Wilmer Ruperti

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Wilmer Ruperti
Nombre Wilmer Ruperti
Nacimiento 7 de diciembre de 1959, 55 años
Bandera de Venezuela Caracas, Venezuela
Nacionalidad venezolano
Ocupación empresario, inversionista, director ejecutivo de Global Ship Management
Cónyuge Anastasia Mazzone
Hijos María Josefina
Sitio web
Wilmer Ruperti
[editar datos en Wikidata ]

Wilmer Ruperti (7 de diciembre de 1959) es un empresario, inversionista y magnate del transporte marítimo venezolano, fundador, presidente y Director ejecutivo de Global Ship Management, compañía naviera líder en el transporte petrolero en Venezuela, que posee contratos con PDVSA, para la distribución del crudo en el resto de Latinoamérica. Igualmente es el único accionista y presidente del Canal I, televisora en la cual invirtió 21 millones de dólares para reorganizarla e impulsarla, convirtiéndola en un canal dedicado al entretenimiento y dirigido a audiencias generales, aunque conservando sus espacios de opinión e información.

La prestigiosa publicación Lloyd's List International, dedicada a temas referentes a la legalidad, el comercio y la seguridad financiera marítima, en 2004, describió a Ruperti como un hombre emprendedor, que ha emergido como una nueva personalidad de los negocios en Venezuela, ello al afirmar lo siguiente:

"El Señor Ruperti ha sabido como transformarse de ser un conductor de barcos, a ser un multimillonario protagonista del negocio petrolero en Venezuela y todo lo que toca, parece convertirse en oro.".[1]

En 2010 se hizo pública su relación con la actriz, Anastasia Mazzone y se anunció que ella y el magnate, estaban a la espera de un hijo, además de confirmarse que la pareja estaba preparando su matrimonio, que se efectuó el 22 de mayo de 2010 en Miami.[2] La boda contó con Gloria y Emilio Estefan como padrinos,[3] e incluía a Hugo Rafael Chávez Frías en la lista de invitados, aunque al final no pudo asistir.[4]

Ruperti ha sido flanco de fuertes críticas de mano de varios sectores en Venezuela, debido a su relación con el Gobierno de Hugo Chávez, siendo un punto clave en la consolidación de su fortuna, el Paro petrolero de 2002-2003, durante el cual, en vez de sumarse a las prerrogativas de las demás compañías involucradas en la industria petrolera, Ruperti mantuvo a su compañía en funcionamiento, movilizando todas las encomiendas y envíos que pudo, lo cual le valió el reconocimiento del propio Hugo Chávez, gobierno contra el cual iba dirigido el paro. Igualmente no han faltado acusaciones de monopolizar los contratos de PDVSA, alegándose que usase su privilegiada posición con el gobierno, para concentrar los mismos[5] y catalogándolo de «Boliburgués», acusaciones que cobraron fuerza durante el 2007, cuando una sucesiva serie de críticas se desencadenaron sobre su persona. Por su parte el propio Ruperti ha negado rotundamente todas las acusaciones.[6]

Ruperti ha sido distinguido con la Orden del Libertador, impuesta por el propio Hugo Rafael Chávez Frías, por sus servicios a la patria y es considerado como uno de los mayores empresarios y emprendedores venezolanos.[7]

Inicios y Preparación[editar]

Wilmer Ruperti nació en Caracas, Venezuela, el 7 de diciembre de 1959, en una familia clase media. Estudió en la Escuela Náutica de Venezuela, de donde se graduó en 1981, mismo año en que comenzó a trabajar en la empresa de transporte marítimo, dedicada a la movilización de petróleo, Maraven S.A., la cual prestase sus servicios a la poderosa empresa petrolera venezolana, PDVSA, permaneciendo allí hasta 1987, tras lo cual ascendió, pasando a trabajar en el Departamento de Comercio de PDVSA. Posteriormente en 1989 es enviado a Inglaterra, avalado por la petrolera venezolana, donde se formó como experto en el tráfico marítimo y finanzas en el «Plymouth Polytechnic», donde realizó una maestría, tras lo cual volvió a Venezuela, donde en 1991 ingresa a PDV Marina.

