Matsuo Bashō

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Matsuo Bashō
Statue of Basho Chusonji Hiraizumi DSCN5329 20080822.JPG
Estatua de Bashō en Hiraizumi, Iwate
Nombre de nacimiento Matsuo Bashō (松尾芭蕉)
Nacimiento 1644
Cerca de Ueno, Iga
Defunción 28 de noviembre de 1694
Osaka
Nacionalidad Bandera de Japón Japón
Seudónimo Sobo (宗房)
Género Poesía
Obras notables oku no Hosomichi
Bashō según Katsushika Hokusai (1760-1849), pintor y grabador del período Edo.

Matsuo Bashō (en japonés,松尾芭蕉) nacido como Matsuo Kinsaku (Ueno, 1644 - Osaka, 28 de noviembre de 1694), fue el poeta más famoso del período Edo de Japón. Durante su vida, Bashō fue reconocido por sus trabajos en el Haikai no renga (俳諧の連歌).[1] Está considerado como uno de los cuatro grandes maestros del haiku ,[2] junto a Yosa Buson, Kobayashi Issa y Masaoka Shiki;[3] Bashō cultivó y consolidó el haiku con un estilo sencillo y con un componente espiritual. Su poesía consiguió renombre internacional, y en Japón muchos de sus poemas se reproducen en monumentos y lugares tradicionales.

Bashō empezó a practicar el arte de la poesía a una edad temprana, y más adelante llegó a integrarse en el escenario intelectual de Edo (actualmente Tokio ), para llegar a convertirse rápidamente en una celebridad en todo Japón. A pesar de ser maestro de poetas, en determinados momentos renunció a la vida social de los círculos literarios y prefirió recorrer todo el país a pie, viajando incluso por la parte norte de la isla, un territorio muy poco poblado, para poder encontrar fuentes de inspiración para sus escritos.

Bashō no rompe con la tradición sino que la continúa de una manera inesperada, o como él mismo comenta: "No sigo el camino de los antiguos, busco lo que ellos buscaron". Bashō aspira a expresar con nuevos medios el mismo sentimiento concentrado de la gran poesía clásica.[4] Sus poemas están influidos por una experiencia de primera mano del mundo que le rodea y, a menudo, consigue expresar sus vivencias con una gran simplicidad. Del haiku Bashō había dicho que es "sencillamente lo que sucede en un lugar y en un momento dado".[5]

Biografía[editar]

Primeros años[editar]

Lugar donde se cree que nació Bashō

Bashō nació con el nombre de Matsuo Kinsaku (松尾金作) hacia 1644, en algún lugar cerca de Ueno, en la provincia de Iga.[6] Su padre era un samurai con pocos recursos al servicio de la poderosa familia Todo,[7] y quiso que Bashō hiciera carrera dentro del ejército. Tradicionalmente los biógrafos opinan que trabajó haciendo tareas en las cocinas.[8] Sin embargo, de niño se convirtió en un paje al servicio de Todo Yoshitada (藤堂良忠), heredero de los Todo y dos años mayor que Matsuo,[7] y sería un compañero con el que compartiría el amor por el Haikai no renga, una forma de composición literaria que es fruto de la cooperación entre varios poetas. Las secuencias se inician con un versículo en el formato 5-7-5 moras; este verso fue nombrado hokku, y más tarde haiku, y se elaboraba como una pequeña pieza independiente. El hokku continuaba con una adición de 7-7 moras realizada por otro poeta. Ambos, Yoshitada y Bashō, se dieron los correspondientes tengo(俳号), los nombres de pluma Haikai, el de Bashō era Sobo (宗房), que se construye simplemente a partir de la transcripción on'yomi de su nombre samurai, Matsuo Munefusa (松尾宗房), el seudónimo de Yoshitada era Sogin.[7] En 1662 se publicó el primer poema de Bashō, en 1664 se imprimieron una compilación de dos de sus hokku, y en 1665 Bashō y Yoshitada compusieron un centenar de versosRenkus.

