Caída de Kabul (2021)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Caída de Kabul
Parte de Ofensiva talibana de 2021
Crowds in front of Kabul International Airport.jpg
Las personas que intentaban entrar en el Aeropuerto internacional Hamid Karzai fueron detenidas por militantes talibanes.
Fecha 15 de agosto de 2021
Lugar Kabul, Afganistán
Coordenadas 34°30′00″N 69°10′00″E / 34.5, 69.166666666667Coordenadas: 34°30′00″N 69°10′00″E / 34.5, 69.166666666667
Resultado Victoria de los talibanes
Estado
Consecuencias
  • Restablecimiento del Emirato Islámico de Afganistán, caída de la República Islámica de Afganistán
  • Cambios territoriales Los talibanes controlan Kabul, La OTAN y el Ejército Nacional Afgano mantuvieron el control temporal del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai para la evacuación.
    Beligerantes
    Bandera de AfganistánTalibanes República Islámica de Afganistán
    Figuras políticas
    Bandera de Afganistán Haibatulá Ajundzada

    Bandera de Afganistán Abdul Ghani Baradar

    Bandera de Afganistán Suhail Shaheen
    Ashraf Ghani (en el exilio)

    Hebatullah Alizai


    Bandera de Estados Unidos Joe Biden

    Bandera de Estados Unidos Mark Milley

    Bandera de Reino Unido Boris Johnson

    Bandera de Reino Unido Sir Nick Carter
    Fuerzas en combate
    Bandera de Afganistán Fuerzas de los Talibanes Fuerzas de Seguridad Nacional Afganas (ANSF)
    • 201º Cuerpo
    • 111ª División 
    Caída de Kabul Evacuación de Afganistán de 2021

    La caída de Kabul corresponde a la toma de la capital de Afganistán por parte de los talibanes ocurrida el 15 de agosto de 2021 en el marco de la llamada ofensiva talibán de 2021, que siguió a la retirada de las tropas de la OTAN del país.[1][2][3]​ Ese mismo día, el presidente Ashraf Ghani y altos funcionarios de su gobierno, así como el personal de las embajadas de varios países occidentales, abandonaron el país.[4][5]

    Se llevan a cabo tensas negociaciones entre delegaciones de talibanes y funcionarios afganos tanto en Afganistán como en Doha (Qatar). Los primeros han solicitado una alternancia en el poder pacífica y el gobierno ha mostrado su disposición a llevarlo a cabo, aunque a un gobierno provisional. No obstante, los talibanes afirman que pronto declararán el restablecimiento del Emirato Islámico de Afganistán.[6]

    El 26 de agosto el ISIS-K cometió un atentado suicida en el aeropuerto de Kabul matando a más de 180 personas (incluidos 13 soldados estadounidenses). El 29 de agosto una bomba estadounidense dirigida contra presuntos posibles atacantes al aeropuerto mató a siete niños y otros familiares. La administración Biden inició una investigación.[7]

    A continuación del escape del gobierno de EEUU, cientos of ciudadanos estadounidenses[8]​ y, separadamente, cientos de residentes de los EEUU (poseedores de tarjetas de residencia) quedaron en Afganistán.[9]

    Antecedentes[editar]

    Los talibanes son una organización islámica militante.

    Los talibanes y milicias aliadas lanzaron una ofensiva el 1 de mayo de 2021, a la par de la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán. Tras una rápida derrota, el Ejército Nacional Afgano quedó sumido en el caos y, para mediados de agosto, solamente dos unidades mantenían funciones: el 201º Cuerpo y la 111ª División, ambas con base en Kabul. La capital quedó sitiada por los talibanes, que ya habían logrado capturar Mehtar Lam, Sharana, Gardez, Asadabad y otras ciudades, así como distritos del este.[10]​ En los días previos al asedio, funcionarios estadounidenses preveían a principios de agosto que Kabul podría resistir varios meses. Sin embargo, cinco días antes de la llegada de los talibanes, los análisis ya sugerían una caída de la capital en «treinta a noventa días»[11]​ y, al cabo de dos días, sugerían su toma en cuestión de una semana.[12]