Carrera Empresarial[editar]

Comienzos[editar]

En 1994, Ruperti fundó su propia compañía de transporte marítimo, «Nautica Ship Brokers», con la cual comenzó a prestar sus servicios a diferentes empresas, incluyendo a PDVSA, que constantemente requería de diferentes transportistas que pudiesen movilizar sus cargas petroleras. Ruperti comenzó a fortificar su posición y acrecentar la productividad de su compañías, llegando a disponer de diez barcos para 2002.[8]

Paro Cívico de 2002-2003[editar]

En 2002, la política nacional de Venezuela se encontraba en un punto crítico. Tras el Golpe de Estado en Venezuela de 2002, el cual depuso al presidente de Venezuela Hugo Rafael Chávez Frías durante 48 horas, luego de las cuales las Fuerzas Armadas de Venezuela, lo restauraron en la presidencia, siendo sucedido por una fuerte reacción opositora, que conllevó a que los sindicatos y las patronales, secundados por Fedecámaras, a declarar el Paro petrolero de 2002-2003, el cual paralizó a toda la industria petrolera, desde su distribución al transporte.

Es en medio de estas circunstancias, en las cuales Ruperti tomó la decisión que lo llevaría a consolidar su fortuna: en lugar de sumarse al paro, optó por mantener sus servicios de transporte, no sólo cumpliendo con sus contratos, sino que además alquiló un grupo de tanqueros rusos, para materializar aún más envíos. La maniobra rompió el paro, y le permitió disponer de varios encargos adicionales, favoreciendo económicamente a su compañía.

La polémica decisión lo convirtió en flanco de severas críticas, por ser el quien había desacatado la huelga petrolera, pero también lo convirtió en una personalidad reconocida y aplaudida desde las esferas gubernamentales y oficialistas, llegando a recibir la Orden del Libertador, además de que dicha lealtad a sus contratos, se transformó en un acercamiento aún mayor con PDVSA, que derivó en la progresiva concesión de otros contratos de mano de la petrolera venezolana, pasando a concentrar el transporte petrolero de Venezuela en el Caribe.

Sudamericana de Transportes de Petróleo[editar]

Tras el paro cívico, la fortificación de la posición de Ruperti, como empresario, significó la transformación de la «Nautica Ship Brokers», en la corporación de corte internacional, «Sudamericana de Transportes de Petróleo», estableciendo el holding encargado de administrar todas sus propiedades, la «Global Ship Management», entidad de la que es único accionista y CEO.

Igualmente, Ruperti se ha convertido en uno de los mayores beneficiarios de la política petrolera de Hugo Chávez, teniendo contratos para el transporte petrolero de Venezuela a Argentina, además de concentrar las prerrogativas y contratos para el transporte petrolero en el Caribe,[9] región en la cual, con proyectos como PetroCaribe y las fuertes relaciones económicas y envíos que Venezuela ha mantenido durante los últimos años, se ha experimentado un sorprendente crecimiento de las activdades de dicho ramo, convirtiéndose en un mercado de altos índices económicos, en el transporte petrolero.

El crecimiento económico experimentado por sus negocios, en conjunto con la continua expansión de sus operaciones, han conllevado al acrecentamiento de su flota mercante, pasando a poseer un listado de 19 barcos para el 2008,[10] y habiéndose confirmado la inversión de US$ 500 millones, para la construcción de ocho nuevos tanqueros.[11]

Canal I[editar]

En abril del 2005 el propietario de Puma TV, José Luis Rodríguez "El Puma", vendió su canal al empresario Wilmer Ruperti, para crear un canal de televisión de operación nacional, bajo un proyecto llamado todos con la I, que comenzó en agosto del 2004, estimándose que el magnate gastó US$ 21 millones, en la adquisición y reorganización del medio, que pasó a denominarse, Canal I.

Ruperti desechó la idea de establecer un canal de noticias, diseñando el concepto de desarrollar una programación mixta, mateniendo espacios para la información y la opinión, pero desarrollando programas con miras al entretenimiento de diferentes audiencias. Desde que comenzó a transmitir buscó diferenciarse de otras cadenas televisivas por medio de sus mensajes publicitarios, ya que según Canal I no tiene tendencia política. Entre algunos de sus conductores se encontraba el diputado del PSUV Carlos Escarrá y el opositor Julio Borges, máximo dirigente de Primero Justicia, que es el segundo partido más grande de la oposición venezolana.[12]

