Sōsuke Aizen

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sōsuke Aizen
藍染 惣右介
(Sōsuke Aizen)
Sexo Masculino
Fecha de nacimiento 29 de mayo
Primera aparición Episodio 23 (Anime) / Capítulo 79 (Manga)
Bleach
Relevancia Antagonista
Altura 186 cm
Peso 74 kg
Ocupación

Preso en Custodia de Central 46.

Líder del Ejército Arrancar (previamente).
Procedencia Sociedad de Almas
División 5 Rango : Capitán (Previamente) / Teniente (Durante la dirección de Shinji Hirako)
Seiyū Shō Hayami
Doblador(es)
Habilidades especiales
Zanpakutō

Shikai : Kyōka Suigetsu

Bankai :Desconocido

Sōsuke Aizen (藍染 惣右介 Aizen Sōsuke?) es un personaje del manga y anime Bleach, siendo el principal antagonista de la historia, hasta el final de la saga Arrancar. En principio Capitán de la Quinta División siendo por aquél entonces su teniente Momo Hinamori, develará más adelante una conspiración para acabar con toda la Sociedad de Almas.

Descripción[editar]

Aizen es una persona de cabello y ojos color castaños, parece imperturbable y no se le suele ver molesto. En sus años de estancia en la sociedad de almas, Aizen usaba un peinado con raya enmedio el cual le daba cierto grado de austeridad entre el resto de Shinigamis poseyendo inclusive una mirada y personalidad amables que lo hacían muy querido entre todos los Shinigamis de la sociedad de almas. Aizen solía usar unas gafas de pasta color negro las cuales rompe una vez se revela tal cual como es al partir a Hueco Mundo. Sin embargo cuando decide marcharse a Hueco Mundo, una vez revela sus intenciones y se desenmascara ante el resto de Shinigamis, Aizen cambia completamente sus matices al cambiar completamente su peinado hacia atrás dejando caer un grueso mechón de frente, además de mostrar una mirada de matíz astuto y amenazador.

Cuando aún vestía con el uniforme Shinigami, lo hacía con gran austeridad, no mostrando ningún complemento especial en su atuendo salvo el obligado haori de color blanco propio de los capitanes, que en su caso tenía anchas mangas. Más tarde, ya en el Hueco Mundo, viste al estilo de los Arrancar, con largas vestiduras de color blanco y bordes negros, a las que añade, quizás para demostrar su preeminencia sobre el resto, un grueso cinturón de tela roja.

Aizen parece ser uno de los shinigamis más fuertes en toda la Sociedad de Almas, esta por encima del nivel de un capitán corriente y según él ya ha llegado hasta los límites del poder de un shinigami en sus cuatro formas de lucha (kidō, hakuda, shunpo y zanjutsu), y la única forma de amplificar más sus poderes es rompiendo la barrera entre shinigami y Hollow. Se dice que es el mejor shinigami del Seireitei y ha alcanzado su nivel máximo en los diferentes tipos de peleas.

Personalidad[editar]

A pesar de haber demostrado una postura de autoridad destacable entre Shinigamis y Arrancar respectivamente y de ser el villano principal de la historia, Aizen suele mostrarse sorpresivamente amable, comunicándose de modo cortés con sus interlocutores, sean aliados o enemigos. Su modo de hablar es lento y pausado, mostrando siempre a todo momento una calma y serenidad como si todo lo que ocurriera a su alrededor, lo tuviera siempre planeado de antemano. Rara vez suele mostrar signos de alarma o sorpresa, pareciendo que sacara partido de cualquier suceso, incluso de los planes que sean elaborados en su contra. En la Sociedad de Almas, todos consideraban a Aizen como uno de los capitanes más agradables y respetados, así como querido y admirado por todos los Shinigamis, en especial sus más directos subordinados. Esto, sin embargo, era una muestra más de su naturaleza peligrosa y manipuladora, que fue capaz de proyectar una imagen totalmente distinta a la que tenía en realidad.

El verdadero Aizen no tiene ningún tipo de escrúpulo o sentimiento hacia sus aliados o enemigos preocupándoles poco de lo que hagan o dejen de hacer (tanto en el pasado como en el presente) no viéndolos más allá de ser simples piezas de un tablero de ajedrez las cuales puede controlar a su antojo tanto como quiera; en sus propias palabras, no le afecta en lo absoluto cualquier repercusión ética o moral que pueda limitarlo de liberar su verdadero potencial. Así pues, Aizen es un ser que demuestra tener poco grado de compasión u honor, llegando a niveles de crueldad inimaginables e inclusive llegar a provocar que viejos amigos se mataran entre sí o que un grupo de personas fueran acusadas injustamente de un crimen flagrante. Aizen así mismo posee un instinto de asesinar elevado que lo hace sumado a su personalidad manipuladora y calculadora, un ser sumamente peligroso para el resto del mundo que le rodea. No importando que sean aliados o enemigos a quienes asesine con tal de lograr sus verdaderos objetivos. La megalomanía de Aizen llega a niveles inimaginables; llegando a afirmar incluso que sólo los débiles necesitan confiar en algo o en alguien, pues para ellos es imposible vivir sin obedecer a alguien que esté por encima de ellos. Partiendo de la idea de que una persona necesita de otra superior a él en la que confiar, ésta última a su vez en otra, y así sucesivamente, Aizen afirma que una cadena de sentimientos de este tipo da lugar a los dioses, algo que no duda en considerarse al estar en la cúspide de esta jerarquización.

