Cártel del Noreste

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cártel del Noreste
Fundación 2014
Lugar de origen Bandera de México México
Territorio Tamaulipas.
Enemigos Cártel de Sinaloa
Cártel Jalisco Nueva Generación
Cártel del Golfo
Actividades delictivas Homicidio, secuestro, narcotráfico, crimen organizado, lavado de dinero, extorsión, asesinato a sueldo, trata de personas, robo, prostitución, terrorismo, tráfico ilegal de personas.
Operacional 2014 - Actualidad.
Estatus Activo
Tamaño Su área de dominio son los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Zacatecas y San Luis Potosí.

El Cartel Del Noreste es una organización criminal mexicana producto de una escisión de Los Zetas, nacida como eclosión por la captura de su último líder absoluto: Omar Treviño Morales, alias el Z-42. Sus principales actividades criminales son: secuestro, extorsión, robo de vehículos, trata de personas, narcotráfico, terrorismo, lavado de dinero, así como el control de las actividades locales como la prostitución, el robo a mano armada y el tráfico ilegal de personas, entre otras.

Tras la captura de Omar Treviño Morales alias "Z42", su sobrino Juan Francisco Treviño alias "kiko Treviño" intentó tomar él liderazgos de la organización criminal conocida como Los Zetas.

Su área de dominio son los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Zacatecas y San Luis Potosí. Se dice que tiene presencia operacional en Estados Unidos, Guatemala, Honduras y Colombia; en este último, se cree que le quitó a Los Zetas el negocio de la compra de cocaína, luego de su desaparición como grupo criminal.

Historia[editar]

Anteriormente, la familia Treviño Morales, formada por Rodolfo Treviño y María Arcelia Morales, quienes tuvieron un total de 13 hijos, de los cuales 6 se iniciaron en el crimen a muy temprana edad, tenían relación con una pandilla que controlaba la ciudad de Nuevo Laredo llamada Los Texas. Ahí fue donde Miguel Ángel, Juan Francisco y Omar Treviño Morales iniciaron su vida criminal. En 2001, el Cártel del Golfo absorbió a Los Texas y el 29 de diciembre de 1993, en una revisión que el servicio de aduanas de Estados Unidos realizó al azar, el vehículo de Juan Francisco fue detenido y él negó en dos ocasiones que llevara más de 10 mil dólares en efectivo. Al buscar en el auto, se encontraron 47 mil 984 dólares, que le fueron confiscados.

Con Juan Francisco Treviño Morales en prisión, Su hermano menor, Miguel Ángel, siguió sus pasos y lo superó, hasta convertirse en el líder de una de las organizaciones criminales más poderosas del continente: Los Zetas, a la que el gobierno de Barack Obama calificó de “amenaza global” comparable con la Camorra, de Italia, los Yakuza, en Japón y el Círculo de los Hermanos, en Rusia.

Miguel Ángel Treviño no tuvo una carrera militar en el Ejército, a él lo reclutó Osiel Cárdenas Guillen, jefe del Cartel del Golfo, cuando era uno de sus principales mensajeros. Su principal virtud ahí fue hablar inglés, situación que ayudó a Osiel a sus negocios en los Estados Unidos.

Como mensajero, obtuvo toda la confianza de la familia de Osiel, al tiempo que creció en el liderazgo de Los Texas, pandilla dedicada a dominar el territorio de Nuevo Laredo y lugar en el que el Z-40 comenzó a cobrar derecho de piso al resto de organizaciones delictivas que trataban de operar en la entidad.

Tras ver su crecimiento, Osiel Cárdenas lo puso al servicio de su hermano Ezequiel Cárdenas, alias ‘Tony Tormenta’, cuando fue nombrado como uno de los principales sicarios de la organización.

Con la creación de Los Zetas, Osiel decide designar a Miguel Ángel Treviño como mano derecha de Heriberto Lazcano Lazcano, alias El Lazca, y así se convirtió en el principal testigo de cómo se conformó la organización. Luego de la muerte de Heriberto Lazcano Lazcano y la captura de Miguel Angel Treviño Morales, el liderazgo pasó a manos de Omar Treviño Morales.

Después de la captura de Omar Treviño Morales (alias el Z-42) en 2014, su hermano Juan Francisco Treviño Morales asumió el liderazgo de Los Zetas ante el descontento de otros líderes que también ambicionaban el control de la organización. Dicha disputa por el liderazgo llevo a enfrentamientos entre las diferentes facciones de Los Zetas por el control de los territorios, y por tal motivo, Juan Francisco, alias Kiko Treviño, renombró a las células bajo su mando como Cártel del Noreste, (se sabe que así se llamaba la antigua alianza entre los Zetas y el Cártel de los Beltran Leyva) e inmediatamente se hizo publica su creación, teniendo entendido que su principal bastión seria la plaza de Nuevo Laredo.

Investigaciones de la revista Proceso revelan que el líder de esa nueva facción criminal es un sobrino de los hermanos Treviño Morales, por eso, el ADN Treviño de la organización se mantiene: narcotráfico transnacional, amenazas, extorsiones y violencia contra civiles. A través de sus narcomensajes, han amagado con desatar masacres si sus líderes Miguel Ángel y Óscar Omar Treviño, encarcelados en el Centro Federal de Readaptación Social del Altiplano, son extraditados a los Estados Unidos. La publicación señala que ya han ocurrido asesinatos de personas inocentes. La colocación de una serie de mantas en las calles de Ciudad Victoria, el 8 de marzo de 2016, se atribuye al CDN.