En 1666, la repentina muerte de Yoshitada representó el final de la tranquila vida de siervo de Bashō. No existe ningún registro documental de este periodo, pero se cree que Bashō se planteó hacerse samurai y se marchó de casa.[9] Los biógrafos han propuesto posibles motivaciones y destinos, incluida la posibilidad de un romance entre Bashō y una sintoísta miko de nombre yute (寿贞), pero es poco probable que esta relación sea verídica.[10] Las referencias del propio Bashō sobre esta época son escasas; más adelante recordó que "hace tiempo codicié el hecho de ser funcionario y tener un rincón de tierra", y también , "hubo un tiempo que estaba fascinado con las formas del amor homosexual", pero no hay ninguna señal de que se estuviera refiriendo a una verdadera obsesión ficticia o a algo más.[11] No estaba seguro de si podría convertirse en un poeta a tiempo completo, comentó que "las alternativas luchaban en mi cabeza y mi vida estaba llena de inquietud".[12] Su indecisión pudo haber estado influenciada por el todavía relativo bajo estatus artístico y social del renga y el Haikai no renga.[13] En cualquier caso, continuó creando sus poemas que se publicarián en antologías los años 1667, 1669 y 1671, en 1672 publicó su propia compilación de los trabajos realizados por él y otros autores de la escuela Teitoku,Kai verdad(貝おほひ).[6] En la primavera de ese año se instaló en Edo para seguir profundizando en el estudio de la poesía.[14]

Escritor reconocido[editar]

Los círculos literarios de Nihonbashi rápidamente reconocieron el valor de la poesía de Bashō por su estilo sencillo y natural. En 1674 pasó a formar parte del círculo interno de profesionales del Haikai y, secretamente, recibió enseñanzas de Kitamura Kigin (1624-1705).[15] En aquella época escribió este hokku en homenaje al shōgun Tokugawa:

kabitan mo / tsukubawasekeri / kimi ga haru(1678)

Los holandeses, también, / arrodillados ante su señor / Primavera a su reinado.
Un bananero, en japonésBashōplanta que amaba y inspiró su últimotengo, el nombre artístico del poeta .

Adoptó un nuevo tengo, Tosei, y en 1680 ya se dedicaba al oficio de poeta a tiempo completo, siendo maestro de veinte discípulos. El mismo año se publicó Tosei-Montei Dokugin-Nijukasen((桃青门弟独吟二十歌仙), una obra con los mejores poemas de Tosei y sus veinte discípulos, que mostraba el talento del artista . En el invierno de 1680, tomó la sorprendente decisión de pasar al otro lado del río, en Fukagawa, lejos de la gente y eligiendo una vida más solitaria.[16] Sus discípulos le construyeron una cabaña rústica y le plantaron un bananero (芭蕉, bashō) en el patio, dando un nuevo tengo al poeta que a partir de ahora se llamaría Bashō, y su primer hogar permanente. Amaba mucho la planta, y le molestaba mucho ver crecer plantas del género Miscanthus , una Poaceae típica de Fukagawa, alrededor de su banano. Escribió:

Bashō UETE / Mazuria nikumu ogi no / Futaba kana(1680)

Por mi nueva planta de banano / La primera señal de una cosa que detesto / un brote de eulalia!

A pesar de su éxito, vivía insatisfecho y solitario. Comenzó a practicar la meditación zen, pero no parece que lograra recuperar la tranquilidad de espíritu.[17] En el invierno de 1682 se incendió su cabaña y, poco después, a principios de 1683, su madre murió. Con todos estos acontecimientos, viajó a Yamura para quedarse en casa de un amigo. El invierno de 1683 sus discípulos le regalaron una segunda cabaña en Edo, pero su estado de ánimo no mejoró. En 1684, su discípulo Takarai Kikaku publicó una recopilación de poemas suyos y otros poetas,Minashiguri(虚栗),Castañas arrugadas.[18] Más tarde, ese mismo año, dejó Edo para realizar el primero de sus cuatro grandes viajes.[19]

Poeta viajero[editar]

Viajar por el Japón medieval era muy peligroso y las expectativas de Bashō eran pesimistas; creía que podría morir en medio de la nada o ser asesinado por bandidos. A medida que avanzó el viaje, su estado de ánimo fue mejorando y se encontró cómodo haciendo lo que hacía, se reunió con muchos amigos y pasó a disfrutar de la evolución del paisaje y las estaciones.[20] Sus poemas pasaron a ser menos introspectivos y reflejaban las observaciones del mundo que le rodeaba:

uma wo sae / nagamuru yuki no / Ashita kana(1684)

Hasta un caballo / Mis ojos se detienen en ello / Nieve por la mañana.