    Acontecimientos[editar]

    El 15 de agosto del 2021, las fuerzas talibanes comenzaron a entrar a Kabul, capital de Afganistán. Su avance comenzó con un asalto desde las afueras de la ciudad, siendo interrumpido momentáneamente por las negociaciones establecidas con el gobierno Afgano.[13][14][5]​ Durante las tensas negociaciones, se propuso la transferencia pacífica del poder en beneficio del grupo insurgente.

    Control talibán de Afganistán antes de la caída de la ciudad capital de Kabul

    El 15 de agosto, el mando de los talibanes ordenó a sus fuerzas que detuvieran su avance a las puertas de Kabul, declarando que no tomarían la ciudad por la fuerza, aunque los rebeldes entraron en sus afueras. Los lugareños informaron que los combatientes talibanes avanzaban hacia las áreas urbanas independientemente de las declaraciones oficiales de sus líderes. Después de algunos enfrentamientos, los insurgentes tomaron la prisión de Pul-e-Charkhi y liberaron a todos los presos, incluidos los militantes de ISIS y Al-Qaeda capturados. Los combatientes talibanes izaron su bandera en varias áreas de la ciudad y presionaron a algunos policías para que entregaran todas sus armas. El Aeródromo de Bagram y el centro de detención de Parwan, que tenía 5000 prisioneros, también cayeron en manos de los talibanes.

    A pesar de la caída de la ciudad, 5000 soldados estadounidenses permanecieron en la ciudad junto con algunos miembros del personal de la embajada estadounidense.[15]​ También se confirmó que las tropas de la OTAN todavía estaban presentes en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai.[16]​ El mismo día, el gobierno de Estados Unidos autorizó el despliegue de 1000 soldados adicionales en Afganistán, con lo que el número total de soldados estadounidenses en Kabul ascendió a 6000[17]​.

    Colapso gubernamental[editar]

    El Ministerio del Interior afgano en un comunicado manifestó que el presidente Ashraf Ghani había decidido renunciar al poder y que se formaría un gobierno interino liderado por los talibanes. Posteriormente, los combates cesaron, aunque muchos civiles seguían temerosos y escondidos en sus hogares. A las 11:17 CET, se informó que los negociadores talibanes habían llegado al palacio presidencial para comenzar una transferencia de poder. Aunque las negociaciones fueron tensas, el gobierno declaró su voluntad de entregar pacíficamente Kabul a los talibanes, e instó a los civiles a mantener la calma. Al Arabiya informó que se formaría un gobierno de transición bajo el liderazgo del ex ministro Ali Jalali, pero esto fue luego negado por los talibanes.

    Más tarde, ese mismo día, informes de noticias afganos e indios afirmaron que Ghani había abandonado Afganistán junto con el vicepresidente Amrullah Saleh ambos, según los informes, volaron a Tayikistán. El palacio presidencial de Kabul, el Arg, fue evacuado en helicópteros. Mientras tanto, el cofundador de los talibanes, Abdul Ghani Baradar, llegó al aeropuerto de Kabul para preparar la toma del gobierno.

    A las 8:55 p. m. hora local, los talibanes afirmaron que se habían apoderado del Arg (el palacio presidencial), que había sido desocupado por el presidente Ghani ese mismo día. Fuentes indican que a todos los demás empleados del palacio se les ordenó que se fueran después de Ghani. Posteriormente se permitió la entrada al Arg a periodistas de Al Jazeera y pudieron entrevistar a algunos de los talibanes.

    Aproximadamente a las 9:12 p. m. hora local, se informó que los talibanes pronto declararían el Emirato Islámico de Afganistán desde el palacio presidencial, volviendo al simbolismo oficial del gobierno talibán de 1996 a 2001. Alrededor de las 11:00 p. m. hora local, Ghani publicó en Facebook que había huido en un intento por evitar una batalla sangrienta y que "los talibanes han ganado con el juicio de sus espadas y armas".

