Rukia Kuchiki

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rukia Kuchiki
朽木 ルキア
(Kuchiki Rukia)
Sexo Femenino
Fecha de nacimiento 14 de enero
'Bleach'
Nombre real Kuchiki Rukia
Relevancia Personaje Principal
Altura 1,44 m (4 pies 9 pulg)
Peso 33 kg (73 lb)
Ocupación Teniente del decimotercer escuadrón
Procedencia Rukongai
Familia

Kuchiki Byakuya (hermano adoptivo, cuñado)

Kuchiki Hisana (hermana fallecida)
Seiyū
Doblador(es)
Habilidades especiales
Zanpakutō
  • Shikai: Sode no Shirayuki
  • Bankai: Hakku no Togame
Información adicional
Canción favorita :

Rukia Kuchiki (朽木 ルキア Kuchiki Rukia?) es un personaje principal y la coprotagonista del manga y anime Bleach.

Creación y Concepción[editar]

Rukia fue concebida a partir del deseo de Tite Kubo de dibujar a un Shinigami vistiendo un kimono, lo que sirvió de base para el diseño de los Shinigamis de la serie. Debido a esto, Rukia fue uno de los primeros personajes de la serie en ser creados. Antes de decidir que todo Shinigami llevara una espada, Kubo pensó que todos deberían usar pistolas mientras solamente Rukia portaba una guadaña. Sin embargo, esto fue cambiado mientras creaba el kimono para los Shinigamis. Kubo también mencionó que Rukia no se veía como un personaje protagónico, así que creó a Ichigo Kurosaki para ser el protagonista de la serie. El diseño inicial de Ichigo tenía el cabello negro como el de Rukia; Kubo luego modificó la apariencia de Ichigo para que hiciera contraste con la de ella, dándole cabello anaranjado y un aspecto amenazante como marca personal.

En cuanto a su nombre, Kubo señaló que debido a que Rukia lucía como un Shinigami, su nombre debía sonar como el nombre de un Shinigami. Mientras decidía su apellido, Kubo consideró usar "Kuchiru" (朽ちる, lit. "decaer, pudrir”) porque sonaba como el apellido que un Shinigami tendría, y entonces decidió usar “Kuchiki” (朽木, lit. “madera podrida”). Él añadió que una vez escuchó algo que sonó como “Kuchiki Rukia” en la televisión japonesa y le gustó lo suficiente como para usarlo como nombre. También, una vez escuchó en un documental algo que sonó como "lutia", "luz" en latín, le gustó el nombre al relacionarlo con "Rukia" ya que Rukia es como un rayo de luz en la vida de Ichigo.Shonen Jump preguntó en una entrevista si Kubo tenía en planes convertir a Ichigo y a Rukia en pareja, pero Kubo prefirió no confirmarlo ni negarlo, aunque el mismo Kubo ha declarado que la relación de Rukia e Ichigo era "más que amigos, menos que amantes" Después de diseñar la zanpakutō de Rukia, Kubo notó que esta le gustó mucho y la convirtió en la más hermosa zanpakutō de la serie.

Cuando a Kubo se le pidió que hiciera una portada con un personaje femenino durante la Navidad, Kubo inicialmente pensó en utilizar a Rukia; pero luego cambió de opinión y utilizó a Orihime Inoue ya que pensó que Orihime era más adecuada para dicho papel. Sin embargo Kubo comentó que previamente había hecho una ilustración de Navidad con Rukia, y que recibió el pedido de varios fans queriendo ver la imagen. En contraste a esto, Kubo descubrió que a él le gustaban más las ilustraciones en las que el rostro de Rukia expresase dolor, como cuando iba a ser ejecutada en el manga.

