Primera guerra civil de Honduras

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Primera Guerra Civil de Honduras»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Primera Guerra Civil de Honduras
Hondureño
Un-honduras.png
Fecha 23 de julio 1919 - 17 de septiembre 1919.
Lugar Honduras
Causas El gobernante hondureño Doctor Francisco Bertrand Barahona hace un intento por quedarse en el poder, para ello propone como presidente a su propio cuñado el doctor Nazario Soriano, quien fungía como cónsul de Honduras ante el gobierno de Estados Unidos de América.
Resultado Victoria de las fuerzas rebeldes unidas
Intervención estadounidense
Renuncia del presidente Francisco Bertrand Barahona y su exilio fuera de Honduras.
Beligerantes
Ejército de Honduras Ejército Rebelde Unido
Comandantes
Bandera de Honduras General Juan Pablo Urrutia
General Eulogio Flores
Doctor y Coronel Tiburcio Carias Andino ,
General Teófilo Cárcamo (Comandante de San Pedro Sula),
General Santiago Nolasco (Comandante de Yoro),
General José León Castro (Comandante de Armas de Gracias),
Bandera de MéxicoCoronel Teófilo Castillo (origen mexicano y comandante de Santa Bárbara),
Coronel José María Díaz Gómez (Gobernador de El Paraíso),
Coronel Alfonso Ferrari (Oficial de Copán),
Coronel Vicente Ayala (Oficial de Copán),
Mayor José Inocente Triminio Osorio, Comandante de armas de Cedros.
Bandera de Honduras General Rafael López Gutiérrez,
General Gregorio Aguilar,
General José María Reina,
General Luis Mejía Moreno,
General Ernesto Alvarado “Alvaradito”
General José Ramírez (fallecido),
General Salvador Cisneros,
General Adolfo Zuñiga,
General Simón Aguilar,
Coronel Vicente Tosta Carrasco
Coronel Gregorio Ferrera,
Coronel Flavio Del Cid,
Doctor Pedro Ordoñez Díaz.
Fuerzas en combate
Fuerzas Gubernamentales hondureñas. Infantería[1]
Caballería,[2]
Artillería.[3]
Ejército Rebelde Unido
Infantería y voluntarios de Honduras ,[4]
Caballería
Artillería
Flag of El Salvador.svgsoldados de El Salvador en auxilio del General López Gutiérrez.
[editar datos en Wikidata ]
Plano de la 1 guerra civil de Honduras de 1919.
A) Ejército Rebelde de Occidente.
B) Ejército Rebelde de Oriente.
* Ciudad de Tegucigalpa.

La Primera guerra civil de Honduras o “Revolución del 19” fue un conflicto armado que tuvo lugar en la república de Honduras en 1919.

Antecedentes[editar]

En 1919 se encontraba en la postrimería de su periodo presidencial el Doctor Francisco Bertrand Barahona,[5] quien en un intento de colocar a su cuñado doctor Nazario Soriano en la presidencia, los opositores políticos se rebelan en su contra, en el mes de marzo, ya que debido al auge de las empresa transnacionales estadounidenses[6] que operaban en el país desde el siglo XIX, el presidente hondureño tenía que ser una figura débil y manejable a sus antojos; en tal sentido, que no les perjudicara con la creación de un sindicato de trabajadores de tales empresas, que no decretasen leyes que favorecieran a los mismos empleados, que no les incrementasen sus impuestos operacionales, ni tampoco la prohibición en adquirir los terrenos que deseasen y mucho menos que la moneda nacional “El Lempira” decretada oficialmente su creación y circulación desde 1910 y 1918; cuya idea no se había concretado en su totalidad, debido a la rotación del dólar estadounidense que se manejaba en los puertos hondureños. La pretensión del Presidente Bertrand llegó tan lejos que indicó que habían sido lanzadas acusaciones en contra del empresario estadounidense Samuel Zemurray de provocar la revolución.[7]

En el mes de abril se realizaron las elecciones generales y resultó ganador Nazario Soriano[8] por el Partido Nacional de Honduras, un desconocido para toda la población, ya que Soriano era hondureño, pero siempre había residido en el extranjero debido a su nombramiento como cónsul de Honduras en la ciudad de Nueva Orleans, Estados Unidos de América. Los detractores se alzaron en armas contra el gobierno y la supuesta sucesión amañada, donde el apadrinado de Bertrand era el único candidato con opciones.

