Pedro de Campaña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Retrato de Pedro de Campaña, dibujo del Libro de descripción de verdaderos retratos de Francisco Pacheco, Madrid, Museo Lázaro Galdiano.
Purificación de la Virgen (Catedral de Sevilla).

Pedro de Campaña (1503 - ca. 1580) fue un pintor flamenco del Renacimiento español, que trabajó en Sevilla. Su nombre era Pieter Kempeneer, castellanizado con motivo de su estancia hispánica.

Vida y obra[editar]

Nacido en Bruselas en 1503, pertenecía a una familia de artistas y de humanistas. Después de iniciar estudios en su país viajó a Italia, documentándose su estancia en Bolonia (1529), con motivo de las fiestas de la coronación de Carlos V, trabajando con este motivo en uno de los arcos de triunfo que conmemoraban la visita del Emperador; estuvo también en Venecia y Roma. Esta última fue muy importante en su formación artística, pues estuvo en contacto con importantes pintores del primer manierismo romano.

En 1537 marcha a España, estableciéndose en Sevilla, donde contrae matrimonio. En 1562 regresa a su patria y trabaja en la fábrica de tapices de Bruselas hasta 1580, fecha probable de su muerte. Según su biógrafo Francisco Pacheco, dominó el dibujo y las matemáticas y fue muy diestro en la arquitectura y escultura. Conoció la Astronomía.

Su credo estético incide repetidamente en el manierismo. Se aprecian en sus obras relaciones con las de Perino del Vaga y Francesco Salviati. Dramatismo y afán de movimiento, juntamente con una clara tendencia a los contrastes de luz, son notas esenciales de su obra pictórica. Fue un buen retratista y en una colección particular de Barcelona se conserva un retrato que pudiera ser su autorretrato; ciertamente en éste se inspiró Pacheco para dibujar el que incluyó en su libro, junto con la biografía.

Entre las obras que realiza en Sevilla destaca el Descendimiento (1547) para la capilla de Luis Fernández en el convento de S. María de Gracia, de Sevilla, hoy en el Museo Fabre de Montpellier. Pintó otro Descendimiento (1555) para la capilla de Fernando de Jaén, en la antigua parroquia de S. Cruz de Sevilla (hoy en la catedral de dicha ciudad). Hay que destacar también Pablo ermitaño y S. Antonio Abad, en la iglesia de S. Isidoro.

En unión del pintor Antonio de Alfián Campaña realiza el retablo de la Purificación y los retratos de los Patronos, en la capilla del mariscal Diego en la catedral. El retablo mayor de la parroquia de S. Ana, Sevilla (1557), lo pinta en colaboración con varios pintores. Cuenta Pacheco que las envidias suscitadas por esta obra le produjeron tantos disgustos que se marchó a su patria (1563).

Para la catedral de Córdoba pintó un retablo en 1556. Otras obras conservadas en distintos museos, son la Virgen de la Leche (Mus. de Berlín); Descendimiento (tapiz) en el Colegio del Patriarca, Valencia; dibujos del Crucificado, en los Uffizi (Florencia) y en el Instituto Jovellanos de Gijón. Existen numerosas obras concertadas y conocidas por los repertorios documentales, que no han sido identificadas todavía.

La crítica le atribuye diversas obras, como el Tríptico del Calvario, en la iglesia de s. Bartolomé, Carmona; retablo de la iglesia de Santiago, Écija (col. particular, Barcelona); Cristo con la cruz a cuestas (col. particular, Barcelona); etc.

Campaña, importante representante del manierismo europeo, poseyó una gran fuerza imaginativa y especiales dotes para componer sus cuadros (son dignos de ser recordados sus paisajes y fondos arquitectónicos). Su actividad en Sevilla supuso para los pintores de esta localidad una completa renovación. Pacheco le consideró el patriarca de la escuela sevillana del s. XVI.

Enlaces externos[editar]