Planetario de Madrid

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda




Coordenadas: 40°23′34.00″N 3°41′7.59″O / 40.3927778, -3.6854417

Vista del Planetario de Madrid.

El Planetario de Madrid es un planetario perteneciente al Ayuntamiento de Madrid y ubicado dentro del Parque de Enrique Tierno Galván. Ofrece jornadas al aire libre gratuitas y tiene sesiones individuales y en grupo sobre la divulgación de la astronomía.

Objetivo[editar]

Desde el año de su inicio 1986, su objetivo ha venido siendo divulgar todo lo relacionado a la astronomía. Para ello cuenta con varias salas dedicadas a distintos fines, como por ejemplo la sala principal esférica para utilizar diferentes técnicas entrelazadas, como diapositivas, multimedia, música que nos transporta al cosmos, el proyector de estrellas, etc. Hay salas de exposiciones sobre temas astronómicos, tales como conocer las galaxias, los cometas, etc., como así también salas de proyecciones donde se puede dar un paseo por el cosmos infinito.

Localización[editar]

Avenida del Planetario, 16 (Parque Tierno Galván) Tel. 91 467 3898.

Si se va en metro:

Si va en autobús:

  • 148 : Plaza del Callao-Puente Vallecas

Si va en tren de cercanías

El edificio y el equipamiento[editar]

Réplica del Sputnik situada en el exterior del Planetario.

El edificio del Planetario tiene sus instalaciones, como una torre de 28 m de altura, donde se sitúa una cúpula de 3 m de diámetro. En su interior se encuentra un telescopio de 150 mm de abertura y una distancia focal de 2,25 m.

Actividades[editar]

Programas al público[editar]

«El satélite dormilón»[1][editar]

El satélite artificial LOPEZ, observador del cielo, es el hilo conductor de esta historia. Valiéndose de su experiencia como viajero espacial enseñará a los más pequeños algunos detalles de los objetos celestes (la Luna, la Tierra, etc) que puede ver desde su órbita. Allá en el cielo, dando vueltas alrededor de la Tierra, hay un satélite artificial muy dormilón.

Se llama López, y cada día hay que despertarlo al iniciarse la sesión del Planetario para que enseñe a nuestros visitantes más jóvenes cosas sobre el cielo, a veces por medio de adivinanzas como ésta:

Brilla tanto que el cielo se ilumina. Es un astro que da mucho calor, da mucha luz, pero no es un farol.

El Sol, la Tierra y la Luna son algunos de los cuerpos celestes que el sátelite López nos describirá desde su posición privilegiada fuera de nuestros planeta. En su viaje comprobará los datos que tenemos de esos planetas y descubrirá nuevos objetos en el espacio que pondrá en conocimiento de los visitantes del Planetario, enviándolos por radio para que sean captados por nuestra antena gigantesca.

A partir de ahora, ya sabéis: si alguna vez, mirando al cielo tras la puesta de Sol, con un poco de suerte veis un puntito brillante moviéndose entre las estrellas, seguramente se tratará de López, que va a continuar mucho tiempo girando alrededor de la Tierra, observando el cielo para todos nosotros.

«En órbita con López»[2][editar]

Es para público infantil y dura unos 45 minutos. Los asistentes van a llevar a cabo una interesante misión de entrenamiento: tendrán que despegar en la «navisfera», abandonar la Tierra, salir al espacio exterior y llevar un motor iónico al satélite López, para que pueda alcanzar grandes distancias y explorar el cometa TXZ. En su viaje hacia la Estación Espacial Especial, que es donde se reunirán con López encontrarán otros satélites como García, un satélite astrofísico que siempre observa objetos lejanos; a Ana, una satélite meteorológica un poco agobiada; a Paco, experto en comunicaciones intercontinentales y espaciales; a Sara, un satélite de ayuda en el espacio; y por supuesto a Pérez, el gran descubridor de cometas, una sonda que recorre nuestro sistema solar y que, en esta ocasión, está llegando a Neptuno. Se aprenderá:

  • Muchas cosas sobre el cielo, como que el giro de la Tierra sobre su eje produce el movimiento aparente de la esfera celeste alrededor de un punto, el polo norte celeste, cerca del cual está la Estrella Polar. Aprenderán también los nombres de algunas de las estrellas y constelaciones más conocidas, mediante adivinanzas.
  • Qué son los los cometas, que las estrellas no son iguales, que aunque parece que no, las estrellas se acercan y se alejan, que las estrellas a veces forman grupos que llamamos cúmulos; que éstos y todas las estrellas que se ven a simple vista pertenecen a nuestra galaxia, la Vía Láctea, y que hay muchísimas galaxias más en el Universo.