Entre los postulantes presidenciales se encontraban: el coronel y licenciado Jerónimo J. Reina Ministro de Guerra, Francisco J. Mejía, Alberto de Jesús Membreño Vásquez quien era el candidato oficial del Partido Nacional de Honduras quien fue arrestado y llevado a Guatemala supuestamente para proteger su vida y el político y general Rafael Salvador López Gutiérrez candidato del Partido Liberal de Honduras. Seguidamente en el mes de julio, Bertrand suspende las garantías de los derechos civiles de los ciudadanos, todo con el fin de que no haya elecciones e imponer a su sucesor, esta fue la detonante de la guerra civil.

En el mes de julio, Antonio López Gutiérrez, hermano del general López Gutiérrez y ministro de Honduras en Washington, D.C. solicitaba secretamente al Departamento de Estado que tomara medidas con el propósito de asegurar unas elecciones libres en Honduras[9] .

Entre los cabecillas de la rebelión estaban los oficiales intibucanos Vicente Tosta Carrasco, quien era Mayor de plaza de Intibucá y al declararse dictador Bertrand, Tosta fue depuesto y encarcelado, por ser opositor político, seguidamente liberado por sus aliados y ascendido a coronel.,[10] se unió a él su compadre y paisano el coronel Gregorio Ferrera y J. Ernesto Alvarado, entre otros oficiales quienes juraron retirar a Bertrand del poder y unirse al general Rafael López Gutiérrez, quien había buscado colaboración con los liberales de Guatemala y los conservadores de Nicaragua, asimismo contaban con el beneplácito del hombre más rico de Honduras, por ese entonces don Santos Soto, quien otorgaba su residencia para las reuniones del grupo rebelde entre quienes estaban los ciudadanos Manuel Adalid y Gamero, Jesús M. Alvarado, Vicente Mejía Colindres, Carlos Lagos y Marcial Lagos, como de los liberales de renombre, entre ellos: a Raúl Toledo López, sobrino de López Gutiérrez, el Licenciado Antonio R. Reina, Abel Gamero egresado de la Academia Militar de Estados Unidos y a quien se le había dado la designación de Agente Político de la Revolución en Nicaragua, y proveedor de armas, municiones y pertrechos para el ejército rebelde.

Movimientos de las partes[editar]

El 24 de julio, el Gobierno de Bertrand solicita un préstamo a la “Junta de aguas[11] de la ciudad de Santa Rosa de Copán por la cantidad de 1,000 Pesos hondureños para gastos militares. Asimismo busca apoyo con el gobernante de El Salvador.

23 de julio, el representante estadounidense en Tegucigalpa informaba al Ministerio de Relaciones Exteriores de Honduras, que los señores: Francisco López Padilla, José Jorge Callejas, Paulino Valladares, Rómulo E. Durón, Saturnino Medal y Silverio Laínez solicitaron asilo político, de igual forma Josehp Walter cónsul de la Gran Bretaña, informaba a su igual estadounidense que los señores Magín Herrera, Vicente Mejía Colindres y Venancio Callejas se encontraban en su sede en claidad de asilados, mientras se solicionaba el conflicto.

El 25 de julio, el ejército rebelde de occidente toma los municipios de La Esperanza e Intibucá, comandadas por el general José Ramírez quien falleció en la revuelta, sus oficiales coronel Vicente Tosta Carrasco y Gregorio Ferrera, recibieron ordenes de avanzar hasta las ciudades de Gracias, Santa Rosa y luego dirigirse al norte. La primera plaza en caer fue la de Gracias (Lempira) que estaba al mando del general José León Castro.

29 de julio, la Plaza de Cedros, Francisco Morazán a la orden del Mayor José Inocente Triminio Osorio Comandante Seccional de Cedros, es atacada por las fuerzas revolucionarias que toman la misma, previamente bajo una escaramuza de fuego cruzado.

