Virginio Arias

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Virginio Arias

Virginio Arias Cruz (Ranquil, Provincia de Ñuble, 8 de diciembre de 1855 - Santiago, 17 de enero de 1941) fue un célebre escultor chileno.

Biografía[editar]

Estatua al Roto chileno.

Sus padres fueron Fernando Arias y Lorenza Cruz.[1] Muy humilde, se dedicó primero al trabajo en el campo. Su posterior formación artística la realizó en la ciudad de Concepción, a los 12 años como aprendiz del escultor Tomás Chávez.

A los 19 años de edad, se destaca como uno de los alumnos más sobresalientes del maestro Nicanor Plaza, quien lo llevaría a París en 1875. Al año siguiente, Virginio Arias era alumno de la Academia de Bellas Artes de esa ciudad, donde se radicó hasta 1890.

Tuvo un breve retorno a Chile, en 1890, en donde recibió varias distinciones. En 1895 el gobierno chileno lo nombró Encargado para hacer un estudio en Europa sobre la organización de la Escuela de Bellas Artes. En 1900, regresa al país, asumiendo como Director de dicha Escuela. Durante sus más de diez años como Director, desarrolló una efectiva tarea en la formación de artistas, entre los que destacan Román, Perotti y Rodig. En 1911, el Gobierno nuevamente lo comisiona a Europa, regresando en los años 30. Entre 1938 y 1940 fue Miembro Honorario de la Sociedad de Bellas Artes de Chile.

Contemporáneo del conflicto que enfrentó a Chile contra Perú y Bolivia (Guerra del Pacífico), estuvo fuertemente inspirado en las campañas de esa guerra, realizando obras que tienden a la monumentalidad, debido, también, a cierta influencia romántica que sintió en Francia. Su obra más famosa de este tipo, es la denominada "El roto chileno" ubicada en la Plaza Yungay de Santiago y en la plaza central de su natal comuna Ránquil, Octava Región (llamada originalmente "Un héroe del Pacífico"), la cual ganó el concurso del Salón de París en 1882.

Otras de sus obras famosas son el "Monumento al General Baquedano", ubicada también en Santiago, en la plaza homónima, y “La araucana”, obra de gran belleza y que muestra a una representante de los ancestros chilenos.

Pero su creación más trascendente es "El Descendimiento", mármol que se halla en el Museo Nacional de Bellas Artes. Con esa obra obtuvo, en 1887, su tercera medalla de oro en el Salón de París. Esta obra representa el instante en que Cristo yaciente, recién descolgado de la cruz, es sostenido por dos personajes y atrás, su madre, la Virgen, lo atiende con esmero. A sus pies, María Magdalena, aferrada a ellos, denota un gesto de gran devoción.

A su gestión se debe la ubicación de la Escuela de Bellas Artes en el edificio que hoy pertenece al Museo de Arte Contemporáneo y la creación de una sección de Arte Aplicado. Recibió innumerables premio tanto en Chile como en el extranjero, y varias de sus obras ocupan plazas y otros sitios públicos chilenos.

A pesar de sufrir de ceguera, durante los últimos años de su vida, continuó esculpiendo ayudado sólo de su tacto. Virginio Arias murió en Santiago el 17 de enero de 1941, en la miseria más absoluta.

Galería[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]