En esos mismos sitios, las autoridades localizaron los primeros cadáveres. El mensaje -replicado en diferentes lugares-, escrito con pintura negra y roja, se dirige al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y al gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú: “Las ejecuciones del día 8 de marzo son en represalia porque después de cooperar en sus campañas, ahora salgan con que los quieren extraditar. Si no dan fin a ese proceso de extradición a la Unión Americana, como parte de su convenio gubernamental, seguirán las ejecuciones de gente inocente”.

Conflicto con otras facciones de los Zetas[editar]

El sobrino Treviño tomó el poder de la facción Zeta de Nuevo Laredo, después de que la organización se sumergió en una larga disputa por la dirección; pugnas que la han debilitado e hicieron que perdiera por un momento influencia en toda la región frente a su rival: El Cártel del Golfo.

En su principal bastión, Tamaulipas, la división provocó que la facción de Nuevo Laredo se trasformara en CDN. Mientras que otro grupo que controlaba Ciudad Victoria (en disputa con el CDN) y el sur del estado ahora se hicieron llamar “Zetas Vieja Escuela”.

La facción “Vieja Escuela” se alió con una célula del CDG que opera en la capital de Tamaulipas que se hace llamar “Grupo Bravo”.

Los grupos de la “Vieja Escuela” exigieron que las organizaciones criminales regresen a su negocio original: el narcotráfico, y dejar atrás los secuestros y las extorsiones que afectan a la población.

En el CDG, los grupos de Matamoros y Reynosa también proponen regresa a la “Vieja Escuela”. Capos como El Comandante Toro, de Reynosa, han dado órdenes a su grupo que terminen con los secuestros pero no le hacen caso, ya que ese delito es el que predomina, actualmente, en Tamaulipas, aunque las autoridades se encargan de esconderlo.

Ante la amenaza de matar a inocentes, los Zetas “Vieja Escuela” y “Grupo Bravo” respondieron al Cártel del Noreste colgando mantas en diversos puntos de Ciudad Victoria.

Las narcomantas, escritas con varios errores de ortografía, advierten:

Grupo Operativo Zetas: Hace un llamado a todas las autoridades, y en la cual nos deslindamos del CDN (Cartel Del Noreste), el cual, es comandado por Kiko Treviño, y en Ciudad Victoria por su subordinado, alias El Boss, el cual, está asesinando gente inocente y haciendo de Tamaulipas, un caos. Ciudad Mante, San Fernando y Las Norias es nuevamente territorio Vieja Escuela, no se equivoquen traidores, sólo venimos a reclamar los que nos pertenece. El grupo de Los Zetas “Vieja Escuela” ofrecía un millón de pesos por la cabeza de Kiko Treviño antes de su captura en 2016.

Ambas escisiones aseguran tener a la mayoría de Los Zetas alineados dentro de sus respectivos bandos. Con la captura de José María Guizar Valencia, alias Z-43, en febrero de 2018, queda desmantelada la facción Vieja Escuela de Los Zetas,[1]​ quedando el Cártel del Noreste como los últimos sobrevivientes de este grupo y el hijo de Kiko Treviño, Juan Gerardo Treviño Chávez, alias El Huevo, como el último líder que queda de Los Zetas y el Cártel del Noreste,[2]​ aunque su estructura ya funciona de manera independiente, pese a tener elementos que les hace familiarizarse con Los Zetas.

Estructura[editar]

La estructura del Cartel del Noreste cambió completamente el esquema de los carteles mexicanos eliminando el concepto de jefe de plaza, teniendo como único líder a Juan Francisco Treviño, haciendo valer sus órdenes mediante la designación de comandantes por zonas pequeñas, ya sea un sector de la ciudad o una colonia. Así mismo, se mantuvieron los rangos basados en la disciplina militar que tenían Los Zetas. Luego de la captura en 2016 de Kiko Treviño en Estados Unidos, su hijo, Juan Gerardo Treviño, alias El Huevo, asumió el control de este cártel.[3][4]

  • Los Halcones, Punteros, Focas o Células
    Es el nivel más bajo y son los vigilantes, encargados de espiar las actividades de la autoridad u otros cárteles. Generalmente, son las autoridades municipales y jóvenes de entre 12 y 25 años con bajos recursos que viajan en motonetas y automóviles, incluso, sin matrícula. Cabe mencionar que los demás grupos criminales también utilizan halcones para espiar los movimientos de las autoridades. Les pagan 5.000 pesos quincenales. No son de origen militar.
    Los Estacas
    Similar a una escuadra en el ejército mexicano, son integrantes que operan en la ciudad día y noche en convoyes de unas 2 camionetas o más. Por lo general, son 12 por operativo (similar a un pelotón) y ellos hacen operativos en las ciudades, reciben ordenes de los comandantes, por ejemplo, para el apoyo en balaceras o ejecuciones de objetivos que dictaminen los comandantes. Originalmente, esta era la formación que usaban Los Zetas para desplazarse, por lo general, son jóvenes entre los 12 y 25 años vestidos con chalecos, armas cortas, largas y sofisticadas, al igual que a los militares. Les pagan de 15.000 a 60.000 pesos quincenales.

Los Comandantes[editar]

Por cada una de las ciudades controladas por la organización se designan a los comandantes, quienes son los encargados de hacer cumplir las órdenes y mantener controladas a las pandillas que trabajan para el cartel. Estos mandos cambian constantemente, pues regularmente son los que más bajas tienen en la organización al ser los principales objetivos de las autoridades y las bandas rivales.

El único comandante conocido del Cartel de Noreste esta encargado de sobrellevar la guerra en todo Mexico, siendo originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Sucesos relevantes[editar]

El 31 de julio de 2016, se da un enfrentamiento entre miembros del CDN contra fuerzas federales y miembros de La Vieja Guardia, que dio como resultado 15 sicarios asesinados, 3 militares heridos y uno muerto.

Referencias[editar]