Luis Carrero Blanco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Almirante Carrero»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Luis Carrero Blanco
Luis Carrero Blanco, 1963 (cropped).jpg
Fotografiado a bordo del Azor (San Sebastián)

Subsecretario de la Presidencia del Gobierno[a]
6 de mayo de 1941-22 de julio de 1967

Vicepresidente del Gobierno
22 de julio de 1967-9 de junio de 1973

Presidente del Gobierno
9 de junio-20 de diciembre de 1973

Procurador en las Cortes franquistas
1943-1946

Información personal
Nacimiento 4 de marzo de 1904
Santoña
Fallecimiento 20 de diciembre de 1973
Madrid
Causa de muerte Asesinato
Residencia calle de los Hermanos Bécquer Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Militar
Rama militar Armada Española
Rango Almirante
Participó en
Miembro de
Firma Firma de Luis Carrero Blanco.svg
[editar datos en Wikidata]

Luis Carrero Blanco (Santoña, 4 de marzo de 1904[2][3]​-Madrid, 20 de diciembre de 1973) fue un militar y político español. Marino de profesión, se dedicó a la carrera militar desde su juventud. Desarrolló su carrera en la Armada, en la que llegaría a alcanzar el rango de almirante; tomó parte en la Guerra civil española, durante la cual mandó varias unidades y llegó a ser nombrado jefe de operaciones del Estado Mayor de la Armada en agosto de 1939.[4]

Terminada la contienda, durante la Dictadura franquista pasó a ocupar puestos de responsabilidad en el seno de la administración franquista. Figura de confianza de Franco, no tardó en convertirse en su mano derecha en el seno del gobierno franquista. Desde su puesto de subsecretario de la Presidencia ejerció una posición clave, actuando como colaborador del propio Franco e interviniendo en los conflictos internos del gabinete frente a otras facciones políticas. Llegó a ser considerado el segundo hombre más poderoso en el seno del régimen franquista. Consecuencia de ello, Carrero Blanco acabaría sucediéndole como presidente del Gobierno. Desempeñó la jefatura del Gobierno durante la etapa final de la dictadura franquista hasta su asesinato llevado a cabo por ETA durante la llamada «Operación Ogro».[5]

Biografía[editar]

Orígenes[editar]

Nació en Santoña el 4 de marzo de 1904.[b]​ Descendiente de una familia de militares, pues su padre y su abuelo pertenecieron al ejército; era el primer hijo de Camilo Carrero Gutiérrez (1879-1936), teniente coronel del ejército nacido en La Coruña y destinado en Santander, y de Ángeles Blanco Abascal (1885-1910), natural de Santoña. Su abuelo Camilo Carrero Senra, era natural de Orense y alcanzó el grado de coronel.[3]

Formación y primeros años[editar]

Estudió en el Colegio Manzanedo de Santoña e ingresó en la Escuela Naval de San Fernando en 1918.[6]​ Entre 1920 y 1921 realizó su viaje de prácticas a Sudamérica en el crucero Reina Regente, y tomó parte en la Guerra del Rif (1924–1926). En 1935 fue designado profesor de la Escuela de Guerra Naval de Madrid.

Pasó por los siguientes destinos:[3]

  • Oficial del acorazado Alfonso XIII.
  • Segundo comandante del guardacostas Arcila.
  • Capitán del remolcador Ferrolano.
  • Teniente de navío del cañonero Cánovas del Castillo.
  • Segundo comandante del submarino B2.
  • Comandante del destructor Huesca.
  • Oficial en el submarino General Sanjurjo.
  • Jefe de Estado Mayor de la División de Cruceros.
  • Jefatura de operaciones del Estado Mayor de la Armada.[7]

