Marcial Maciel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Marcial Maciel
Fr. Marcial Maciel LC Late 2004.jpg
Maciel Degollado en 2004.
Nombre Marcial Maciel Degollado
Nacimiento 10 de marzo de 1920
Bandera de México Cotija, México
Fallecimiento 30 de enero de 2008, 87 años
Bandera de los Estados Unidos Naples, Estados Unidos
Nacionalidad mexicano
Ocupación sacerdote

Marcial Maciel Degollado (Cotija de la Paz, Michoacán, México 10 de marzo de 1920Florida, EE. UU., 30 de enero de 2008) fue un sacerdote pederasta mexicano, fundador de la asociación seglar Regnum Christi y de la congregación católica Legión de Cristo.

Fue acusado formalmente de cometer abusos sexuales por varios miembros de la congregación y estudiantes de los establecimientos de los legionarios a partir de 1997,[1] aunque hay constancia de la existencia de quejas desde los años cuarenta, según declara el diario español El País.[2]

En 2006, como resultado de un proceso canónico interrumpido, el Vaticano indicó el retiro de Maciel del ministerio sacerdotal. En 2009 saltó a la luz la noticia de que Maciel era padre de una joven española. A través de un comunicado en febrero de 2010, la Legión de Cristo reconoció las acusaciones de abuso sexual a menores y se desvinculó de su fundador.

Biografía[editar]

Infancia y juventud[editar]

Marcial Maciel Degollado nació en Cotija de la Paz (Michoacán, México) el 10 de marzo de 1920. Fue el cuarto de los once hijos de Francisco Maciel y Maura Degollado Guízar, mejor conocida como Mamá Maurita y hermana del general cristero Jesús Degollado Guízar. Los alzamientos cristeros llegaron a Cotija en 1927, cuando él tenía siete años. Su familia se trasladó a Zamora (Michoacán), donde recibió su primera comunión de forma clandestina.

En 1936, con quince años de edad, se trasladó a la ciudad de México para empezar su formación sacerdotal en el seminario dirigido por su tío Rafael Guízar y Valencia, obispo de Veracruz.

Maciel y la Legión de Cristo[editar]

Primeros años[editar]

En Veracruz, el 3 de enero de 1941, Maciel —con casi 21 años de edad— fundó los Misioneros del Sagrado Corazón y la Virgen de los Dolores, congregación que luego de incontables peripecias debidas a la vida irregular y hasta criminal del fundador, pasaría a denominarse Legión de Cristo, y años después el movimiento de apostolado Regnum Christi1951.

Recibió el orden sacerdotal el 26 de noviembre de 1944 en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, en México. Dos años más tarde se trasladó a España con el primer grupo de jóvenes que cursarían sus estudios humanísticos en la Universidad Pontificia de Comillas, de donde también serían expulsados.

Expansión de la Legión de Cristo[editar]

Cuando Maciel visitó al papa Pío XII en 1946, éste acogió con especial interés su proyecto apostólico y educativo, y bendijo la nueva congregación. Cuatro años más tarde, Maciel instauró el Centro de Estudios Superiores de la Legión de Cristo en Roma. Fue Pablo VI quien en 1965 concedió a la congregación de los Legionarios de Cristo el «Decreto de Alabanza», por el que la congregación fue plenamente reconocida en el derecho universal de la Iglesia Católica.

El periodista Jason Berry, del National Catholic Reporter, ha investigado este periodo[3] y ha documentado los métodos empleados por Maciel para hacer crecer su organización: su habilidad para granjearse las simpatías de las aristocracias mexicanas, su maestría para obtener recursos económicos y la red de protectores que tejió en el Vaticano a través de «donaciones oscuras».

La Legión durante el pontificado de Juan Pablo II[editar]

Maciel acompañó a Juan Pablo II en los viajes que éste realizó a México en 1979, 1990 y 1993. Durante el pontificado de Juan Pablo II, Maciel fue parte de varios grupos de trabajo eclesial, entre ellos, la Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la formación de los candidatos al sacerdocio en las circunstancias actuales (1991), la Comisión Interdicasterial para la Justa Distribución del Clero (1991), la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano (1992), el Sínodo de los Obispos sobre la Vida Consagrada y su Misión en la Iglesia y en el Mundo (1993). Fue consultor permanente de la Congregación para el Clero (1994) y miembro de la Asamblea Especial para América del Sínodo de los Obispos (1997).

