Vuelo 4101 de PauknAir

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vuelo 4101 de PauknAir
Air Dolomiti B463 I-ADJF.jpg
Avión similar al siniestrado
Fecha 25 de septiembre de 1998
Causa Mala visibilidad/Descenso por debajo de altitud mínima requerida (CFIT, vuelo controlado contra el terreno)
Lugar Boumahfouda (Marruecos)
Origen Aeropuerto de Málaga
Destino Aeropuerto de Melilla
Fallecidos 38
Heridos 0
Implicado
Tipo BAe-146
Operador PauknAir
Registro EC-GEO
Pasajeros 34
Tripulación 4
Supervivientes 0
[editar datos en Wikidata ]

El vuelo 4101 de PauknAir fue un vuelo siniestrado en Boumahfouda (Marruecos), el 25 de septiembre de 1998. Había despegado de Málaga a tempranas horas de la mañana con destino Melilla, pero sufrió un accidente a pocos kilómetros de su destino.

Este fue el segundo accidente aéreo en la zona del cabo Tres Forcas. El 15 de junio de 1944, nueve británicos habían fallecido en un accidente del hidroavión en el que viajaban.

La aerolínea y el aparato[editar]

La entrada en servicio de PauknAir, con BAe-146, supuso una enorme mejora en el transporte aéreo de Melilla. Esa mejora, se debió principalmente a un número mayor de pasajeros (unos 100 pasajeros), en vez al del resto de compañías (unos 50). También, una mayor rapidez, pues la ruta duraba 45 minutos con las otras compañías, y con la entrada del BAe-146, duraba solo 25 minutos.

En aquel tiempo, en el aeropuerto de Melilla operaban dos compañías: PauknAir y Binter Mediterráneo, que utilizaba CN-235. El avión siniestrado, había realizado su primer vuelo el 2 de junio de 1983, es decir, el avión tenía 15 años en el momento del accidente.

Su primera aerolínea había sido Dan-Air, que tras un servicio de 12 años, lo vendió a PauknAir. Junto a otro BAe-146, formaba la flota de PauknAir. Generalmente, ese modelo realizaba las rutas con Málaga, y el otro, con el resto de destinos.

Según informó la aerolínea tras el accidente, el avión acababa de regresar de un profunda revisión en la factoría de British Aerospace, en la que no se detectó ningún fallo.

El piloto era Diego Clavero Muñoz, varón de 39 años natural de Córdoba. Llevaba 378 horas con el BAe-146, y había aterrizado en el aeropuerto de Melilla más de 500 veces. Era su último vuelo con la aerolínea PauknAir, pues iba a trabajar para otra aerolínea. Antes, había trabajado para SEUR, realizando la ruta Madrid-Ibiza.

Despegue y vuelo[editar]

El aparato despegó de la pista 14 del aeropuerto de Málaga a las 8:23 horas. A bordo llevaba 34 pasajeros, lo que suponía menos de la mitad del pasaje permitido. Entre el pasaje se podían encontrar turistas, melillenses que volvían de la Península por cualquier razón, trabajadores y empresarios.

Antes de despegar, el piloto se comunicó con el comandante del otro avión de PauknAir, que realizaba el vuelo entre Madrid y Melilla como vuelo 4800. El vuelo transcurrió con normalidad, sin ningún contratiempo y con las condiciones meteorológicas normales a esas horas de la mañana.

Accidente[editar]

El descenso hacia Melilla comenzó a las 6:41 hora de Marruecos, dos horas más en Melilla (España). En esa zona del cabo Tres Forcas, la poca visibilidad es frecuente, pues las nubes se acumulan entre los valles formados por las empinadas montañas del cabo.

En las últimas comunicaciones del piloto con el controlador de Nador, el piloto se quejaba de la niebla. Una de sus últimas palabras fue::

- ..veo nada

A las 6:49, se oye en la cabina dos señales de "terrain", que indica que se está muy cerca de tierra. A las 6:52, los mensajes del controlador no son respondidos. Más de media hora después, el controlador marroquí autoriza a un avión militar español, que estaba en el aeropuerto de Melilla, a entrar en Marruecos y localizar al avión. Pocos minutos después informa de la existencia de la visión de una columna de humo desde tierra.

El cabo Ortegal, presenta muchas similitudes con el lugar del accidente.

Tras largos trámites, obstaculizados por Marruecos, los servicios de emergencia de la ciudad de Melilla se adentran en territorio marroquí, al que se le añaden, más tarde, los servicios de emergencia marroquíes y la policía de Marruecos. También se adentraron, por primera vez en más de 40 años, vehículos militares españoles en territorio marroquí. En torno a las 10:00 hora local (12:00 en Melilla), se confirma el desastre.

Tras el golpe, el combustible derramado sobre los motores calientes, produjo un incendio, que puso a los servicios de emergencia melillenses más difícil la recuperación de los cadáveres.

Repatriación y autopsia de los cuerpos[editar]

A última hora de la tarde, todos los cadáveres habían sido recuperados y repatriados, siendo llevados a la lonja de Melilla. El día 30 de septiembre, ya se habían identificado todos los cadáveres. Según los informes, todos murieron por un politraumatismo, producido por el golpe.

Causas[editar]

Las principales causas fueron:

  • La poca visibilidad de la zona;
  • Descenso del avión a una altitud, por debajo de la mínima requerida.

Según los informes, también influyeron:

  • La presencia en la cabina de una pasajera;
  • Un estado despreocupado de la tripulación ante la situación.

Funerales[editar]

A los funerales de las víctimas, acudieron los Duques de Lugo; doña Elena de Borbón y Grecia y Jaime de Marichalar, además de los representante de las cuatro religiones que conviven en Melilla (cristianos, musulmanes, judíos e hindúes). No asistió ningún representante del Reino de Marruecos, donde se había producido el siniestro.

Causas en la aerolínea[editar]

Tras la pérdida de este avión, la flota de PauknAir se redujo a un avión, insuficientes para cubrir todas las rutas a lo que se le añadió la falta de apoyo institucional del gobierno local de Melilla. Estos factores, fueron principalmente, las causas del fin de PauknAir, una aerolínea que pasó al recuerdo.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]