Videoescándalos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Videoescándalo es el término con el que se conocen los videos caseros difundidos en México entre 2004 y 2005 en donde integrantes de varios partidos políticos mexicanos fueron videograbados recibiendo favores monetarios.

El niño verde[editar]

Jorge Emilio González Martínez, presidente nacional del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) fue el primer político que ha enfrentado serias acusaciones de corrupción cuyo punto culminante fue el video presentado en 2004 en el cual se le veía negociando un permiso municipal en Cancún para una construcción en zona de reserva ecológica a cambio de 2 millones de dólares. El declaró que el video fue sacado de contexto, toda vez que el video no fue presentado en completo, siendo el final del mencionado video la negativa de él a participar en un acto ilícito, siendo entonces un video editado y presentado para acusarlo de algo que en realidad el buscaba evitar, sin embargo ante la opinión pública no ha logrado el mejoramiento de su imagen.

PRD[editar]

Carlos Salinas.jpg
Diego Fernandez de Cevallos.jpg
Carlos Salinas (a la izquierda) y Diego Fernandez de Cevallos (derecha) fueron señalados por el Jefe de Gobierno del DF y otros personajes, como los supuestos responsables de haber planeado los controversiales Videoescándalos para "destruirlo políticamente", tiempo después, Carlos Ahumada aparentemente lo confirmaría.

En 2004 el diputado panista Federico Döring filtró en el noticiero televisivo El Mañanero el video que levantaría un escándalo político al mostrar al perredista René Bejarano en ese momento Presidente de la Asamblea Legislativa, recibiendo 45 mil dólares[1] del empresario argentino Carlos Ahumada.

A principios de 2004, el PRD sufrió una nueva debacle. En unos vídeos filtrados a la opinión pública se involucraba a personajes del partido y al Secretario de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal en presuntos actos de corrupción, que desataron un escándalo político en el país. La presidenta del partido, Rosario Robles, tuvo que dejar su cargo tras acusaciones de desfalcos y presunta vinculación con personajes corruptos.

El primer vídeo exhibido en televisión abierta mostraba a Gustavo Ponce Meléndez, Secretario de Finanzas del Distrito Federal, apostando en un casino de Las Vegas, Estados Unidos. Ponce escapó esa misma noche. Posteriormente, la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal reveló que el ex funcionario era investigado por lavado de dinero.

Unos días después, en el noticiero mexicano El Mañanero, conducido por el payaso Brozo (una caracterización del presentador de noticias y actor Víctor Trujillo), se mostró un video donde René Bejarano, diputado de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y antiguo colaborador de López Obrador, recibía grandes sumas de dinero del empresario argentino Carlos Ahumada. Bejarano señaló poco después que el dinero había sido entregado a la entonces presidenta del partido, Rosario Robles. Una parte del partido criticó duramente a Robles y la hizo responsable de financiar las campañas políticas con dinero de Ahumada.

En otros videos se mostró al delegado de Tlalpan (una demarcación dentro del Distrito Federal), Carlos Ímaz, también recibiendo dinero de manos de Carlos Ahumada. Rosario Robles también fue señalada como responsable. Posteriormente, nuevamente Bejarano salió en otro video, negociando con Ahumada la asignación de puestos públicos en la delegación Álvaro Obregón.

Los escándalos repercutieron en la precipitada renuncia de Robles al partido. René Bejarano y otros funcionarios involucrados hubieron de enfrentarse a la expulsión del partido y a procesos legales. El presidente sustituto del partido, Leoney Godoy Rangel, tuvo que pedir disculpas públicamente a la ciudadanía.

El gobierno del Distrito Federal se vio inmerso en el escándalo. El gobernante de la ciudad, Andrés Manuel López Obrador, condenó los hechos y los relacionó con una embestida política en su contra, orquestada por el ex presidente Carlos Salinas de Gortari (quien según López Obrador continúa con el control del PRI), Diego Fernández de Cevallos y la propia presidencia de la República, con el objetivo de reducir su popularidad.

Carlos Ahumada, al ser detenido, declaró que las grabaciones en su oficina particular fueron planeadas cuando llegó a un acuerdo con el senador Diego Fernández de Cevallos y el ex Presidente Carlos Salinas de Gortari, para dar a conocer los videos de corrupción por televisión y conseguir protección por la acusación de fraude de 31 millones de dólares y ampliar sus negocios en otras partes de la República. [2] [3] [4] [5]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Redacción. Implican a Bejarano en acto de corrupción. El Universal, disponible en línea en: http://www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/noticia.html?id_nota=207921&tabla=notas
  2. [1]
  3. [2]
  4. [3]
  5. [4]

Enlaces externos[editar]