Presbiterianismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Presbiterianismo
JohnKnox.jpg
Doctrina
Fundadores Juan Calvino
John Knox
Ulrico Zuinglio
Heinrich Bullinger
Deidad Dios
Texto sagrado Biblia
Tipo Cristianismo
Organización
Líder religioso Juan Calvino
Seguidores
Nombre de seguidores cristianos presbiterianos
Número de seguidores 55 millones
Otros
[editar datos en Wikidata ]

El presbiterianismo es una rama del protestantismo que tiene sus raíces doctrinales en el Calvinismo e institucionales en la Reforma Protestante en Escocia, liderada por John Knox. Los presbiterianos tuvieron gran importancia en el desarrollo inicial de la democracia de Estados Unidos y la Constitución de este país se inspiró en buena medida en su forma de gobierno representativo.[cita requerida] Asimismo, fundaron universidades como la de Princeton en Estados Unidos o la Mackenzie en Brasil. En la actualidad hay más de 55 millones de cristianos presbiterianos y reformados en el mundo, agrupados en su mayoría en la Alianza Reformada Mundial, que suelen estar integradas también en el Consejo Mundial de Iglesias.

Historia del presbiterianismo[editar]

El origen del presbiterianismo se remonta al principio de la Reforma Protestante del siglo XVI, más precisamente en Suiza y Escocia, lideradas por personajes como Juan Calvino, Knox, Ulrico Zuinglio y Heinrich Bullinger.

Estas denominaciones derivan su nombre de la palabra griega presbyteros, que significa literalmente "anciano". La iglesia es administrada a través de "presbíteros", elegidos democráticamente por las comunidades de cristianos locales, gobernadas por un "consistorio" o "consejo" de presbíteros. Estos delegados también integran los concilios de la Iglesia, que son los Presbiterios, Sínodos y la Asamblea General, también llamada Concilio Nacional o Supremo Concilio. Los presbíteros pueden ser regentes (que gobiernan) y docentes (que enseñan, es decir, los pastores).

El gobierno presbiteriano es común a las Iglesias protestantes que siguieron más de cerca el modelo de la Reforma protestante de Suiza. En Inglaterra, Escocia e Irlanda, las iglesias reformadas que adoptaron un gobierno presbiteriano en vez del episcopal pasaron a ser conocidas, como es natural, como la Iglesia Presbiteriana.

En los siguientes siglos el presbiterianismo se extendió a Estados Unidos y desde allí, y del Reino Unido, se enviaron misioneros a otras partes del mundo estableciendo iglesias presbiterianas. Las zonas del mundo donde hay una mayor presencia presbiteriana, además de Estados Unidos y Reino Unido, son Corea del Sur, Latinoamérica (principalmente México y Brasil) y África subsahariana (principalmente Kenia).

Teología[editar]

Catedral presbiteriana de St. Andrew en Inverness, Escocia.
Iglesia Presbiteriana en la Quinta Avenida de Nueva York

En cuanto a la teología, las iglesias presbiterianas se basan en las enseñanzas de la Biblia y tienen a Calvino (1509–1564) como uno de los comentaristas bíblicos más importantes, destacándose su publicación La Institución de la Religión Cristiana. Como el resto de los protestantes, los presbiterianos creen que la salvación es sólo por fe, no por obras, y que no se debe establecer como doctrina ninguna enseñanza que no esté recogida, de forma explícita o implícita, en las páginas de la Biblia. Rechazan la veneración de las imágenes, las oraciones por los difuntos, la intercesión de los santos difuntos, así como la autoridad de la tradición eclesiástica y la autoridad del Papado, si bien algunas denominaciones presbiterianas de algunos países mantienen una relación ecuménica cordial con la Iglesia católica.

Entre sus énfasis están la soberanía de Dios, la elección divina, la importancia central de la Biblia y dos sacramentos (bautismo y santa cena o eucaristía), el concepto del pacto, la validez permanente de la ley moral y la perfecta conciliación de la piedad y el cultivo intelectual. Su fe es recogida en las notables formulaciones confesionales (confesiones de fe y catecismos), elaboradas por los reformadores de los siglos XVI y XVII. De éstas, destaca la Confesión de Fe de Westminster, elaborada por la Asamblea de Westminster reunida en Londres en la década de 1640. Dicho conjunto de convicciones presbiterianas se denomina Teología reformada o calvinista. Las iglesias presbiterianas también suelen aceptar tanto el Credo de los Apóstoles como el Credo Niceno.

Doctrina[editar]

Escultura delante de la Iglesia Presbiteriana de Río de Janeiro representando la primera santa cena protestante en Brasil.

Una característica importante de la Iglesia presbiteriana es su doctrina. Como se menciona previamente, las enseñanzas de esta organización religiosa se basan en la Biblia y tienen a Calvino y otros como principales comentaristas. Una asamblea instituida en Westminster, en el año de 1643 aceptó la doctrina calvinista y la plasmaron en lo que es "El Catecismo Mayor" y la "Confesión de Fe". La Doctrina se basa fundamentalmente en la inspiración de la Escritura, la divinidad de Jesucristo, la expiación, la regeneración, el arrepentimiento, la justificación por la fe, la santificación, la adopción, la resurrección de Jesucristo, su ministerio de intercesión y su segunda venida.

La Doctrina Presbiteriana se ocupa en poner especial atención a la exaltación de Dios, su soberanía y la predestinación (un plan de Dios mediante el cual escogió a sus hijos desde antes de la fundación del mundo). Esta última doctrina se enseña en muchas iglesias presbiterianas de forma más moderada y matizada de lo que aparece en la obra de Calvino. Otros documentos históricos que recogen enseñanzas de las Iglesias reformadas son el Catecismo de Heidelberg (1563) y la Segunda Confesión Helvética (1566). En la actualidad, también merece destacarse la Confesión de la Iglesia Presbiteriana de Estados Unidos, que fue aprobada en 1967. La Iglesia Presbiteriana acepta solamente dos sacramentos instituidos por Jesucristo: el Bautismo y la Santa Cena.

Los presbiterianos creen que el bautismo es un sacramento instituido por Jesucristo en el cual la persona ingresa en la Iglesia y es un signo del sello del pacto de la gracia y de su nuevo nacimiento y del perdón de los pecados. El elemento externo utilizado es el agua y se bautiza a la persona en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, ya que el bautismo se aplica solamente una vez en la vida. Se practica el bautismo por aspersión, es decir, mojando solamente la cabeza del que se bautiza, sin necesidad de sumergir a la persona, y se acepta cualquier bautismo realizado por otra denominación cristiana protestante evangélica reformada (excluyendo a la Iglesia Católica o la Ortodoxa). El bautismo también se aplica a los niños.[1] La Santa Cena o Cena del Señor es el otro sacramento de los presbiterianos. Es una conmemoración del sacrificio que hizo Jesucristo en la cruz del Calvario. Los elementos externos son el pan y el vino que representan el cuerpo y la sangre de Cristo, respectivamente. Por lo tanto, los presbiterianos no creen en la doctrina católica de la transustanciación.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Augustus Nicodemus Lopes. «Batismo de Crianças: Algumas Considerações» (en portugués). Consultado el 13 de septiembre de 2011. «Bautismo infantil».