Dictadura de los Coroneles

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Régimen de los Coroneles»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Χούντα των Συνταγματαρχών
Khoúnta ton Syntagmatarkhón
Dictadura de los Coroneles

Flag of Greece (1822-1978).svg

1967-1974

Flag of Greece.svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Lema nacional: n/d
Himno nacional: n/d
Ubicación de Grecia
Capital Atenas
Idioma oficial Griego
Gobierno Dictadura militar
Jefe de Estado
 • 1967-1974 Georgios Papadopoulos
Historia
 • Golpe de Estado 1967
 • Revuelta de la Universidad Politécnica 17 de noviembre de 1974
 • III República 8 de diciembre de 1974
Superficie
 • 1970 131,990 km²
Moneda Dracma griega moderna
Miembro de: ONU

La Dictadura de los Coroneles o Junta de los Coroneles (en griego Χούντα των Συνταγματαρχών o simplemente Χούντα; también καθεστώς των Συνταγματαρχών, «régimen de los Coroneles») hace referencia a un periodo dictatorial que comenzó en Grecia el 21 de abril de 1967 con el golpe de Estado de los Coroneles, dirigido por Georgios Papadopoulos, y que concluyó el 24 de julio de 1974 con la proclamación de la Tercera República Helénica.

Marco histórico[editar]

La dictadura que tuvo lugar en Grecia entre 1967 y 1974 está considerada internacionalmente como un episodio más de la Guerra Fría. Los esfuerzos de la URSS y de los Estados Unidos por extender su respectiva área de influencia, no sólo en Europa, sino en todos los continentes, dieron lugar a una serie de conflictos localizados. Fuera de Grecia, en casos extremos y circunstancias más violentas, esta lucha daba como resultado, o bien la completa preponderancia de los comunistas, como en Vietnam, o el extremo opuesto dictaduras pro-occidentales de extrema derecha, como en Chile o Argentina. En el caso de Grecia, los soldados se alzaron para hacer frente a lo que ellos llamaban el "peligro comunista", instaurando una dictadura militar y suprimiendo las libertades políticas. En muchas ocasiones estas acciones contaban con la complicidad silenciosa o incluso el apoyo abierto de Occidente, principalmente de los estadunidenses.

Según Samuel Phillips Huntington, la dictadura griega no se debe analizar como un hecho aislado, sino más bien, como parte de un juego a escala mundial, dentro de una “ola” de dictaduras. Como explica el escritor en su libro The Third Wave, el mundo ha pasado por tres olas de desestabilización y democratización. Después de la caída del régimen dictatorial, Grecia entró en la tercera ola democratizadora entre los años 70 y 80, junto con otros países como España, Portugal, Brasil o Panamá.

El golpe de Estado de 1967 y los siete años de gobierno militar que le siguieron fueron también la consecuencia de la profunda división política que existía en Grecia entre los partidarios de la izquierda y de la derecha, que se mantenía desde la época de la resistencia griega a la ocupación de las fuerzas del Eje durante la Segunda Guerra Mundial. Tras la liberación de Grecia en 1944, comenzó una sangrienta guerra civil entre las fuerzas comunistas del ELAS que habían liderado la resistencia antifascista, y por otro lado el Gobierno, que acababa de regresar del exilio. Estos últimos utilizaron al Ejército griego, que contaba con el apoyo directo de británicos y estadounidenses.

El bando comunista estaba compuesto por el Frente de Liberación Nacional (EAM) (en griego: ΕΑΜ, “Εθνικό Απελευθερωτικό Μέτωπο”), y el Ejército Popular Griego de Liberación (ELAS) (en griego: ΕΛΑΣ “Ελληνικός Λαικός Απελευθερωτικός Στρατός"). Con la derrota de los comunistas, éstos iniciaron una campaña de hostigamiento y lucha armada contra el Gobierno griego, llegando a ser declarado el estado de excepción para tratar de liquidar a los guerrilleros. Los gobiernos de Alexandros Papagos y Constantinos Karamanlís utilizaron a las fuerzas armadas para practicar el terrorismo de Estado, ilegalizaron el Partido Comunista de Grecia (KKE) e hicieron una fuerte campaña de propaganda anticomunista, provocando el exilio masivo de miles de personas en lo que fue el último episodio de la diáspora griega. Dentro del Ejército existía una organización militar permanente llamada IDEA (en griego ΙΔΕΑ,Ιερός Δεσμός Ελλήνων Αξιωματικών) que planeaba dar un golpe de Estado. Dentro de ésta actuaba el coronel Georgios Papadopoulos, como subordinado del general Natsina. John Moore, agente de la CIA en Atenas, puso en marcha estos procedimientos y dio la orden de que otros lo hicieran, para derrocar el gobierno de Papandreu e implantar una Junta Militar compuesta únicamente por militares.

