Batalla de Ibarra (1823)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Batalla de Ibarra
Campaña de Pasto
Fecha 17 de julio de 1823
Lugar Ibarra, Ecuador
Resultado Victoria grancolombiana
Beligerantes
Bandera de la Gran Colombia Gran Colombia Bandera de España Realistas pastusos
Comandantes
Bandera de la Gran Colombia Simón Bolívar
Bandera de la Gran Colombia Bartolomé Salom
Bandera de la Gran Colombia José de Jesús Barreto
Bandera de la Gran Colombia Hermógenes Maza
Bandera de España Agustín Agualongo
Fuerzas en combate
1500[1][2][3][4]​-1800[5]​plazas (hasta 2000)[6]
2[3]​-4[6]​cañones
1400[4]​-1500[3][7]​ plazas, hasta 2000[1][8][9]​ (3000 según Bolívar)[10][n 1]
Bajas
13 muertos[4][11]​ y 8 heridos[4] 550[4]​-600[1][2]​ muertos, hasta 800[10][11][6][12]​ y 120 heridos[4]

La Batalla de Ibarra o Batalla de la Ribera de Tahuando fue un enfrentamiento ocurrido el 17 de julio de 1823 entre tropas independentistas lideradas por Simón Bolívar y tropas realistas lideradas por Agustín Agualongo.

Antecedentes[editar]

El coronel Agualongo, comandante realista de Pasto, aprovechando el descanso de Bolívar en El Garzal, en la provincia de Los Ríos, se sublevó el 12 de junio de ese año. Bolívar, escuchando que Agualongo había vencido al coronel Juan José Flores, se pone en marcha a acabar con la insurrección de Pasto.[13]​ Los campesinos rebeldes se hicieron con la ciudad de San Juan de Pasto, nombrando al teniente coronel Estanislao Merchán Cano como gobernador y al coronel Agualongo comandante general.[14]​ Tres días después llegaron las noticias a Popayán, donde las autoridades se prepararon para un posible ataque o para avanzar sobre Pasto. Se reclutaron hombres y caballos en Patía y el valle de Cauca y se pidieron refuerzos y armamento a Santiago de Cali.[15]​ El día 20, un centenar de pastusos reclutados a la fuerza se amotinaron en un bergatín que estaba anclado en Tumaco y debía llevarlos al Callao, estaban desarmados e intentaron escapar a los alrededores pero fueron cazados y exterminados por el jefe militar local.[16]​ Considerando débiles las defensas de Quito, Agualongo decidió avanzar sobre ella.[17]

Batalla[editar]

El 3 de julio las noticias de la rebelión llegaron a Quito y de inmediato se preparó su sofocamiento. El plan era establecer contacto por mar con el gobernador de Cauca para que este atacara por Juanumbú a Pasto mientras el ejército principal avanzaba desde el sur.[18]​ El 12 de julio Agualongo avanzaba sobre Ibarra, ocupándola sin resistencia con una fuerza de campesinos indisciplinados y mal armados.[7]​ Durante su marcha, Agualongo reclutó hombres en Túquerres e Ipiales, tenía los fusiles tomados a Flores para armarlos. Pronto tenía más de 1.500 infantes y 100 jinetes.[19]​ El caudillo pastuso permaneció en la villa de Ibarra entrenando a sus hombres y recogiendo vituallas.[3]​ Inicialmente, a finales de junio, el general Bartolomé Salom quería marchar sobre Pasto con sus propias fuerzas pero recibió órdenes de retirada[20]​ «con el fin de hacer avanzar a los pastusos y aplastarlos a campo abierto y lo más lejos posible de su territorio».[7][6]​ En efecto, los rebeldes habían salido de su comarca, conocida por su clima y topografía hostil para todo ejército invasor y perfecta para las emboscadas y guerrillas.[21]​ Desde Guayaquil venían el coronel Diego Ibarra con una columna del batallón Vargas de la Guardia (comandante Antonio Payares), escuadrón Granaderos de Colombia (capitán Sandoval), 100 veteranos de diferentes cuerpos, dados de alta en los hospitales más fusiles y municiones.[3]​ El 27 de junio Bolívar entró en Quito y el 6 de julio salió a Otavalo, donde llega dos días más tarde, ahí permanece por tres jornadas para reunir sus fuerzas.[22]​ Tras días de marchas forzadas llega a San Pablo el 16 de julio.[23]​ El ejército republicano se componía de veteranos agrupados en los batallones de infantería Rifles de Bomboná, Rehincha, Yaguachi, Vargas y el escuadrón de caballería Guías del Alto Apure.[24]​ Un tercio eran veteranos. Bolívar decidió dividir su ejército en tres columnas: la primera del escuadrón Guías (Martínez y Herrán) y el batallón Yaguachi (Arévalo) bajo las órdenes de Salom, la segunda del escuadrón Granaderos (Paredes, Sandoval y Camacaro) y el batallón Vargas (Payares y Farfán) dirigida por Barreto, y la tercera del batallón Quito (Chiriboga e Izquierdo), una compañía de zapadores y dos piezas de artillería del coronel Hermógenes Maza.[3]