«Misión al Universo» [3][editar]

En 1957 comenzó nuestra “Misión al Universo”…. En este programa de planetario se hace un recorrido por una gran variedad de mundos del Sistema Solar y del propio Sol a través de las diferentes misiones espaciales que los han estudiado. Seguidamente, gracias a los telescopios espaciales, que nos envían imágenes y datos asombrosos, penetraremos hasta los confines observables del Universo para obtener una idea clara de nuestra propia dimensión.

«El cielo de una noche de...invierno[4]/primavera[5]/verano[6]/otoño[7]»[editar]

Es para todas las edades y dura 45 minutos. Un astrónomo aficionado enseña con la ayuda del planetario, las estrellas y constelaciones característica de una noche de invierno/primavera/verano/otoño.

  • Las constelaciones se ponen por el horizonte Oeste, y otras nuevas salen por el Este. Es la consecuencia del movimiento de rotación de la Tierra, cuyo eje imaginario apunta a la estrella Polar, por lo que todo el cielo parece girar a su alrededor.

Programas para colegios[editar]

  • El satélite dormilón: de 4 a 7 años.[8]
  • En órbita con López: de 8 a 10 años.[9]
  • El cielo y sus historias: para 10 y 11 años.[10]
  • El Universo de Julio Verne: para 15, 16 y 17 años.[11]
  • ¿Por qué en la tierra?: para 16 y 17 años.[12]
  • Un paseo por las estrellas: conoce el cielo de tu ciudad de 11 a 17 años.[13]

Exposiciones[editar]

«Paisaje de Marte» [14][editar]

De todos los planetas del Sistema Solar, y de todos los que orbitan en torno a otras estrellas, volvemos la mirada una y otra vez a Marte. En la necesidad de conocer nuestros propios orígenes, buscamos respuestas en el mundo que nos es más familiar. Marte es nuestro planeta vecino, situado sólo un poco más lejos del Sol que la Tierra. Esto, entre otras cosas, hace del paisaje marciano un entorno reconocible: podemos ver montañas, valles, cauces de ríos, nubes, tormentas, días que duran casi lo mismo que los terrestres, estaciones como las nuestras…

Pero, sobre todo, Marte es el gran museo del Sistema Solar. Algunos planetas muy activos, como la Tierra o Venus, han olvidado sus inicios borrando el registro geológico, y sólo ofrecen algunas pequeñas pistas que nos permiten bucear en su pasado. Otros murieron tan jóvenes que tienen poco que contarnos de su madurez; es el caso de Mercurio o la Luna. Marte, por el contrario, conserva un registro completo y exhaustivo de la historia del Sistema Solar, desde sus turbulentos comienzos hasta la actualidad.

«De la manzana a los agujeros negros»[15][editar]

Una de las fuerzas fundamentales que determina el destino del Cosmos es la GRAVEDAD. Desde que nacemos, nuestra vida está condicionada por ella. En esta exposición nos acercamos al mundo en que vivimos y al Universo, explorando cómo la gravedad está presente en multitud de fenómenos. Veremos la diferencia entre peso y masa, sentiremos la inercia, subiremos a la Torre de Pisa para repetir el experimento de Galileo, aprenderemos que hay planetas fuera de nuestro Sistema Solar, nos divertiremos con los astronautas, haremos viajes espaciales, y conoceremos un poco más a Galileo Galilei, Isaac Newton y Albert Einstein y sus estudios sobre la gravedad.

Veremos también que la causa de algo tan cotidiano como la caída de una MANZANA, es también la que mantiene a la Luna dando vueltas alrededor de la Tierra, o a los planetas alrededor del Sol; la misma que marca el ritmo de las mareas y que explica cómo el Universo está estructurado en planetas, estrellas, galaxias y cúmulos de galaxias. Finalmente nos acercaremos a objetos tan asombrosos y peculiares como los AGUJEROS NEGROS, lugares en los que la gravedad alcanza sus valores límite.

Enlaces externos[editar]

  • Únete y Síguenos en Facebook: [16] Enlace