Sin embargo a pesar del carácter pasivo del que hace gala y de lo impresionante de su poder, a Aizen no le hace absolutamente nada de gracia que alguien lo supere de tal forma que ellos se consideren superiores a él, tal como lo demostrara en su combate contra Ichigo en el cual el propio Ichigo superaba por varios picos su tremendo poder humillándolo y forzándolo a evolucionar aún más en su poder pero ni aun así lograba vencerlo, llegando Aizen a afirmar incluso que el propio Ichigo ha superado sus propias limitaciones llegando a ser considerado un ser transcendental que va más allá de los Shinigamis o Hollows; algo que lo hace enojar a tal grado que muestra la faceta recelosa y furiosa del Shinigami traidor al considerar que Ichigo, un ser "inferior" a él por ser un simple humano pudiera superarlo de semejante forma. También se muestra furioso al extremo cuando Urahara lo sella y le recrimina por someterse al rey siendo consciente de su más que impresionante intelecto y capacidad para realizar lo que se le antojase, pero que no lo hace dando un punto de vista que contrasta con el del propio Aizen, enfureciéndole aún más.

Historia[editar]

Pasado[editar]

Los planes de Aizen comienzan muchos años antes de la línea temporal de la serie, Aizen siempre se interesó por superar los límites del poder de los shinigamis, un muro que se creía infranqueable, militó en la Quinta División y ascendió poco a poco, conoció a Kaname Tōsen cuando era su superior como Subcapitán, que a su vez le presentó a Sajin Komamura.

Conoció 110 años atrás la existencia de la División Cero en la ceremonia de ascenso de Kisuke Urahara como capitán de la Duodécima División tras la partida de la anterior capitana Kyrio Hikifune, su capitán Shinji Hirako siempre desconfió de él, y es algo que el inteligente shinigami utilizaría en contra de su propio superior. Tras reclutar al niño prodigio Gin Ichimaru 9 años después, comenzó a realizar experimentos de transformación en hollow con las almas del Rukongai y de shinigamis de bajo rango, tras fracasar urdió junto a Kaname una estratagema para infectar a varios shinigamis de nivel subcapitán y capitán respectivamente, entre los que estaba su propio superior, al que había engañado con su Kyōka Suigetsu. A pesar de que Kisuke Urahara y Tessai Tsukabishi intentaron detenerlo, este logra incriminarlos en los experimentos y lograr su condena por parte de la Cámara de los 46 gracias a la habilidad de su shikai que fuerza el exilio de todos los implicados y de Yoruichi Shihōin.

Aizen se hizo Capitán y siguió investigando, esta vez en la transformación en shinigami partiendo del lado hollow. El Capitán logró que varios Huge Hollow pudieran esconder su presión espiritual y utilizó eso para atacar a un grupo de académicos cuando estos fueron al mundo real a practicar el Funeral del Alma, entre los que destacaron Momo Hinamori, Renji Abarai e Izuru Kira, Aizen vio la posibilidad de utilizarlos en un futuro y los vigiló estrechamente, cuando se graduaron, tanto Gin como él los llevaron a sus respectivas divisiones, apartando al conflictivo Renji y conservando a los leales Kira y Hinamori.

No se sabe con certeza cuando pero Aizen logró ir a Hueco Mundo junto a Gin Ichimaru y Kaname Tōsen y tomar el control del palacio llamado Las Noches, la residencia del rey de Hueco Mundo, Barragan Luisenbarn al que logra poner bajo su mando. En su fortaleza realizó sus experimentos al margen de la Sociedad de Almas, allí formó un grupo de diez arrancar especialmente poderosos llamados Espada y numerados por su orden de poder, a ellos les encargó la tarea de encontrar Vast Lords, entre ellos se encontraban Nnoitra Jiruga y Nelliel Tu Odderswank, mientras tanto Aizen continuaba experimentando y logró crear un hollow que pudiera ocultar su presencia espiritual, fusionarse con otros espíritus e incluso destruir zanpakutōs al tacto (capítulo 49 del ánime), este Hollow llamado Metastasia resultó muerto en combate por Rukia Kuchiki tras devorar a Kaien Shiba y llevado a Hueco Mundo de nuevo para ser analizado, momento en el que fue devorado por el Gillian Aaroniero Arleri.

Aizen siempre dio muestras de gran serenidad y afabilidad entre sus compañeros shinigamis, haciendo creer a todo el mundo que era un shinigami justo y honrado, todo esto era una completa farsa ya que según el propio Aizen "ese Sōsuke Aizen nunca existió".