    Resistencia[editar]

    Con la caída de Kabul, los antiguos miembros de la Alianza del Norte y otras fuerzas anti-talibanes con base en Panjshir, lideradas por Ahmad Masud y el ex-vicepresidente Amrullah Saleh, se convirtieron en la principal resistencia organizada contra los talibanes en Afganistán.

    Reacciones[editar]

    El primer ministro de PakistánImran Khan, manifestó que los afganos habían "roto los grilletes de la esclavitud" al describir la conquista de Kabul por los talibanes.

    El líder católico, el Papa Francisco, emitió un comunicado diciendo que compartía "la preocupación unánime por la situación en Afganistán" y pidió oraciones por la paz.

    El ex presidente afgano Hamid Karzai presionó públicamente por una transición pacífica del poder, prometiendo que permanecería en Kabul con sus hijas pequeñas. Varios funcionarios afganos culparon del colapso al gobierno de Ghani. El presidente del Consejo de Reconciliación Nacional Afgano, Abdullah, denunció la huida del país de Ghani, afirmando que "el ex presidente de Afganistán abandonó Afganistán, dejando al país en esta difícil situación. Dios debería responsabilizarlo".

    El 45° presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, calificó la ejecución de la retirada de tropas como la mayor «humillación» en la historia de su país[18][19]​ y recalcó que él hubiese sacado primero a los civiles y diplomáticos estadounidenses, luego a los colaboradores afganos de estos, todo el equipamiento avanzado del Ejército Nacional Afgano donado por el ejército norteamericano y por último sacar a los militares, todo esto con la condición que los talibanes cumpliesen lo acordado en el acuerdo de Doha. Por último el expresidente se mostró contrario a la política intervencionista de su país calificando de «decisión horrible» haber intervenido en Medio Oriente y que no ha mejorado su situación en los último 20 años.[20]

    Gobiernos[editar]

    El presidente del Comité Selecto de Asuntos Exteriores del Parlamento británico, Tom Tugendhat, declaró que el colapso fue "el mayor desastre político desde Suez ". El primer ministro Boris Johnson anunció que convocaría al parlamento para debatir la situación. En la tarde del 15 de agosto, el gabinete británico celebró una reunión de emergencia, seguida de una declaración pública de Johnson en la que afirmó que la situación era "extremadamente difícil" y que "sabemos desde hace mucho tiempo que esto era la forma en que irían las cosas ". Johnson afirmó además que la comunidad internacional no debería reconocer al gobierno talibán y que era necesario "evitar que Afganistán vuelva a ser un caldo de cultivo para el terror". El gobierno francés anunció que convocaría una reunión de emergencia del Consejo de Defensa el 16 de agosto presidida por el presidente Emmanuel Macron para abordar la situación.

    El gobierno de España anunció la retirada de su embajada así como de las tropas e intérpretes que colaboraron con las fuerzas españolas. El 16 de agosto se enviaron dos Airbus A400 del Ejército del Aire a Dubái para acometer la repatriación.

    El gobierno canadiense anunció que suspendería las operaciones de su embajada en Afganistán. Ann Linde, ministra sueca de Relaciones Exteriores, declaró que el colapso del gobierno afgano "fue mucho más rápido de lo que nadie esperaba". La emisora pública Sveriges Radio informó además que la embajada sueca estaba evacuando a su personal. El ministro de Relaciones Exteriores de Austria, Alexander Schallenberg, advirtió que "el conflicto y la inestabilidad en la región tarde o temprano se extenderán a Europa".

    Para el momento de la caída de Kabul (15 de agosto de 2021), los talibanes tenían el control de casi todo el territorio de Afganistán.