Historia[editar]

Rukia pertenece a la Decimotercera División, al mando del Capitán Ukitake. Como todos los shinigamis, es un alma que a veces regresa al mundo de los humanos para traer las almas de los muertos a la Sociedad de Almas y para combatir a los hollows, monstruos que devoran las almas indefensas. Rukia tiene el cabello liso, negro y corto; tiene grandes ojos azules oscuros, de rostro pequeño y mirada seria. Pese a su pequeña estatura y su frágil aspecto, Rukia despliega una notable fuerza y una voluntad de hierro pese a estar sometida a una gran presión. Las diferentes experiencias por las que ha pasado la han convertido en una persona poco sociable y a la que le cuesta mucho hacer amigos, pero a la vez la hacen un ser leal y que no duda en sacrificar su vida por los suyos.

Familia[editar]

El origen de Rukia permanece en el aire hasta bien entrada la serie, en donde se desvela que fue abandonada cuando apenas era un bebé por su enferma hermana mayor Hisana. Ésta nunca se perdonaría su falta y, antes de morir, hizo jurar a su marido, el frío y sereno Byakuya Kuchiki que buscara a su hermana y que la hiciese adoptar por la familia Kuchiki, una de las más nobles del Seireitei, la ciudad de los shinigamis.

La búsqueda resultó infructuosa hasta que la propia Rukia fue descubierta en el Seireitei, ya que al haber descubierto que poseía poder espiritual estaba estudiando para convertirse en shinigami. Byakuya, que además era el Capitán del Sexto Escuadrón, la hizo adoptar inmediatamente nombrándola su hermana menor y, debido a su patrocinio, pudo ascender sin la necesidad de pasar las duras pruebas que sí sufrieron sus compañeros de clase.

La sombra del Capitán Kuchiki era tan alargada que impidió que Rukia llegase a ser oficial de algún escuadrón, dado el peligro que entrañaba por ser un blanco más atractivo para los hollows, pese a que la muchacha demostraba tener un gran potencial. La relación de Rukia con Byakuya siempre fue muy fría y distante, debido al carácter de este último. Su increíble altivez y lejanía provocaron que más que cariño y agradecimiento, Rukia sintiera por él una mezcla de miedo y respeto, sentimientos que han ido diluyéndose a medida que pasa el tiempo y que el autor del manga deja entrever el por qué de las acciones de Byakuya. En la segunda novela de Bleach que se desarrolla al final de la era SS, donde se puede ver a Rukia preocupada por su hermano herido en batalla. Para ayudarle a sobreponerse de las heridas, decide cocinar distintos platos que ha aprendido mientras vivía en el Mundo Humano. Prepara varios platos, que por algún motivo u otro Byakuya no puede comer (o por prescripción médica de Unohana, o por su sabor específico). Al preparar el último plato (llamado en japonés okayu) todos los que prueban la comida coinciden en que estaba deliciosa, menos Byakuya, que la toma en silencio visiblemente emocionado por el detalle y el esfuerzo que ha puesto Rukia en hacerle la comida. Tiene una relación amorosa con kurosaki Ichigo

Amistades[editar]

De toda la Sociedad de Almas, al único al que conocía antes de convertirse en shinigami era su compañero de aventuras, Renji Abarai, convertido precisamente en el Teniente del Capitán Kuchiki. Superior a ella en poder, su amistad acabó por enfriarse cuando Rukia fue adoptada por la familia Kuchiki y se alejó de la vida de Renji. Aun así, el firme vínculo establecido entre ellos nunca dejó de existir, y la dedicación y preocupación que siente Renji por Rukia es un hecho.

Al perder el contacto con Renji y pertenecer al Decimotercer Escuadrón, Rukia creó un nuevo círculo en el que toda su atención y cariño giraba en torno a su teniente, Kaien Shiba.

La apacible vida que llevaba Rukia acabaría por quebrarse ante la muerte de Miyako a manos de un hollow que era capaz de poseer los cuerpos de shinigamis. Kaien, loco de furia y decidido a vengar a su mujer, partió tras el hollow, seguido del Capitán Ukitake y de Rukia. En aquella terrible noche, el hollow acabó por poseer también a Kaien y fue la propia Rukia la que acabó con la vida de aquella persona a la que tanto quería. Pese al consuelo del Capitán Ukitake, Rukia nunca acabó de comprender que no era culpable, y la muerte de Kaien la acompañaría constantemente, volviéndola el ser cerrado y poco afectuoso que es ahora.