El viaje le llevó desde Edo hasta el Monte Fuji, Ueno, y Kioto. Se reunió con varios poetas que se consideraban sus discípulos y le pedían consejos. Bashō les mostró desprecio por el estilo contemporáneo existente en Edo e incluso criticó su obra Castañas arrugadas, diciendo que contiene "muchos versos de los que no vale la pena ni hablar".[21] Regresó a Edo el verano de 1685, y dedicó tiempo a escribir más hokku y dejó comentarios sobre su propia vida:

Toshi kurenu / kasa kite waraji / hakinagara(1685)

Un año ha pasado / Una sombra de viajero en mi cabeza / Sandalias de paja a mis pies.
Bashō según Yokoi Kinkoku (1761-1832). Retrato (c.1820) de una colección dedicada a los poetas y sus haikús. En este caso aparece la caligrafía del poema de la rana.

Cuando volvió a Edo, a su cabaña, retomó felizmente su labor como maestro de poesía; sin embargo, ya hacía planes para otro viaje.[22] Los poemas de su viaje se publicaron con el títuloNozarashi Kiko(野ざらし紀行). A principios de 1686 compuso una de sus mejores haiku, uno de los más recordados:

furu ike ya / Kawazu tobikomu / mizu no oto(1686)

Un viejo estanque / Una rana se salta: / el sonido del agua.[23]

Los historiadores creen que este poema se hizo famoso muy rápidamente. El mismo mes de abril, los poetas de Edo se reunieron en la cabaña de Bashō para componer Haikai no renga basados en el tema de las ranas; parece que en un homenaje a Bashō y sus poemas, lo colocaron en la parte superior de la compilación.[24]

Bashir permaneció en Edo, continuó su maestría y participaba de los concursos literarios. Hizo un par de viajes, una excursión en otoño de 1687 para participar en el tsukimi , la fiesta para celebrar la luna de otoño, y un viaje más largo en 1688 cuando volvió a Ueno para celebrar el año nuevo japonés. De regreso a casa, en su barraca, alternaba la soledad con la compañía, pasando del rechazo hacia los visitantes a apreciar su compañía.[25] Al mismo tiempo, disfrutaba de la vida y tenía un sutil sentido del humor, como se refleja en el siguientehokku:

iza Sarabia / yukimi ni korobu / tokoromade(1688)

Ahora, salimos / para disfrutar de la nieve ... hasta que / resbalón y caída!

Oku no Hosomichi[editar]

Monumento a Bashō, en Ōgaki (Gifu). Fue el último destino del poeta. Cada mes de noviembre se celebra el festival Bashō, dedicado a su memoria.

La planificación de otro largo viaje privado de Bashō culminó el 16 de mayo de 1689 (Yayoi 27, Genroku 2), cuando salió de Edo con su discípulo Kawai Sora (河合曾良); fue un viaje a las provincias del norte de Honshu, la isla principal del archipiélago de Japón.

Desde las primeras líneas del libro Bashō se presenta como un poeta anacoreta y medio monje; tanto él como su compañero de viaje, recorren los caminos llevando los hábitos de los peregrinos budistas; su viaje es casi una iniciación y Sora, en el inicio del camino, se afeita el cráneo. A lo largo del viaje fueron escribiendo un diario que va acompañado de poemas y, en muchos de los lugares que visitan, los poetas locales los reciben y componen con ellos los correspondientes Haikai no renga colectivos. [26]

Cuando Bashō llegó a Ōgaki, en la Jefatura de Gifu, ya había completado el registro de su viaje. Tardó en revisarlo unos tres años, y escribió la versión final en 1694 con el título de oku no Hosomichi(奥の細道) o Carretera estrecha hacia el Gran Norte. [27] [28] La primera edición se publicó póstumamente en 1702 . De forma inmediata fue un éxito comercial y muchos otros poetas itinerantes siguieron el recorrido de su viaje.[6] Inicia el diario con las siguientes palabras:Los meses y los días son viajeros de la eternidad. El año que se va y el año que llega también son viajeros. A menudo se considera que es su mejor obra, con algunos hokku como el siguiente:

araumi ya / Sado ni yokotau / Amanogawa(1689)

