Trainera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Panorámica de una trainera de competición durante una regata en la bahía de Santander (Cantabria), a comienzos del siglo XX.
Trainera de pescadores surcando la bahía de Santander, en Cantabria, a comienzos del siglo XX.
Trainera San José XII de Astillero celebrando una victoria en Santander. Desde los años 90 del siglo XX las embarcaciones y remos de fibra de carbono han sustituido a la madera en la alta competición.[1]
¡Jesús y adentro!, pintura de finales del siglo XIX de Fernando Pérez del Camino representando una trainera de pescadores santanderinos intentado ganar el puerto durante un temporal en el mar Cantábrico.
Una trainera en el puerto de Castro Urdiales, en Cantabria.
Remeros del Club de Remo Valle de Camargo en una regata.

Una trainera es, originalmente, una embarcación propia de la costa cantábrica, impulsada a remo y a veces a vela, antiguamente dedicada a la pesca, pero hoy día al deporte de regatas. De líneas finas, proa alzada y popa redonda, resiste muy bien las olas del mar Cantábrico.

Su nombre puede derivar de la palabra "traína", que es una red de malla muy tupida utilizada para las capturas, sobre todo, de anchoa y sardina.

Características[editar]

Las traineras son un claro ejemplo de cómo el uso de un instrumento de trabajo va desapareciendo con el paso del tiempo, dando lugar a la competición y al juego, pasando a ser hoy en día una embarcación deportiva de remo de banco fijo con una estricta reglamentación en cuanto a peso, dimensiones, etc.

El proceso de fabricación lleva al menos un mes o mes y medio. Se realiza un plano a escala de la embarcación, basándose en unas medidas estándar de 12 m de eslora, 95 cm de proa, 75 cm de popa y 60,5 cm de puntal. El peso total de la embarcación incluyendo tolete, bancada y toletera tiene que ser de 200 kg.

El material utilizado durante años era la madera en su totalidad, de cedro y haya. Actualmente, el material usado es la fibra de carbono y el kevlar para realizar embarcaciones con técnicas de aeronáutica, similares a las aplicadas en la construcción del fuselaje del avión Airbus 380.[1]

La embarcación es de una pieza y tiene más resistencia que anteriormente. La vida de una embarcación en un club importante suele ser dos o tres años. Una trainera, en el año 2008, tenía un precio aproximado de 25.000 euros.[1] Los remos, como las embarcaciones, eran de madera aunque igual que la trainera han evolucionado hasta la fibra de carbono.

En la actualidad, una tripulación de trainera está compuesta por 13 remeros más un patrón. Los remeros están distribuidos en seis filas de 2 remeros más el remero de proa, que va solo en su bancada anterior. En cada bancada, excepto en proa, un remero rema por babor y otro por estribor, haciéndolo «de espaldas», es decir, mirando hacia popa. El patrón, que comúnmente va de pie en la popa mirando a proa, es el que dirige la embarcación con el timón.

Únicamente participan en las regatas de traineras clubes representantes de toda la costa norte cantábrica: Galicia, Principado de Asturias, Cantabria, País Vasco y País Vasco Francés; y aparte del correspondiente premio en metálico de cada regata, al club ganador tradicionalmente se le otorga una bandera de la localidad que acoge la competición o del patrocinador de la misma.

Regatas destacadas[editar]

Actualmente el calendario consta de:

Entre todas ellas destacan las tres más antiguas del calendario: Bandera de Santander, Gran Premio del Nervión y la Bandera de la Concha. Estas tres regatas, debido a su ubicación (las tres capitales de provincia, Santander, Bilbao y San Sebastián), han sido históricamente las mejores y más famosas.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]