Arco natural

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Arco doble, en el oeste estadounidense.
Portada de Antofagasta.
Elephant Trunk Hill.

Un arco natural es una formación geológica en la que se observa un arco o puente de roca natural. La mayoría de los arcos de roca natural se forman junto a acantilados en los que existe un estrato superior de mayor resistencia a la erosión sobre estratos más blandos. La retirada progresiva por agentes erosivos de la base del acantilado a ambos lados de una pared fina con el tiempo dará lugar a un arco, como el Arco de Cabo San Lucas, al sur de la Península de California.

El agente erosivo puede ser las olas del mar, el agua de un río o, en determinadas circunstancias, el viento. Siempre se debe de cumplir que la erosión sea mayor por la parte baja del acantilado.

Formación[editar]

El arco se forma por una retirada selectiva de partículas de roca debida a un proceso de erosión.

Las rocas de cualquier tipo son una matriz compleja de partículas sólidas pequeñas e interconectadas, llamadas granos, los cuales son fragmentos microscópicos de cristales de varios minerales. Bajo condiciones de alta presión y temperatura las partículas más pequeñas se medió funden, formando un cemento que compacta las partículas más grandes.

La erosión macroscópica ocurre cuando algún proceso catastrófico forma pequeñas fracturas en el seno de esta matriz. Esto divide a la roca en grandes fragmentos que pueden sufrir desplazamientos relativos debido a la fuerza de la gravedad o a la presión del agua. En cambio, la erosión microscópica ocurre cuando, por la acción de un determinado agente geológico, se disuelven los cristales del cemento que une los granos de la roca. Ambos erosiones son efectivas aunque a distinta escala de tiempo.

Bajo ciertas condiciones ambientales, la combinación de ambos procesos erosivos formará un arco natural, condiciones que dependerán del tipo de roca, inclinación de los estratos o la exposición de la roca a los agentes geológicos erosivos. Estos procesos deben operar en una secuencia específica para que puedan dar lugar a la formación de un arco.

Arcos formados por el agua de ríos[editar]

Algunos arcos naturales sobre ríos se forman a partir de rocas que estaban en el camino de arroyos, que van desgastando la roca por disolución química de sus minerales, hasta penetrarla. En este caso se denominan puentes naturales más que arcos. El monumento nacional Natural Bridges, en Utah, (Estados Unidos), es un excelente lugar para ver este tipo de puentes.

Los puentes naturales pueden también formarse a partir de la erosión cárstica de cuevas en la roca caliza, que terminan por hundirse pudiendo dejar visibles estas estructuras en la superficie del terreno.

Arcos formados por meteoros atmosféricos[editar]

Natural Bridge, Utah.
  1. Fracturas profundas penetrando en un estrato de roca arenisca.
  2. La erosión desgasta la capas de roca expuestas y aumenta la superficie de las grietas, aislando las estrechas paredes de arenisca.
  3. La alternancia de heladas y descongelación causa un desmoronamiento y descamación de la porosa roca arenisca y eventualmente corta a través de alguno de los muros.
  4. El agujero resultante comienza a agrandar el arco por acción de la caída de grandes rocas o la acción de los agentes geológicos atmosféricos. A veces los arcos se derrumban, dejando sólo restos tirados por el suelo que el tiempo se encargará de hacer desaparecer.

Muchos de estos arcos pueden encontrarse en el parque nacional Parque Nacional de los Arcos, también en Utah.

Enlaces externos[editar]