Agripina la Mayor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Busto de Agripina la Mayor. Museo Arqueológico Nacional de España.

Agripina la Mayor (en latín, Agrippina maior; 14 a. C.-33), cuyo nombre de nacimiento pudo ser Vipsania Agripina, fue una dama romana del siglo I, miembro de la dinastía Julio-Claudia. Fue hija de Marco Agripa y Julia la Mayor, hija del emperador Augusto, y estuvo casada con Germánico, a quien acompañó en sus destinos civiles y militares en Germania y Siria. Fue madre de nueve hijos, seis de los cuales llegaron a la edad adulta. Uno de ellos llegó a emperador (Calígula) y otra fue emperatriz (Agripina la Menor).

Después de haber sido una de las mujeres más importantes del Imperio, cayó en desgracia tras la muerte de su marido en el año 19. Se enemistó con su suegro Tiberio y con Sejano, prefecto del pretorio, cuyas intrigas terminaron por enviarla al exilio en la isla de Pandataria donde murió a la edad de cuarenta y seis años.

Biografía[editar]

Agripina llevando las cenizas de Germánico. Cuadro de Benjamin West.

Se casó con el general Germánico y fueron padres de nueve hijos. Los más conocidos fueron Nerón César, Druso César, el emperador Calígula, Agripina la menor, Drusila y Julia Livia.

Acompañó a su marido en las campañas de Germania y Siria, en compañía de sus hijos. Cuando éste falleció en extrañas circunstancias, ella buscó auxilio en la figura del tío de su marido: Tiberio. Pero el sucesor de Augusto no hizo mucho para investigar la muerte de su sobrino y no participó ni estimuló en las ceremonias de luto por la muerte de tan querido y popular personaje. Por todo esto, Agripina empezó a sospechar que Tiberio podía estar involucrado en la muerte, pues Germánico empezaba a ser demasiado popular y podría significar una amenaza para la estabilidad de su gobierno.

Muy impetuosa, no pudo ocultar sus maquinaciones y trató de hallar simpatizantes entre los amigos de su difunto marido. Sintiéndose respaldada por el pueblo, acusó abiertamente a Tiberio de la muerte de su esposo. Por otro lado, al ser parte de la familia imperial, intentó persistentemente colocar a sus hijos en los primeros puestos de la sucesión al trono del imperio romano, cosa a la que Tiberio y su favorito Sejano se oponían.

Fue acusada de conspirar en contra de Tiberio y en la confusión que se produjo durante su arresto perdió un ojo. Al igual que su madre, fue exiliada en la isla de Pandataria junto con sus hijos (a excepción de Calígula). Permaneció allí tres años, hasta que se dejó morir de hambre en el 33 d. C.

Enlaces externos[editar]