Un día de furia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Falling Down
Título Un día de furia
Ficha técnica
Dirección
Producción Timothy Harris
Arnold Kopelson
Herschel Weingrod
Guion Ebbe Roe Smith
Música James Newton Howard
Fotografía Andrzej Bartkowiak
Montaje Paul Hirsch
Protagonistas Michael Douglas
Robert Duvall
Barbara Hershey
Rachel Ticotin
Frederic Forrest
Tuesday Weld
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Francia
Reino Unido
Año 1993
Género Acción
Duración 112 minutos
Clasificación Bandera de los Estados Unidos R
Bandera de Argentina +16
Bandera de España +18
Bandera de Chile +14
Bandera de México B15
Bandera de Brasil +16
Bandera del Perú +14
Bandera de Portugal M/16
Bandera de Colombia +15
Bandera de Suecia +15
Bandera de Australia M
Idioma(s) Inglés
Compañías
Productora Alcor Films
Distribución Warner Bros.
Presupuesto $25 millones
Ficha en IMDb

Un día de furia (Falling Down es su título original) es una película sobre la tensión y la frustración que genera en muchas personas la vida moderna en las grandes ciudades. El personaje protagonista del filme decide enfrentarse a las adversidades, y lo hace de forma violenta. Otras muchas personas en la vida real quisieran enfrentarse también, aunque de forma menos violenta, pero no lo hacen por civismo, y a cambio sufren estrés y otros males resultantes de la tensión. La cinta participó en la selección oficial del Festival de Cannes de 1993.

Argumento[editar]

William Foster (Michael Douglas), un empleado de una importante firma de defensa, padece un desequilibrio mental que en circunstancias normales no se manifiesta. Hoy es el cumpleaños de su hija y quiere ir a visitarla a casa de su ex esposa Beth (Barbara Hershey), de la que se divorció. Ella le ha dicho que no vaya, pero él quiere ir de todas formas. Se pone nervioso cuando queda atrapado en un atasco de tráfico. Abandona el coche y sigue a pie por Los Ángeles hacia la casa de su ex mujer. En el camino entra en una tienda por cambio para llamarla pero la actitud del dependiente y el alto precio de los productos hace que le plante cara al mismo para hacerle entrar en razón, su ira estalla cuando el dependiente le saca un bate de béisbol. Continua su camino enfrentándose a diversas situaciones del día a día del ciudadano corriente, que hacen que su tensión vaya en aumento. La historia de Foster se verá atada a la de un policía llamado Prendergast (Robert Duvall), del departamento de robos al tener consecuencias en su vida las acciones de Foster (su coche se encuentra un poco más atrás del de Foster en la carretera, el dependiente de la tienda acude a Prendergast, etc.). Aún siendo su último día y no ser del departamento que se encarga de ese caso, decide investigarlo, ya que nadie parece le presta atención cuando dice lo que sabe.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]