Otros shinigamis que parecen sentir cariño y amistad por Rukia, son el propio Capitán Ukitake, así como sus dos nuevos Terceros Oficiales y el Séptimo Oficial del Cuarto Escuadrón, Hanatarō Yamada, quien la conoce cuando ya está prisionera.

En el mundo de los humanos tampoco faltan amigos para Rukia. Aunque el contacto que hay entre ellos es escaso, la shinigami cae bien a todos los compañeros de la clase de Ichigo, en especial a Orihime Inoue, cuya amistad se afianza cada episodio. Pero, sin lugar a dudas, la relación que ha cambiado influido en el presente de Rukia es la que mantiene con Ichigo, siendo uno de sus mejores amigos y un gran equipo al momento de luchar.

Historia[editar]

El Shinigami Sustituto[editar]

Rukia se lleva una inmensa sorpresa cuando, mientras sigue el rastro de un hollow en el mundo de los humanos, puede ser vista y tocada por Ichigo, un estudiante de 15 años. El poder ver a seres espirituales es signo de poseer un gran reiatsu (poder espiritual), que atrae a los hollows como la miel a las moscas. Y así es: cuando un hollow hace su aparición en casa de los Kurosaki, Rukia se dispone a eliminarlo pero se ve entorpecida por Ichigo, cayendo gravemente herida. La situación es desesperada, y Rukia no tiene más remedio que ceder sus poderes a Ichigo, quien se convierte en shinigami sustituto y acaba con el hollow.

Aunque los planes de Rukia eran ceder sólo la mitad de sus poderes, el imprevisto reiatsu de Ichigo absorbe su totalidad, impidiendo a Rukia regresar a la Sociedad de Almas hasta que no los acabe de recuperar. Para poder hacerlo, ocupa mientras un gigai (cuerpo artificial) cedido generosamente por el enigmático Kisuke Urahara, dependiente de una tienda bajo la que oculta todo un muestrario de objetos para shinigamis.

Mientras Rukia recupera sus poderes, se hace pasar por estudiante de intercambio en la clase de Ichigo -es una excelente actriz, aunque le falla su desconocimiento de objetos tan elementales como los bricks de zumo-, pese a afirmar no sin cierto desprecio, que al menos tiene diez veces la edad de esos colegiales. Rukia pasa a vivir al armario de Ichigo y se convierte en su maestra y ayudante en sus labores de shinigami, a la vez que conoce más a fondo el entorno de Ichigo. La actitud de Rukia hacia el también arisco Ichigo pasa de severa a comprensiva conforme se desarrolla la historia, llegando a surgir entre ambos firmes lazos que no pasan inadvertidos para amigos de Ichigo como Tatsuki, Chad y especialmente, Orihime, en secreto enamorada de Ichigo.

Los días transcurren, y Rukia acaba por darse cuenta de que se está encariñando mucho con un mundo que no es el suyo. Sin avisar a nadie, acaba por partir, sorpréndiendose a sí misma al descubrir que pese a todo el tiempo que ha transcurrido, no ha conseguido recuperar sus poderes. Su marcha coincide con la llegada de una escolta encargada de detenerla y traerla de vuelta a la Sociedad de Almas a ser juzagda por haber cedido sus poderes a un humano. Ichigo llega al poco para combatir contra los dos enviados, que resultan ser Byakuya y Renji, el Capitán y el Teniente del Sexto Escuadrón, y el hermano y un amigo de Rukia respectivamente. Ichigo termina peleando contra Renji a quien consigue herir, para después ser totalmente derrotado y herido de muerte por Byakuya, quien también elimina los poderes de shinigami que Rukia había prestado a Ichigo ignorando los suyos propios. Rukia le ordena, entre lágrimas, que no vaya en su búsqueda y se olvide de ella, bajo la pena de no perdonárselo jamás.