El 3 de enero de 1991 la Legión de Cristo y el movimiento laical Regnum Christi celebraron 50 años de existencia. Ese día el papa Juan Pablo II ordenó 60 nuevos sacerdotes legionarios en la Basílica de San Pedro. La Legión de Cristo inició en noviembre de 1992 su segundo Capítulo General Ordinario. Dos días después del inicio, tanto los Legionarios como los miembros del Movimiento Regnum Christi, recibieron el anuncio oficial de la reelección de Marcial Maciel como Superior General de la Congregación y del Movimiento Regnum Christi. El 18 de diciembre, una vez concluido el capítulo, Juan Pablo II recibió en audiencia a los padres capitulares.

El 26 de noviembre de 1994 Maciel celebró sus cincuenta años sacerdotales. Con motivo de este aniversario, el papa Juan Pablo II le envió una carta de felicitación que se leyó durante la acción de gracias de la celebración eucarística;[4] diez años después recibió una carta similar.[5]

Sus últimos años[editar]

En el último capítulo general celebrado en Roma en enero de 2005, Maciel renunció a la reelección de los padres capitulares, dejando la dirección general de la Legión y del Movimiento Regnum Christi a su sucesor y poder así acompañarlo en sus primeros pasos.

El 19 de mayo de 2006 la Santa Sede confirmó que el papa Benedicto XVI había ordenado al padre Maciel que se abstuviera de ejercer su ministerio públicamente para llevar «una vida de oración y penitencia». De esta manera le prohibió el ejercicio del sacerdocio luego de ser acusado de abuso sexual contra seminaristas.[6] [7]

Maciel falleció el 30 de enero de 2008 a los 87 años de edad, en medio de acusaciones de abuso sexual.[8] [9]

Escándalos[editar]

En vida y después de la muerte de Maciel se han hecho públicos algunos detalles sobre su vida privada; en los casos más graves se trata de delitos como el abuso sexual contra menores de edad o el fraude y la extorsión. A pesar de la existencia de rumores desde mediados de los años cincuenta[cita requerida], sólo fue en los últimos años de su vida que se divulgaron, fueron aceptados por la jerarquía católica y, en última instancia, por las congregaciones que fundó.

Abuso sexual[editar]

En 1997, a través de una carta abierta al papa Juan Pablo II, ocho ex miembros de la Legión de Cristo acusaron a Maciel de haber abusado sexualmente de ellos y de que ni la congregación ni otros miembros de la jerarquía católica les habían atendido hasta el momento.[10]

Maciel argumentaba que padecía de una extraña enfermedad que los niños podían ayudar a aliviar; que se necesitaba una muestra de semen para un examen y un «ayudante» para extraérselo. Argumentos increíbles y ridículos para un adulto pensante, pero que fácilmente enganchan a un niño o a un adolescente que confía en el padre y le confiere autoridad moral, que incluso incluye hasta el poder pedirle que haga cosas que él no entiende o no le parece que sean buenas; que confía en que si el padre las dice es que deben ser buenas. Este es exactamente el tipo de confianza que deposita un hijo en su padre natural, quien le da indicaciones de hacer cosas «por su propio bien», aunque «ahora no entiende, pero ya entenderá», etcétera.

María Paloma Escalante (antropóloga)[11]

Como consecuencia de estas acusaciones, Maciel dejó la dirección de la Legión de Cristo en 2004. Tiempo después Joseph Ratzinger —prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe— permitió continuar la investigación canónica contra él por acusaciones de abuso sexual contra niños así como hacia sus compañeros.[12] En el 2006, cuando Ratzinger ya era papa, anunció el cierre de la investigación sobre Maciel debido a su avanzada edad y quebrantada salud,[12] ordenándole el retiro del sacerdocio público para consagrarse a una vida de «oración y penitencia».

El comunicado del Vaticano agregó que la decisión se emitió con la aprobación del Papa Benedicto XVI, «después de estudiar cuidadosamente los resultados de una investigación» del departamento doctrinal de la Santa Sede. Señaló que Maciel había sido «invitado» a retirarse a «una vida reservada de oración y penitencia y a no cumplir con su ministerio público».

El Vaticano no dio detalles de las limitaciones en su comunicado, pero el semanario dijo que la orden afectaba a la actividad pública de Maciel, incluida su capacidad para celebrar misas públicas o dar conferencias, presentaciones públicas o entrevistas. La oficina de prensa de la Santa Sede confirmó la noticia al día siguiente.