Aizen descubrió finalmente la existencia del Hōgyoku asociada al exiliado Kisuke Urahara, no obstante no había ni rastro de él, finalmente lo halla en Karakura, donde ha implantado en su gigai especial el Hōgyoku, dentro de la propia Rukia Kuchiki, con la esperanza de que los efectos de drenaje espiritual del gigai hagan desaparecer al artefacto junto a los poderes shinigami de Rukia.

Sociedad de Almas[editar]

Rápidamente Aizen mata a la Cámara de los 46 Representantes con ayuda de Gin Ichimaru y Tōsen Kaname y en su nombre envía a los shinigamis Byakuya Kuchiki y Renji Abarai en búsqueda de Kuchiki Rukia por un supuesto delito flagrante, cederle sus poderes a un humano llamado Ichigo Kurosaki, tras traerla de vuelta, se la despoja de su extraño gigai y condena a muerte en el Sōkyoku, para que así tomar el Hōgyoku al destruir el cuerpo espiritual de Rukia con el duo terminal.

Aizen cuenta con la llegada de Ichigo Kurosaki y los suyos y para ello envía a Gin y a miembros de la Tercera y Novena Divisiones para retenerlos en la entrada de Jidanbō y forzarlos a usar el Cañón de Kūkaku Shiba para entrar en el Seireitei. Estos cumplen sus predicciones y logran crear una gran alarma en la Sociedad de Almas, es entonces cuando Aizen urde una estratagema para confundir a su Subcapitana Momo Hinamori y a Tōshirō Hitsugaya y creer que Ichimaru era el culpable de todo, entretanto finge su propia muerte usando la Hipnosis Total de su Kyōka Suigetsu y aprovechándose de la confusión creada por los ryoka y se refugia en la Cámara de los 46 y adelanta la ejecución de Rukia mientras Ichimaru y Tōsen aparentan normalidad.

Finalmente el día de la ejecución el Sōkyoku es detenido por Ichigo y destruido por Jūshirō Ukitake y Shunsui Kyōraku, Renji Abarai se lleva a Rukia mientras los Capitanes entran en combate mutuamente. En la Cámara de los 46, Hitsugaya acompañado por su Subcapitana Rangiku Matsumoto y seguidos por Hinamori descubren la matanza y son distraídos por Izuru Kira a orden de Ichimaru, Hinamori es llevada por Gin ante Aizen, la grata sorpresa de la shinigami se termina cuando es ensartada por su propio Capitán fríamente, sin embargo el Capitán de la Décima División llega antes de lo previsto y descubre la traición del shinigami, tras lo cual se enfrenta a él con su bankai (Daiguren Hyōrinmaru). Aizen se deshace de él de un simple golpe y lo pone al borde de la muerte.

La Capitana de la Cuarta División Retsu Unohana llega con su Subcapitana Isane Kotetsu y descubre el engaño de Aizen al usar su shikai para crear una ilusión de su propio cadáver, tras lo cual se despide amablemente junto con Gin y se desplaza hasta la colina del Sōkyoku, donde Tōsen ha llevado a Renji y a Rukia. Aizen trata de apartar a Renji de su objetivo hiriéndolo selectivamente tras destrozar su shikai con las manos desnudas, pero este no renuncia, Isane pronuncia un Bakudō para llamar a las armas a todo shinigami contra Aizen y el primero en llegar es Ichigo Kurosaki que trata de herir al Capitán con su bankai (Tensa Zangetsu) mientras Renji lo distrae con su Hika Zekō, ambos fallan y son derrotados fulminantemente.

Aizen se entretiene en explicar todos los detalles de su plan pero en ese instante aparece un enfurecido Sajin Komamura que trata de usar su bankai contra el Capitán, no obstante Aizen lo derrota con un hadō de nivel superior a 90 (Ataúd Negro). Tras esto extrae el Hōgyoku de Rukia y le encomienda a Gin que la ejecute, este libera su shikai (Shinsō) pero es detenido por un gravemente herido Byakuya Kuchiki. Cuando todo parece perdido, Yoruichi Shihouin y Soi Fong aparecen junto a otros muchos shinigamis para detener a los traidores, incluso Jidanbō junto a Kūkaku Shiba derrotan a los tres guardianes de las puertas restantes, fieles a Aizen.

Finalmente Aizen escapa a Hueco Mundo junto con Gin y Tōsen usando la Negación de los Menos Grande fieles a su causa al tiempo que dice que reinará sobre los cielos. En ese mismo momento cambia de aspecto, destroza sus gafas con una mano y con la otra se "peina" hacia atrás el pelo.

Los Arrancar[editar]

Meses después, Aizen envía a dos Arrancar a Karakura para evaluar los poderes de Ichigo Kurosaki, estos son los Espada Ulquiorra Schiffer y Yammy, que tras absorber almas y pelear con Yasutora Sado e Inoue Orihime, entablan combate con un impotente Ichigo debido a su Hollow interior. Tras ser rescatados los estudiantes por Kisuke Urahara y Shihouin Yoruichi, Ulquiorra ordena la retirada a Hueco Mundo.