La Sociedad de Almas[editar]

La condena por el comportamiento de Rukia es excesiva y la propia shinigami se sorprende ante ella, pues es sentenciada a muerte como una criminal y confinada a la Cámara del Arrepentimiento. El caso de Rukia Kuchiki despierta el interés de varios shinigamis, y la injusticia de su condena comienza a sembrar dudas y sospechas que nadie sería capaz de sospechar. Sin embargo, la mayor sorpresa sería debida a la irrupción en pleno Seireitei de Ichigo, acompañado de Orihime, Chad, Uryū, Yoruichi y Ganju para rescatar a Rukia.

Confinada y privada de todo contacto, Rukia ve pasar los días con resignación, aunque acaban por llegar a sus oídos la llegada de los extraños y la duda llega a su corazón. Tres días antes de la fecha prevista de su ejecución -fecha continuamente adelantada-, es liberada por Ganju y Hanatarou, revelándose que Rukia fue la shinigami que mató a Kaien, el hermano de Ganju. No obstante, Ganju es leal a Ichigo y pese a que odia a Rukia, se dispone a salvarla hasta que aparece el propio Capitán Kuchiki interponiéndose. Con un desprecio absoluto por el destino de su hermana, Byakuya ataca a Ganju pero acaba por ser frenado por Ichigo, quien aparece de súbito. El reencuentro entre Ichigo y Rukia resulta ser corto, pero Rukia acaba por comprender que Ichigo es incorregible y que hará lo que sea por salvarla y llevársela con él. La escena se interrumpe cuando Yoruichi se lleva a Ichigo, dado que las probabilidades de ganar a Byakuya en duelo eran prácticamente nulas.

Por tanto, el primer intento de rescate fracasa y Rukia vuelve a ser encerrada. Cuando llega el día de su ejecución, Rukia vuelve a aparecer resignada hasta que se cruza con el temible Capitán del Tercer Escuadrón, Gin Ichimaru, quien se burla cruelmente de ella prometiéndole salvar a Renji -que se ha revelado contra Byakuya-, a Ichigo y sus compañeros y a ella misma para luego decir que estaba mintiendo. Ese breve rayo de esperanza acaba por desarmar las defensas de Rukia, que comienza a sentir miedo más por los suyos que por ella misma. Cuando Rukia es presentada ante el mermado grupo de los Capitanes de escuadrón, entre los que está su siempre impasible hermano, pide como última voluntad que sean salvadas las vidas de Ichigo y de los demás, y que sean devueltos al mundo de los humanos. Para liberar la angustia de Rukia, se le afirma que así será, aunque todos saben muy bien que el Comandante General lo dijo para que muriese en paz.

En el preciso instante en el que Rukia va a morir, en una décima de segundo crítica y angustiosamente crucial, por fin reaparece Ichigo y, junto con la inesperada ayuda de los Capitanes Ukitake y Kyōraku, es por fin liberada junto a un emotivo momento con su amigo. Mientras Ichigo se enfrenta al Capitán Kuchiki, Renji coge a Rukia y se la lleva lejos hasta que ambos son interceptados por el Capitán del Noveno Escuadrón, Kaname Tōsen, que resulta ser un traidor, y que teletransporta a Renji y a Rukia de nuevo al lugar de ejecución, donde a esas alturas Byakuya ha sido derrotado por Ichigo.

Entonces se descubre la traición del Capitán Aizen y de sus subordinados, los Capitanes Ichimaru y Tousen, quienes estaban detrás de la excesiva condena de Rukia. El porqué les interesaba ver a Rukia muerta era porque, cuando Urahara le dio el gigai a Rukia al perder sus poderes, ocultó en ese cuerpo artificial un peligroso artefacto, denominado Hougyoku, capaz de combinar los poderes de un shinigami con los de un hollow. En el momento en que muriera, el Hougyoku sería liberado del alma de Rukia y caería en poder de Aizen. Sin embargo, en todo el tiempo en que se había ocultado de la Sociedad de Almas, Aizen había descubierto una forma de extraer el Hougyoku sin necesidad de matar a Rukia, cosa que hace antes de entregársela a Ichimaru para que acabe con ella.

