Tepito

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Puestos ambulantes de piratería de CD en Tepito.

Tepito es uno de los barrios más antiguos de la Ciudad de México, ubicado en la delegación Cuauhtémoc. Su ubicación exacta es Iniciando por Av. del trabajo a la altura de Constancia hasta Eje 1 Norte (Héroes de Granaditas), de Constancia a la altura de Av. del Trabajo hasta llegar a Av. Peralvillo, de Av. Peralvillo hasta llegar a Eje 1 Norte (Rayón); al pertenecer Tepito a la Colonia Morelos y el incremento del comercio a diferentes calles del centro histórico, cercanas al barrio de Tepito hace que su demarcación sea constantemente confundida.

Historia[editar]

El origen de Tepito se remonta a la fundación de México con el surgimiento de islotes y solares nativos fundacionales. Su nombre se fue conformando fonéticamente hasta concretarse en el barrio más emblemático de la Ciudad de México.

Diversas figuras académicas han querido interpretar el origen de la palabra Tepito, comparándola con vocablos nahuatlatos como Tepitón, Tepiyotl, Tepitoyotl, Tecualtepitón, etcétera. Hasta que Gutierre Tibón tras años de investigación, encontró que el nombre indígena de la isla de Pascua es Te Pito "el ombligo del mundo" haciendo alusión a esa cicatriz del nacimiento que marca el centro del cuerpo humano.

En pocas palabras el barrio de Tepito representa la fuerza, bravura y resistencia, contenidas en la Ordenanza de Cuauhtemotzin, promulgada la tarde del 13 de agosto de 1521, justamente donde fue su última trinchera de lucha durante 93 días, en lo que es hoy el cruce de Constancia y Tenochtitlan.

Desde entonces, Tepito se ha caracterizado culturalmente como: modesto barrio Indígena, miserable enclave Colonial, arrabal de la Ciudad de los Palacios, abrevadero cultural de los chilangos, lugar de gestas y gestos, afamado burgo artesanal, semillero de campeones, ropero de los pobres, mercado de ocasiones, bisagra del Centro Histórico y un auténtico barrio popular con su propia teoría sociocultural convertida en conjetura urbana.


Época prehispánica[editar]

"Desde Tepito" (3799441339).jpg

Durante este tiempo la zona al norte de la ciudad de México-Tenochtitlan fue un punto fronterizo con la ciudad de Tlatelolco hasta que fue conquistada por los mexicas, pasando a ser habitada por ellos. De esta época se tienen fuentes confusas que no permiten precisar a qué se dedicaban sus habitantes, aunque se cree que su actividad principal era el comercio con otros pueblos.

Época virreinal[editar]

Durante el virreinato, al margen de la ciudad de México, San Francisco Tepito (denominado Tecualhtepiton en la era mexica), fue un barrio nativo controlada por las autoridades indígenas de Tlatelolco y era junto a sus barrios vecinos La Concepción Tequipeuhcan y Santa Ana Atenantitech, una de las parcialidades más ricas, ya que al pertenecerles la hacienda de Santa Ana Aragón y una buena administración tenían fondos suficientes para prestar al propio Ayuntamiento de la ciudad, a particulares y tenían cuenta en el Banco de San Carlos al final del siglo XVIII, cuando las nuevas leyes de desamortización (tipo de Manos Muertas).[1] Al realizarse el cierre de la ciudad en sus inmediaciones se creó la Garita de Tepito que marcó el límite norte de la Ciudad de México y en ella se cobraban las alcabalas por el ingreso de mercancías en la plaza capital.

Época independiente[editar]

Hasta la mitad del siglo XIX se mantuvo el sistema de gobierno basado en parcialidades aunque esto era más un hecho práctico que legal, ya que desde la constitución de 1812 el antiguo ayuntamiento se había vuelto el ayuntamiento de toda la Municipalidad de México[2] como parte del crecimiento de la ciudad el barrio de Santa Ana Atenantitech fue el primero en ser reordenado, dejando la traza irregular que era común en los barrios indígenas, como se encontraba junto a la Garita de Peralvillo, se fue creando en la zona una serie de casonas con servicios para los arrieros y otros viajeros, los límites en esa época eran las acequias de tezontle al sur que limitaba con el interior de la ciudad de México, al oriente la acequia de Zorrilla, al norte el Camino Real de Santa Ana y al poniente la calzada de Peralvillo, al poniente colindaban con los potreros de La Bolsa, la Vaquita, Coatlán y de Zorrilla. Hacia 1857 los 5000 integrantes del barrio de indios como tal y debido a las Leyes de Reforma debieron empezar a vender sus propiedades comunales, lo que hicieron entre ellos mismos,[3] la especulación sobre estos fue fuerte y varios empresarios solicitaron que se les dieran los terrenos abandonados, lo cual no sucedió por los avatares de esos tiempos, pero en 1868 debieron terminar de repartir y desaparecer como república indígena.

