de 2017. 

Bibliografía[editar]

  • Guía de la Ciudad Lineal. Madrid: Editorial MAXTOR. 2011. 
  • Maure Rubio, Miguel Ángel (1991). La Ciudad Lineal de Arturo Soria. Madrid: COAM. ISBN 8477400482. 
  • Calvo Barrios, Jesús; García Hernández, Ramón (1981). Junta Municipal del Distrito de Ciudad Lineal, ed. Arturo Soria, un urbanismo olvidado. Madrid. ISBN 8450047331. «Primer premio ensayo "Arturo Soria"». 

Enlaces externos[editar]

Estaciones de Metro Ciudad Lineal Madrid-MetroLinea5.svg, Arturo Soria Madrid-MetroLinea4.svg, Pinar de Chamartín Madrid-MetroLinea1.svg Madrid-MetroLinea4.svg Madrid MetroLigero1.svg
Líneas de autobús EMT 7 9 11 21 29 48 53 70 72 73 107 114 122 125 129 150 N1 N2 N3