    El ministro de Relaciones Exteriores de Pakistán manifestó "preocupación por el deterioro de la situación en Afganistán", pero manifestó que Pakistán no tiene intención de cerrar su embajada en Kabul. La Unión Europea expresó su preocupación por una posible crisis migratoria a través de Margaritis Schinas, y el presidente estadounidense Joe Biden afirmó que la presencia continua de tropas estadounidenses en Afganistán "no habría hecho una diferencia" si el ejército afgano no hubiera podido mantener el control del país. La embajada rusa en Kabul declaró que no evacuaría ni cerraría la embajada, con un portavoz talibán garantizando la seguridad de la embajada. El gobierno ruso declaró además que se estaban llevando a cabo conversaciones para celebrar una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU para discutir la situación.

    • Bandera de Indonesia Indonesia: El gobierno indonesio declaró que se está monitoreando la situación en Afganistán y declararon que están dispuesto a evacuar a 15 indonesios en Afganistán si es necesario. Hasta el momento se mantendría la Embajada de Indonesia en Kabul.
    • Bandera de Rusia Rusia: La embajada rusa en Kabul declaró que no evacuaría ni cerraría la embajada, ya que un portavoz talibán garantizo la seguridad de la embajada. El gobierno ruso declaró además que se estaban llevando a cabo conversaciones para celebrar una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU para discutir la situación.

    Empresas[editar]

    La aerolínea de los Emiratos Árabes Unidos, Flydubai, anunció que suspendería los vuelos a Kabul el 16 de agosto. Un vuelo de Emirates a Kabul fue desviado y luego regresó a Dubái.

    Comparaciones con la caída de Saigón en 1975[editar]

    Imagen externa
    Una imagen ampliamente compartida muestra el aterrizaje de un helicóptero en el patio de la embajada de Estados Unidos. El helicóptero Chinook CH-47 evacuó al personal diplomático al aeropuerto de Kabul cuando la ciudad cayó.
    Se hicieron muchas comparaciones con una foto similar de la caída de Saigón. En ella, un Marine CH-46 Sea Knight aterrizó en el techo de la embajada para evacuar a los últimos estadounidenses en Vietnam.[21]
    Atención: este archivo está alojado en un sitio externo, fuera del control de la Fundación Wikimedia.

    Varios comentaristas compararon los eventos con la caída de Saigón al final de la guerra de Vietnam en abril de 1975.[22][23][24][25]​ Un mes antes de que los talibanes llegaran a Kabul, el presidente estadounidense Joe Biden había rechazado la comparación, afirmando que "los talibanes no son el Ejército de Vietnam del Norte... no habrá ninguna circunstancia para que veas a la gente ser evacuada del techo de una embajada de los Estados Unidos en Afganistán. No es en absoluto comparable".[26]

    Los reporteros argumentaron que los comentarios de Biden no envejecieron bien, ya que el personal de la embajada quemó documentos y "se fotografiaron helicópteros sobrevolando sobre el complejo, transportando diplomáticos al aeropuerto" menos de un mes después. Lawrence Chambers, quien había dado la orden de arrojar helicópteros fuera del USS Midway durante la Operación Frequent Wind para dar paso a más aviones evacuados de Saigón para aterrizar, declaró que "lo que está sucediendo ahora es peor que lo que sucedió en Vietnam", explicando: "[En Vietnam] tratamos de sacar a la mayor cantidad de personas que trabajaron con nosotros como pudimos... en Afganistán, estamos abandonando a las personas que nos apoyaron mientras estábamos allí".[27]

    El día en que los talibanes entraron en Kabul, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, rechazó la comparación con Saigón, afirmando en una entrevista de ABC's This Week que "evidentemente esto no es Saigón. Fuimos a Afganistán hace 20 años con una misión en mente, y que era tratar con las personas que nos atacaron el 11 de septiembre, y esa misión ha tenido éxito"[28]​.