Al iniciarse la Guerra Civil Española era profesor de táctica submarina en la Escuela de Guerra Naval de Madrid.[cita requerida] Se refugió en las embajadas de México y Francia,[8]​ hasta que consiguió pasar a Francia, para, posteriormente entrar en julio de 1937 en la zona sublevada.[9]​ Con el grado de Capitán de Corbeta fue situado al mando del destructor Huesca[cita requerida] y, posteriormente, del submarino General Sanjurjo.[10]​ En octubre de 1938 dejó el mando del submarino y embarcó en el Canarias como Jefe de Estado Mayor de la división de cruceros, función que desempeñó hasta el final de la guerra.[cita requerida]

Carrera política[editar]

En agosto de 1939 pasó a ser jefe de Operaciones del Estado Mayor de la Armada. Carrero, que había conocido a Pedro Gamero del Castillo en 1938, fue nombrado gracias al apoyo de este consejero nacional de FET de las JONS en septiembre de 1939.[11]​ En calidad de jefe de Operaciones del Estado Mayor de la Armada, y a petición del ministro de Marina Salvador Moreno Fernández, redactó en el año 1940 un famoso informe recomendando la neutralidad española en la II Guerra Mundial.[12]​ El ministro enseñó dicho informe a Franco, que quedó tan impresionado que convirtió a Carrero en su hombre de confianza desde entonces, desplazando paulatinamente a Juan Antonio Suanzes. Fue nombrado subsecretario (1941), ministro de la Presidencia (1951) y vicepresidente (1967), lo que supuso un incremento creciente de su peso específico en el gobierno. En su labor procuró limitar la influencia de los falangistas, promovió la modernización económica y administrativa del Estado, aunque siempre dentro del franquismo,[13]​ y apoyó la planificación de la sucesión monárquica del régimen, en la figura de Juan Carlos I.[14]

En 1945, como subsecretario de la Presidencia, aconsejó a Franco como plan de futuro para la dictadura una monarquía de tipo autoritario.[15][c]​ En 1947 redactaría la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado, en la que España quedaba establecida como «Estado católico, social y representativo» que, «conforme con su tradición» quedaba «constituido en Reino».[15]

En junio de 1973 fue nombrado presidente del gobierno, lo que hacía pensar que se convertiría en el hombre fuerte del Estado a la muerte del dictador y en el pilar sobre el cual se sustentaría el franquismo sin Franco, pero su asesinato el 20 de diciembre de 1973 en un atentado perpetrado por ETA en Madrid abortó esas expectativas.

Asesinato: la «Operación Ogro»[editar]

El asesinato de Carrero Blanco, también conocido por su nombre en clave «Operación Ogro», fue perpetrado por la banda terrorista ETA el 20 de diciembre de 1973, siendo este presidente del gobierno de España. El asesinato provocó un hondo impacto en la sociedad española de la época, ya que suponía el mayor ataque contra el régimen franquista desde el final de la Guerra civil española en 1939. [17]​ [18]

La desaparición de Carrero Blanco tuvo numerosas implicaciones políticas, en un momento en que se hacía evidente la decadencia física del dictador y con ello, el agravamiento de los primeros signos de descomposición del aparato franquista que se venían manifestando en los últimos años.[19]​ [20]​ Los sectores más inmovilistas del franquismo, el denominado "búnker", salieron reforzados de este suceso y lograron influir a Franco para que nombrara como sucesor de Carrero a un miembro de la línea dura, Carlos Arias Navarro. Por su parte, con este atentado la organización terrorista ETA dio un salto cualitativo en sus acciones armadas y se convertía así en uno de los principales actores de la oposición al franquismo.

El régimen le otorgó, póstumamente, el título de duque de Carrero Blanco.

A pesar de que las autoridades iniciaron una investigación para aclarar los hechos, el caso quedó archivado al comienzo de la Transición y nunca se esclarecieron del todo las circunstancias. Los autores del atentado tampoco llegaron a ser juzgados por estos hechos y tras la muerte de Franco se beneficiarían totalmente de la amnistía concedida en 1977.

Placa en recuerdo a Carrero Blanco en el lugar donde sufrió el atentado que acabó con su vida.