Con Ichigo fuera de combate, la muerte de Rukia parece ya ser por fin inevitable hasta que, para sorpresa de todos, es el propio Byakuya Kuchiki el que se interpone entre su hermana e Ichimaru, resultando gravemente herido. Este período es suficiente como para que hagan su aparición los capitanes y tenientes restantes, que sólo pueden presenciar la marcha de los tres traidores al Hueco Mundo, el lugar donde habitan los hollows.

Rukia es por fin perdonada, y acaba por reconciliarse con su hermano, al revelarle éste que Hisana, su hermana mayor, había sido su esposa y le había rogado que cuidase de ella. La causa de que Byakuya se mostrase tan implacable con su hermana, incumpliendo la promesa hecha a Hisana, era debido a que también había prometido hacer cumplir escrupulosamente la ley de sus padres y del resto de familias nobles. Finalmente, el orgulloso capitán acaba por admitir en su fuero interno cuál promesa prevalece sobre la otra.

Antes de que Ichigo y los demás partan al mundo real, Rukia va a visitar a los exiliados hermanos de Kaien Shiba, Kuukaku Shiba y Ganju, para pedirles perdón por la muerte de su admirado teniente. La reconciliación se produce sin querer oír las explicaciones de Rukia: sólo necesitaban oír un "lo siento". En cuanto a Ichigo, Uryū, Orihime y Chad, acaban por marcharse de la Sociedad de Almas acompañados de Yoruichi, pero Rukia decide quedarse. Sin embargo, y para alegría de los seguidores de la serie, no será una despedida definitiva.

Los Bound (sólo en anime)[editar]

A pesar de que aún no ha recuperado del todo sus poderes, Rukia es enviada al mundo real a combatir a los hollows en esta nueva temporada inédita, que sirve para hacer tiempo mientras se van editando nuevos capítulos del manga. Por tanto, habría que fechar todos estos hechos en algún momento entre el fin de la saga de la Sociedad de Almas y el comienzo de la saga de los Arrancars.

Pese a que su objetivo inicial eran los hollows, Rukia vuelve a unirse a Ichigo, Renji, Orihime, Chad y Uryū en su combate contra los bound. Mas Rukia sigue estando débil y aún no es capaz de liberar su zanpakutoh, por lo que se dedica a prestar ayuda con el uso de su kidoh (magia demoníaca). Así, se frenta primero a la bound Yoshi y después a Mabashi, cuya mascota acaba por poseerla. Rukia escapa de una muerte segura gracias al poder de la amistad de Orihime, quien es incapaz de soportar la idea de matar a su amiga pese a estar controlada por el enemigo.

Cuando los bound consiguen entrar en la Sociedad de Almas, Rukia decide regresar al Seireitei, pues como miembro del Decimotercer Escuadrón, no puede atacar por libre. En su camino de vuelta, tiene la mala suerte de toparse de nuevo con Yoshi, más poderosa desde su último encuentro -todo lo contrario que Rukia-. La shinigami es capaz de resistir sus embates también gracias a la ayuda de Ririn, una de las almas modificadas diseñadas por Urahara, pero acaba siendo gravemente herida y salvada debido a la inesperada aparición del Capitán Kuchiki. Las relaciones entre ambos hermanos parecen haberse distendido, pues Rukia al despertar se da cuenta de que su hermano ha estado velándola todo el tiempo, y de que ha marchado a pelear en solitario contra los bound para protegerla a ella y a la Sociedad de Almas entera.