Por esta época y en base a las leyes de desamortización virreinales los capitales que tenían las cajas de los barrios se habían distribuido entre los vecinos y en su mayoría solo tenían terrenos como propiedad de la parcialidad. Hacia la década de 1870 la población había menguado en los tres barrios, debido a una escasez de fuentes de agua siendo sus únicas fuentes las localizadas en Peralvillo y el la plaza del Carmen al sur de Tepito, por lo mismo existían muchas construcciones derruidas que servían de refugio a malhechores y prostitutas, además de autorizarse la creación de tiraderos de basura en el área.

Hacia 1871 el Ayuntamiento de México autorizó la apertura de pozos artesianos de agua que soslayaran el problema del abasto de agua que no permitía crecer a la ciudad. En 1884 la zona ya tenía seis pozos, pero en 1882 el cura Juan Violante, párroco de Santa Catarina, apoyándose en el ayuntamiento que abrió las calles de San Lázaro y Los Ángeles, compró el rancho de Granaditas el cual empezó a fraccionar. En 1884 se creó la colonia Morelos, en 1893 la Bolsa y en 1894 la Díaz de León. Hacia 1900 había unos 12,500 habitantes de los cuales sus actividades más comunes eran la de comerciantes, albañiles, zapateros y tejedores, jornaleros, carpinteros, empleados y domésticos, panaderos y cargadores, siendo las profesiones las que menos personas se dedicaban con tan solo un médico y seis abogados.[4]

Hacia 1880 el mercado abierto y callejero se había afianzado en la plaza de San Francisco, a donde inicialmente habían sido enviados los comerciantes del centro de la ciudad que vendían en las calles y en algunos mercados que por accidentes o insalubridad debieron ser reubicados, los mismos que generaron el mercado de La Lagunilla donde fueron llevados los vendedores de fierros viejos cuando se incendió su mercado ubicado en el predio que hoy ocupa la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. En 1901 se presentó un proyecto para reubicar el mercado del baratillo situado en la Plazuela del Jardín, el cual se concretó en diciembre creando temporalmente un mercado abierto en la Plazuela de Tepito, lo cual no ocurrió nunca.

Siglo XX[editar]

La mayoría habitaba en casas solas pero ya era muy común la vecindad, la cual fue copiada de las vecindades que existían en el centro de la ciudad desde inicios del siglo XVII, lo cual se enmarcaba en barrios solo con calles carentes de cualquier otro servicio ya que las leyes de colonización no obligaban a más que dejar calles que pasaban a propiedad del ayuntamiento,. Esto hizo que los propios vecinos la calificaran como un barrio pobre y de escasa higiene, pero no fue sino hasta 1929 que se empezaron a tener cambios. Tepito y Tequipeuhcan tenían agua entubada aunque solo llegara a una llave a la puerta de la vecindad, el drenaje era malo pero había y se estaban pavimentando las calles principales. Las colonias Morelos y la Bolsa eran las más atrasadas, con pocas tomas de agua, sin drenaje y ninguna calle pavimentada, lo que lo convertía en un lodazal cada temporada de lluvia.

Durante la Guerra Cristera, mucha gente proveniente de la región del Bajío se estableció en el barrio de Tepito. La mayor parte de estas personas eran zapateros de oficio, por lo que este barrio se convirtió en uno de los más grandes centros productores de zapatos de México.

En 1944 el mercado de la plazuela de Tepito seguía con las mismas condiciones que a inicios del siglo, pero con el adicional de que las rústicas construcciones de madera y techo de tejamanil servían como habitación a los comerciantes.