A las 6:00 horas del día 17 Bolívar salió de San Pablo y por la vía el Abra y Cochicaranqui avanzó con la intención de sorprender a los pastusos, que solo tenían avanzadillas vigilando la ruta, primero son asesinados los centinelas en la hacienda Yacucalle. La infantería y artillería patriotas estaban a ambos lados del camino y la caballería en medio. El Libertador iba en la vanguardia con sus ayudantes de campo y ocho guardias del Guías.[20]​ Bolívar decidió no intentar asaltar la ciudad, sino que la cerco.[25]​ A las 14:00, en un caluroso día de verano, corría un viento que levantaba mucho polvo sobre la villa. Los lanceros a caballo cargan y desordenan a los realistas, que son masacrados en las calles. El peso de la carga patriota se centra en el norte. Los pastusos se desbandan pero se rehacen tres veces y logran aguantar por tres horas el fuego enemigo.[20]​ Los jinetes llaneros buscaban su venganza tras la humillación de Bomboná, y la villa de Ibarra, frente a una gran llanura era el terreno perfecto para ellos.[4]​ Los pastusos habían caído en una trampa con solo instalarse en dicha localidad.[26]

Tras acorralar con su superior caballería y el mejor armamento de su infantería a los pastusos en las estrechas calles de Ibarra,[27]​ el Libertador envió a la caballería del brigadier venezolano José de Jesús Barreto a perseguir a cualquier realista que intentaba escapar. Los persiguió un largo trecho y muy pocos lograron escapar.[10]​ Bolívar dirigió a sus tropas en la hacienda La Victoria, en la otra orilla del río Tahuando, donde estaba una piedra llamada Chapetona.[11]​ Los pocos sobrevivientes acompañaron a Agualongo por el camino de Olivo y Aloburo hasta cruzar el río Chota, quedando a salvo de la caballería republicana.[12]

Consecuencias[editar]

La victoria impidió a Agualongo tomar Quito y permitió a Colombia, ya debilitada por conflictos internos, concentrarse en apoyar la independencia peruana.[28]

La batalla guarda especial importancia por ser la única dirigida personalmente por Bolívar en territorio ecuatoriano. Para algunos historiadores fue más una masacre que una batalla,[29]​ lo que indicaría la enorme diferencia de muertos entre cada bando.[11]​ Después de la victoria Bolívar dio órdenes a Salom de pacificar Pasto sin contemplaciones de ningún tipo, lo que el general hizo en los dos meses siguientes:[30]​ «así los jefes patriotas que intervinieron en las crueles campañas llevadas al cabo contra aquella Vendée colombiana, hasta el punto de haber violado cínicamente compromisos solemnemente adquiridos».[31]​ Sin embargo, el 18 de agosto Agualongo volvió a concentrar suficientes guerrilleros alrededor de San Juan como para asediar a la guarnición republicana, la que tuvo que abandonarla cinco días después.[32]​ Salom fue reemplazado por el general José Mires al mando de las fuerzas. El 13 de septiembre Flores venció a Agualongo y reconquista Pasto y el 13 de octubre Salom vence al coronel realista en Catambuco.[33]

En noviembre, el vicepresidente Francisco de Paula Santander intenta negociar la paz con los realistas pero estos se negaron. Agualongo continuó con sus actividades y durante el 6 y 7 de febrero de 1824 reconquistó Pasto en un ataque sorpresa. Sin embargo, Flores recuperó la urbe tres días después y fusiló a los doscientos guerrilleros que capturó.[34]​ El 24 de junio Agualongo fue capturado en El Castigo y fusilado el 13 de julio en Popayán.[35]

Referencias[editar]