Ya en Las Noches, Ulquiorra presenta su informe ante Aizen, que reconoce el buen juicio de Ulquiorra para descontento del Sexto Espada Grimmjow Jaggerjack, que encabeza una expedición de varios Arrancar sobre Karakura sin autorización y que entran en combate con las fuerzas de avanzada de Tōshirō Hitsugaya e Ichigo Kurosaki, todos los Arrancar son derrotados por los shinigamis excepto Grimmjow, que debe ser llevado a Las Noches por Tōsen Kaname. Allí, Aizen presencia un duro intercambio de palabras entre ambos que termina con la amputación del brazo de Grimmjow como castigo por Tōsen y la revocación de su rango de Sexto Espada, Gin Ichimaru entra en ese momento y lamenta la pérdida de varios Arrancar, no obstante Aizen le resta importancia argumentando que si perfeccionan el grupo Espada con más Vast Lords la guerra estará en sus manos.

Poco después se descubre que la verdadera intención de Aizen, es crear una llave (Ōken) hacia los dominios del rey de los espíritus que reside en el Seireitei. La llave debe crearse en una zona de media milla espiritual con 100,000 almas en ella. Una zona que cumple estos requisitos es la ciudad de Karakura donde residen Ichigo y los demás, situación que compromete a todos en la lucha contra Aizen, esto se realizará en invierno, momento en el cual el Hōgyoku se liberará completamente de su sello y despertará.

Aizen se fija en los extraordinarios poderes de Inoue Orihime que le fueron relatados por Ulquiorra y un mes después de la derrota del grupo de Grimmjow y tras haber arrancarizado a Wonderwice Marjera en presencia de varios Espada como Aaroniero Arleri, Halibel o Stark, ordena a su Cuarto Espada raptar en el Dangai a la humana mientras crea una batalla de distracción en Karakura con varios Arrancar, la misión tiene éxito e Inoue es llevada ante el shinigami en Las Noches, allí Aizen demuestra que los poderes de la estudiante se basan en el rechazo de los eventos mediante la restauración del brazo izquierdo de Grimmjow, amputado por Tōsen.

Desde entonces Inoue permanece en las dependencias de Las Noches, vigilada por Ulquiorra y bajo la protección de Aizen, que incluso le muestra el Hōgyoku como muestra de confianza hacia ella.

Hueco Mundo[editar]

A pesar del éxito en el plan de Aizen, Ichigo Kurosaki no se resigna a perder a su amiga y con ayuda de Kisuke Urahara, penetra en Hueco Mundo junto al quincy Uryū Ishida y el estudiante Yasutora Sado, tras atravesar la Garganta derrotan a los guardianes Iceringer y Demoura y llegan hasta el desierto cercano a Las Noches.

El dueño de Las Noches convoca una reunión de Espada junto a sus colaboradores Gin y Tōsen y recomienda no subestimar a los intrusos ni movilizar a demasiada gente, ordena esperar en las estancias de cada Espada a pesar de Grimmjow, que debe ser detenido por el tremendo reiatsu del shinigami.

Los tres intrusos conocen a varios Arrancar amistosos llamados Nel, Dondochakka Bilstin y Pesshe Guatiche, con su ayuda llegan hasta Las Noches y se unen a Renji Abarai y Rukia Kuchiki para derrotar al guardián Lunaganga y entrar en el palacio. Tras dividirse en cinco, Ichigo, Chad e Ishida entablan combate con los Privaron Espada, antiguos Espada degradados tras el logro del Hōgyoku. Ichigo derrota al Arrancar nº 103 Dordoni Alessandro Del Socacchio, que es derrotado por el shinigami y muerto por los Caballeros Exequias. Cuando le es informada la derrota de este subordinado, Aizen se sorprende por lo tarde que Ichigo ha acabado con él, es entonces cuando interroga al emisario quién envió a los Exequias tras los intrusos.

Resulta ser el responsable el Octavo Espada Szayel Aporro Grantz, que no parece confiar mucho en Aizen ya que trata de ocultarle sus experimentos, Gin aparece en ese momento y ambos admiten estar contentos al ver el ímpetu de los intrusos, Aizen se mantiene al margen de la acción durante un tiempo. Ishida derrota a la Privaron Espada Cirucci Thunderwitch, Rukia se enfrenta y logra dar muerte al Noveno Espada Aaroniero Arleri mientras Chad cae ante Nnoitra Jiruga tras haber derrotado al Privaron Espada Gantenbein Mosqueda, Inoue es sustraída de sus aposentos por Grimmjow, que sella a Ulquiorra para pelear con Ichigo. Renji Abarai e Ishida entablan combate con Szayel Aporro y son derrotados. Nnoitra derrota a Ichigo y a una cortamente adulta Nelliel Tu Odderswank, la derrota parece evidente hasta que varios Capitanes llegan a Hueco Mundo y derrotan a los Espada que estaban en combate (Byakuya Kuchiki derrota al Séptimo Espada Zommari Le Roux, Mayuri Kurotsuchi derrota a Szayel Aporro Granz y Zaraki Kenpachi confronta a Nnoitra.

