Época Marcista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
República de Ecuador

Flag of Ecuador (1830-1845).svg

1845-1859

Civil Flag and Ensign of Ecuador.svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Ubicación de {{{nombre_común}}}
Mapa de Ecuador para 1859
Capital Quito
Religión Católica
Gobierno República
Presidente
 • 1845-1849 Vicente Ramón Roca
 • 1849-1850 Manuel Ascasubi
 • 1850-1851 Diego Noboa
 • 1851-1856 José María Urbina
 • 1856-1859 Francisco Robles
Legislatura Congreso Nacional
Período histórico Edad Contemporánea
Revoluciones
Formación de los Estados
 • Triunfo de la Revolución Marcista 17 de junio de 1845
 • Abolición de Esclavitud 25 de julio de 1851
 • Primeras Elecciones abiertas 1856
 • Renuncia de Robles 31 de agosto de 1859
Moneda Peso ecuatoriano

La época marcista fue un periodo de la historia ecuatoriana iniciado por la revolución homónima impulsada por José Joaquín de Olmedo contra el régimen de Juan José Flores en el año 1845, termina en 1859 con la caída de Francisco Robles, que causa un periodo de inestabilidad que termina con el ascenso de Gabriel García Moreno al poder.

Durante este tiempo se dio paso a la diferentes medidas de corte liberal ,entre ellas la abolición de la esclavitud, y nacionalista que dieron fin al dominio político que Flores había mantenido desde el inicio de la República en 1830, aunque a la vez existió una constante inestabilidad debido a los persistentes conflictos de poder entre las elites regionales.

Antecedentes[editar]

Desde 1830, cuando el Ecuador se separó de la Gran Colombia, el país estuvo bajo la influencia del militar venezolano Juan José Flores, quien había sido el Jefe Superior del Distrito Sur y primer presidente del país. A su vez continuaba existiendo sentimientos secesionistas en lugares como Guayaquil, que había sido antes un estado independiente.

Flores intentó perpetuarse en el poder mediante la Carta de la Esclavitud y otras medidas, como una contribución de tres pesos y cuatro reales de todo ecuatoriano para el sofocamiento de revueltas, lo que agregado a un nacionalismo fortalecido llevó al fin de Flores en la Revolución marcista.

Gobiernos de la época[editar]

El triunvirato marcista (1845)[editar]

José Joaquín de Olmedo, presidente del Gobierno Provisorio de 1845.

Tras la caída de Flores se instauró un gobierno provisional liderado por José Joaquín de Olmedo e integrado por Vicente Ramón Roca y Diego Noboa, estos dos últimos más tarde serían presidentes. Este gobierno denominó a 1845 el Año 1 de la Libertad. Catorce después, en el Año XV de la Libertad, Ecuador como nación soberana y país unido estuvo a punto de desaparecer.

Primera bandera tras la Revolución en 1845. Sustituye al tricolor adoptado en 1830.

A su vez se instaló la cuarta Asamblea Constituyente en Cuenca del país con Pablo Merino a la cabeza, esta tenía el objetivo de realizar una nueva Constitución para la nueva etapa de la historia ecuatoriana.[1]​ La Asamblea rechazaría el Tratado de La Virginia firmado con Flores al considerarlos inaceptables y contrarios a la seguridad estatal.

La Constituyente aprobó a su vez los nuevos símbolos patrios, realizado por Olmedo con los colores tradicionales de Guayaquil, reemplazando el tricolor grancolombiano y al nuevo presidente constitucional, Vicente Ramón Roca.[2]​ Entre los principales enunciados de la nueva constitución aprobada estuvieron:

  • Es ciudadano el que sabe leer y escribir y que tenga 21 años de edad y posea una propiedad de 500 pesos o una renta determinada.
  • La religión católica es única en el Ecuador.
  • Se garantizó la propiedad intelectual .
  • Se estableció que "Nadie nace esclavo en la República, ni puede ser introducida en ella en tal condición, sin quedar libre".

Gobierno de Roca (1845-1849)[editar]

Vicente Ramón Roca, primer presidente constitucional de la era marcista

El 8 de diciembre de 1845, se implanta la nueva constitución de carácter liberal y asciende a la presidencia Vicente Ramón Roca, restaurandose así el orden constitucional. Su gobierno dio paso a obras como: el apoyó a la educación; la cultura; y la libertad de prensa, hablada y escrita. En este gobierno se repararon las carreteras, puentes en Pichincha y Cotopaxi, se mejoró el alumbrado y el malecón de Guayaquil y construcción de la Iglesia Matriz de Latacunga, esto a pesar del reducido presupuesto estatal.[3]

Su régimen sufrió la reacción de Flores ante las acciones de la Constituyente. En 1846 con ayuda de banqueros y de la reina María Cristina logró reunir un ejército de mercenarios para invadir el Ecuador, los acuerdos diplomáticos hechos por Roca con los países sudamericanos y el Reino Unido impidieron los planes de Flores y el Reino de España, que buscaban restaurar sus colonias, implantando una monarquía en el Ecuador.[2][4]

Inestabilidad con Ascasubi y Noboa (1849-1851)[editar]

Manuel de Ascasubi y Matheu, Presidente Encargado del Poder
Diego Noboa, segundo presidente constitucional del marcismo

El 14 de septiembre de 1849, ante la falta de votos necesarios para ejercer el cargo de Antonio Elizalde y Diego Noboa, el Congreso designa a Manuel de Ascasubi como presidente interino, Roca dejaría el cargo el 15 de octubre de 1849 tras terminar su periodo. El nuevo gobierno dura poco ya que el 14 de febrero del siguiente año siendo acusado de floreanista sería desconocido por el ejército en Guayaquil, nombrando a José María Urbina, jefe superior de la provincia, más tarde una Asamblea en Guayaquil reemplazó a Urbina por Diego Noboa.