Los Arrancar[editar]

En esta esperadísima temporada Rukia regresa al mundo de los humanos junto con otros shinigamis para proteger a las personas de elevado reiatsu como Ichigo de los planes del traidor Aizen y sus secuaces. Por fin, tras 117 episodios, en un combate Rukia acaba por liberar su zanpakutoh, acabando inmediatamente con un arrancar (un hollow con poderes de shinigami, producto del Hougyoku).

Rukia e Ichigo vuelven a hacer equipo, y por primera vez Orihime se da cuenta de lo bien que se llevan ellos dos, y comienza a sentirse celosa, pues está enamorada de Ichigo y quiere mucho a Rukia. Mientras Ichigo desaparece para entrenarse junto a los vizard, Rukia y Orihime marchan a la Sociedad de Almas para entrenar mejor las curiosas habilidades de la segunda. No obstante, ante la nueva oleada de ataque de los arrancar, Rukia regresa a ayudar a Ichigo, y a punto está de morir a manos de Grimmjoww de no ser por el vizard Hirako, que combate al arrancar. Antes de marcharse del lugar de combate, Rukia no deja de preguntarse quiénes son esos nuevos, ya que desconoce la historia de los vizard y la ayuda que han prestado a Ichigo.

Incursión a Hueco Mundo[editar]

Poco después, tanto Rukia como Renji fueron devueltos a la Sociedad de Almas, para después partir a escondidas -y desobedeciendo las órdenes del Comadante General de los Trece Escuadrones- al Hueco-mundo, junto con Ichigo, Uryū y Chad. Con la ayuda de su Zanpakutoh Rukia salva a sus amigos del ataque de un peligroso Hollow y, con ellos, entra en la fortaleza de Las Noches para rescatar a Orihime, prisionera de Aizen. Pero antes de entrar a la fortaleza, todos caen al bosque de los Menos Grande, aquí Rukia (en el anime) conoce a un shinigami llamado Ashido, quien había permanecido en ese lugar para destruir a los hollow. Rukia ahora debe buscar a sus amigos con la ayuda de Ashido. En el camino ambos se encuentran con un hollow que, desde hace tiempo buscaba a Ashido, y gracias a la ayuda de Rukia éste lo pudo derrotar. Al llegar a la salida y ya encontrando a sus amigos Rukia le dice a Ashido que escapara con ellos, pero al haber muchos menos grande, Ashido decide quedarse. Rukia le hace la promesa de regresar por él.

Dentro de la fortaleza Rukia se enfrenta al Noveno espada, Aaroniero Arleri, el cual tiene el aspecto de Kaien y sus poderes, por lo que Rukia deberá enfrentarse una vez más a su pasado. Después de una batalla en la que Rukia es traspasada por la lanza de arrancar y luego de que su zanpakutō se rompiera y volviera a componerla usando la tercera danza de Sode no Shirayuki, logra vencer al arrancar pero quedando ella gravemente herida por el combate.

Rukia se encuentra gravemente herida y a punto de ser asesinada por el Séptimo espada pero en ese momento llega su hermano Kuchiki Byakuya para salvarla, que no ha ido solo al Hueco Mundo, sino que le acompañan el Capitán del Duodécimo Escuadrón Mayuri Kurotsuchi y su vicecapitana Nemu Kurotsuchi, la Capitana del Cuarto Escuadrón Unohana Retsu y la vicecapitana Kotetsu Isane, además de Yamada Hanatarō y finalmente el Capitán del Undécimo Escuadrón Zaraki Kenpachi y su vicecapitana Yachiru, que están ayudando a Ichigo y los demás.

