Mit brennender Sorge

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mit brennender Sorge
(alemán: Con ardiente inquietud)
Carta encíclica del papa Pio XI
Pius XI COA.svg
Vigilanti cura Cercle jaune 50%.svg Divini redemptoris
Fecha 14 de marzo de 1937
Argumento La situación de la Iglesia católica alemana en el III Reich
Páginas 15
Encíclica número 21 de 25 del pontífice

"Mit brennender Sorge..." (alemán "Con ardiente inquietud...") es una Carta encíclica del Papa Pío XI sobre la situación de la Iglesia en el Reich Germánico, publicada el 14 de marzo de 1937.

A diferencia de otras encíclicas llamadas por las primeras palabras en latín, ésta recibe el nombre de las primeras palabras en la lengua en que fue originalmente publicada, el alemán "Mit Brennender Sorge...", o en español "Con ardiente inquietud...".

En ésta, el Papa advierte dos años antes de la II Guerra Mundial que "Todo el que tome la raza, o el pueblo, o el Estado, o una forma determinada del Estado, o los representantes del poder estatal u otros elementos fundamentales de la sociedad humana [...] y los divinice con culto idolátrico, pervierte y falsifica el orden creado e impuesto por Dios", en una clara señal de crítica para el régimen nacionalsocialista alemán.

Efectos[editar]

Fue una sorpresa general, para fieles, autoridades y políticos, la lectura de la encíclica, el domingo 21 de marzo de 1937, en todos los templos católicos alemanes, que eran más de 11.000. La unanimidad fue absoluta. Y, en toda la breve historia del Tercer Imperio Alemán, nunca recibió una contestación que llegara a acercarse al efecto que se produjo con la "Mit brennender sorge..."[cita requerida].

Como era de esperar, al día siguiente el órgano oficial nazi, Völkischer Beobachter, publicó una primera réplica a la encíclica. Pero, sorprendentemente fue también la última. El ministro alemán de propaganda, Joseph Goebbels, fue lo suficientemente inteligente y perspicaz como para advertir la fuerza que había tenido esa declaración. Y, con el control total de prensa y radio que ya tenía por esas fechas, decidió que lo más conveniente para el régimen era ignorar completamente la encíclica[cita requerida].

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]