Jason Berry, uno de los dos periodistas del National Catholic Reporter[13] que hicieron público el caso Maciel en los noventa, publicó el 2 de junio de 2006 cómo los miembros de la Legión de Cristo aún trataban de resistirse al castigo de la Santa Sede contra Marcial Maciel. La postura de la congregación religiosa se conoció en un comunicado en donde aceptaba la invitación de la Santa Sede y reafirmaba su compromiso de fidelidad al Papa y servicio a la Iglesia.

En 2010, la Legión de Cristo reconoció a los hijos y los actos de abuso sexual de Maciel, al tiempo que se desvinculó de la conducta de su fundador. Ese mismo año, la investigación del Vaticano sobre los Legionarios de Cristo reveló que «los gravísimos y objetivamente comportamientos inmorales» de Marcial Maciel habían sido «confirmados por testimonios incontrovertibles».[14]

Hijos secretos[editar]

En febrero de 2009, el periódico estadounidense New York Times confirmó que Maciel tuvo una relación con una mujer, con quien procreó una hija de nombre Norma Hilda Rivas, cuya madre Norma Hilda Baños quedó embarazada de Maciel cuando ésta tenía 26 años,[15] en la década de los noventa.[16] [17] [18] La noticia fue confirmada por un portavoz de los legionarios de Cristo en Roma, Paolo Scarafoni.[19] Por otro lado, el director general de los Legionarios, Álvaro Corcuera, visitó las comunidades religiosas y seminarios de la congregación en Estados Unidos para informar a sus miembros sobre la noticia.[20]

El 3 de marzo de 2010, en el programa radial Noticias MVS con Carmen Aristegui se presentaron Blanca Estela Lara Gutiérrez y sus hijos Omar, Raúl y Cristian González Lara. Los dos últimos son hijos de Maciel, quien tuvo una relación con Blanca Lara desde que se conocieron en Tijuana en los años setenta. La señora Lara y sus hijos no se enteraron de la identidad de su padre, al que conocían como José Rivas o José González, hasta 1997, en que vieron su fotografía en la portada de la revista Contenido. En la entrevista radiofónica, Omar y Raúl González Lara narraron los abusos sexuales que realizó su padre contra ellos a lo largo de 8 años y presentaron una grabación en la que el rector de la Universidad Anáhuac reconoce en la letra de las cartas en poder de la familia González Lara la letra del fundador de la Legión de Cristo.[21]

Adicciones[editar]

Maciel era también adicto al demerol, un potente tranquilizante, el cual conseguía gracias a sus seminaristas, que se lo suministraban regularmente, con el pretexto de padecer dolores de espalda y cabeza. Sus mismas víctimas denunciaron su afición a la morfina.[22]

Plagio de obras[editar]

Maciel publicó El salterio de mis días: 98 meditaciones, que hasta la actualidad es el libro de cabecera de la Legión de Cristo. Después se sabría que Maciel lo había plagiado en más del 80% de Salterio de mis horas, un texto escrito por el abogado y político católico Luis Lucia Lucia (1888-1943) y publicado en 1956.[23] Este plagio ya ha sido admitido públicamente por la congregación religiosa y la noticia ha sido publicada en diversos medios, como el diario español El Mundo en diciembre de 2009.[24]

Es suyo el libro La formación integral del sacerdote católico, publicado en 1990 por la Biblioteca de Autores Cristianos, en que se recoge su experiencia como «formador» de candidatos al sacerdocio. El libro ha sido traducido al inglés, francés, italiano y portugués.

Impacto en sus seguidores[editar]

En una carta firmada por dos directores territoriales de la Legión de Cristo en Estados Unidos, dirigida a los miembros y amigos de la congregación y Regnum Christi, los legionarios reconocen «graves fallos» en su fundador y dicen que han retirado fotografías suyas en sus centros y que editan sus páginas en Internet «para asegurar que no existan referencias inapropiadas sobre el padre Maciel». Según Europa Press, en la misiva firmada por los religiosos Scott Reilly y Julio Martí, se solidarizan con quienes han sufrido «por las conductas sexuales de su fundador» y dicen que «como sacerdotes, nuestros corazones están con todos aquellos que han sufrido o se han escandalizado por estas acciones». Asimismo pidieron disculpas en nombre del director de la Legión, Álvaro Corcuera, quien «ha comenzado a encontrarse personalmente y en privado con quienes él sabe han sufrido más, ofreciéndoles una sentida disculpa y consuelo».[25]

El 3 de marzo del 2010 la Oficina de Comunicación de los Legionarios de Cristo reconoció los abusos de Marcial Maciel por medio de un comunicado —a raíz de la aparición en público de tres de sus hijos— donde menciona lo siguiente:

Comprendiendo las difíciles circunstancias que han vivido y están viviendo. Los legionarios de Cristo en los últimos años hemos ido conociendo progresivamente, con sorpresa y con gran dolor aspectos ocultos de la vida del padre Maciel.[26]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Carta abierta enviada al papa Juan Pablo II, en noviembre de 1997, por ocho exmiembros de los Legionarios de Cristo que acusan a su fundador, Marcial Maciel, de haber abusado sexualmente de ellos cuando eran adolescentes», en revista Milenio, 8 de diciembre de 1997. Algunos fragmentos de esta comunicación pueden consultarse en el artículo «La verdad nos hace libres: el caso del padre Marcial Maciel», artículo de Daniel Martínez Mendizábal en el periódico Milenio Diario del 11 de febrero de 2009; consultado el 16 de junio de 2010.
  2. «Marcial Maciel, la amante y su hija», artículo de Jesús Rodríguez en el diario español El País del 6 de febrero de 2011; consultado el 6 de febrero de 2011.
  3. Jason Berry (12 de abril de 2010). «How Fr. Maciel built his empire» (en inglés). National Catholic Reporter. Consultado el 6 de mayo de 2010.
  4. Carta de Su Santidad Juan Pablo II al padre Marcial Maciel Degollado con ocasión del 50 aniversario de su ordenación sacerdotal, 15 de noviembre de 1994.
  5. Discurso del Santo Padre Juan Pablo II a los Legionarios de Cristo con ocasión del 60.º aniversario de la ordenación sacerdotal de su fundador, 30 de noviembre de 2004.
  6. «Mensaje del caso Maciel: la reforma “antigay” [sic, por “anti-abuso” en los seminarios va en serio».]
  7. «Sacan a la luz la doble vida de Marcial Maciel», en periódico El Economista, 4 de febrero de 2009.
  8. Comunicado vaticano sobre el fundador de los Legionarios de Cristo, 19 de mayo de 2006, en la agencia Zenit.
  9. «Muere Marcial Maciel, tachado de pederasta». La Jornada, 1 de febrero de 2008.
  10. Cf. «Carta abierta enviada al papa Juan Pablo II, en noviembre de 1997, por ocho ex miembros de los Legionarios de Cristo que acusan a su fundador, Marcial Maciel, de haber abusado sexualmente de ellos cuando eran adolescentes», en revista Milenio, 8 de diciembre de 1997. Algunos fragmentos de esta comunicación pueden consultarse en Daniel Martínez Mendizábal: «La verdad nos hace libres: el caso del padre Marcial Maciel», en Milenio diario, 11 de febrero de 2009, consultada el 16 de junio de 2010.
  11. «El abuso sexual y el uso simbólico del concepto religioso del “padre”», en Revista Academica para el Estudio de las Religiones, 2009-04-01; consultado el 2010-11-02.
  12. a b El fundador de los Legionarios de Cristo tenía doble personalidad y era adicto al demerol
  13. National Catholic Reporter.
  14. Cf. Irene Hernández Velasco y Efe, «El Vaticano: “Maciel tuvo una vida sin escrúpulos y cometió verdaderos delitos”», en elmundo.es, 1-5-2010, consultado ídem.
  15. Entrevista en El Mundo: [1]
  16. Catholic Order Jolted by Reports That Its Founder Led a Double Life, The New York Times, 04-02-2009
  17. Legion Regrets Founder's Conduct
  18. El fundador de los Legionarios de Cristo tuvo amante y un hijo secreto
  19. Marcial Maciel tuvo una amante y una hija, confirman los Legionarios de Cristo 5 de febrero de 2009.
  20. Al respecto, puede consultarse la siguiente información: [2] ; [3] ; [4].
  21. «Entrevista realizada a dos hijos de Maciel por la periodista Carmen Aristegui», en el sitio de Nonticias MVS; 3 de marzo de 2010.
  22. «El fundador de los Legionarios de Cristo tenía doble personalidad y era adicto al demerol».
  23. Vidal, José Manuel (12 de diciembre de 2009). ««Maciel plagió el libro de cabecera de los Legionarios»». diario El Mundo. Consultado el 8 de marzo de 2010. 
  24. Diario El Mundo, España, 12-12-2009
  25. El Universal. «Retirarán imagen del padre Maciel».
  26. http://www.legionariesofchrist.org/articulos/articulo2.phtml?lc=id-28968_se-243_ca-703_te-475_rx-&csearch=703

Enlaces externos[editar]