Cuando Zaraki Kenpachi derrota al Quinto Espada Nnoitra Jiruga e Ichigo se dispone a abandonar Hueco Mundo, Stark se lleva de vuelta a Inoue Orihime hacia Aizen, quien junto a Tōsen Kaname e Ichimaru Gin se disponen a destruir Karakura. Gracias a Tōsen y a su bakudō Aizen comunica a todos los intrusos que el rapto de Inoue Orihime respondía a su plan ya que suponía que la Sociedad de Almas acuartelaría sus fuerzas y descuidaría el mundo humano, al tiempo que atraería a Hueco Mundo a varios ryoka y Capitanes, tras esto deja a Orihime en una torre cercana, cierra las Gargantas de los shinigamis y se dispone a destruiír Karakura fácilmente, crear la Ōken, invadir la Sociedad de Almas y finalmente acabar con los atrapados en Hueco Mundo.

Una vez Aizen llega a Karakura se encuentra con todos los Capitanes restantes del Gotei, encabezados por el Comandante Shigekuni Yamamoto-Genryūsai que se alivia al haber trasladado Karakura al Rukongai a tiempo, Aizen ya sabe esto además de que la Karakura en la que está es una réplica y convoca a sus tres Espada más poderosos Stark, Halibel y Barragan acompañados de sus Fracciones al tiempo que encomienda la defensa de Las Noches al reaparecido Ulquiorra Schiffer.

La Batalla por Karakura[editar]

Los Capitanes planean concentrarse en Aizen una vez hayan acabado con los Espada, para ello Shigekuni Yamamoto-Genryūsai libera su shikai y utiliza su técnica Jōkakū Enjō para aislar a Aizen en una bola de fuego, Gin Ichimaru y Kaname Tōsen. A pesar de esto, Aizen confía plenamente en la victoria de sus Arrancar. Avanzada la batalla, Aizen reacciona ante la llegada de Momo Hinamori, decidida a ayudar a los shinigamis en su batalla, aunque no parece darle excesiva importancia. La batalla parece decantarse del lado de Aizen cuando Wonderweiss Margera hace acto de presencia con el enorme Fura como mascota que deshace la jaula ígnea al tiempo que los Capitanes se ven incapaces de derrotar a los Espada. No obstante en ese instante aparece Shinji Hirako junto al resto de vizard dispuestos a plantar batalla. Mientras sus hombres luchan Aizen permanece quieto. Ante las muertes de sus guerreros más poderosos, Barragan y Starrk, Aizen no muestra nada de interés y da orden a Gin y Kaname de entrar en batalla.

Ataca a Tia Harribel hiriéndola mortalmente y declarando que no es lo suficientemente fuerte para pelear por él. Insta a los Shinigamis y Vizard a que peleen todos al mismo tiempo contra él, provocando especialmente a los vizard diciéndoles que no serán ningún problema dado que "murieron hace más de cien años" lo que saca de sus casillas a Hiyori que se lanza hacia él solo para ser partida en dos por Gin Ichimaru. Al ver que Hirako llama desesperadamente a Ichigo se burla de él por confiar en otra persona ya que él predica la "fé en uno mismo" y advierte a sus subordinados que empezará a luchar, ante lo cual Tousen responde utilizando su máximo poder contra Komamura.

Aizen se dispone a pelear contra Hirako para mostrale "el dios que es" y saca su Zanpakutoh, sin embargo Hirako le dice que gracias a que nunca confió en él no conoce las habilidades de su Zanpakutoh, acto seguido libera su Shikai, Sakanade. Aizen dice que es un arma interesante, dada su forma, pero al mismo tiempo cae bajo los efectos de la habilidad de Sakanade. Hirako explica que Kyoka Suigetsu no es la única Zampakutoh capaz de manipular los sentidos y le da la bienvenida al "Mundo del revés" y le explica que su espada invierte los sentidos del oponente.

Aizen es herido levemente en un brazo por la habilidad especial de Sakanade ya que a pesar de haberse dado cuenta de la trampa, se protegió del lado equivocado, Shinji explica que la dirección del corte también es una dirección al revés y reta a Aizen a pelear en esa condición declarando que nadie podría, que es imposible, pero Aizen aparece detrás suyo con un shunpo y daña a Shinji en la espalda diciendo que si uno se acostumbra a algo es fácil, luego al ver que Tousen había perdido contra Komamura y Hisagi, Aizen lo asesina con un ataque a distancia (probablemente por que es el único personaje inmune a Kyoka Suigetsu), ganándose un grito de Komamura y justo en ese momento Ichigo Kurosaki aparece por una garganta a sus espaldas. Luego de eso, se muestra como los ataques de Ichigo no le hacen daño, Aizen muestra superioridad ante Ichigo. En ese momento, Komamura detiene a Ichigo y en eso, todos los capitanes y Vizard que estaban en Karakura aparecen delante de él para protegerlo y no dejar que vea el Shikai de Aizen.

