Timo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Timo
Gray1178.png
Timo de un feto en su etapa final.
Latín [TA]: thymus
TA A13.1.02.001
TH H3.10.02.0.02001
Sistema Linfático
Enlaces externos
Gray Tema #274 1273
MeSH Thymus+gland
[editar datos en Wikidata ]

El timo es un órgano del sistema linfático, responsable de la maduración de los córtex profundo (o paracorteza) y médula, tiñéndose el córtex superficial de color oscuro, y la médula de color claro tras realizar una tinción. La corteza se compone de linfocitos estrechamente apiñados, células epiteliales denominadas epiteliales reticulares que rodean a grupos de linfocitos, y macrófagos. La médula contiene, ante todo, células epiteliales reticulares, además de linfocitos muy dispersos. En la médula los asterístos corpúsculos del Thymus (o de Hassall), que son capas gruesas concéntricas de células epiteliales reticulares aplanadas y llenas de gránulos de queratohialina y queratina.

Su estructura se origina de la tercera bolsa branquial en el feto, que aparece completamente desarrollada en el tercer mes de gestación (de 12 a 15 g), y continúa creciendo hasta la pubertad donde alcanza su máximo crecimiento (entre 30 y 40 g). Luego involuciona atrofiándose de forma progresiva y constante, produciéndose el reemplazo del tejido tímico con tejido adiposo y conectivo areolar y alcanzando, en la edad adulta, unos 10 o 15 g, siendo sustituido buena parte de él por tejido adiposo.

Funciones[editar]

El timo ejerce una clara influencia sobre el desarrollo y maduración del sistema linfático y en la respuesta inmunitaria defensiva de nuestro organismo. También puede influir en el desarrollo de las glándulas sexuales. El timo es un órgano linfoide primario en el cual tiene lugar la diferenciación de los linfocitos indiferenciados (linfoblastos T) que salieron de la médula ósea; ingresan en el timo y van colonizando diferentes zonas del mismo, al tiempo que maduran y se diferencian. La primera área colonizada es el córtex superficial. De ésta pasan al córtex profundo y finalmente a la médula del timo. A lo largo de este recorrido, los linfoblastos T adquieren los receptores antigénicos específicos y aprenden a no atacar a los antígenos propios del individuo (autoantígenos), convirtiéndose en linfocitos T maduros.

También puede considerarse como un órgano del sistema endocrino y por tanto una glándula endocrina, ya que secreta hormonas y otros factores solubles, que además de controlar la producción y maduración de los linfocitos T en el timo, regulan la actividad y las interacciones de las células T en los tejidos periféricos. Se conocen tres polipéptidos, con características hormonales, secretados de este órgano, que son la timolina, la timopoyetina y la timosina.[cita requerida]

Historia[editar]

El timo era conocido por los antiguos griegos, y su nombre proviene de la palabra griega θύμος (thymos), que significa corazón, alma, deseo, vida — posiblemente a causa de su ubicación en el pecho, cerca de donde se sienten en forma subjetiva las emociones; o en forma alternativa su nombre proviene de la hierba thymus (tomillo) (en griego θυμάρι), que se transformó en el nombre de una "excreción informe", posiblemente por su parecido con un manojo de tomillo.[1] [2]

Galeno fue el primero en darse cuenta que el tamaño del órgano cambiaba a lo largo de la vida de una persona.[3]

A causa de la gran cantidad de linfocitos apoptoticos, inicialmente el timo era considerado una "tumba de linfocitos", sin una importancia funcional. La importancia del timo en el sistema inmune fue descubierta en 1961 por Jacques Miller, al extraer mediante una cirugía el timo de un ratón que tenía tres días de edad, y observar la deficiencia que sufrió posteriormente su contaje de linfocitos, que luego fueron denominados células T, en referencias al órgano de donde provenían.[4] [5] Recientemente, estudios en la immunología han permitido comprender en detalle cual es la función que cumple el timo en la maduración de las células.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Online Etymology Dictionary
  2. Liddell Scott Greek-English Lexicon
  3. Nishino M, Ashiku SK, Kocher ON, Thurer RL, Boiselle PM, Hatabu H (2006). «The thymus: a comprehensive review». Radiographics 26 (2):  pp. 335–48. doi:10.1148/rg.262045213. PMID 16549602. http://radiographics.rsnajnls.org/cgi/content/full/26/2/335. 
  4. Miller JF (2002). «The discovery of thymus function and of thymus-derived lymphocytes». Immunol. Rev. 185:  pp. 7–14. doi:10.1034/j.1600-065X.2002.18502.x. PMID 12190917. 
  5. Miller JF (2004). «Events that led to the discovery of T-cell development and function--a personal recollection». Tissue Antigens 63 (6):  pp. 509–17. doi:10.1111/j.0001-2815.2004.00255.x. PMID 15140026. 

Enlaces externos[editar]