Vitaminas del grupo B

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Vitamina B»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Las vitaminas del grupo B forman un grupo de vitaminas relacionadas con el metabolismo. Al principio se creía que sólo era una vitamina, pero luego se descubrió que eran varias, con funciones parecidas.

Son hidrosolubles, por lo que se pueden perder en el agua de cocción y, en caso de tomarse en exceso, se eliminan por la orina (hasta cierto límite).

Las siguientes son las vitaminas del grupo B aceptadas:

Las siguientes sustancias, que no son necesarias para la vida humana,[cita requerida] se han incluido también dentro del grupo B, aunque en realidad no son vitaminas:[cita requerida]

  • Vitamina B-4 (adenina)
  • Vitamina B7 (biotina), más comúnmente conocida como vitamina I
  • Vitamina B10, también llamada vitamina R (ácido pteroilmonoglutámico mezclado con otras vitaminas del grupo B)
  • Vitamina B11, también llamada vitamina S
  • Vitamina B13 (ácido orótico)
  • Vitamina B14, una mezcla de vitaminas B-10 y B-11
  • Vitamina B15 (ácido pangámico)
  • Vitamina B-16
  • Vitamina B-17 (amigdalina)
  • Vitamina B-22, comúnmente llevada como un ingrediente del Aloe vera
  • Vitamina B-c, otro nombre para la vitamina B-9 (ácido fólico)
  • Vitamina B-h (inositol)
  • Vitamina B-t (L-carnitina)
  • Vitamina B-w, otro nombre para la vitamina B-7
  • Vitamina Bx (ácido 4-aminobenzoico) o vitamina B10 bacteriana, también llamada PABA (por las siglas en inglés de Para-Amino-Benzoic Acid, ‘ácido para-aminobenzoico’)

Vitaminas del grupo B aceptadas[editar]

La vitamina B1 o tiamina
Es fundamental para el proceso de transformación de azúcares y cumple una importante labor en la conducción de los impulsos nerviosos y en el metabolismo del oxígeno. Se encuentra en la levadura de cerveza, el germen de trigo, la carne de cerdo, el hígado y los riñones, el pescado, el pan integral, las alubias cocidas, la leche y sus derivados, principalmente.
La vitamina B2 o riboflavina
Por su parte, es una pieza clave en la transformación de los alimentos en energía, ya que favorece la absorción de las proteínas, las grasas y los carbohidratos. Esta vitamina se encuentra en su estado natural en la levadura seca, el hígado, los quesos, los huevos, las setas, el yogur, la leche, la carne, el pescado, los cereales, el pan integral y las verduras cocidas.
La ausencia de la B2 puede ocasionar anemia, trastornos del hígado, conjuntivitis, sequedad, dermatitis de la piel y mucosas, además de úlceras en la boca. Para obtener mejores resultados se recomienda no mezclarla con ácido bórico, penicilina, etc.
La vitamina B3 o niacina
La vitamina B3, niacina o ácido nicotínico, con fórmula química C6H5NO2 es una vitamina hidrosoluble cuyos derivados, NADH y NAD+, y NADPH y NADP+, tienen un papel esencial en el metabolismo energético de la célula y de la reparación de ADN.[1] El término vitamina B3 también incluye a la correspondiente amida, la nicotinamida, o niacinamida, con fórmula química C6H6N2O. Dentro de las funciones de la niacina se incluyen retirada de productos tóxicos del cuerpo y su participación en la producción de hormonas esteroideas, sintetizadas por la glándula adrenal, tales como las hormonas sexuales y las hormonas relacionadas con el estrés.
La vitamina B5 o ácido pantoténico
La vitamina B5 o ácido pantoténico es una vitamina hidrosoluble requerida para mantener la vida (nutriente esencial). El ácido pantoténico es necesitado para formar la coenzima A (CoA) y se considera esencial para el metabolismo y la síntesis de carbohidratos, proteínas y grasas. Su estructura química es una amida entre D-pantotenato y beta-alanina. Su nombre deriva del griego pantothen, que significa ‘de todas partes’, y se encuentran pequeñas cantidades de ácido pantoténico en casi todos los alimentos. Hay altas cantidades en cereales de grano completo, legumbres, levaduras de cerveza, jalea real, huevos y carne. Se encuentra habitualmente como un análogo de alcohol, la provitamina pantenol, y como pantotenato de calcio.
La vitamina B6 o piridoxina
Su papel en el crecimiento, conservación y reproducción de todas las células del organismo es importantísimo. La aportan la levadura seca, el germen de trigo, el hígado, los riñones, la carne, el pescado, las legumbres, los huevos, la coliflor, los plátanos, las judías verdes y el pan integral.
Bajos niveles de esta vitamina producen inflamaciones en la piel tales como la pelagra, sequedad o eccemas, además de anemia, diarrea y hasta demencia. La B6 se utiliza con mucho éxito en mujeres menopáusicas, dado que alivia los síntomas de este período.
La vitamina B8 o biotina
La biotina (del griego bios, ‘vida’), vitamina H o vitamina B8 y a veces también llamada vitamina B7, es una vitamina estable al calor, soluble en agua y alcohol y susceptible a la oxidación que interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, grasas, aminoácidos y purinas.
La vitamina B9 o ácido fólico
Resulta indispensable para el sistema nervioso, pues que afecta positivamente a su crecimiento y funcionamiento, así como también en el de la médula ósea; además, favorece la regeneración de las células. La B9 se encuentra en las espinacas, los berros, las frutas, la zanahoria, el pepino, el hígado, los riñones, el queso, los huevos, la carne y el pescado.
Su carencia provoca cansancio, insomnio e inapetencia y, en las mujeres embarazadas, puede traer como consecuencia malformaciones en el feto.
La vitamina B12
Desempeña un papel muy importante en el crecimiento, contribuye al normal desarrollo del sistema nervioso, es indispensable para la médula ósea, la síntesis de glóbulos rojos y el correcto funcionamiento del tracto gastrointestinal. Se encuentra en los huevos, los derivados de la leche, el hígado, los riñones, el pescado y las carnes.

Véase también[editar]