    En lugar de con la caída de Saigón, el exsecretario de Defensa estadounidense Leon Panetta comparó la caída de Kabul con la fallida invasión de Cuba por Bahía de Cochinos en 1961, diciendo que "el presidente Kennedy asumió la responsabilidad de lo que sucedió. Recomiendo encarecidamente al presidente Biden que asuma la responsabilidad... de admitir los errores que se cometieron"[29]​. Otros comentaristas también han comparado la caída de Kabul con la crisis de los rehenes en Irán en 1979[30][31]​. La Casa Blanca prefirió comparar esta retirada con la evacuación de Dunkerke en 1940[32]​.

    Impacto en civiles[editar]

    Algunos ciudadanos, especialmente mujeres, temían por la restauración del régimen talibán y algunos dijeron sentirse traicionados.[33][34]​ Las calles de Kabul se atascaron a raíz de que muchos habitantes decidieran ir hacia el Aeropuerto Internacional de Kabul, asegurado por los estadounidenses. Algunos de ellos abandonaron sus vehículos para continuar el recorrido a pie.[35]​ Se reportaron largas colas en las afueras del aeropuerto y en las embajadas extranjeras, cuyos residentes esperaban en medio del calor, asegurar visas o vuelos para poder salir del país.[36]​ Un pequeño número de habitantes celebró la llegada de los talibanes a la capital.[37]

    Las ventas de burkas (conocidas como chadaree en Afganistán) se dispararon días previos a la llegada de los talibanes, por temor a que ellos volvieran a imponerlo de forma obligatoria para las mujeres y atacaran a las que se negaban a usarlo.[38]​ El precio de un burka pasó de 200 a 3000 afganis. Una mujer de Kabul declaró a The Guardian que las estudiantes fueron evacuadas de sus residencias universitarias antes de que los talibanes pudieran alcanzarlas y que las mujeres que tenían estudios universitarios, escondían sus diplomas.[39]​ En algunos comercios, empezaron a pintar y retirar los anuncios en los que aparecían mujeres, por temor a una represalia talibán.

    Aun con todo esto los talibanes han dicho que quieren la paz, respetarán los derechos de las mujeres y las niñas seguirán estudiando en el marco de la ley islámica.

    El uso del burka no será obligatorio para las mujeres pero si deben tener el velo.

    "Le aseguramos a la gente en Afganistán, particularmente en la ciudad de Kabul, que sus propiedades y sus vidas están a salvo, no habrá venganza contra nadie. Somos los servidores del pueblo y de este país. Nuestros líderes le han dado instrucciones a nuestras fuerzas para que permanezcan a las puertas de Kabul, que no entren a la ciudad. Estamos esperando una transferencia pacífica del poder."

    Dicho así por Suhail Shaheen portavoz del talibán en una entrevista con BBC

    Análisis[editar]

    Control de Afganistán por los talibanes antes de la caída de Kabul

    Varios comentaristas y figuras públicas describieron la caída de Kabul y de la república islámica como un desastre significativo y un fracaso para la OTAN. El político alemán Armin Laschet, ministro-presidente de Renania del Norte-Westfalia, afirmó que fue "la mayor debacle que ha sufrido la OTAN desde su creación y es un cambio de época al que nos enfrentamos". El presidente del Comité Selecto de Asuntos Exteriores del Parlamento británico, Tom Tugendhat, declaró que el colapso fue "el mayor desastre político desde Suez". Periodista Nick Turse argumentó que "sin una verdadera revaluación esta vez, Estados Unidos corre el riesgo de caer en patrones gastados que pueden, algún día, hacer que las debacles militares en el sudeste y suroeste de Asia parezcan terriblemente pequeñas".

    Algunos, sin embargo, rechazaron las acusaciones de fracaso. Al dirigirse a la Cámara de los Comunes el 18 de agosto, el primer ministro británico, Boris Johnson, argumentó que Reino Unido se había unido a "una misión para "extirpar" a Al-Qaeda en ese país y hacer todo lo posible para estabilizar Afganistán, a pesar de todas las dificultades y desafíos que enfrentamos". sabíamos que íbamos a enfrentarnos y lo logramos en esa misión central ”, y además afirmó que“ lo que no es cierto es decir que el gobierno del Reino Unido no estaba preparado o no previó esto”.