Un periodo de inestabilidad política[editar]

En los primeros años de la década de 1960, Grecia pasaba por un fuerte periodo de inestabilidad política. A pesar de lograr una moderada victoria (53% de los votos) en las elecciones de 1964, la Unión de Centro de Georgios Papandreou no fue capaz de gobernar más de 18 meses. Por otro lado, Georgios Papandreu, percibido en Grecia como un demócrata convencido, aspiraba a ocupar el puesto de Ministro de Defensa, lo que no se veía con buenos ojos desde las altas esferas de la monarquía. En julio de 1965 tuvo lugar una escisión considerable entre las diversas corrientes del partido que estaba en el gobierno, la Unión de Centro (Ενώσις Κέντρου), conocida en la historia griega contemporánea como "Apostasía de 1965" o Iuliana. Esta masiva escisión se produjo a causa de la decisión de Georgios Papandreu de sustituir a Petros Garufalias que estaba al frente del Ministerio de Defensa Nacional.

El rey Constantino II se negó a firmar el decreto correspondiente hasta que el sucesor de Garufalia gozara de su plena confianza, forzando a la dimisión de Papandreu el 15 de julio de 1965. A partir de aquel día y hasta finales de diciembre de 1966, Constantino II intentó formar gobiernos con la participación de 48 diputados apóstatas de la Unión de Centro, que habían dejado solo a Georgios Papandreu. Estos diputados liderados por Constantinos Mitsotakis formaron parte de estos gobiernos o bien les dieron su voto de confianza. En un principio, el rey nombró Primer Ministro a Georgios Athanasiadis-Novas, que constituyó gobiernos formados por ministros elegidos de entre los diputados apóstatas. El nuevo gobierno sin embargo no obtuvo la mayoría en el Parlamento, formándose entonces otro gobierno con Ilias Tsirimokos a la cabeza. Georgios Papandreu y Panagiotis Kanellopoulos, los líderes de la Unión de Centro y del ERE (Unión Nacional Radical, el partido que gobernaba anteriormente) intentaron llegar a un acuerdo para salir de una crisis que amenazaba con prolongarse. La idea era formar un gobierno que se encargara de los asuntos más urgentes y convocara unas nuevas elecciones. Esta solución no pudo ponerse en práctica a causa del golpe de los coroneles. Todo el periodo que prosiguió a la destitución de Georgios Papandreu se caracterizó principalmente por ser un periodo de irregularidades en el ámbito político.

El golpe de Estado del 21 de abril[editar]

El 21 de abril de 1967 en una calle de Atenas.

Entre los sucesos que se produjeron destacan la muerte del diputado Grigoris Lambrakis, así como la del estudiante Sotiris Petroulas. Estos episodios llevarán al golpe de Estado de los coroneles el 21 de abril de 1967.

El 21 de abril, mientras se convocaban elecciones para el día 28 de mayo, los oficiales del Ejército, con el coronel Georgios Papadopoulos al mando y la participación del General de Brigada Stylianos Pattakós y el coronel Nikolaos Makaresos, reunieron a alrededor de 100 tanques en el distrito de la capital y los pusieron en movimiento al amanecer del 21 de abril, con el objetivo de tomar el Ministerio de Defensa griego. Además, los militares trazaron un plan que designaba como obligatoria la toma de posesión del Ejército, con el objetivo de acabar con el supuesto alzamiento comunista de ciertas zonas de Grecia donde aseguraron que había penetrado el Ejército Rojo de la URSS.