Así es como el país queda dividido nuevamente con Quito, Latacunga y Riobamba en contra de Noboa; mientras Cuenca, Loja y Manabí proclaman al general Antonio Elizalde como su "Jefe Superior". Este último bando se alia con Noboa el 27 de julio con los acuerdo de "La Florida" que terminan con el régimen de Ascasubi.[2]

El 8 de diciembre de 1850, la Asamblea Constituyente le entrega Noboa de forma interina el poder, mientras Elizalde y Roca marchan al exilio Noboa toma el poder de forma constitucional el 26 de febrero con una constitución en la cual se disuelve el cargo de vicepresidente. Su gobierno como el de Ascasubi dura poco a raíz de la traición de Urbina quien usando la guerra con Colombia y el repudiado hecho de intento de venta de las Galápagos a Gran Bretaña, lo acusa de floreanista iniciando el 17 de julio de 1851 un nuevo golpe de estado, que lo lleva al poder.

El Gobierno de Urbina (1851-1856)[editar]

José María Urbina y Viteri, tercer presidente constitucional del esta época

José María Urbina y Viteri asume la jefatura suprema del estado, para que el 6 de septiembre de 1852 tome el cargo de forma constitucional. Ya para ese entonces, el 25 de julio de 1851, había realizado una de sus más importantes obras, la abolición definitiva de la esclavitud.

El 21 de noviembre de 1852, vuelven a ser expulsados los jesuitas, luego de que Noboa los hubiese readmitido al país. A la vez que la represión estatal es organizada desde los "Canónigos" y los tan temidos batallones de "Tauras" compuestos de negros liberados. Esto mientras se revocan los impuestos sobre artículos de necesidad básica y derechos de exportación.

Los peruanos habían creado el Departamento de Loreto en territorio considerado ecuatoriano basándose en la Cédula Real de 1802, lo que causa la protesta del presidente Urbina.

El Gobierno de Robles (1856-1859)[editar]

Francisco Robles García, primer presidente electo en elecciones y último marcista

La Constitución que legitimó a Urbina había terminado con la designación del presidente de República desde el Congreso pasando esto a las elecciones. En 1856 se realizarian las primeras elecciones abiertas que darían como resultado la victoria del candidato del oficialismo, Francisco Robles. El nuevo gobierno sería posesionado el 16 de octubre.

El nuevo gobierno impulsó la educación pública con la puesta al día del colegio Vicente León, de Latacunga, la fundación de los colegios La Unión y uno para señoritas en Loja y la creación de numerosas escuelas fueron obra del ministro del Interior, Antonio Mata, y de la colaboración de gente de la localidad. Esto junto con un nuevo reglamento de educación primaria que terminaba con el castigo corporal y creaba premios.

La abolición de tributos hechos por los indígenas causó disgusto entre los terratenientes, aunque la producción de cacao supera a la de todos los tiempos . Mientras que Perú rechazaba las concesiones del Convenio Icaza-Prittchet realizado entre Ecuador e Inglaterra que entregaba concesiones en territorio considerado ecuatoriano, pero que también era reclamado por el país vecino.

El 26 de octubre de 1858, Ramón Castilla, presidente de Perú, ordena el bloqueo de los puertos marítimos ecuatorianos. Robles traslada la sede de gobierno a Riobamba y luego a Guayaquil, siendo en esta última donde es arrestado el 15 de marzo de 1859, pero es liberado por Guillermo Franco.

Fin del Marcismo[editar]

Tras su liberación, Robles tendría que luchar contra las diferentes fuerzas que formaban gobiernos por el Ecuador. García Moreno en mayo formó gobierno en Quito, siendo derrotado por Urbina el 3 de junio. El vicepresidente de Robles, Jerónimo Carrión se proclama presidente en Cuenca el 6 de mayo, pero es derrotado. Finalmente, renuncia el 31 de agosto, luego del ataque de Rafael Carvajal que restaura el Gobierno Provisional de García Moreno lo que da fin a la era marcista y a un periodo de inestabilidad que da paso al garcianismo.

Referencias[editar]

  1. «Vía del cambio constitucional es tortuosa | Infografías». El Universo. 20 de agosto de 2017. Consultado el 19 de octubre de 2017. 
  2. a b c «Cronología de la Historia Resumida del Ecuador». 16 de marzo de 2005. Archivado desde el original el 16 de marzo de 2005. Consultado el 19 de octubre de 2017. 
  3. Vera, Familia Dávila (18 de abril de 2010). «PRESIDENTES DEL ECUADOR: VICENTE RAMÓN ROCA». PRESIDENTES DEL ECUADOR. Consultado el 19 de octubre de 2017. 
  4. «Vicente Ramón Roca | La guía de Historia». www.laguia2000.com. Consultado el 19 de octubre de 2017.