    El ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, calificó la retirada de las tropas como la mayor "humillación" en la historia de Estados Unidos, El mandatario también se opone a la política intervencionista de Estados Unidos, calificando como una "horrible decisión" haber intervenido en Medio Oriente y que no ha mejorado la situación en los últimos 20 años.

    Véase también[editar]

    Referencias[editar]

    1. «Desesperación en Kabul ante la llegada de los talibanes: la gente se agolpa en bancos y miles buscan escapar en coche». Infobae. 15 de agosto de 2021. Consultado el 15 de agosto de 2021. 
    2. «Vindicación y caída de Kabul». Espanol.news. 15 de agosto de 2021. Consultado el 15 de agosto de 2021. 
    3. «Rusia y Uzbekistán debaten sobre Afganistán ante la inminente caída de Kabul». Swissinfo. 15 de agosto de 2021. Consultado el 15 de agosto de 2021. 
    4. «El presidente afgano abandona el país tras la entrada de los talibanes en Kabul». ondacero. 15 de agosto de 2021. Consultado el 15 de agosto de 2021. 
    5. a b «Afganistán: el Talibán entra a Kabul y el presidente Ghani abandona el país». BBC News. 15 de agosto de 2021. 
    6. «Afghan president flees country as Taliban move into Kabul». Associated Press. 15 de agosto de 2021. Consultado el 15 de agosto de 2021. 
    7. NABIH BULOS (30 August 2021). «Family says 7 children were killed in Kabul drone strike; U.S. is investigating». Los Angeles Times (en inglés). Consultado el 30 August 2021. «“I want Joe Biden to know about this. Why do you attack these people and say it’s Daesh?” he said, referring to Islamic State by its Arabic acronym». 
    8. https://www.cbsnews.com/news/what-happens-to-americans-leaving-afghanistan-after-withdrawal/
    9. Lara Jakes (31 August 2021). «Stranded in Kabul: A U.S. Resident Runs Out of Options». The New York Times (en inglés). Consultado el 1 September 2021. «Refugee groups say hundreds, and possibly thousands, of green card holders have been left behind». 
    10. «Taliban encircling Afghan capital Kabul, prepping final assault through east». FDD's Long War Journal. 14 de agosto de 2021. Consultado el 15 de agosto de 2021. 
    11. «U.S. officials warn collapse of Afghan capital could come sooner than expected». The Washington Post. 10 de agosto de 2021. Consultado el 15 de agosto de 2021. 
    12. «Afghanistan: Taliban expected to reach Kabul 'in seven days', ITV News learns». ITV. 14 de agosto de 2021. Consultado el 15 de agosto de 2021. 
    13. Mistlin (now), Alex; Sullivan (earlier), Helen; Harding, Luke; Harding, Luke; Borger, Julian; Mason, Rowena (15 de agosto de 2021). «Afghanistan: Kabul to shift power to ‘transitional administration’ after Taliban enter city – live updates». The Guardian (en inglés británico). ISSN 0261-3077. Consultado el 15 de agosto de 2021. 
    14. «Afghanistan: Heavy fighting ongoing on the outskirts of Kabul as of early Aug. 15; a total blackout reported in the city». 
    15. Mengli, Ahmed; Yusufzai, Mushtaq; Mogul, Rhea; Mitchell, Andrea (15 August 2021). «Afghan president flees country as U.S. rushes to exit with Taliban on brink of power». NBC News. Archivado desde el original el 15 August 2021. Consultado el 15 August 2021. 
    16. «NATO says it is helping keep Kabul airport open for evacuations». Reuters. 15 August 2021. Archivado desde el original el 15 August 2021. Consultado el 15 August 2021. 
    17. Schnell, Myhael (15 August 2021). «Pentagon authorizes sending additional 1,000 troops to Afghanistan». The Hill. Consultado el 15 August 2021. 