Combates en el centro de Honduras[editar]

Mientras tanto, la columna rebelde comandada por el general Rafael Salvador López Gutiérrez intentaría tomar el centro del país y la capital, López Gutiérrez combatió y derrotó a las fuerzas gubernamentales al mando del general Eulogio Flores acantonadas en la localidad de "Teupasenti" y seguidamente avanzo hasta tomar las inmediaciones de "El Pedregalito".

Toma del occidente[editar]

Los generales José María Reina, Ernesto Alvarado y los coroneles Vicente Tosta Carrasco, Flavio Delcid y Gregorio Ferrera líderes del “Ejército revolucionario de Occidente” después de tomar la Plaza de Gracias parten hacia Santa Rosa de Copán con un buen ejército y otros que se les han unido, los rebeldes se aproximaron por el este y rodearon la ciudad para sitiarla, al ser avistados por las fuerzas gubernamentales santarrocenses al mando del licenciado Jesús María Rodríguez Comandante de Armas de Santa Rosa y el general Alfonso Ferrari que ordena al coronel Vicente Ayala que se refuerce la guardia del Ayuntamiento Constitucional y que se preparan tanto los soldados como los ciudadanos para el combate que no tiene cabida hasta el día miércoles 13 y acabó el día sábado 16 de agosto de 1919,[12] los defensores de la ciudad están 400 soldados bien equipados; después de varias horas de combate se entregó la ciudad.

En este acto el general Vicente Tosta Carrasco se llevó de la misma “Junta de aguas” 5,000 Pesos hondureños para la campaña rebelde, luego se marcharon al norte.

Toma de Santa Bárbara[editar]

El general José María Reina y las tropas revolucionarias marcharon hacia Santa Bárbara encontrándose en la localidad de San Nicolás con fuerzas gubernamentales al mando del coronel Teófilo Castillo de origen mexicano, el combate fue intenso, hasta la victoria de los rebeldes.

Toma de San Pedro Sula[editar]

El comandante Coronel Vicente Tosta Carrasco, general José María Reina, general Simón Aguilar (originario de Comayagüela), coronel Gregorio Ferrera, uniéndose a ellos el doctor y general Ernesto Alvarado “Alvaradito” (originario de Trujillo) militar egresado de academia de orientación conservadora y que había abandonado su finca en Pimienta, Cortés, para unirse a la revolución el 2 y 3 de septiembre, se combatió en la ciudad de San Pedro Sula la que también caería en su poder y saliendo herido el general José María Reina en el asalto a las trincheras del general Teófilo Cárcamo en el cerro “La Cumbre” el general Simón Aguilar estiro los brazos de la revolución aplastando a los combatientes nacionales, los rebeldes se dirigieron hacia la ciudad de Puerto Cortés.

El embajador de los Estados Unidos en Honduras Thomas Sambola Jones[13] solicita el cese a las hostilidades y la renuncia del presidente Bertrand, asimismo demanda ayuda del gobierno estadounidense para una intervención militar, para todo esto las muertes se cuentan en las principales ciudades: Tegucigalpa, Gracias (Lempira), La Esperanza, Santa Rosa de Copán, Santa Bárbara y San Pedro Sula, de más de 800 personas.

Toma de Danlí[editar]

