María Elena Moyano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
María Elena Moyano
Nombre María Elena Moyano Delgado
Nacimiento 29 de noviembre de 1958
Flag of Peru.svg Perú, Barranco
Fallecimiento 15 de febrero de 1992, 33 años
Flag of Peru.svg Perú, Villa El Salvador
Nacionalidad Peruana
Padres Eugenia Delgado Cabrera y Hermógenes Moyano Lescano

María Elena Moyano Delgado (Barranco, 29 de noviembre de 1958 - Villa El Salvador, 15 de febrero de 1992) fue una luchadora social, dirigente vecinal y feminista peruana, conocida popularmente como "Madre Coraje".

En 1992, fue asesinada en Lima, por un comando de aniquilamiento del grupo terrorista Sendero Luminoso. En momentos en que el país se encontraba atacado por terrorismo, Moyano se alzó contra el terror de Sendero Luminoso, por la lucha contra la pobreza y por la defensa de los derechos humanos. María Elena Moyano, también fue una de las más activas defensoras de los derechos de la mujer y de la población peruana en general.

Primeros años de vida[editar]

En los primeros años de la década de los 70 del siglo XX, cuando en el Perú flameaba la bandera de la revolución "cuasi" socialista del general Juan Velasco Alvarado torres, se produjo la invasión de miles de habitantes de escasos recursos al desierto de Pamplona. El entonces presidente ordenó "una reubicación planificada", la que motivó el traslado de miles de habitantes hacia el sur de Lima y la formación de la Comunidad Urbana Autogestionaria de Villa El Salvador (CUAVES). En esa oleada humana estuvieron la madre y los siete hermanos Moyano Delgado, separados ya del padre, a quiénes les habían desalojado de la casa y les habían embargado los muebles por no haber podido pagar los alquileres. Para estudiar, María Elena se trasladaba hasta Surco, varios kilómetros al norte de Villa El Salvador, a un colegio que se llamaba "Jorge Chávez"; sin embargo para llegar allí, debía de levantarse muy temprano para poder ser llevada por el transporte público. Junto a su hermana fueron elegidas para formar parte de la selección de voleibol de su escuela siendo necesario que regresaran en las tardes a entrenar.

Vida universitaria[editar]

A los quince años de edad, María Elena Moyano Delgado, terminó sus estudios en el colegio Jorge Chávez de Surco. Sus hermanos querían que ella y su hermana Martha estudiasen en la universidad, pero, al principio, María Elena se rehusó. Ella y una compañera querían ser oficinistas y se matricularon en un curso de técnica en oficina que ofrecía la Universidad de Lima, en una de sus actividades académicas de proyección social. La universidad, según ella, estaba reservada a su hermana, "la más estudiosa de la familia". Martha se presentó a la UNMSM, pero no ingresó. Su hermano Carlos insistió en que postulasen a la Universidad Particular Inca Garcilaso de la Vega. Las dos hermanas se presentaron, sin embargo María Elena puso como condición a su madre y hermano que ella misma escogería su carrera, cosa a lo que su madre se opuso; ella quería que estudiase Derecho. María Elena decidió finalmente, contra los deseos de su madre, postular a Sociología; pero ella misma sabía que no ingresaría pues no se había preparado en ninguna academia. Finalmente, los resultados del examen la develarían como ingresante. Entre los años 1973 y 1975, fue presidenta del grupo juvenil "Renovación" que estaba dedicado a la realización de actividades de canto y teatro y a difundir, mediante charlas y mesas redondas, las maneras cómo los jóvenes deberían combatir la drogadicción y la incomprensión familiar. Luego de asistir a las clases de Materialismo Histórico y Materialismo Dialéctico, cursos que por entonces se enseñaba en casi todas las universidades del sistema, se cuestionaba a ella misma la razón del esfuerzo de los pobres por estudiar y conseguir trabajo, si no lo podían obtener. Tiempo después, un grupo de jóvenes universitarios llegó a la Comunidad Autogestionaria de Villa El Salvador , con el pretexto de divulgar su arte, se inmiscuyeron en las actividades del grupo juvenil donde estaba María Elena, hasta que crearon una escuela popular, donde enseñaban los fundamentos ideológicos del marxismo, de la lucha de clases y de la doctrina maoísta. Como los demás integrantes de su grupo se inscribieron a dichas escuelas no le quedó a María Elena Moyano sino hacer lo mismo. Tanta fue la identificación con el mensaje trasmitido en dicha escuela popular que María Elena llegó a renegar de la existencia de Dios y a creer con firmeza que la religión era opio de los pueblos.