La persona de confianza del rey, Spandakis, general del ejército del Estado Mayor, fue sustituido por Odiseas Angelis. Éste, haciendo uso de su nuevo cargo dio la orden a la III Brigada del Ejército de Salónica de que rechazase cualquier orden golpista.

El único intento de hacer frente al golpe de Estado vino principalmente del Ministro de Orden Público, Georgios Rallis, que intentó contactar con el general de brigada Vidalis para que pusiera en movimiento la III Brigada del Ejército (Salónica). No lo consiguió debido a que el General de Brigada Vidalis había sido avisado con antelación para que hiciera caso omiso a la orden de Rallis.

La insurrección de la Marina[editar]

El cambio de régimen provocó preocupaciones en la Marina, en cuyas filas no había muchos golpistas. La primera reacción de la Marina fue apoyar el contramovimiento del Rey el 13 de diciembre de 1967, pero que fracasó debido a su lentitud de acción y mala coordinación.

También llevaron a cabo dos intentos de secuestro de Papadopoulos, los cuales fracasaron por culpa de factores externos. Esta organización, aparte de atraer a los oficiales de la Marina, atrajo también a oficiales de la aviación. El objetivo de la insurrección era conseguir un levantamiento popular que concluyera con la disolución de la Junta Militar.

En la primavera de 1973 todo estaba preparado. El levantamiento se produciría las primeras horas del día 23 de mayo. Durante la tarde del 21 de mayo, se dejaron ver las primeras señales de que la insurrección había tenido éxito. Los capitanes de los barcos vacilaron a la hora de zarpar según lo acordado en el plan (que era más o menos conocido por la Junta). El 25 de mayo de 1973 los oficiales encontraron limitaciones, sin embargo, las primeras detenciones estaban por llegar. Ese mismo día, el barco de guerra Velos tomó la decisión de retirarse de la maniobra de la OTAN y se desplazó a Fiumucino, en Italia, donde pidió asilo político.

La insurrección de la Marina, quizá la resistencia más importante hasta entonces, se organizó con el único objetivo de liberar al Estado y no simplemente sustituir a los dictadores. Ésta no contó con el apoyo del pueblo, ya que era una revolución de la armada y no estaba dirigida por personajes políticos.

La consecuencia más importante fue la renovación de la oposición, ya que desde 1971 daba la sensación de que la Junta se había consolidado y de que toda la armada estaba de su parte. Sin embargo, este mito se derrumbó cuando se proclamó la insurrección.

La dictadura[editar]

Para conservar y consolidar su poder, los coroneles trataron de eliminar toda forma de oposición interna. Desde el golpe de Estado, numerosos políticos, principalmente de izquierda, pero también liberales o simples defensores de los derechos humanos, fueron perseguidos. Muchos militares y funcionarios fueron destituidos de sus cargos para permitir a los coroneles disponer de instrumentos de gobierno ideológico del país de acuerdo a los principios del régimen. Los opositores fueron puestos en libertad vigilada, encarcelados o deportados a islas desiertas del Mar Egeo, como Makronisos y, en numerosas ocasiones, torturados.

Diversos gobiernos títeres se suceden para hacer creer que la vida política continuaba existiendo y que el poder no era detentado sólo por los coroneles, siendo entre ellos el principal líder Georgios Papadopulos. A pesar de la represión se produjeron numerosas manifestaciones contra el régimen. Así, 1968 fue un año difícil para la dictadura. Alexandros Panagulis intentó asesinar al coronel Papadopoulos, siendo condenado a muerte. La movilización de la opinión pública internacional impidió su ejecución. Los funerales de Georgios Papandreu, muerto cuando se encontraba en libertad vigilada, fueron la ocasión para realizar grandes manifestaciones contra el régimen.

En el extranjero, los griegos exiliados organizaron manifestaciones y numerosos países se negaron a reconocer al gobierno golpista. Así, en 1969, Grecia fue excluida del Consejo de Europa. Desde 1967, el acuerdo de asociación entre Grecia y la Comunidad Económica Europea fue paralizado.

No siempre las comunidades de griegos en el extranjero participaban en la oposición. En comunidades helénicas en el extranjero, como la de Buenos Aires, se hacían cenas para conmemorar el alzamiento de 1967. Esta costumbre duró hasta la caída de la junta.

