Traición

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Técnicamente, es traición renegar con dichos o acciones (sean éstas voluntarias o involuntarias), un compromiso de lealtad hacia una idea, asociación, o grupo de pertenencia.

Familiarmente, la traición consiste en defraudar a familia, amigos, grupo étnico, religión, u otro grupo al cual pueda pertenecerse, haciendo lo contrario a lo que los otros esperan. A menudo, cuando se acusa de traidor, tales acusaciones son controvertidas y disputadas, cuando la persona no puede identificarse con el grupo del cual es miembro, o de lo contrario está en desacuerdo con los líderes del grupo que hacen el cargo.

Dimensión jurídica[editar]

En términos legales, la traición consiste en una conducta desleal hacia la nación. Cada estado determina taxativamente para sí los actos que implican el crimen de traición, algunos de los más tipificados son:

  • Sublevarse o incitar a otros a sublevarse contra la autoridad del Estado.
  • Conspirar contra el gobierno, intento de golpe de Estado.
  • Asesinato o intento de asesinato de altas autoridades del Estado.
  • Pensar o difundir ideas contrarias al orden establecido por el Estado.
  • Terrorismo.
  • Colaborar o asociarse con Estados declarados "si gratos" o enemigos de la nación.
  • Cooperar o colaborar con otras naciones durante período de estado de guerra.

España[editar]

En el Derecho español, el Código Penal recoge los delitos de traición en el Capítulo I del Título XXIII (arts. 581 a 588).

Perú[editar]

La tipificación del delito de "traición a la patria" en Perú ha dado pie a polémicas,[1] como la suscitada por el hecho de que extranjeros (por ejemplo estadounidenses, panameños[2] y chilenos) miembros del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru fueran en su momento procesados bajo esa figura legal. Algunos de esos casos, en que se impusieron incluso penas de cadena perpetua, fueron revertidos por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.[3]

Dimensión política[editar]

Políticamente, el término "traidor" ha sido usado como un epíteto entre disidentes de un mismo partido o entre miembros de distintos partidos para anular el capital político ajeno. También se recurre, de forma más genérica, a calificar de traidores a funcionarios en el poder que son percibidos como incumplidores de los deberes públicos prescritos por el Estado, con independencia de que se pueda verificar o probar alguna acción traicionera.

En una guerra civil o insurrección, los ganadores pueden juzgar a los perdedores como traidores. De hecho, en la práctica, una de las condiciones para enfrentarse a un juicio por traición es encontrarse en el bando perdedor. Por ejemplo: Bruto, Quisling, Petain o Sadam Hussein hubieran sido homenajeados como héroes si hubiesen vencido y Gunga Din, Bolívar, Stephen F. Austin o La Malinche habrían sido ajusticiados con el cargo probado de traición, si hubiesen pertenecido al bando derrotado.

En ciertos casos, como en la leyenda de la puñalada por la espalda o "Dolchstoßlegende", la acusación de traición hacia amplios sectores de la sociedad constituyó un mensaje político unificador para el grupo que la sostenía y la criminalización de quienes la padecieron, los judíos e izquierdistas.

Ejemplos[editar]

Personajes ficticios[editar]

Algunas figuras, cuyos nombres se han convertido en sinónimos de traición, son:

Miscelánea[editar]

En la obra de Dante Alighieri, La Divina Comedia la traición es el máximo pecado que se pueda cometer y amerita la peor de las condenas, ser devorados por el mismo Demonio siendo Judas, Bruto y Casio destrozados y comidos literalmente por Satan.

Referencias[editar]

  1. El turismo del Terror. Caretas, nº 1394.
  2. Ratifican cadena perpetua a estadounidense y 30 años a panameño. La Nación, Domingo 17 de marzo, 1996, San José, Costa Rica.
  3. Chilenos del MRTA detenidos en Perú pedirán su libertad a la OEA. Emol, Jueves, 25 de noviembre de 2004, 08:57 (agencias).

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]