Stack (geomorfología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Big Flowerpot, Flowerpot Island Ontario, Canada
Un stack en la costa oeste de Suðuroy, islas Feroe
Ejemplo de stack en formación, Yesnaby, Mainland Orkney

Un stack (en original inglés, que significa, pila o apilamiento) es una formación geológica que consiste en una columna o columnas de roca, fuertes y con frecuencia verticales, que sobresalen en el mar o cerca de la costa, aisladas por la erosión.[1] En español no existe un término que refleje exactamente este fenómeno, empleándose indistintamente aguja, pináculo o farallón. Localmente, se utilizan varias términos para describirlos, como raukar (en Suecia) o kekur (en Rusia).

Formación[editar]

Los stacks se forman por procesos de geomorfología costera, que son completamente naturales: e transcurso del tiempo, el viento y el agua son los únicos factores que intervienen en la formación de un stack.[2] Se forman cuando una parte de un promontorio es erosionado por la acción hidráulica, que es la fuerza del mar o del agua que choca contra la roca. La fuerza del agua debilita las grietas en el promontorio, provocando su posterior colapso, formando un stack permanente e incluso una pequeña isla. Sin la presencia constante de agua, los también se forman stacks cuando colapsa un arco natural por gravedad, debido a los procesos subaéreos, como la erosión eólica. Los stacks pueden proporcionar importantes lugares de anidación para las aves marinas, y muchos son populares destinos de escalada.

Los stacks se forman habitualmente en lechos horizontales de rocas sedimentarias o volcánicas, en particular en los acantilados de piedra caliza. Estos tipos de roca de resistencia media significan resistencia media a la erosión. Una capa más resistente puede formar una tapa de remate. Los acantilados con rocas débiles, tales como las arcillas, tienden a hundirse y erosionar demasiado rápido como para formar stacks, mientras que las rocas más duras, como el granito, erosionan de diferentes maneras.

El proceso de formación, por lo general, comienza cuando el mar ataca pequeñas grietas en un promontorio y las abre. Las grietas se hacen luego gradualmente más grandes y se convierten en una pequeña cueva. Cuando la cueva progresa a través del promontorio , se forma un arco. Una mayor erosión hace que el arco colapse, dejando un pilar de roca dura en pie, a distancia de la costa, al que se llama stack. Finalmente, la erosión causara que el propio stack colapse, dejando un tocón. Esta cepa suele ser una isla pequeña rocosa, lo suficientemente pequeña para quedar sumergido en marea alta.

Ejemplos[editar]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Easterbrook, D.J. "Surface Processes and Landforms", p. 442, Prentice Hall, Upper Saddle River, New Jersey, 1999.
  2. "Sea stacks" britannica.com

Referencias[editar]