Sleepers

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Sleepers (cuyo título en español es Los hijos de la calle) es una película estadounidense estrenada el 18 de octubre de 1996, con dirección y guion de Barry Levinson según la novela de Lorenzo Carcaterra, y que tuvo como protagonistas principales a Kevin Bacon, Billy Crudup, Robert De Niro, Minnie Driver, Ron Eldard, Vittorio Gassman, Dustin Hoffman, Jason Patric y Brad Pitt. La película trata sobre la historia de cuatro amigos que, durante la infancia, cometen un crimen por imprudencia y son enviados a la prisión para menores, donde son víctimas de brutales palizas y abusos sexuales por parte de varios guardias.

Sinopsis[editar]

Un grupo de niños vivía en el barrio de Hell's Kitchen ("La Cocina del Infierno") en Nueva York, habitado por inmigrantes, padres de familia violentos, madres sumisas y varios traficantes de drogas al menudeo, uno de los cuales era King Benny. Si bien los cuatro amigos frecuentaban la iglesia del barrio, atendida por el padre Bobby, interpretado por Robert De Niro, estaban lejos de una conducta correcta, puesto que empiezan a "trabajar" para King Benny, pese a los esfuerzos del padre Bobby por mantenerlos lejos de la mafia. En un día de ocio deciden robar salchichas a un inmigrante griego, pero llevan el juego demasiado lejos y para evitar que el vendedor recupere su carrito de perros calientes, lo arrastran hasta la entrada del metro, pero después de colocarlo al borde de la escalera de entrada no pueden sostenerlo y lo sueltan provocándole serias heridas hasta causarle la muerte a un hombre que salía.

Los jóvenes son condenados por intento de homicidio y enviados a cumplir diversas condenas a una prisión de menores, el Reformatorio Wilkinson, donde los visitará con frecuencia el Padre Bobby. En el lugar sufren palizas y violaciones por parte de los guardias y deberán permanecer más allá de sus condenas originales, debido a la corrupción que existe en la prisión. También deberán soportar un castigo singular después de derrotar a los guardias en un partido de fútbol americano, lo que terminará con la ejecución de un chico negro llamado Rizzo, y por último, deberán tolerar una sesión de abuso de "despedida" la noche anterior a su liberación.

Ya adultos, John Reilly y Tommy Marcano, dos de los amigos, convertidos en matones y líderes de bandas criminales en la Cocina del Infierno, se toparán en un bar con Sean Nokes, uno de los guardias responsables de sus abusos, y lo matan a sangre fría después de recordarle quiénes eran y qué cuentas había pendientes. Los dos homicidas son apresados y enviados a juicio por Michael Sullivan (Brad Pitt), otro de los amigos del grupo convertido en fiscal, quien ha estado obsesionado todos esos años con la idea de vengarse de los guardias del Reformatorio Wilkinson, de quienes ha estado investigando sus expedientes personales. Michael consigue clandestinamente que el caso quede a su cargo, con la idea de exculpar a John y Tommy, alegando conocer a la gente de la Cocina del Infierno, a pesar de que la gente del barrio lo toma por un traidor por acusar a sus antiguos amigos. Por otra parte, por intervención de Rey Benny, la defensa del caso queda a cargo de un abogado mediocre y con poco entusiasmo por su profesión, encarnado por Dustin Hoffman. Rey Benny mueve influencias en la Cocina del Infierno para conseguir que los testigos del asesinato de Nokes guarden silencio para beneficiar a John y Tommy. La idea de Michael era tomar el caso en sus manos para poder inculpar y encarcelar a los guardias que habían abusado sexualmente del grupo. Durante el juicio, el abogado contratado por Rey Benny hace todo lo posible por convencer de que los inculpados no estuvieron en el lugar y momento del asesinato de Nokes, pero para lograrlo, deberá convencer al padre Bobby para que testifique falsamente que en aquel momento los inculpados lo acompañaban a un partido de baloncesto.

El padre Bobby conoce por Shakes los abusos cometidos contra los amigos en Wilkinson, pero le pide un tiempo para decidir. Danny Snyder, por sugerencia de Michael, llama como testigo a Robinson, uno de los guardias de Wilkinson, quien acosado verbalmente por el abogado termina admitiendo en el jurado los ataques sexuales de Nokes. Por su parte, Shakes, en su trabajo de reportero gráfico, recaba pruebas de las actividades criminales de otros de los guardias que atacaron a los amigos, Adison y Styler, y logra que por mediación de Rey Benny, un traficante negro llamado el Pequeño César, que resulta ser el hermano mayor de Rizzo, termine matando a Adison, que estaba involucrado en la extorsión de narcotraficantes.

El juez del caso presiona al abogado Snyder para que presente a su último testigo y el padre Bobby accede finalmente, declarando falsamente bajo juramento e incluso lleva consigo boletos del juego de baloncesto al que según su dicho le habían acompañado John y Tommy el día y hora del asesinato. Con este testigo, el jurado absuelve a los amigos, quienes se reúnen con Michael y Shakes para celebrarlo. Sobre el cierre, se informa que a los pocos años John muere a causa de una sobredosis en un bar y Tommy muere asesinado, Michael deja la abogacía para volverse carpintero y Shakes decide contar las experiencias narradas en la película en un libro, aunque las autoridades de Nueva York niegan la veracidad de los hechos.

Reparto[editar]

Papel Actor
Lorenzo "Shakes" Carcaterra Joseph Perrino Jason Patric
Michael Sullivan Brad Renfro Brad Pitt
Tommy Marcano Jonathan Tucker Billy Crudup
John Reilly Geoffrey Wigdor Ron Eldard
Father Bobby Robert De Niro
Sean Nokes Kevin Bacon
Henry Addison Jeffrey Donovan
Adam Styler Lennie Loftin
Ralph Ferguson Terry Kinney
King Benny Vittorio Gassman
Danny Snyder Dustin Hoffman
Carol Martinez Minnie Driver

Premios y nominaciones[editar]

    • Círculo de Críticos Cinematográficos de Londres
  • 1997 Premio a Minnie Driver a la mejor actriz británica de reparto (también por Big Night (1996) y Grosse Pointe Blank (1997).
    • Jóvenes Artistas.
  • 1997 Nominado a la mejor actuación: Joseph Perrino
  • 1997 Nominado a la mejor actuación: como actor de reparto Geoffrey Wigdor
    • Jóvenes Estrellas
  • 1997 Nominado al mejor actor en un drama: Joseph Perrino
  • 1997 Mejor actor de reparto en un drama: Brad Renfro

Enlaces externos[editar]