Aizen es atacado en un principio por Hitsugaya e intercambia unas palabras con él, este lo felicita por no haber usado aún a Kyoka Suigetsu y Aizen hace lo propio por no luchar contra él en un uno contra uno, al mismo tiempo que bloquea un sablazo de Kyoraku y continua con su pelea contra Hitsugaya, cuando Hitsugaya usa su bankai, Aizen es atacado a la vez por Komamura y Love, quienes usan a Tengen y a Tengumaru, pero los esquiva fácilmente y se enfrenta a Komamura. Komamura usa su bankai, pero Aizen corta un brazo de Tengen, dañando al mismo Komamura, este quiere cortarlo con su espada rota, pero es derrotado en un instante por Aizen. Luego es atacado a la vez por Love y Rose, Rose le lanza su Kinshara y Aizen la detiene con su mano desnuda y atrapa con ella a Love para luego cortarlo y vencer a Rose. Tras abatir a Lisa, se encara con Soifon, la cual usa una especie de técnica que crea clones de ella y ataca a Aizen y llega a golpearlo con su Nigekki kessatsu gracias a que Hitsugaya le congela el brazo sin él darse cuenta, aun así Aizen usa su Reiatsu para neutralizar la técnica de Soifon y al querer liquidarla es atravesado y herido de gravedad por el Kageoni de Kyoraku Shunsui dado que Aizen no se había dado cuenta de que en el hielo había una sombra. Aizen se voltea a ver a Kyoraku y en ese momento Hitsugaya le advierte que es su fin y embiste de frente contra él con su Bankai, Aizen se dispone a acabar de una vez con Toshiro y dice para sí mismo que atacar en cuanto vea una oportunidad es el error de Hitsugaya, pero en ese instante, muy tarde ya, se da cuenta que está bajo los efectos de Sakanade y es atravesado en la espalda por Hitsugaya.

Pero el Aizen que es atravesado por la espalda resulta ser una proyección de Kyōka Suigetsu y tal como Ichigo horrorizado no tarda en advertir a sus aliados, el Aizen que Hitsugaya atravesaría con su arma es en realidad Momo Hinamori con quien Aizen intercambió de lugares haciendo uso de su Shikai.Todo esto fue para asestar un cruel golpe emocional a las fuerzas de la Sociedad de Almas pero muy especialmente al joven Capitán. Una vez la ilusión se descubre, Aizen en perfecto estado abate con facilidad a Kira Izuru y a Tetsuzaemon Iba quienes creían estar dirigiéndose a Hinamori para después encararse con Hirako quien furioso, le pregunta a Aizen desde cúando ha estado manipulando sus ilusiones a lo que Aizen le contesta con otra pregunta: ¿Exactamente cuándo habeis caído en el error de pensar de que no estaba usando a Kyōka Suigetsu? Hitsugaya quien horrorizado grita de dolor al ver el accidente que acaba de provocar, luego de dejar a un lado el cuerpo de su amiga, se lanza de forma iracunda contra Aizen, arrastrando en ataque a Hirako, Kyōraku y Soi Fong. Aizen derrota a los cuatro con pasmosa facilidad, dejándolos gravemente heridos de manera que no se puedan mover pero tampoco pierdan la conciencia, para que puedan seguir viéndolo todo.

De seguido, Aizen se enfreta al capitán Yamamoto y utilizando los poderes de su Zapakuto apuñala en el vientre al anciano lider. Este sin embargo, sonríe y agarra a Aizen por el brazo, diciendo que Sosuke Aizen ha sido capturado. Este se burla preguntándole si cree realmente que es a él a quien ha atrapado a lo que Yamamoto le responde que el Reiatsu que desprende la hoja que lo está atravesando el estomago le confirma que a quien tiene agarrado es a Aizen. Después se prepara para realizar un ataque con el que acabar con la vida de Aizen a costa de su vida, pero para su sorpresa, los poderes de Ryūjin Jakka son anulados por un Liberado Wonderweiss Margera. Aizen le revela que Wonderweiss es un Arrancar modificado con el fin de detener el poder de su zanpakuto, ya que esta era la única forma de eliminar al anciano capitán.