La revuelta de la politécnica de Atenas[editar]

La revuelta de la Politécnica de Atenas no fue algo que ocurriera de repente. Fue simplemente la punta del iceberg. Durante el periodo transcurrido entre 1967 y 1972, la Junta había conseguido neutralizar todas las reacciones estudiantiles ante los abusos del gobierno. Sin embargo, a principios de 1973, el abismo entre estudiantes y Estado crecía mientras que se intensificaba la rivalidad. La Junta de los Coroneles, en su intento de controlar a los estudiantes, puso en marcha el "Decreto 1347 para las movilizaciones". La preocupación estudiantil comenzó a crecer, dando como resultado en Febrero de 1973, la primera toma de la facultad de Derecho, mientras que el 14 de mayo tuvo lugar la segunda. El funeral del “anciano de la democracia”, Georgios Papandreu el 1 de noviembre de 1968, jugó también un papel fundamental en el recrudecimiento de la situación. Todo apuntaba a que algo iba a suceder y finalmente resultó ser cierto.

El final de la dictadura[editar]

División política de Chipre tras la intervención turca (1974)

Tras estos acontecimientos, la dictadura pensó que la mejor forma de salir de la crisis era con una victoria militar. Fijan por tanto su mirada en Chipre y deciden llevar a cabo, mediante una intervención militar, la enosis, o unión de Chipre con Grecia. Sin embargo, en Chipre existía también una importante minoría turca que suponía aproximadamente el 15% de la población. La Junta cayó finalmente el día 24 de julio de 1974, bajo el peso de la invasión de la isla chipriota por parte de Turquía. La invasión de Chipre había comenzado cuatro días antes, el 20 de julio. El Gobierno griego había impulsado en Chipre un golpe de Estado contra el gobierno de Makarios III, que tuvo lugar el 15 de julio de 1974, cuya intención era que Nikos Sampson, partidario de la enosis, se hiciera con el poder y proclamara posteriormente la incorporación de la isla a Grecia. Sin embargo, nada más producirse el golpe de Estado, tropas turcas invaden el norte de Chipre, produciéndose la división de la isla y proclamándose la República Turca del Norte de Chipre, que no obtuvo reconocimiento internacional alguno salvo el de Turquía.

El mismo día llegó a Atenas Konstantinos Karamanlis en un avión del gobierno de Francia, que lo transportaba a él en lugar de transportar al presidente francés, Valéry Giscard d'Estaing, amigo íntimo de éste. Los golpistas fueron juzgados más tarde y condenados por la justicia. Los simpatizantes de esta dictadura en 1980 fundaron el grupo ultraderechista Amanecer Dorado.

Bibliografía[editar]

  • Historia de Grecia, Richard Clogg. Traducción Aixendri, Helena ISBN 978-84-832-040-4
  • La tercera ola: la democratización a finales del siglo XX, Huntington, Samuel P. Traducción: Delgado, Josefina. Ed. Paidós Ibérica, S.A. [ISBN 13: 978-84-7509-960-6]
  • Καράγιωργας Γιώργος, Από τον ΙΔΕΑ στο πραξικόπημα της 21ης Απριλίου, Εκδόσεις Ιωλκός, Β' Έκδοση 2003 [1975] ISBN 960-426-315-3
  • Κάτρης Γιάννης, Η γέννηση του νεοφασισμού στην Ελλάδα 1960-1970, Εκδόσεις Παπαζήση, 1974
  • Παπακωνσταντίνου Μιχάλης, H ταραγμένη εξαετία (1961-1967),Εκδόσεις Προσκήνιο, 1997-98
  • Παπαχελάς Αλέξης, Ο βιασμός της ελληνικής δημοκρατίας, Εκδόσεις Εστία, 1997 ISBN 960-05-0748-1
  • Σπύρος Σακελλαρόπουλος, Τα αίτια του απριλιανού πραξικοπήματος, Εκδόσεις Νέα Σύνορα, 1998
  • Λώρενς Στερν, Λάθος Αλογο, Εκδόσεις ΕΠΙΦΑΝΙΟΥ, 1978

Enlaces externos[editar]