Asesinato de Guillem Agulló

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pasaje en homenaje a Guillem Agulló en Vich, Barcelona

Guillem Agulló i Salvador (Burjasot, Valencia, 1974Montanejos, Castellón, 11 de abril de 1993) fue un joven español, militante en movimientos independentistas de izquierdas, que fue asesinado en la madrugada del 11 de abril de 1993 en Montanejos de una cuchillada a manos de un grupo de jóvenes fascistas. Numerosas organizaciones de izquierda denunciaron que el móvil del crimen había sido político, ya que los jóvenes que intervinieron en dicho asesinato eran conocidos por su ideología de extrema derecha.

El proceso judicial[editar]

En el juicio del caso, hecho en Castellón de la Plana en 1995, el juez condenó a uno de los acusados y autor confeso de las cuchilladas, Pedro Cuevas, a 17 años de cárcel por homicidio y absolvió al resto del grupo. Pocos días después, uno de los acusados, Juan Manuel Sánchez, participó en otra agresión con navaja en el barrio del Carmen de Valencia. De los 17 años de condena, Pedro Cuevas sólo cumplió 8 en la cárcel y cinco en libertad condicional.

Los jueces de la Audiencia Provincial de Castellón rechazaron la alegación de la acusación de que se había tratado de un asesinato político y redujeron la agresión a una pelea juvenil, de ahí que la sentencia sólo fuera de 14 años de prisión. Sin embargo, según un testimonio posterior los agresores después de perpetrar el asesinato cantaron el Cara al Sol e hicieron el saludo fascista. Asimismo, según sostiene el padre de Guillem Agulló, un miembro del grupúsculo de ultraderecha Acción Radical de Burjasot fue el que avisó a los agresores de la presencia de su hijo en Montanejos. A este grupo pertenecía el actual presidente del partido ultraderechista Democracia Nacional, Manuel Canduela. El padre también asegura que un amigo de Agulló le confesó que estaba amenazado por la extrema derecha y que había pensado marcharse de Valencia. Con todos estos nuevos datos el padre ha pedido a la fiscalía la reapertura de la investigación.[1]

El nuevo juicio a Pedro Cuevas por neonazi[editar]

Tras salir de la cárcel después de cumplir ocho años de la condena por buena conducta, Pedro Cuevas se presentó en las elecciones municipales del 27 de mayo de 2007 como candidato en las listas del partido ultraderechista Alianza Nacional (AN) en el número 4 por Chiva.[2]​ Y otro de los implicados, Manuel Canduela, en la actualidad preside del partido político ultraderechista Democracia Nacional (DN).[3]

En 2005, dos años antes de presentarse a las elecciones, Pedro Cuevas fue detenido en la llamada "Operación Panzer" que desmanteló una presunta red neonazi que actuaba bajo la denominación de Frente Anti Sistema (FAS). La Guardia Civil se incautó en su casa de 40 brazaletes con esvásticas, una daga nazi y puños americanos , como moldes para producir hebillas con las siglas SS. Junto a Cuevas fueron encausados otros 17 miembros de FAS, entre los que se encuentran dos militares. Según la acusación el grupo estaba encabezado por uno de los principales dirigente de Alianza Nacional en Valencia, Juan Manuel Soria, en cuya vivienda de Chiva se encontraron escritos sobre el nazismo así como un carné de Nueva Acrópolis. También está imputado en la Operación Panzer Alejandro Serrador, segundo concejal en Silla (Valencia), por el ultraderechista España 2000 cuyo presidente José Luis Roberto es su abogado defensor. Según la fiscalía, el concejal guardaba objetos de "parafernalia neonazi" además de una decena de armas blancas.

Acoso de la extrema derecha a la familia[editar]

La extrema derecha de Valencia ha mantenido el acoso a la familia de Agulló durante los veinte años transcurridos desde el asesinato. Cada aniversario del crimen se recibía puntualmente una llamada, además de otras a medianoche; ante su casa de Burjassot aparecían pintadas con cruces célticas —también dirigidas a sus compañeros: «Moriréis como vuestro amigo. MONTANEJOS 93»—; recibían cartas anónimas en las que les decían: «Rojos, os vamos a matar»— y llamadas al móvil de una de las hermanas de Agulló. La policía no ha detenido hasta ahora a nadie por estos hechos por falta de evidencia.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Joaquín Gil (7 de abril de 2013). «La lacra ultra sobre los Agulló». El País. 
  2. «Crítiques per la presència de l'assassí de Guillem Agulló a les eleccions», Vilaweb, 17 de mayo de 2007.
  3. «Manuel Canduela, un skinhead metido a político», Cadenasperpetuas, 19 de octubre de 2008.

Enlaces externos[editar]