El “Ejército Revolucionario de Oriente” se reúne para atacar la ciudad de Danlí, en el mes de septiembre, para ello los oficiales encargados de la misión fueron: el general Gregorio Aguilar, el general Salvador Cisneros, el general Adolfo Zúniga. Sus oponentes serían un buen ejército al mando del Coronel José María Díaz Gómez, le rodeaban entre sus oficiales: Inocente Triminio, Leonidas Pineda, Rosendo Fortín, José Alvarado, Félix Alemán, Enrique Varela, Mariano Godoy y Fernando Palomo. El cuartel general rebelde, fue establecido en el cerro de “El Estiquirinero”, el grueso del ejército era de tres columnas las cuales se situaron estratégicamente, rodeando su objetivo. El coronel Mendoza atacaría por el norte; el coronel Cisneros por el sur y el coronel Aguilar por el oriente. A las 05:00 horas, comenzó el ataque hacia las guarniciones gubernamentales en diferentes puntos de Danlí, aun no amanecía y una ración de balas de los revolucionarios cayó sobre los guardias y emprendieron a refugiarse dentro del cuartel y en los edificios cercanos, allí se atrincheraron y se dispusieron resistir el tremendo ataque. Cuando el sol salió, todo el ejército gubernamental, se hallaba dentro del casco de la población, sometido a un intenso ataque del enemigo y no pudiendo organizar una defensiva eficaz. Varios grupos de soldados suicidas rebeldes se aproximaron a las puertas de los edificios, bajo el fuego enemigo, con hachas, picos y otras herramientas con el fin de echar abajo las puertas y penetrar dentro de las posiciones defensivas, cuando lo hicieron dispararon sin cesar al interior. Al terminar el día un montón de muertos, heridos y demás les esperaban todos los prisioneros fueron desarmados y se les brindó la libertad una vez que hayan dejado de seguir luchando por el dictador.

El 9 de septiembre de 1919 el doctor Bertrand Barahona resignó el mando ejecutivo en el Consejo de Ministros y junto con el Dr. Nazario Soriano, Froilán Turcios, Andrés Soriano y otros amigos y partidarios, se dirigió hacia San Lorenzo, en dos automóviles que llevaban el frente cubierto con la bandera de los Estados Unidos de América, para no ser detenidos, de allí partieron a Estados Unidos.,[14] el Consejo por el Ministro de Gobierno Salvador Aguirre quien estuvo al mando de la administración hasta el 16 de septiembre, cuando lo tomo el Doctor Vicente Mejía Colindres, quien fungía como Ministro de Relaciones Exteriores, hasta el 5 de octubre. Después de la dimisión del presidente Bertrand, y algunos días antes de la entrada en Tegucigalpa de las tropas del general López Gutiérrez, su hermano, Antonio López Gutiérrez, escribía a la División Latinoamericana del Departamento de Estado: "...es necesario que un gobierno fuerte y central sea creado. Nosotros deseamos que el Departamento de Estado nos de su apoyo moral con este fin[15] .

El Congreso Nacional de Honduras ordeno colocar en la presidencia provisional al Doctor Francisco Bográn Barahona quien tomo posesión el 5 de octubre y convoco al pueblo celebrar elecciones generales.

Woodrow Wilson presidente de los Estados Unidos de América envió el USS “San José” a Amapala en las costas sureñas de Honduras, con el fin de que con el dialogo, se llegase a poner fin a la guerra y volver a la democracia. Asimismo se dio captura a los insurgentes salvadoreños que actuaban a órdenes de los rebeldes[16] .

Tácticas militares[editar]

  • El Ejército Rebelde empleo la noche y bajo la oscuridad atacaron a los cuarteles y edificios del gobierno.
  • Los ataques fueron rápidos y multitudinarios.
  • Se empleó la ametralladora.

Post Guerra[editar]

Después de la guerra civil emerge como candidato presidencial del Partido Liberal de Honduras el general Rafael López Gutiérrez, quien entra triunfante con sus huestes en la ciudad de Tegucigalpa el 17 de septiembre y a su vez saliendo el Doctor y General Tiburcio Carias Andino en parte con las pretensiones de realizar una contra revolución al no aceptar a Gutiérrez, como aspirante presidencial, contra la formula del Partido Nacional Demócrata abogado Alberto de Jesús Membreño y Antonio Madrid.

En el mes de octubre se realizan las elecciones y sale triunfador el General Rafael López Gutiérrez y como vicepresidente el Doctor José María Ochoa Velásquez, quienes tomaron posesión el 1 de febrero de 1920.

Consecuencias[editar]

  • El Gobierno hondureño se aseguró mantener y formar una mejor Fuerzas Armadas de Honduras y crear una Fuerza Aérea leal.
  • El General Rafael López Gutiérrez, quiso mantenerse en el poder, lo que conllevó a estallar una Segunda Guerra Civil de Honduras en 1924.
  • Las empresas Transnacionales (bananeras, mineras)[17] se apoderaron de una mayor parte de terrenos costeros en la zona norte de Honduras.
  • Ocasionó pobreza, desnutrición, malos salarios, mala asistencia sanitaria a los empleados.
  • Creación de un sindicato por parte de los empleados de las Transnacionales.
  • Fundación de un Partido Comunista de Honduras.
  • Tratado de Paz entre los países centroamericanos.