Mar agitado / extiende hasta Sado / La Vía Láctea

Al final del viaje, y del libro, Bashō llega al pueblo de Ohgaki desde donde se embarca finalmente por regresar a casa. La obra termina con el último haiku, de difícil traducción. Añadimos tres propuestas:[29]

hamaguri no / futami ni wakare / yuku aki zo(1689)

Como la almeja / en dos valvas, me parto / de ti con el otoño. ( Cabezas García )
De la almeja / se separan las valvas / hacia Futami voy con el otoño. ( Octavio Paz )
Cómo valvas de almeja la separación; hacia Futami / marcha en otoño. ( Rodríguez-Izquierdo )
Partiendo hacia Futami / dividiéndoseme como una almeja y las valvas / vamos con el otoño. ( Donald Keene )

Últimos años[editar]

La tumba de Basho en Otsu

Cuando regresó a Edo, el invierno de 1691, Bashō vivió en su tercera barraca, rodeado de sus discípulos. Esta vez no estaba solo, con él tenía un sobrino y su amiga, yute, que se estaban recuperando de una enfermedad. Recibió un gran número de visitantes.

Bashō seguía sin encontrarse bien, y se sentía inquieto. Escribió a un amigo y le comentó que "preocupado por los demás, no tengo la paz de la mente".[30] Hizo una vida de maestro hasta finales de agosto de 1693, cuando cerró la puerta de su barraca y se negó a ver a nadie durante un mes. Finalmente, cedió tras la adopción del principio de Karum o "ligereza", una semi-filosofía budista de saludo al mundo mundano, y hay que impulsar la relación con los demás más que el distanciamiento. Bashō abandonó Edo por última vez el verano de 1694, pasando un tiempo en Ueno y Kioto antes de llegar a Osaka. Enfermó con problemas de estómago y murió en paz, rodeado de sus discípulos.[31] Está enterrado en Otsu (Prefectura de Shiga)en el pequeño templo Gichu-ji(義仲寺), junto al guerrero Minamoto Yoshinaka. Aunque no compuso ningún poema en su lecho de muerte,[32] nos ha llegado el último poema escrito durante su última enfermedad y se le considera su poema de despedida:

tabi ni yande / yume wa karen wo / kake meguru(1694)

Caer enfermo durante el viaje / Mi sueño huelga errante / sobre un campo de césped seco.

Influencia y crítica literaria[editar]

Bashōsegundos Buson (1716-1783), otro de los grandes poetas del haiku que también era pintor.

En lugar de aferrarse a las fórmulas del KIGO(季语), forma que aún es popular en el actual Japón, Bashō aspiraba a reflejar en sus hokku las emociones y el entorno que le rodeaba.[33] Incluso, en vida, su poesía fue muy apreciada, después de su muerte, este reconocimiento fue en aumento. Algunos de sus alumnos, y en particular Mukai Kyorai y Hattori Dohō, recogieron y compilaron las propias opiniones de Bashō sobre su poesía.[34]

La lista de discípulos es muy larga.[35] Por un lado estaba el llamado grupo de los "diez filósofos", entre lo que cabe destacar Takarai Kikaku, por otro, una diversidad de seguidores entre lo que cabe destacar Nozawa Bonchō, que era médico.

Durante el siglo XVIII, la valoración de los poemas de Bashō se incrementó de manera aún más ferviente, y comentaristas como Ishiko Sekisui Moro y Nanimaru viajó muy lejos para encontrar referencias sobre sus hokku, buscando acontecimientos históricos, documentos medievales y otros poemas. Este admiradores fueron pródigos en sus elogios a Bashō y ocultaron las referencias, se cree que algunas de las supuestas fuentes probablemente fueron falsas.[34] En 1793, Bashir fue "endiosado" por la burocracia sintoísta, y durante un tiempo cualquier crítica a su poesía era considerada una blasfemia.[34]