Muchos gobiernos han considerado a Tepito como un arrabal peligroso y a sus vecindades como tugurios. A partir de la segunda mitad del siglo XX, las autoridades lanzaron programas destinados a transformar las vecindades en edificios de departamentos y a prohibir el comercio ambulante. Sin embargo, los habitantes de Tepito resistieron contra dichos proyectos, reivindicando la importancia de la convivencia propia a la vida de las vecindades, y el derecho a preservar su identidad. Los esfuerzos de resistencia eran visibles en avisos ("posters") plasmados sobre paredes que hacían referencia a la dignidad.

En lo que respecta al comercio ambulante, la construcción de mercados cerrados por parte del gobierno no acabó con la venta de mercancías en la calle; por el contrario, en Tepito se desarrollaron con fuerza los tianguis. El barrio perdió su carácter artesanal especializado en la fabricación de zapatos para convertirse en un gran centro de venta de mercancías importadas ilegalmente de contrabando, coloquialmente llamadas fayuca, traídas sobre todo de los EE. UU. Con la globalización económica, el valor comercial de las vecindades de Tepito aumentó geométricamente para ser usadas como bodegas de mercancías, por lo cual, la mayoría de sus habitantes adquirieron viviendas en otras zonas de la ciudad.

Hacia finales de los años 70, parte de los habitantes de las vecindades de Tepito fueron desalojadas por el gobierno como parte de los planes por deshacer el barrio desde décadas atrás para reubicarlos. Las zonas elegidas para asentarlos fueron diversas unidades habitacionales al oriente de la capital. Sin embargo, poco tiempo después las zonas desalojadas fueron invadidas de nuevo por otros habitantes para vivir o convertirlas en bodegas de mercancía. En 1985 luego del terremoto que azotó a la ciudad de México, varias decenas de construcciones fueron dañadas, por lo que quedaron inhabitables. Los barrios que en conjunto se conocen como Tepito fueron duramente atacados creándose en terrenos baldíos conjuntos habitacionales donde se llevaron poblaciones externas al barrio, provocando a su vez la salida de muchas familias con hondas raíces en la zona, además de aumentar la percepción como barrio inseguro de la ciudad, ya que no siempre se llevaron damnificados por el terremoto. El éxodo posterior al terremoto de las familias más pobres y de diverso nivel educativo, cultural y honestidad, provocó que fueran reubicados o invadieran parte de la zona oriente de la ciudad y cuando se reconstruyeron las vecindades, muchas casas que no se habitaron las ocuparon comerciantes para hacerlas bodegas l. Una zona en particular que permanecía poco habitada por ser geográficamente inestable para la construcción además de tener deslaves de lodo y piedras en épocas de lluvias e inundaciones en las partes bajas, el cerro del Peñon del Marqués[5] fue elegida, creándose la colonia "La Joya" a finales de los 80, para convertirse posteriormente en la zona más peligrosa de la delegación Iztapalapa por su alto índice delictivo a la fecha con lo que el nombre de "La Joya" se deformó a "El joyo" ó "El hoyo" como popularmente se le conoce.[6] Esto es favorecido por calles de difícil acceso, pendientes acentuadas y desniveladas gracias a las deformaciones constantes del terreno que ocupa el cerro al ser parte del Eje Neovolcánico[7] [8] que dificulta la inspección policiaca y libre tránsito, mismo efecto que sufre la Calzada Ignacio Zaragoza, importante arteria que comunica al oriente del país.

Alfonso Hernández, cronista de Tepito, ha dicho que «al obstinado barrio de Tepito nos siguen llegando estudiantes de todas las carreras para corroborar si es cierto que México sigue siendo el Tepito del mundo, y Tepito, la síntesis de lo mexicano». De acuerdo con el jefe de la policía de la Ciudad de México, Joel Ortega Cuevas, el barrio de Tepito es el principal punto de venta de droga en la ciudad, al comercializar diariamente más de media tonelada de mariguana y 8 kilos de cocaína [2].

En febrero de 2007 el gobierno capitalino a cargo de Marcelo Ebrard, expropió el predio de Jesús Carranza 33 y Tenochtitlán 40 denominada erróneamente "La Fortaleza", dado que esta última se encuentra en la calle de Peñón 97 colonia Morelos, el gobierno argumenta que el predio es base de operaciones del narcotráfico y la piratería por lo que planea construir una clínica y guardería; en contraparte, los pobladores del barrio se declaran comerciantes y dueños de sus propiedades, entonces salieron de sus casas y puestos a defender el barrio. También se hizo un polémico video a ritmo de hip-hop llamando a la guerrilla en el lugar.