Yamamoto le dice que no sea tan ingenuo y después de recibir el ataque de Wonderweiss se levanta y contraataca, poniéndole fin a Wonderweiss. Yamamoto queda en un estado muy grave pero aun así empieza a pelear contra Aizen, quien bloquea sus ataques con poca dificultad. Yamamoto, al verse en una posición comprometedora usa un Kidou prohibido -probablemente sacrificándose a sí mismo- y daña moderadamente a Aizen, quien escapa de entre las llamas pero se encuentra con Ichigo. La sorpresa del ex-Capitán ante la aparición del Shinigami Sustituto, haciendo uso de su máscara Hollow, es tal que no puede hacer nada sino recibir un Getsuga Tenshou aparentemente a máximo poder, para luego caer herido. Tras levantarse, le reprocha al joven que esa será la última vez que lo encuentre con la guardia baja, y acto seguido comienza a regenerarse, de forma similar a la Regeneración Instantánea, exclusiva de los Hollows. Ante la sorpresa de Ichigo, Aizen replica que no se trata de otra cosa sino el mismísimo Hogyoku, que Aizen cargó consigo todo el tiempo, protegiendo instintivamente a su amo, ya que él "jamás haría algo tan absurdo como Hollowficarse a sí mismo". El Shinigami traidor entonces le revela a Ichigo que cada batalla que lo llevó hasta ese momento, había sido obra suya, cada logro del joven, no era más que una pieza más en su plan, y que el mismo Ichigo, no era otra cosa sino "aquello que estuvo buscando tanto tiempo". El Shinigami Sustituto, incrédulo ante estas palabras, se lanza a atacar, solo para ser repelido fácilmente, incluso Aizen llega a parar un golpe de su Bankai con la mano desnuda, como lo habría hecho tiempo atrás en la Sociedad de Almas. Por si esta revelaciones fueran poco, Aizen confiesa conocer a Ichigo desde el mismísimo momento de su nacimiento, y afirma que éste es especial ya que "él se trata de...", pero no alcanza a terminar de hablar, ya que Isshin lo interrumpe, ante la atónita mirada de su hijo, reprochándole a Aizen que ya ha dicho demasiado.

Luego de una breve charla padre-hijo, la batalla se reanuda, esta vez es Isshin quien combate al líder enemigo, mientras que Ichigo lucha contra el Bankai de Gin.

Ishin demuestra su habilidad como shinigami superando a Aizen muy fácilmente, sin embargo luego de que éste último admitiera que ha superado su límite como shinigami se dispone a unir su alma junto con la voluntad del Hōgyoku.

Posteriormente, Urahara Kisuke aparece y después de ataques de kido y ver que Aizen resiste aún los de nivel mayor a 90, pues ya ha dominado el Hōgyoku. Urahara utiliza un sello que bloquea el flujo de reiatsu hacia sus manos, y su propio reiatsu lo hace morir. No obstante Urahara le dice a Ichigo que eso no es suficiente para derrotar a Aizen, con el nivel que este último posee, luego Aizen sale del humo comentándole a Urahara que eso no es suficiente para acabar con él, sin embargo Aizen recalca que sino se hubiera fusionado con el Hōgyoku hubiera sido el final para él.

Tras unas palabras Urahara se dispone a atacar junto con Isshin, con el fin de tenderle una trampa para que posteriormente llegara Yoruichi atacando desde arriba con una nueva imagen muy sexy y unos accesorios en sus antebrazos asestándole un gran golpe. Sin embargo eso no surge efecto con Aizen, atacando a Yoruichi; pero esta logra escapar de un golpe gracias al grito de Urahara. Después de que Yoruichi se libre del golpe de Aizen, este último menciona que acabara con cada uno de ellos sin dejar rastro.

Después de una pelea donde Aizen resiste un último ataque de Yoruichi y Urahara, el padre de Ichigo le lanza un Getsuda Tenshou a bocajarro, resquebrajándole la crisálida. Más tarde, consigue derrotar a Urahara, Yoruichi y Isshin, acercándose a Ichigo, que esta junto a Gin. En ese momento, se le rompe el traje que se desvela como una crisálida que guardaba su forma liberada interior. Aquí aparece con el aspecto de siempre solo que con el pelo más largo y unos ojos negros, presumiblemente de Hollow. Su traje aparece cortado por debajo. Él y Gin atraviesan un portal rumbo hacia el Sereitei para fabricar la verdadera llave con las lamas que hay en Karakura.

Una vez en la ciudad de karakura, Aizen es traicionado por Gin, este último le atraviesa con su zampakuto y le deja una especie de veneno, con el cual a Aizen se le forma un hueco en todo el pecho. Gracias a su ira por la traición de Gin, Aizen sufre una transformación en lo que se puede apreciar, es una mariposa, con seis alas a cada lado, y su traje se completa hasta los pies, los cuales no se pueden ver, Aizen le dice a Gin que el Hougyoku es parte de él aún cuando no esté en su interior.

Su velocidad y fuerza aumentan aún más en esta forma, asestándole a Gin un gran corte con su zampakuto y mientras cae, le arranca el brazo con facilidad dejándolo moribundo.

Cuando ya no parece haber ninguna esperanza llega Ichigo con una nueva apariencia en todo aspecto (un poco más alto, pelo más largo, y con la cadena de su zampakuto más larga y enrrollada en su brazo derecho). Aizen un poco decepcionado le pregunta a Ichigo por sus poderes ya que no siente nada en él, en eso Ichigo le pide cambiar de lugar para su combate, Aizen mostrándose incrédulo de su fuerza le dice que no tiene caso cambiar de lugar y en eso es interrumpido siendo llevado a la fuerza a otro lugar por Ichigo. Después de una charla libran su batalla mostrando una gran diferencia entre sus poderes y Aizen empieza a ser derrotado.

