Pepe Gotera y Otilio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio
Publicación
Primera edición 1966
Editorial Bruguera
Contenido
Tradición Escuela Bruguera
Género Cómico
Personajes principales Pepe Gotera, Otilio
Dirección artística
Creador(es) Francisco Ibáñez
Guionista(s) Francisco Ibáñez
Dibujante(s) Francisco Ibáñez
[editar datos en Wikidata ]

Pepe Gotera y Otilio, cuyo nombre completo es Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio es una serie de historietas creada en 1966 por Francisco Ibáñez que muestra las cómicas aventuras de dos obreros chapuceros y desastrosos.

Trayectoria editorial[editar]

La primera historieta de los chapuzas apareció el 2 de abril de 1966 en el número 269 de Tío Vivo,[1] convirtiéndose en unos de los personajes más populares del autor.

En 1985 tuvieron su propia revista homónima de corta vida (8 números)[1] donde se publicó la historieta larga apócrifa El castillo de los Pelhamcudy, de Juan Martínez Osete.[2]

Existen varios recopilatorios de sus historietas como el nº 1 de la antigua Colección Olé (1971) y el nº 13 de la sección varios de la nueva colección Olé.

Personajes[editar]

Los personajes principales son los que dan título a la historieta, Pepe Gotera y Otilio, que forman una particular empresa de reparaciones y chapuzas.

  • Pepe Gotera es el jefe, el capataz, en resumen, el que mira y manda sin mancharse las manos, sin intervenir mucho. Siempre lleva un bombín rojo y bigote a lo Groucho Marx.
  • Otilio es el currante, aunque piensa más en la hora del bocadillo que en ponerse a trabajar. Es gordo, con gorra y mono azul. Al comienzo de todas las historietas se le ve comiendo platos completamente absurdos por lo excesivos que son (un bocadillo de elefante, de ballena, de vaca, etc.), y más tarde, durante el trabajo que se le encarga, aparece ejecutando recalcitrantes y rústicos métodos para llevar a cabo la obra. Además tiene una fuerza descomunal que le sirve fundamentalmente para multiplicar sus destrozos.

En realidad ninguno trabaja, y lo que sí que hacen es provocar líos y toda clase de desastres en los lugares que visitan, tales como derrumbes, inundaciones, explosiones y muchas más variantes.

Al igual que en Mortadelo y Filemón, es siempre Pepe Gotera, el jefe, quien acaba pagando las meteduras de pata de su socio, y debido a su ineptitud la mayor parte de las historietas acaban con una carrera en la última viñeta, siempre con Otilio delante y con un cliente enfurecido por el resultado detrás.

Influencia[editar]

Varios críticos televisivos han comentado que la serie Manos a la obra, emitida por Antena 3 entre 1998 y 2001 está inspirada en esta historieta.[3]

Referencias[editar]

  1. a b El universo de Ibáñez, pág 96 ISBN 9788466641074, Editorial Bruguera, Barcelona, 28/09/1981, p. 53.
  2. Fernández Soto, Miguel (2008), p. 189.
  3. Seis series españolas que saltaron del cómic a la tele en vayatele.com

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]