El barrio y sus cercanías tienen una larga historia de criminalidad entre los que destacan el contrabando, robo, narcotráfico y sus asesinatos por el control del mismo, y en algunos casos también por los espacios callejeros para colocar puestos ambulantes,[9] considerándose a la calle Jesús Carranza la más peligrosa,[10] aunque no todos los habitantes y vendedores son delincuentes o están ligados a actividades ilícitas ya que gran parte de la población es trabajadora ya sea en los puestos ambulantes o en empresas y negocios que se ubican fuera de la Colonia Morelos / Tepito. También destacan los oficios como la zapatería, el arte como la pintura así como los estudiantes y practicantes de alguna profesión como la medicina o el derecho. Es importante mencionar que Tepito / Colonia Morelos se ha convertido en un centro laboral que proporciona sustento a muchas personas y sus familias provenientes de distintas colonias del D.F. y el Estado de México.

Comercio y fayuca[editar]

El comercio es un emblema característico del barrio de Tepito; pues siendo éste un mercado callejero en el que todo se vende y mejor aún, se regatea. En este lugar se cobra caro "el impuesto a la ingenuidad", sus calles son madrigueras de ladrones, y pese a que el crecimiento urbano lo absorbió, aún permanece la imagen de miseria y tugurio.

Lo que no se reconoce con facilidad, es que Tepito siempre ha sido "amortiguador" de las necesidades de consumo de las clases medias y bajas de la ciudad. Pues se trata de una zona comercial que prevalece con fuerza desde la época prehispánica hasta hoy.

A partir del sexenio de Luis Echeverría se comenzó a introducir la fayuca en el barrio: "Fue masivo, empezó como contrabando hormiga, primero fueron maletas, luego camionetas de tres toneladas y pronto se pasó a los contenedores y ahí fue donde se empezó a entrar en contacto con otros grupos. “

"encuentras grandes oportunidades de consumo, pero si te apendejas con el perfume, con la etiqueta de la ropa o con el aparato hechizo terminas jodido. Tepito es de artesanos y comercios chingones pero también de tianguistas changadores".

Leer más: http://www.monografias.com/trabajos100/tepito-barrio-bravo-historia-comercio-y-demas/tepito-barrio-bravo-historia-comercio-y-demas.shtml#ixzz3LSmUFkZs

Leer más: http://www.monografias.com/trabajos100/tepito-barrio-bravo-historia-comercio-y-demas/tepito-barrio-bravo-historia-comercio-y-demas.shtml#ixzz3LSlKOTjv

Importancia cultural y contracultural de Tepito[editar]

La importancia cultural de Tepito ha sido remarcada por escritores, pintores y músicos mexicanos y extranjeros. Desde el punto de vista de la cultura popular, Tepito posee una secta única con el culto a la Santa Muerte, una vida nocturna vibrante acentuada por el hecho que Tepito colinda con Garibaldi (la zona de música de mariachi más famosa de México), y la reputación que Tepito tiene de ser un "barrio bravo" se debe a la "bravura" de su gente por luchar contra la adversidad y pobreza, y porque ha producido grandes figuras del boxeo, entre las que destacan los ídolos de México: Raúl "El Ratón" Macías (28/07/1934-23/03/2009); Ricardo Moreno "El Pajarito"; José Medel "El Huitlacoche"; Rubén Olivares "El Púas" (que aunque este no era nacido en Tepito, sino de la Col. Bondojito, fue bastante asiduo a convivir en el barrio de Tepito y sentirse aceptado como propio) .

La novela mundialmente conocida Los hijos de Sánchez, de Oscar Lewis, ocurre en Tepito. Tepito es el escenario de la impresionante novela La esquina de los ojos rojos de Rafael Ramírez Heredia (1942-2006), publicada por Alfaguara en 2005.

El movimiento de artes plásticas llamado Tepito arte acá intentó continuar y enriquecer el muralismo mexicano mediante la elaboración de frescos por parte de artistas locales en los muros de las vecindades del barrio.

La comunicación verbal y no verbal ha llegado a tener transformaciones sociolingüísticas particulares a la cultura local, la cual hace un uso impresionante de la creatividad en albures, códigos, entonaciones y lo colorido de la picardía mexicana.

