Abyad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Escritura árabe.

Abyad (también abjad) es un sistema de escritura donde sólo hay símbolos para los fonemas consonánticos, llamado a veces por ello consonantario o alfabeto consonántico. El origen de este término está en una palabra sin sentido utilizada como secuencia mnemotécnica para aprender el orden de las letras del alfabeto árabe, pero aquí se trata del orden antiguo que se empleaba antes de que las letras fuesen reorganizadas y agrupadas según su aspecto gráfico. El paralelo más común con esta secuencia es el alfabeto hebreo y era así:

  • abjad hawwaz HuTTi kalaman sa'faS qarashat thakhadh DaZagh.

Otras dos secuencias van de esta forma:

  • abujadin hawazin HuTiya kalman sa'faS qurishat thakhudh DaZugh
  • abujadin hawazin HuTiya kalman Sa'faD qurisat thakhudh Zaghush

A estos efectos, las mayúsculas representan las consonantes guturales, y los dígrafos sh, th, kh, dh y gh representan letras únicas. El final 'in' representa tanwīn, un aspecto de la gramática árabe. En todas las versiones, las primeras cuatro letras son las mismas: Alif, Bā', Jīm, Dāl. Estos tres 'órdenes alfabéticos' pueden ser usados como numerales o la rama de la numerología llamada isopsefia.

Téngase en cuenta que la palabra abjad puede tener raíces más antiguas en fenicio o ugarítico.

Abyads «impuros» (como el arábico) pueden tener caracteres también para algunas vocales, diacríticos vocálicos opcionales o los dos; sin embargo, el creador del término, Peter T. Daniels, insiste en que sólo se debería aplicar a las escrituras carentes de todo signo vocálico, excluyendo de esta manera al árabe, hebreo y siríaco. Todos los abyads conocidos pertenecen a la familia semítica de escrituras, y derivan del abyad lineal septentrional originario. Esto es debido a que las lenguas semíticas tienen una estructura morfémica que hace redundante o en todo caso innecesaria la notación de vocales.

Muchas escrituras derivadas de los abyads se fueron ampliando con símbolos vocálicos para llegar a ser alfabetos plenos. Esto pasó sobre todo cuando la escritura se adaptó a una lengua no semítica, siendo el caso más famoso la derivación del alfabeto griego a partir del abyad fenicio. Otras veces, los signos vocálicos aparecen en forma de pequeños puntos o ganchos en relación con las letras consonánticas, produciendo un abugida, como en el caso del sistema de escritura amhárico.

La mayoría de los sistemas empleados para escribir lenguas semíticas son abyads, por razones ligadas a la estructura morfofonológica de estos idiomas, en los cuales es posible, conociendo las reglas gramaticales idóneas, adivinar el lugar y timbre de las vocales. Las vocales largas de los abyads son, sin embargo, a menudo anotadas por medio de matres lectionis (consonantes con función vocálica), lo que hace que existan pocos abyads «puros».

En los abyads es frecuente que las letras cambien más o menos de forma según su situación en la palabra.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]