Luego, Ruperti hizo sus ofertas públicas sus intenciones de vender por parte de las acciones del Canal I, resultando con la compra accionaria en febrero, cuando las Empresas 1BC, adquirió parte de las acciones del Canal por un valor de 180.794.492 Bolívares, asumiendo la nueva directiva de la cadena. la programación se eliminó de contenidos informativos y casi el 50% era de programas producidas por el entonces RCTV Internacional y además se estrenaba producciones del Canal, para evitar sanciones injustificadas.[13]

cuando en el 2010, cerró la señal de RCTV Internacional (que era una subsidiaria del Canal i), toda su programación empezó a emitirse contenidos del canal de quinta crespo en los periodos 2008-2010, pero el gobierno lo acusó de violación de transmisión por estos tipos de contenidos tras que el canal cerró por una simple violación a CONATEL. todas las producciones de RCTV Internacional se trasladó a Televen, pero continuó como parte de las acciones de Empresas 1BC. Cuando RED Televisión (Valencia) y Promar Televisión (Barquisimeto) le otorgó una nueva concesión privada (conocido como el proceso de descentralización) para tapar el hueco de Radio Caracas Televisión, el Canal i se declaró como una señal independiente; en el periodo 2011-2012, el canal se enfocó como el canal de las mujeres y era de contenidos relacionados sobre este genero, pero por la falta de publicidad y los bajos indices de audiencia, el canal continuó siguiendo como un canal del mismo modo, que Empresas 1BC se decidió crear una nueva productora de televisión para sustentar la existencia de RCTV.

en septiembre del 2012, Wilmer Ruperti se decidió comprar el 50% y Empresas 1BC queraria con el 30%. el canal se eliminó de contenidos femeninos y se vuelve a cambiar con una programación infantil y juvenil basados en una programación generalista, el cual la atención de la sociedad juvenil en Venezuela empezó a aplaudir esta decisión justa.

la cadena vuelve a cambiar de imagen con el propósito de aportar un poco mas a la programación juvenil y establecer una emisora nacional, y en los próximos meses se establecerá una nueva sede de operación en valencia y el centro de producción en caracas. Además podría adquirir las oficinas de Quinta Crespo como un nuevo centro de producción, que facilitará la realización de producciones con el apoyo estratégico con RCTV Producciones.

Vida Personal[editar]

Estilo de Vida[editar]

En diciembre de 2006, The Wall Street Journal realizó un perfil de Ruperti, destacándo su ascendencia italiana, y le citó diciendo:

"Los Venezolanos apoyaron a Chávez porque es la única persona que se identificó con los pobres".[14]

El artículo también describe el estilo de vida de Ruperti, y señaló que tiene dos guardaespaldas de Corea del Sur, se mueve alrededor de Caracas en un BMW a prueba de balas, es dueño de un jet privado, y en 2005 patrocinó un concierto benéfico celebrado en Caracas por Luciano Pavarotti. Ruperti es un entusiasta del golf y ha puesto en marcha una escuela de golf juvenil en Caracas.[cita requerida]

En noviembre de 2004, Ruperti compró dos pistolas doradas de la era napoleónica (que fueron en su época propiedad del Libertador Simón Bolívar, el venezolano nacido en América Latina héroe de la independencia del siglo decimonono) en una subasta en Nueva York, por 1,6 millones de dólares. Se informó más tarde que planeaba donar las pistolas al gobierno venezolano, pero Ruperti lo negó en una entrevista con el Wall Street Journal, diciendo que las dejaría a sus hijos. El 24 de julio de 2012 en el marco de la celebración del natalicio del Libertador Simón Bolívar, dicho rumor se confirma ya que el presidente Chávez en cadena nacional muestra el mencionado armamento, afirmando que Ruperti hizo la donación.[15]

Relación con Anastasia Mazzone[editar]

Desde 2010 es de conocimiento público que Wilmer Ruperti y la actriz de telenovelas venezolana, Anastasia Mazzone, comenzaron una relación sentimental, tras lo cual se anunció que ella y el magnate, estaban a la espera de un hijo. Ello a su vez fue sucedido por la confirmación de que la pareja estaba preparando su matrimonio, que se efectuó el 22 de mayo de 2010 en Miami.[16] La boda contó con Gloria y Emilio Estefan como padrinos,[17] además, a ella también asistió el reconocido músico Willie Colón[18] e incluía a Hugo Rafael Chávez Frías en la lista de invitados, aunque al final no pudo asistir.[19]

La relación entre el magnate y la reconocida actriz, que alcanzó la fama por la telenovela la Vida Entera, resultó ser una fuente constante de interés para los tabloides, principalmente debido al reciente rompimiento entre la actriz y el escritor Leonardo Padrón, quien fuese guionista de la mencionada novela y uno de los principales impulsores de la carrera de Mazzone. A esto se sumó el nombramiento de la actriz como Directora del Canal I, cargo que viene detentando desde el 2010.

El 17 de noviembre de 2011, Anastasia Mazzone dio a luz a una niña, que fue nombrada María Josefina, siendo anunciado al público su nacimiento dos días después.

Otras Páginas[editar]

Notas y Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]