Algunos habitantes de Tepito financiaron en los años ochenta el Centro de Estudios Tepiteños, editor del periódico El Ñero. Hoy, el barrio cuenta con una revista cultural en línea (ver enlaces externos) y celebra el festival Viva mi barrio, que transita por tus venas en el mes de julio. Sin embargo, la identidad cultural de Tepito se ha transformado recientemente como resultado del éxito comercial del barrio que pierde progresivamente su carácter de zona habitacional.

También en esta zona se pueden apreciar platillos muy típicos en la gastronomía de la Ciudad de México, como lo son las Migas, platillo hecho a base de pan remojado en un caldo que se hace con carne y huesos de puerco.

Una de las tradiciones que proviene de los tiempos de la colonia en México y que los habitantes de este barrio aprenden desde niños es la elaboración y elevación de papalotes o cometas, hechos con materiales de re-uso como son las bolsas de plástico, actividad que no es común ver en otras colonias y que hoy en día se puede seguir observando en este barrio.

El barrio como tal junto a "la Lagunilla" ha sido escenario de filmes de la cinematogafía nacional; varios son los filmes y documentales grabados ahí durante diferentes épocas, "Don de Dios" es uno de ellos.[11]

Películas y documentales[editar]

Entre obras cinematográficas se encuentran:

  • Que viva Tepito! (1981)
  • Los fayuqueros de Tepito (1982)
  • El torito de Tepito (1982)
  • Tepito sí (1982)
  • Tepito (1984)
  • Los caifanes de Tepito (2000)
  • El cartel de Tepito (2000)
  • Barrio bravo de Tepito (2001)
  • Mi barrio es Tepito (El cartel de Tepito 2) (2001)
  • El gatillero de Tepito (2004)
  • La santa muerte en Tepito (2006)
  • Tepito barrio sin ley (2008)
  • Tepito: el pequeño templo (2009)
  • Besos de azúcar (2013)

Ex-residentes célebres[editar]

Armando Ramírez

Cronista y escritor, Armando Ramírez ha llevado las voces e historias del barrio a los libros. Dicharachero y alburero, Ramírez es autor de Chin Chin el Teporocho, Quinceañera, Violación en Polanco, El ñero, Noche de Califas, entre otras obras, que se han convertido en objeto de estudio por el lenguaje y el contexto. Otro tepiteño ilustre.

Rubén 'Púas' Olivares

El famoso "Púas" es otro campeón de boxeo. Aunque nació en la colonia Bondojito. se forjó como fajador en Tepito. Desde temprana edad se puso los guantes y esto le valió para ser dos veces campeón mundial gallo y pluma. Otro ídolo del pueblo de ésos que ya casi no se producen en estos tiempos.

Bibliografía[editar]

TOMAS, François. "Estrategias socioespaciales y construcción / destrucción de la identidad urbana: apuntes a partir del caso de Tepito" en Identidades urbanas, Tamayo, Sergio y Wildner, Kathrin (coordinadores). México: Universidad Autónoma Metropolitana, 2005.

ARÉCHIGA CÓRDOBA, Ernesto. Tepito: del antiguo barrio de indios al arrabal. 1868-1929, historia de una urbanización inacabada. México: Ediciones Uníos, 2003. (Sábado Distrito Federal)

Referencias[editar]

  1. * María del Carmen Collado (2004). Miradas Recurrentes I. México: I.E.H. Mora, UAM. p. 272. 970-684-107-5. 
  2. * María del Carmen Collado (2004). Miradas Recurrentes I. México: I.E.H. Mora, UAM. p. 276. 970-684-107-5. 
  3. * María del Carmen Collado (2004). Miradas Recurrentes I. México: I.E.H. Mora, UAM. p. 278. 970-684-107-5. 
  4. * María del Carmen Collado (2004). Miradas Recurrentes I. México: I.E.H. Mora, UAM. p. 284. 970-684-107-5. 
  5. Sitia policía el predio de ´El Hoyo´
  6. Operativo en 'El Hoyo' de Iztapalapa, noticieros Televisa
  7. Antecedentes del Distrito Federal, Geomorfología de la Cuenca de México - Protección civil del DF
  8. Aumenta la violencia en ´El Hoyo´
  9. http://www.oem.com.mx/laprensa/notas/n766944.htm Riña sangrienta entre comerciantes de Tepito
  10. http://www.eluniversal.com.mx/notas/373658.html El barrio de Tepito tiene la calle más peligrosa
  11. Don de Dios
  12. [1] El santo
  13. http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=269310 Huracán Ramírez

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]