  1. a b c Clodfelter, 2002: 347
  2. a b Encina, 1954: 265
  3. a b c d e f Lecuna, 1950: 263
  4. a b c d e f g Lecuna, 1955: 167
  5. Cacua Prada, 2006: 96
  6. a b c d Madariaga, 1975: 225
  7. a b c Gutiérrez Ramos, 2012: 233
  8. Cacua Prada, 2006: 86
  9. Encina, 1954: 264
  10. a b c Gutiérrez Ramos, 2012: 234
  11. a b c d Cacua Prada, 2006: 81
  12. a b Zumárraga Dávila, 1982: 42
  13. Cacua Prada, 2006: 84, 86
  14. Gutiérrez Ramos, 2012: 228
  15. Gutiérrez Ramos, 2012: 231
  16. Gutiérrez Ramos, 2012: 231-232
  17. Villalba, 1994: 48
  18. Gutiérrez Ramos, 2012: 232
  19. Gómez, 2004: 141
  20. a b c Zumárraga Dávila, 1982: 41
  21. Palacios, 2002: 224
  22. Cacua Prada, 2006: 94
  23. Cacua Prada, 2006: 89-92
  24. Guzmán, 1998: 27
  25. Gutiérrez Ramos, Jairo. "El fugaz pero fatal encuentro del indio Agualongo con el coronel Mosquera". Revista Credencial Historia. No. 211. Julio de 2007.
  26. Lecuna, 1955: 166
  27. Cacua Prada, 2006: 95-99
  28. Zumárraga Dávila, 1982: 43
  29. Gutiérrez Ramos, 2012: 233-234
  30. Gutiérrez Ramos, 2012: 234-235
  31. Botero, 1970: 261
  32. Gutiérrez Ramos, 2012: 235
  33. Santander, 1896: 180
  34. Gutiérrez Ramos, 2012: 237
  35. Gutiérrez Ramos, 2012: 239

Notas[editar]

  1. Zarama, 2004: 126. Carta de Bolívar a Santander, 21 de julio de 1823, Quito. Formados principalmente por pastusos y en menor medida patianos.

Bibliografía[editar]

  • Botero Saldarriaga, Roberto (1970). General José María Córdova, 1799-1829. Editorial Bedout.
  • Cacua Prada, Antonio. "La Batalla de Ibarra: Un hito en la libertad de América". Boletín de Historia y Antigüedades. Vol. XCIII. No. 832. Marzo de 2006.
  • Clodfelter, Micheal (2002). Warfare and armed conflicts: a statistical reference to casualty and other figures, 1500-2000. Londres: McFarland. ISBN 978-0-78641-204-4.
  • Encina, Francisco Antonio (1954). Bolívar y la independencia de la América Española. Emancipación de Quito y Alto y Bajo Perú. Tomo V. Santiago: Nascimiento.
  • Gómez Botero, Carlos (2004). Simón Bolívar: campeón de la emancipación sudamericana: la extraordinaria combatividad fue el secreto de sus triunfos. Medellín: Impresos Begón.
  • Guzmán, Rafael María de (1998). Anécdotas de la época bolivariana. Quito: SAG. Número 131 de Colección SAG.
  • Gutiérrez Ramos, Jairo (2012) [2007]. Los indios de Pasto contra la República (1809-1824). Bogotá: Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH).
  • Lecuna, Vicente (1950). Crónica razonada de las guerras de Bolívar: Formada sobre documentos, sin utilizar consejas ni versiones impropias. Conclusiones de acuerdo con hechos probados, y la naturaleza de las cosas. Tomo III. Nueva York: Colonial Press.
  • Lecuna, Vicente (1955). Bolívar y el arte militar. Nueva York: The Colonial Press.
  • Madariaga, Salvador de (1975). Bolívar. Tomo II. Buenos Aires: Editorial Sudamericana.
  • Palacios, Marcos & Frank Safford (2002). Colombia: país fragmentado, sociedad dividida: su historia. Bogotá: Norma.
  • Santander, Alejandro (1896). Biografía de d. Lorenzo de Aldana y corografía de Pasto. Bogotá: Gómez hermanos.
  • Villalba F., Jorge (1994). El general Juan José Flores: fundador de la república de Ecuador. Quito: Centro de Estudios Histórico del Ejército.
  • Zarama Rincón, Rosa Isabel (2004). "Héroes y Antihéroes en Pasto y Coro, 1821-1824". Revista Montalban. No. 38. Caracas: Universidad Católica Andrés Bello.
  • Zumárraga Dávila, Pedro Manuel (1982). "La batalla de Ibarra". Revista de la Sociedad Bolivariana de Venezuela. Vol. XXXIX. No. 133-136. Ibarra: Cooperativa de Artes Gráficas, pp. 39-46.

Véase también[editar]