La batalla por Karakura[editar]

Tras descubrirse el propósito real de Aizen de atraer a varios Shinigamis y Ryoka a Hueco Mundo para alejarlos de Karakura usando a Orihime como cebo para atraer su atención, Rukia en compañía de Renji y Chad,se quedan a pelear contra los caballeros exequias. En ese instante Rukia vence a los sirvientes de Rudobone y este decide tomarse a Rukia enserio liberando su Zanpakutō (Arborea). Luego de que Ichigo se transforma se ve a Rukia luchando contra Rudobone llevando la clara ventaja, ya que con Sode No Shirayuki Rukia congelo las ramas de Rudobone, debilitándolo casi por completo. Rukia le dice que va a perder y que no debió mostrarle tan rápido todo su poder, pero antes de lanzar el último ataque Yammy cae y destroza a Rudobone estrellándose con una pared. Yammy maldice a Ishida y se prepara para cargar nuevamente hacia allí cuando los ve a los tres y se prepara para matarlos, Renji pregunta si ese es el décimo espada del que le habló Hitsugaya y Chad asustado afirma y ve que Yammy ahora mide el doble de tamaño, luego se sorprenden al saber que Yammy al liberar su verdadera forma es en realidad el espada número cero.

Luego de pelear y cuando iban a perder llega Ichigo para salvar a Rukia, luego Ichigo pelea contra Yammy, cuando ser derrotado llega Kuchiki Byakuya y Zaraki Kempachi y acuden en su ayuda. Luego de que Ichigo venciera a Aizen en la Sociedad de almas Rukia, Renji, Ishida, Sado y Inoue llegan donde estaba Urahara con Ichigo que estaba perdiendo sus poderes de shinigami, cuando Ichigo va a saludarlos cae desmayado y convulsionando. Despierta un mes después en su casa y Rukia le informa que esta perdiendo sus poderes de shinigami y que ya no la podrá ver, después empieza a desaparecer a sus ojos.

Un nuevo comienzo: La Saga del Shinigami Sustituto Perdido[editar]

No se sabe mucho de Rukia luego de despedirse de Ichigo. Tuvo una aparición de Rukia desde la perspectiva de Ichigo recordando la última imagen de ella antes de partir a la Sociedad de Almas. Dicha escena ocurrió instantes antes de la activación del Fullbring de Ichigo cuando Chad le dice que recuerde momentos que hicieron <<Que se sintiera orgulloso de ser un Shinigami>>.

Cuando Ichigo descubre el poder de su Fullbring, en su Insignia de Shinigami Sustituto comienzan a escucharse ruidos. Ichigo al acercase, puede escuchar una voz diciendo <<¡Claro que no! Ichigo nunca seria capaz de...>> y en ese momento, la Insignia deja de emitir el sonido. En ese momento Ichigo se da cuenta que era la voz de Rukia.

Ante las verdaderas intenciones de Ginjō, aparecen Urahara e Ishin detrás de Ichigo junto con Rukia Kuchiki convertida en teniente del décimo-tercer escuadrón, a lo cual Ichigo al ser atravesado le regresan sus poderes Shinigami.

Como todos en esta última saga, Rukia también cambia su aspecto; Tiene el cabello más corto y recto, usa unos guantes blancos hasta arriba de los codos (muy parecidos a los de Byakuya Kuchiki), parece un poco más alta y con más busto.[1]

Poderes[editar]

Rukia tiene las habilidades de una shinigami estándar, con una habilidad en el combate media que se ve ayudada por uno de sus puntos fuertes, el uso del kidō, una serie de hechizos ofensivos que incluso puede realizar estando en un gigai o cuerpo artificial. Renji dice en una ocasión que no sólo Rukia es muy buena en el uso del kidō, sino que también es una eficaz combatiente por su velocidad y su agilidad.

Aunque sus poderes están bajo mínimos durante la mayor parte de la serie, debido al gigai que le dio Urahara, y después al ser condenada a muerte, éstos comienzan a aparecer en los combates tanto con los Bound como con los Arrancar. Tanto es así que, si bien es cierto que siempre se pensó en Rukia como una Shinigami media, en realidad podría haber aspirado a un alto rango en cualquier Escuadrón debido a sus habilidades, pero que su eventual ascenso siempre fue evitado por Byakuya, en un rasgo más de la extraña protección que siempre le dio.