La complejidad del atentado y su cercanía con la embajada de los EE. UU. hizo sospechar que tal vez otras organizaciones estuvieran implicadas, estando la CIA y su jefe de estancia en España González Mata, entre las más mencionadas,[21]​ lo que fue desmentido por los autores del atentado.[22]

En el año 2008 se desclasifica una nota de la embajada de los EE. UU. en Madrid al Departamento de Estado del Gobierno de los EE. UU. en el que se afirma que El mejor resultado que puede surgir... sería que Carrero desaparezca de escena, con posible sustitución por el general Díez Alegría o Castañón.[23]

El hecho de que durante la Guerra de Yom Kipur —octubre de 1973— Carrero Blanco impidiera a los Estados Unidos usar las bases estadounidenses en territorio español llevó a la agencia soviética TASS a declarar que la CIA había asesinado a un político franquista de tendencia nacionalista que se niega a entrar en la OTAN y a cumplir ciegamente las órdenes de Washington.

La única persona que supuestamente vio la cara al conocido como «hombre de la gabardina blanca» que entregó los horarios y rutas de Carrero Blanco, en el hotel Mindanao de Madrid, fue José Miguel Beñarán Ordeñana, Argala, quien murió en 1978 a manos de una organización ultraderechista terrorista, el Batallón Vasco Español.[24]

Ideología y posiciones políticas[editar]

No perteneciente a ninguna familia del régimen, su identificación era con la obra del propio dictador, pudiéndosele considerar un franquista puro.[25]​ Así describe la ideología política de Carrero Blanco Juan Luis Cebrián:[26]

Obsesionado lo mismo por el marxismo que por el judaísmo y la masonería, enemigo del liberalismo y de la democracia, Carrero parecía un hombre de una gran simpleza de ideas, apto para ser manejado por quien supiera hacer vibrar en él las efusiones tópicas de la patria y la religión. Su modestia vital le valió fama de honesto, y todavía hay quien le califica de poco ambicioso, pese a la evidencia de su inamovilidad en el poder durante más de treinta años. A los ojos de la nueva sociedad española, que pugnaba a principios de aquella década [de los 70] por liberarse de los anclajes de la guerra civil, resultaba el principal enemigo de cualquier posible reforma democratizadora y el más genuino valedor del franquismo después de Franco.

Un retrato similar es el que realiza Antonio Elorza:[27]

Lo propio de Carrero es la contrarrevolución, el anticomunismo a ultranza, la satanización de la masonería, de acuerdo con una visión conspirativa de la historia en que las fuerzas infernales tratan de imponerse hasta la aparición de una cruzada salvadora como la encabezada por Franco: "El diablo inspiró al hombre las torres de Babel del liberalismo y del socialismo, con sus secuelas marxismo y comunismo", y la masonería a modo de instrumento para su penetración.

Carrero, que albergaba una visión paternalista a la hora de valorar positivamente la presencia española en África, mostró reticencias a la aceptación del proceso de descolonización.[28]​ Sostuvo que el Sahara Occidental «no fue jamás dominado por el imperio marroquí» y que era «tan territorio español como la provincia de Cuenca».[29]

Abiertamente germanófilo durante la primera parte de la Segunda Guerra Mundial en sus artículos en la revista Mundo, tras el cambio de tendencia en el conflicto en contra de las fuerzas del Eje en 1943, moduló en dichas publicaciones su discurso hostil hacia las potencias aliadas; finalmente, tras la derrota del Eje, había reemplazado el mensaje contrario a las democracias liberales por uno antisoviético.[30]​ Defensor de la idea de que la victoria del bando franquista en la guerra civil española habría ocurrido a pesar de una supuesta conspiración internacional en su contra, años más tarde, en la década de 1950 insistiría: «Este es precisamente el problema español, España quiere implantar el bien, y las fuerzas del mal, desatadas por el mundo, tratan de impedírselo».[31]

Obras[editar]

Monumento a Carrero Blanco en Santoña (Cantabria).
Bajo el seudónimo de Juan de la Cosa
  • La gran baza soviética.
  • Las modernas torres de Babel.
  • Comentarios de un español. Las tribulaciones de don Prudencio. Diplomacia subterránea.
  • España ante el mundo (proceso de un aislamiento), Publicaciones Españolas, 1975.