Presidencia de FEDEPOMUVES[editar]

Sus dotes de lideresa y una gran mujer se manifestaron en todas sus actividades, pero, principalmente, en la fundación del club de madres "Micaela Bastidas", que tenía la finalidad de defender a las madres de la manipulación de Ofasa y otros organismos gubernamentales. Teniendo en cuenta su don de gentes, sus condiciones de lidereza y su capacidad de trabajo, las mujeres de Villa El Salvador, en al año 1983, la nombraron como su delegada ante una convención, donde se iba a formar la Federación Mujeres. María Elena cuenta que fue con su hijo David en brazos. Una tal Erlinda, rival política y con la que se conocían desde la toma del local de la escuela 6066, no quiso que entre al evento, pero las mujeres del grupo de limpieza dijeron que era su delegada, la señora Juana Bendezú convenció a Erlinda y la hicieron ingresar al cine Madrid, en el Rímac. En dicha convención salió elegida como subsecretaria de organización del Fedepomuves o Federación de Mujeres de Villa El Salvador.

En el año 1986, fue designada presidenta de la Federación de Mujeres de Villa El Salvador, cargo en la que fue reelegida en el año 1988. "Fue durante su gestión, dice el doctor Alberto Tauro del Pino, en su obra "Enciclopedia Ilustrada del Perú", (8-III-1987), que la FEDEPOMUVES (integrada en ese entonces por 105 presidentas de clubes de madres y 450 coordinadoras del Vaso de Leche), obtuvo la dirección del programa del Vaso de Leche (creado por Ley 24059, de 6-I-1985)". En el año 1990, María Elena, a los treinta años de edad, "deja, dicen en un boletín "Los amigos de Villa", la presidencia de la Fedepomuves para dar paso a la nueva generación de dirigentas que se han venido perfilando en el último período en que la confrontación política demandaba de los dirigentes populares no solo un fuerte compromiso con las organizaciones de base, sino también, y básicamente, un distanciamiento y condena clara de los métodos de terror que imponía Sendero Luminoso a muchas organizaciones como una forma de controlar, por la fuerza y el terror, lo que no pueden lograr con argumentos políticos. Con las organizaciones de mujeres Sendero Luminoso tuvo un gran conflicto: el carácter democrático de las mismas, la clara distancia que esas organizaciones han marcado con el uso de la violencia y el terror, la organización cotidiana por enfrentar las adversas circunstancias que trae la crisis económica del país, son algunos de los aspectos absolutamente antagónicos al proyecto político senderista. Por estas razones es que Sendero inicia una campaña de asesinatos, de terror, de intentos de separar las dirigencias de las bases a partir de acusaciones de traición a la causa popular. Así, las dirigentas son acusadas por Sendero de reformistas, de colaborar con el gobierno, de inmediatistas por sus intentos y logros en mejorar las condiciones de vida de sus familias y de sus comunidades".

Reconocimiento real, popular y últimos años de vida[editar]

Recibió el premio Príncipe de Asturias, distinción que la premió junto a Michael Azcueta, alcalde de Villa El Salvador. En 1989, fue elegida como teniente alcaldesa de la municipalidad distrital de Villa El Salvador, como integrante de la lista del movimiento político Izquierda Unida, que encabezó el señor Michael Azcueta. Las discrepancias con el grupo terrorista Sendero Luminoso se acentuaron a raíz de unos volantes que publicó dicho grupo y donde decía que María Elena se había apoderado del dinero de unas donaciones de entidades del extranjero. En el mes de septiembre de 1991, María Elena, en un comunicado público, desmintió categóricamente tal infamia e increpó a los maoístas muy crudamente, con estas palabras: "... la revolución no es muerte ni imposición, ni sometimiento, ni fanatismo...". El 15 de febrero de 1992, a la edad de 33 años, María Elena Moyano, cuando se dirigía a una actividad del Vaso de Leche, fue asesinada por un comando de aniquilamiento de Sendero Luminoso, dejando dos niños, una de 10 años y el otro de 8 años; pero no solo fue asesinada, sino también despedazada y descuartizada con la finalidad de asustar a sus seguidores. Su esposo e hijos viven asilados en España.

En una página creada por los vecinos de Villa El Salvador, existe un recuento del asesinato de María Elena Moyano.

Su hermana Martha Moyano, fue Congresista del Perú.

El 15 de febrero del 2012, luego de la captura del supuesto líder de Sendero Luminoso, Camarada Artemio, se ha propuesto a María Elena Moyano, como símbolo del Día contra el Terrorismo.

María Elena Moyano en la cultura popular[editar]

Aparece una imagen suya al principio del videoclip de la canción "Disparos de Silencio" de Nach.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

  • María Elena Moyano en Amigos de Villa Recuerdos, videos, fotos, autobiografía, testimonios de sus amigos.
  • [1] Noticias de rpp del Perú, Día contra el Terroristmo.
  • [2] Un recuento de la vida, y el asesinato de María Elena Moyano.

Referencias[editar]