A finales del siglo XIX, este período en que la pasión hacia los poemas de Bashō era unánime llegó a su fin. Masaoka Shiki (1867-1902), posiblemente el crítico de Bashō más famoso, derrocó el largo periodo de ortodoxia planteando objeciones al estilo de Bashō.[34] Sin embargo, Shiki también contribuyó a que la poesía de Bashō llegara a los principales intelectuales del momento, y al público japonés en general. Él inventó el término haiku, que sustituía al de hokku, para referirse a la forma independiente con una estructura de 5-7-5, que consideraba la más conveniente y artística de todo el Haikai no renga.[34] De la obra de Bashō llegó a decir que "el ochenta por ciento de su producción era mediocre".[36]

La visión crítica de los poemas de Bashō continuó produciéndose durante el siglo XX, con notables obras de Yamamoto Kenkichi, Imoto Nōichi, y Tsutomu Ogata. El siglo XX fue también testigo de las traducciones de los poemas de Bashō a varios idiomas y con ediciones en todo el mundo. Considerado como el poeta de haiku por excelencia logró ser un referente, fruto también por el hecho de que se llegara a preferir el haiku a otras formas más tradicionales como el Tanka o Renga; ha sido considerado el arquetipo de los poetas y la poesía japonesa.[37] Su visión impresionista y concisa de la naturaleza influyó especialmente en Ezra Pound y los imagistas, y más tarde también en los poetas de la generación beat.[38] Claude-Max Lochu, en su segunda visita a Japón, creó su propia "pintura de viaje", inspirada en el uso de Bashō de los viajes de inspiración. Músicos como Robbie Basho y Steffen Basho-Junghans se vieron influidos también por él.[39] En lengua castellana, cabe destacar a José Juan Tablada.[40] En Cataluña, hay ejemplos del uso del haiku por Carles Riba.[41]

Lista de obras[editar]

Monumento con un poema de Bashō, en Yokkaichi (Mie).
  • Kaio(1672)
  • Minashiguri(1683)
  • Nozarashi Kiko(1684)
  • Fuyu no Hi(Días de invierno) (1684)
  • Haru no Hi(1686)
  • Kashima Kiko(1687)
  • No Kobumi de Verdad, oUtatsu Kiko(1688)
  • Kiko Sarashina(1688)
  • Arano(1689)
  • Hisago(1689)
  • Sarumino(1689)
  • Saga Nikki(1691)
  • Basho no Utsusu kotoba(1691)
  • Heiko no Setsu(1692)
  • Sumidawara(1694)
  • Betsuzashiki(1694)
  • Oku no Hosomichi(Carretera estrecha hacia el Gran Norte)[27] (1694)[42]
  • Zoku Sarumino(1698)

Referencias[editar]

  1. Forma literaria con una estrofa de tres versos, el primero y el tercero de cinco sílabas, y el segundo de siete
  2. J. Campesino y J.N. Santaeulàlia, p. 5.
  3. Cabezas García, p. 11
  4. O. Paz, p. 36
  5. R. de la Fuente, p. 9.
  6. a b c Kokusai 1948, p. 246
  7. a b c Octavio Paz. "Vida de Matsuo Basho". A Matsuo Basho: "Sendas de oku", Barcelona: Seix Barral, 1981, p. 33. ISBN 84-322-3845-7
  8. Carter 1997, p. 62
  9. Ueda 1982, p. 21.
  10. Okamura, 1956
  11. Ueda 1982, p. 22.
  12. Ueda 1982, p. 23.
  13. Ueda 1982, p. 9.
  14. Ueda 1992, p. 29
  15. Carter 1997, p. 62.
  16. Carter 1997, p. 57
  17. Ueda 1982, p. 25.
  18. Kokusai 1948, p. 247
  19. Ueda 1992, p. 95.
  20. Ueda 1982, p. 26.
  21. Ueda 1992, p. 122
  22. Ueda 1982, p. 29
  23. Pagès y Santaeulàlia, p. 7
  24. Ueda 1992, p. 138
  25. Ueda 1992, p. 145
  26. O. Paz, pp. 8-9. </ Ref> Bashō y Sora se dirigieron hacia el norte, a Hiraizumi, y llegaron el 29 de junio. Después caminaron hasta la costa occidental de la isla, llegaron hasta Kisakata el 30 de julio, y empezaron a caminar de vuelta siguiendo la costa. Durante este viaje de 150 días Bashō hizo un total de 600 ri (2.400 km) a través de las zonas del noreste de Honshu, para volver a Edo a finales de 1691. < ref> Kokusai 1948, p. 241
  27. a b "Bashō" en laGran Enciclopedia Catalana. Consultado el 17-04-2009.
  28. Analizando otras traducciones, Octavio Paz (Introducción, p. 30) propone Sendas de oku y analiza otras posibilidades. La de la GEC que aparece en catalán es más fiel a la inglesa The narrow road to the deep North de Nobuyuki Yuasa, de 1966.
  29. Según A. Cabezas García (p. 36), es un endemoniado poema que Rodríguez-Izquierdo y Octavio Paz habían declarado que era intraducible. Futami, "dos valvas", es también un toponímico y era donde se dirigía Bashō después de separarse de su compañero, sin embargo, el ideograma no es exactamente lo mismo. Cabezas García añade tres posibles versiones, la suya y la de tres traductores más: Rodríguez-Izquierdo, Octavio Paz y Donald Keene.
  30. Ueda 1992, p. 348
  31. Ueda 1992, p. 34
  32. Kikaku, 2006, pp.20-23,
  33. Ueda 1970, p. 50
  34. a b c d e Ueda 1992, p. 7
  35. Cabezas García, p. 49
  36. Cabezas García, p. 13
  37. Shirane 1998, p. 37.
  38. Véase, Lawlor 2005, p. 176
  39. 3A% 2F% 2Fwww.epitonic.com% 2Fartists % 2Fsteffenbashojunghans.html Epitonic Records
  40. O. Paz, p. 18
  41. "Haiku". En laGran Enciclopedia Catalana. Consultado el 15-04-2009
  42. Kokusai 1948, pp. 248-9