Reconocimientos[editar]

Notas[editar]

  1. A partir de 1951 el cargo fue elevado de rango, convirtiéndose en ministro-subsecretario de la Presidencia del Gobierno.[1]
  2. Oficialmente figura nacido en 1903 ya que su padre, Camilo Carrero Gutiérrez, manipuló la partida de nacimiento para que entrase un año antes en la Escuela Naval Militar — véase Carrero, eminencia gris del régimen de Franco, de Javier Tusell.
  3. Aunque Juan Carlos de Borbón no llegó a compartir el proyecto de Carrero de una monarquía autoritaria las relaciones entre ambos durante el tardofranquismo fueron buenas.[16]
  4. La Gran Cruz en 1944.[38]

Referencias[editar]

  1. Jefatura del Estado: «Decreto de 19 de julio de 1951 por el que se nombra Ministro Subsecretario de la Presidencia del Gobierno a don Luis Carrero Blanco.». Boletín Oficial del Estado núm. 201, de 20 de mayo de 1951: pág. 3448. 
  2. Acta de nacimiento de Luis Carrero Blanco. Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Santoña (Cantabria), Registro Civil, sección 1.ª, tomo 25, página 32
  3. a b c Lara Martínez, Laura. «Carrero Blanco, escritor: Bases ideológicas del pensamiento del almirante». Comunicaciones del I Encuentro de Jóvenes Investigadores en Historia Contemporánea de la AHC. Consultado el 25 de diciembre de 2012. 
  4. Suárez Fernández y Espadas Burgos, 1991, p. 76.
  5. Newton, 2014, pp. 76-77.
  6. Newton, 2014, p. 77.
  7. «Artículo del día del atentado». Hemeroteca digital del diario ABC. 21de diciembre de 1973. 
  8. Tusell, 1993, p. 28.
  9. Tusell, 1993, p. 29.
  10. Bautismo de Fuego y La Guerra Civil Española. Mariano Juan y Ferragut Capitán de Navío (r)
  11. Tusell, 1993, pp. 35-36.
  12. «Las 21 razones para que España no entrase en la Segunda Guerra Mundial del lado de Alemania»». Archivado desde el original el 14 de diciembre de 2013. 
  13. Escribió varios artículos en ABC con el seudónimo de Ginés de Buitrago defendiendo las posturas más inmovilistas. V. Paul Preston "Historia de la transición" en Historia de España, vol. 13 Historia 16
  14. «Artículo de Antonio Elorza sobre Carrero Blanco». 
  15. a b Giménez Martínez, 2015, p. 395.
  16. Palomares, 2007, p. 128.
  17. Prego, 1995, p. 24.
  18. «Los años 70: golpe al franquismo». La Vanguardia. 
  19. Powell, 2002, p. 88.
  20. Gil Pecharromán, 2008, p. 291.
  21. «¿Quién mató a Carrero Blanco? Los planes atómicos de Franco y Carrero». El Correo Gallego. 
  22. «Entrevista a «Wilson», uno de los autores del atentado». El Mundo. 15 de mayo de 2006. 
  23. US Embassy Madrid — US Depatment of State. Cable 700. Enero de 1971.
  24. «Yo maté al asesino de Carrero Blanco». El Mundo. 
  25. Giménez Martínez, 2014, p. 42.
  26. Cebrián, Juan Luis (1995). «La agonía del franquismo». En Javier Pradera y Santos Juliá. Memoria de la Transición. Madrid: Diario El País, S.A. p. 6. 
  27. Antonio Elorza, "La muerte del valido de Franco", El País, 14 de diciembre de 2003.
  28. Tusell, 1993, p. 110.
  29. Martínez Millán, 2007, p. 376.
  30. Pastrana, Contreras y Pich, 2015, p. 351.
  31. Benítez, 1970, p. 130; Pastrana, Contreras y Pich, 2015, p. 360
