Nicolás Aleksándrovich de Rusia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El zarévich Nicolás.

El zarévich Nicolás Aleksándrovich de Rusia. (En ruso: Цесаревич Николай Александрович Романов). Nacido en Tsárskoye Seló el 20 de septiembre de 1843 y fallecido en Niza el 24 de abril de 1865. Fue zarévich del Imperio ruso desde el 2 de marzo de 1855 hasta su muerte en 1865. Era llamado por un apodo, Nixa.

Era el hijo mayor del zarévich Alejandro Nikoláyevich y de María Aleksándrovna (María de Hesse-Darmstadt), quienes ascendieron al trono en 1855, a la muerte del anterior zar, Nicolás I.

Educación[editar]

Recordaba por la nobleza de su trato y la modestia de carácter a su madre. Los profesores encargados de prepararlo para acceder al trono ruso ven en él a alguien excepcional, cuya inteligencia y humanidad elevarían a Rusia.

Para familiarizarlo con el pueblo ruso, Alejandro II, lo hace recorrer Rusia desde que tiene dieciocho años. Estos viajes continuos acaban por cansar al zarévich.

Las causas de su enfermedad producen varías hipótesis en el diagnóstico de los médicos: según unos, se debería a un enfriamiento de la columna vertebral tras caerse de un caballo, según otros, sufre de reumatismo. Se le recomienda un tratamiento de baños de mar en Scheveningue, cerca de La Haya.

Compromiso matrimonial[editar]

Nicolás de niño con su hermana mayor, la gran duquesa Alejandra.

Esperanzados en una rápida recuperación, sus padres deciden comprometerlo en el verano de 1864, con la princesa María Sofía Federica Dagmar de Dinamarca, segunda hija del rey Cristian IX de Dinamarca y de Luisa de Hesse-Kassel, y cuñada de Alberto Eduardo, Príncipe de Gales, heredero al trono británico. Pero a pesar de los medicamentos, los baños y los masajes, los dolores del zarévich se agravan día tras día, y Nicolás andaba encorvado como un anciano.

Se cree que cuando estaba en su lecho de muerte, Nicolás expresó su deseo de que su novia se casara con su hermano menor y sucesor como zarévich, Alejandro.


Muerte[editar]

Nicolás creía tener una constitución fuerte hasta que fue evidente que no era así. Se cree que contrajo bronquitis y se lo envió al sur de Francia, a donde llega 1863, en un estado esquelético y sin apenas poder moverse. La emperatriz María Aleksándrovna se instala también en Niza, en villa Bermond, dónde sigue con angustia los progresos de la enfermedad de su hijo. En la noche del 23 al 24 de abril de 1865, Nicolás sucumbe ante una meningitis fulminante cerebral-espinal. De Niza, su cuerpo es llevado a Villefranche (hoy Villefranche-sur-Mer) y embarcado a bordo de la fragata Alejandro Nevski para ser inhumado en la catedral de San Pedro y San Pablo de San Petersburgo.

La familia imperial rusa hizo construir un oratorio en el lugar donde el Gran duque murió, construyéndose después una gran iglesia ortodoxa entre 1903 y 1913, en las proximidades del oratorio, y que es calificada a menudo como la catedral ortodoxa rusa de Niza.

En Niza, existe un un bulevar Zarevich, próximo de la catedral rusa, que perpetúa el recuerdo del gran duque Nicolás.