Bibliografía referenciada[editar]

  • Pagès, J.; Santaeulàlia, J.N.. Marea baja. Haikús de primavera y de verano. Barcelona: Edicions de la Magrana, 1986. ISBN 84-7517-176-1.
  • Cabezas García, Antonio. Senda hacia tierras hondas (Senda de Oku), Matsuo Basho. Madrid: Hiperion, 1993. ISBN 978-84-7517-390-0.
  • De la Fuente, Ricardo. «Introducción», Cincuenta haikus. Madrid: Hiperion, 1997. ISBN 84-8264-011-9.
  • Cabezas García, Antonio. Jaikus inmortales. Madrid: Hiperion, 1983. ISBN 84-7517-109-5.
  • Cartero, Steven. «On a Bare Branch: Bashō and the Haikai Profession». Journal of the American Oriental Society, Vol. 117, 1, pág. 57-69.
  • Lawlor, William. Beat Culture: Lifestyles, Icons, and Impact. Santa Barbara: ABC-CLIO, 2005. ISBN 978-1-85109-405-9.
  • 冈村健三(Kenzō Okamura). 芭蕉と寿貞尼(Bashō to Yute-ni). Ōsaka:芭蕉俳句会(Basho Haiku Kai), 1956.
  • Shirane, Haruo. Traces of Dreams: Landscape, Cultural Memory, and the Poetry of Basho. Stanford, CA: Stanford University Press, 1998. ISBN 0-8047-3099-7.
  • Ueda, Makoto. The Master Haiku Poet, Matsuo Bashō. Tokyo: Kodansha International, 1982. ISBN 0-87011-553-7.
  • Ueda, Makoto. Matsuo Basho. Tokyo: Twayne Publishers, 1970.
  • Ueda, Makoto. Bashō and His Interpreters: Selected Hokku with Commentary. Stanford, CA: Stanford University Press, 1992. ISBN 0-8047-1916-0.
  • Takarai, Kikaku (2006). An Account of Our Master Basho's Last Days, Translated by Nobuyuki Yuasa in Springtime in Edo. Hiroshima, Keisuisha. ISBN 4-87440-920-2
  • Kokusai Bunka Shinkōkai (国际文化振兴会). Introduction to Classic Japanese Literature. Tokyo: Kokusai Bunka Shinkōkai, 1948.
  • Matsuo, Bashō (1966). "The narrow road to the Deep North", translated by Nobuyuki Yuasa. Harmondsworth, Penguin. ISBN 0-14-044185-9

Enlaces externos[editar]