Referencias[editar]

  1. NOTA1: Estaba dividida en el territorio nacional en Ayuntamientos Constitucionales y Cuarteles.
  2. NOTA2: La Caballería literalmente, eran jinetes montados sobre su caballo en ambos bandos, ya que en Honduras no existía una red de carreteras para automotores
  3. NOTA3: La Artillería, los obuses y cañones eran llevados a rastras por bueyes, debido a que no existía una red de carreteras
  4. NOTA4: Los soldados preparados eran desertores del ejército gubernamental y seguidores liberales. Los voluntarios eran civiles e indios de varias etnias que deseaban un gobierno mejor y más beneficios.
  5. Honduras en 1919-1924)http://countrystudies.us/honduras/17.htm (inglés)
  6. NOTA5: Las empresas transnacionales que operaban en Honduras, abarcaban los rubros del banano, aceite, minería, etc.
  7. Cronología Histórica Mundial. Argueta 1989. (Página 43)
  8. NOTA6: Nazario Soriano, era un unionista y conservador, contrajo matrimonio con Juanita Alvarado Burchard, nacida en Olancho y descendiente del cónsul norteamericano en Islas de la Bahía míster Guillermo Burchard. Una de las hijas de Soriano fue la poetiza Juanita Soriano Alvarado nacida en los Estados Unidos y residente en El Salvador
  9. Barahona, Marvin. “La Hegemonía de los Estados Unidos en Honduras (1907-1932)”.
  10. The New York Times El General Tosta apoyó a Gutiérrez [1]
  11. NOTA7: "La Junta de Aguas" era una sociedad mercantil muy rentable de capital variable, cuyos accionistas y capital provenía de la venta del tabaco, cuyo producto era exportado a Estados Unidos y Europa.
  12. Gonzalo “Chalo” Luque, “Historias de un sampedrano”. Honduras, 1979, página 116, (Consultado 2013)
  13. Thomas Sambola Jones, (Estados Unidos de América, 1859-1933)
  14. The New York Times Presidente Bertrand deposita el gobierno en su concejo de Ministros [2]
  15. Barahona, Marvin. “La Hegemonía de los Estados Unidos en Honduras (1907-1932)”.
  16. Aniversario de la Invasión estadounidense a Honduras 1919. [3]
  17. United Fruit Company, Cuyamel Fruit Company, Minería en Honduras, etc.

Bibliografía[editar]

  • Alvarado, Néstor Enrique. “La Revolución del 19”, Imprenta Bulnes, Tegucigalpa, Honduras. 1967.
  • Argueta, Mario y Edgardo Quiñónez, "Historia de Honduras", Escuela Superior del Profesorado "Francisco Morazán", Tegucigalpa, 1978. (Universidad de Texas, USA.)
  • Durón y Gamero, Rómulo Ernesto. “Bosquejo Histórico de Honduras”, Tegucigalpa, Honduras. 1982 (Reedición).
  • González de Oliva, Alexis Argentina. “Gobernantes de Honduras Siglo XIX y XX, Editorial Universitaria, Tegucigalpa, Honduras. 1996.
  • Luque, Gonzalo “Chalo”. “Revoluciones en Honduras”, Volumen 2, Tegucigalpa, Honduras, 1983 (Reedición).
  • Paredes, Lucas. "Biografía del Doctor y General Tiburcio Carías Andino", Editor Tipo-litografía Ariston, 1938. (Universidad de Texas, USA.)
  • Urquía Fuentes y García, José Leonardo. "Historia de Santa Rosa de Copán, “Los Llanos”, (Ensayo) 2010.


Predecesor:
Conflicto armado en Honduras de 1907
Flag of Honduras.svg
Guerras civiles de Honduras

1919
Sucesor:
Segunda guerra civil de Honduras