Aizen mostrándose frustrado sufre otra transformación más parecida a un Hollow con una máscara parecida a la de un hollow, 3 agujeros en el pecho y en las puntas de cada una de sus alas parece tener una máscara de Hollow.A pesar del despliege de poder, Aizen no es rival para Ichigo que usando el Getsuga Tensho final consigue asestarle un brutal corte que lo parte en dos pero a pesar de ello se regeneró completamente y cuando se disponía a eliminar a Ichigo que se encontraba debilitado por la pérdida de sus poderes Shinigami, un sello de Kido se activa en el interior de su cuerpo.En ese momento, Kisuke Urahara entra en escena explicando que, cuando le disparó esa serie de ataques con Kido y al ver como Aizen se transformaba, asumió que se había fusionado con el Hogyoku haciéndolo inmortal, por lo cual, en el momento en el que tenía la guardia baja, lanzó el sello de Kido en su cuerpo, el cual se activaría en el momento en que se debilitara.Aizen furioso le responde a Urahara que si aún sigue siendo leal a la sociedad de almas con todo lo que ha ocurrido hasta ahora.El ex-capitán le responde taciturnamente que si Aizen ha visto al rey de todos los espíritus, entonces sabe en el fondo que sin su existencia, la sociedad de almas como la conocen, colapsaría al instante.Aizen todavía más molesto, le responde que esa es la lógica de un perdedor y que debería de hablar como un ganador del mundo como lo que es y no como lo que piensa y en el momento en el que iba a decir otra cosa, es finalmente sellado.

Final[editar]

La Cámara de los 46 inicialmente le condenó a 18.800 años aprisionado en el piso más bajo de la prisión, la octava conocida como "Avici", pero después de mofarse la Cámara de los 46 revisa su pena y la aumenta 20.000, acción que al parecer es de su agrado debido a la sonrisa que muestra antes de ser totalmente cubierto

Posteriormente en el manga, durante la invacion quinchi, Juha Bach afirma que él se nego a pertenecer a su ejercito quinchi.

Poderes[editar]

Aizen como todo shinigami tiene el poder de purificar a los Hollow si les hiere con un corte profundo en la máscara y de transportar los pluses a la Sociedad de Almas.

Es capaz de localizar fuentes espirituales con eficiencia.

Su Shunpō o paso instantáneo es uno de los más veloces vistos hasta el momento.

Es uno de los mayores expertos en Kidō que existen, como demuestra al derrotar con el hadō #90 Kurohitsugi (Ataúd Negro) sin decir el conjuro, al Capitán Sajin Komamura.

Ya ha llegado hasta los límites del poder de un shinigami en sus cuatro formas de lucha (kidō, hakuda, hohō y zanjutsu) haciéndolo un oponente formidable.

Zanpakutō[editar]

Su Zanpakutō en forma sellada es una katana normal, aunque debido al enorme poder de Aizen puede desencadenar golpes tremendamente eficaces y destructivos. Lo cual se demuestra cuando ataco a Tier Harribel (3ª Espada) con dos cortes solamente.

Shikai: Kyōka Suigetsu[editar]

La Zanpakutō de Aizen se llama Kyōka Suigetsu (鏡花水月 Flor Reflejada en el Espejo, Luna Reflejada en el Agua?).Su nombre hace referencia a una forma poética presente en la literatura china de referirse a una ilusión como sucede si intentamos tocar una flor que se ve desde un espejo o a la luna reflejada en la superficie del agua. Su Shikai se activa con el comando Quebranta (砕けろ Kudakero?), y su habilidad especial es hacer que el que presencie la liberación sea manipulado en todos sus cinco sentidos con toda clase de ilusiones y percepciones que le hacen creer a su adversario que todo lo que ocurre es real.Los efectos de la habilidad llamada "Hipnosis Total" son permanentes, inclusive si el enemigo sabe que está siendo manipulado una vez que caiga bajo su influencia. La única manera de contrarrestar la ilusión es evitar ver la ceremonia de liberación de la espada lo que hace que personajes que no puedan ver como Tōsen Kaname, sean inmunes a este temible poder. Aunque las ilusiones que Aizen proyecta son poderosas, no son del todo perfectas ya que la Capitana Unohana pudo detectar algo anormal en el falso cadáver de Aizen. No obstante, estos pequeños fallos podrían depender de la experiencia del propio Aizen, ya que 110 años antes Hirako era capaz de ver a través de las ilusiones sin esfuerzo alguno, pero al cabo de diez años cayó víctima de ellas. Incluso es posible que Aizen permitiese a Hirako detectar la existencia de las ilusiones, para aumentar su autoconfianza.

Las habilidades hipnóticas de la Zanpakutō de Aizen son también una herramienta muy útil en medio de un combate, ya que Aizen es capaz de crear ilusiones de forma muy rápida para engañar a sus oponentes. Una treta que parece ser de sus favoritas es proyectar una imagen de sí mismo como señuelo y dejar de ser percibido realmente por su enemigo, para moverse y atacar con total impunidad.

Su habilidad tiene según Gin la siguiente debilidad, hay que tocar la espada misma antes de que Aizen active la habilidad, de esa forma, quien la toco, queda libre de la hipnosis.