Rukia es capaz de realizar tanto hadō (hechizos ofensivos) como bakudō (defensivos), aunque parece sentir predilección por los primeros. Los hechizos de kidō realizados por ella hasta la fecha han sido:

  • Bakudō #01: Sai (Obstrucción).
  • Bakudō #04: Hainawa (Cuerda Trepadora).
  • Bakudō #61: Rikujōkōrō (Prisión de Luz de Seis Barrotes).
  • Hadō #04: Byakurai (Rayo Blanco).
  • Hadō #31: Shakkahō (Artillería Carmesí).
  • Hadō #33: Sōkatsui (Lluvia de Fuego Azul).
  • Hadō #63: Soren Sōkatsui (Loto Gemelo de Lluvia de Fuego Azul).

Zanpakutō[editar]

La espada de Rukia permanece oculta durante la mayor parte de la serie, debido a la falta de poderes de su portadora.

Es en el capítulo 117, en donde se da a conocer el nombre de su Zanpakutō el cual es: "Sode no Shirayuki" (Remolino de nieve blanca).

Aunque en los primeros episodios se puede ver la Zanpakutō, no suele usarla, y al ser prisionera y después utilizar un gigai sano en la primera parte de la temporada de los bound, su verdadero nombre y apariencia son un enigma que sólo se resuelve en una lucha contra los arrancar.

La forma materializada de Sode no Shirayuki se desconoce, aunque en el anime aparece en una forma humanizada como una mujer con un kimono blanco similar a las Yuki-onna , es tan bella que la misma Rukia reconoció su título de la más hermosa de todas las zanpakutō.

Shikai: Sode No Shirayuki[editar]

Durante el combate contra el arrancar D-Roy, Rukia por fin revela el nombre y la primera liberación de su zanpakutō, con la frase: Baila" (舞え 'Mae'?), Sode no Shirayuki (袖の白雪 Remolino de Nieve Blanca?). Entonces la espada crece y se vuelve completamente de un color blanco inmaculado. De forma estilizada, y con un largo lazo también de color blanco bajo la empuñadura, Sode no Shirayuki es considerada la zanpakutoh de tipo nieve/hielo más hermosa de toda la Sociedad de Almas.

La elegancia de Sode no Shirayuki es directamente proporcional a su eficiencia, y es una de las pocas armas de shinigamis con más de una habilidad conocida, lo que hacen de Rukia una peligrosa enemiga cuando está en la plenitud de sus fuerzas. Los diferentes movimientos de Sode no Shirayuki son conocidos como danzas, debido a los gestos que debe ejecutar Rukia para realizarlos, y por el momento se conocen tres de ellas -aunque se supone que hay más-:

  • Primera danza, Luna blanca (初の舞・月白 Some no mai, tsukishiro?). Con ella Rukia puede crear en cualquier lugar un círculo que, con un brillo blanco, es capaz de congelar todo lo que está encerrado en dicho terreno, desde el suelo hasta las estrellas.
  • Segunda danza, Onda blanca (次の舞・白漣 Tsugi no mai, hakuren?). Un tremendo ataque frontal, en el que Sode no Shirayuki lanza una onda brillante formada por cientos de cuchillos de hielo.
  • Tercera danza, Espada blanca (参の舞・白刀 San no mai, shirafune?). Usada por Rukia para crear una espada de hielo en sustitución del trozo de Sode no Shirayuki rota en la batalla contra el Noveno Espada Aaroniero Arrurueri, logrando vencer a ese arrancar con esta técnica.

Curiosidades[editar]

  • Rukia es uno de los personajes más populares de Bleach, no habiendo bajado de las cuatro encuestas de popularidad realizadas hasta la fecha del Top 3. En la más reciente ha recuperado el segundo lugar, sobrepasando incluso a Ichigo Kurosaki.
  • La Zanpakutō de Rukia, Sode no Shirayuki, ha sido elegida como la segunda más popular en la encuesta especial de las Zanpakutō.

Referencias[editar]

  1. Capítulo 459 del manga.