Tratado de Aquisgrán (1748)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El segundo Tratado de Aquisgrán, firmado en 1748, puso fin a la Guerra de Sucesión Austríaca iniciada en 1740. Las negociaciones comenzaron en Aquisgrán (entonces una ciudad imperial libre dentro del Sacro Imperio Romano Germánico) el 24 de abril y el acuerdo se suscribió finalmente el 18 de octubre. Los principales negociadores fueron Gran Bretaña y Francia, quienes habían dirigido los dos bandos enfrentados en la guerra, y las Provincias Unidas de los Países Bajos.

Cláusulas del tratado[editar]

  1. La mayoría de las conquistas realizadas durante la contienda fueron restituidas a sus dueños originales. El gobierno francés se comprometió a evacuar los Países Bajos Austríacos y algunas plazas holandesas que había ocupado durante la contienda, además de devolver Madrás, en la India, a los británicos. Éstos, por su parte, devolvieron la fortaleza de Louisburg (Cabo Bretón, Canadá) a los franceses.
  2. La Emperatriz María Teresa I de Austria cedió los ducados de Parma, Piacenza y Guastalla, en el norte de Italia, a Felipe, hijo del rey Felipe V de España e Isabel de Farnesio. Otros territorios del oeste de Lombardía fueron entregados al rey Carlos Manuel III de Saboya y Cerdeña.
  3. Las fronteras del Ducado de Módena y la República de Génova fueron restauradas en su trazado original.
  4. España revalidó con Gran Bretaña el Derecho de Asiento y el permiso a este país para enviar un barco mercante al año a las colonias españolas en América. Ambos puntos habían sido acordados previamente el 16 de marzo de 1713 en el Tratado de Utrecht.

Significación[editar]

La mayor parte del tratado se limitó a estipular una vuelta al statu quo ante bellum. Aunque aseguró la paz en Italia (algo a lo que también contribuyó la llegada al trono español de Fernando VI, mucho menos interesado en recuperar la antigua Italia española que su padre), el tratado no terminó con la rivalidad entre Francia y Gran Bretaña en la India y América del Norte, que volvería a estallar en la Guerra de los siete años (1756-1763).

El tratado creó un especial descontento en Francia, donde se había dado por sentado que los Países Bajos Austriacos serían anexionados al país después de haber sido conquistados en una brillante campaña militar dirigida por el conde Mauricio de Sajonia. Su restitución a la Corona Austríaca dio lugar a la popularización del dicho bête comme la paix ("estúpido como la paz") en las calles de París.

Por su parte, España y Gran Bretaña llegaron a un nuevo acuerdo en Madrid el 5 de octubre de 1750, que eliminó el Derecho de Asiento a cambio de una indemnización de 100.000 libras.

Enlaces externos[editar]