  32. Jefatura del Estado: «DECRETO concediendo la Encomienda con Placa de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas a los señores Armando Boaventura, Agustinho Lourenzo, Ernesto Marchiandi, Hans Frhr von Funck, D. Bernardo de Granda y Calleja, D. Pascual Díez de Rivera, D. Manuel Halcón Villalón-Daoiz, D. José María Alfaro Polanco, don Manuel Valdés Larrañaga, D. José María Oriol Urquijo, D. José Antonio Giménez Arnau, D. Máximo Cuervo Radigales, D. José María Pemartín, D. José María Taboada Lago, D. Eduardo González Gallarza, D. Luis Carrero Blanco, D. Luis Peral Sáez, D. Jesús Pabón Suárez de Urbina, D. Pedro Muguruza Otaño, D. Francisco Rivas Jordán de Urríes, don Eugenio Pereiro Courtier, don Julio Salvador Díaz y D. José Casado García». Boletín Oficial del Estado núm. 199, de 18 de julio de 1939: 3901-3904. ISSN 0212-033X. 
  33. Jefatura del Estado: «Decreto 1743/1961, de 1 de octubre, por el que se concede la Orden de Africa con la categoría de Gran Oficial a don Luis Carrero Blanco». Boletín Oficial del Estado núm. 235, de 2 de octubre de 1961: 14233. ISSN 0212-033X. 
  34. Ministerio del Ejército: «Decreto 2440/1963, de 30 de septiembre, por el que se concede la Gran Cruz de la Orden del Mérito Militar, con distintivo blanco, al Vicealmirante don Luis Carrero Blanco». Boletín Oficial del Estado núm. 235, de 1 de octubre de 1963: 14074. ISSN 0212-033X. 
  35. Ministerio del Aire: «Decreto 1/1967, de 4 de enero, por el que se concede la Gran Cruz de la Orden del Mérito Aeronáutico, con distintivo blanco, al Ministro Subsecretario de la Presidencia del Gobierno, Almirante don Luís Carrero Blanco». Boletín Oficial del Estado núm. 4, de 5 de enero de 1967: 171. ISSN 0212-033X. 
  36. Ministerio de Asuntos Exteriores: «Decreto 2802/1970, de 1 de octubre, por el que se concede la Gran Cruz de la Real y Muy Distinguida Orden de Carlos III a don Luis Carrero Blanco». Boletín Oficial del Estado núm. 235, de 1 de octubre de 1970: 16221. ISSN 0212-033X. 
  37. Secretaría General del Movimiento: «Decreto 1001/1970, de 1 de abril, por el que se concede el Gran Collar de la Orden de Cisneros al excelentísimo señor don Luis Carrero Blanco». Boletín Oficial del Estadonúm. 85, de 9 de abril de 1970: 5614. ISSN 0212-033X. 
  38. Secretaría General del Movimiento: «Decretos por los que se concede la Gran Cruz de la Orden de Cisneros a los excelentísimos señores don Demetrio Carceller Segura, don Manuel Valdés Larrañaga, don Salvador Moreno Fernández y don Luis Carrero Blanco». Boletín Oficial del Estado núm. 278, de 4 de octubre de 1944: 7405. ISSN 0212-033X. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Ninguno
COA Spain 1945 1977.svg
Ministro Subsecretario de la Presidencia

1951-1967
Sucesor:
José María Gamazo
Predecesor:
Agustín Muñoz Grandes
COA Spain 1945 1977.svg
Vicepresidente del Gobierno

1967-1973
Sucesor:
Torcuato Fernández Miranda
Predecesor:
Cargo sin nombrar. Funciones desempeñadas por Francisco Franco, jefe del Estado y del Gobierno
COA Spain 1945 1977.svg
Presidente del Gobierno

9 de junio de 1973-20 de diciembre de 1973
Sucesor:
Carlos Arias Navarro
(interinamente Torcuato Fernández-Miranda)