    18. «Trump tacha la salida de Afganistán como "la mayor vergüenza" de la historia de Estados Unidos». Huffpost. 18 de agosto de 2021. Consultado el 20 de agosto de 2021. 
    19. «Donald Trump: "Nunca me di cuenta de lo importante que es un presidente"». Concierto. 19 de agosto de 2021. Consultado el 20 de agosto de 2021. 
    20. «Trump slams Biden's 'humiliating' withdrawal from Afghanistan» (en inglés). Fox News. 18 de agosto de 2021. 
    21. «Last Days in Vietnam: The Embassy Evacuation». PBS. Archivado desde el original el 15 August 2021. Consultado el 15 August 2021. 
    22. «Rash Report: In Kabul, shadows of Saigon». Star Tribune. Archivado desde el original el 13 August 2021. Consultado el 15 August 2021. 
    23. «Editorial: President Biden's Saigon moment». Boston Herald. 15 August 2021. Archivado desde el original el 15 August 2021. Consultado el 15 August 2021. 
    24. «Kabul evacuations 'sequel to humiliating fall of Saigon in 1975'». Al Jazeera. Archivado desde el original el 15 August 2021. Consultado el 15 August 2021. 
    25. «Afganistán: ¿qué ocurrió en Saigón y por qué se compara con lo que está pasando en Kabul?». BBC News. 17 de agosto de 2021. 
    26. Pettypiece, Shannon. «As the Taliban gains ground, Biden grapples with the ghosts of Saigon». NBC News. Archivado desde el original el 15 August 2021. Consultado el 15 August 2021. 
    27. Altman, Howard (15 August 2021). «'What's happening now is worse': Midway skipper who pushed choppers off deck in fall of Saigon». Air Force Times. Archivado desde el original el 15 August 2021. Consultado el 15 August 2021. 
    28. Pilkington, Ed (15 August 2021). «'This is manifestly not Saigon': Blinken defends US mission in Afghanistan». The Guardian. Archivado desde el original el 15 August 2021. Consultado el 15 August 2021. 
    29. «Leon Panetta compares fall of Afghanistan to Bay of Pigs». The Hill. 16 August 2021. Archivado desde el original el 17 August 2021. Consultado el 16 August 2021. 
    30. El colapso en Afganistán
    31. El desastre de Biden en Afganistán se convertirá en una crisis de rehenes
    32. El desastre de Afganistán marca un punto de inflexión en la presidencia de Biden El País (29/08/2021)
    33. News, A. B. C. «An Afghan woman in Kabul's dashed hopes amid Taliban blitz». ABC News (en inglés). Consultado el 16 de agosto de 2021. 
    34. «Afghan war: Kabul's young women plead for help as Taliban advance». BBC News (en inglés británico). 13 de agosto de 2021. Consultado el 16 de agosto de 2021. 
    35. Islamabad, Charlie Faulkner, Kabul | Catherine Philp, Diplomatic Correspondent | Henry Zeffman, Chief Political Correspondent | Haroon Janjua. «Panic on streets of Kabul as Taliban enter capital from all sides» (en inglés). ISSN 0140-0460. Consultado el 16 de agosto de 2021. 
    36. «Taliban seize power amid chaos in Afghanistan». POLITICO (en inglés). Consultado el 16 de agosto de 2021. 
    37. Sullivan (now, Helen (15 de agosto de 2021). «Afghani president Ashraf Ghani flees country as capital falls to insurgents – as it happened». The Guardian (en inglés británico). ISSN 0261-3077. Consultado el 16 de agosto de 2021. 
    38. «Afghan women’s defiance and despair: ‘I never thought I’d have to wear a burqa. My identity will be lost’». the Guardian (en inglés). 15 de agosto de 2021. Consultado el 16 de agosto de 2021. 
    39. resident, A. Kabul (15 de agosto de 2021). «An Afghan woman in Kabul: ‘Now I have to burn everything I achieved’». the Guardian (en inglés). Consultado el 16 de agosto de 2021.