Madoc

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Madoc o Madog ab Owain Gwynedd fue, según la tradición popular, un príncipe galés que navegó hasta América en 1170, más de trescientos años antes que Cristóbal Colón descubriese el continente en 1492. Existe mucha especulación entre los historiadores de Madoc, pero la mayoría opinan que nunca hizo el citado viaje, y algunos inclusive opinan que Madoc ni siquiera existió.

Historia y genealogía de Madoc[editar]

Madoc era hijo de Owain Gwynedd, que tuvo al menos 13 hijos con sus dos esposas y varios hijos ilegítimos más. Tras la muerte de su padre en 1170, hubo importantes enfrentamientos entre los herederos al trono. Desalentado, Madoc partió junto a su hermano Riryd con una pequeña flota para explorar el océano Atlántico. Finalmente, descubrieron una tierra lejana y abundante, donde formaron una colonia con un centenar de hombres. Posteriormente Madoc regresó a Gales para reclutar nuevos colonos, llegando a reunir una docena de barcos, con los que partió cargado de hombres y mujeres galeses para no volver jamás. Madoc habría desembarcado en Florida, o en la bahía de Mobile (actualmente Georgia) en Estados Unidos.

Owain Gwynedd, el presunto padre del Madoc, existió realmente. Era el rey de Gwynedd, unos de los reinos más poderosos de Gales en aquella época y se le ha llegado a considerar como uno de los reyes más importantes de la Edad Media. La disputa tras su muerte entre sus herederos, Dafydd , Maelgwyn y Rhodri habría ocurrido realmente.

Según la tradición, Madoc ascendió por los grandes ríos de América del Norte y se reunió con las tribus de los indios, antes de asentarse en las grandes llanuras.

Los indios galeses[editar]

Los indios Mandan en un coracle, según George Catlin

Según la leyenda, los colonos se incorporaron a las tribus indias y sus descendientes permanecieron entre ellos. El reverendo Morgan Jones, que fue capturado en 1669 por la tribu india Doeg de Tuscarora, fue el primero en informar sobre los indios de habla galesa, tras haber permanecido algunos meses entre ellos predicando el Evangelio. Al regresar a las colonias inglesas en 1686 relató su experiencia.

Otros aventureros afirmaron haber descubierto a los indios de Gales, e incluso llegaron a afirmar que una tribu adoraba una copia del Evangelio escrita en galés. Los rumores sobre estos indios galeses fueron tales, que incluso Lewis y Clark recibieron la orden de buscarlos durante su expedición. Según el folklore local, la ciudad de Louisville en Kentucky habría acogido una colonia de indios de habla galesa. John Evans de Waunfawr, exploró el Missouri en el s. XVIII en busca de los descendientes galeses entre las tribus Padoucas y Madogwys.

De acuerdo a las primeras versiones de la leyenda, el idioma que habrían hablado los indios sería el irlandés y el portugués, si bien el nombre de la tribu osciló de narrador a narrador. Finalmente se llegó a la conclusión de que la tribu sobre la que se hablaba era la de los indios Mandan, que tenían una cultura, idioma y una morfología radicalmente diferente a la de sus tribus vecinas.

El pintor George Catlin sugirió que los Mandan podrían ser los descendientes de Madoc y sus compañeros, cuando se percató que sus botes eran como los coracles galeses. También observó que la arquitectura empleada por los Mandan era similar a la empleada por los europeos.

Las fuentes de la leyenda[editar]

El primer escritor que citó a Madoc, fue George Peckhan, en A True Report of the late Discoveries of the Newfound Landes (1583) que fue continuada en la edición de 1589 de Richard Hakluyt y en la Historia de Cambria de David Powell (1584).

Estas historias permitieron legitimar la colonización de América por los ingleses antes que por los españoles. John Dee llegó a afirmar que además de Madoc, Brutus de Troya, e incluso el rey Arturo, llegaron al continente antes que los españoles. Así, Isabel I de Inglaterra podría reivindicar su prioridad sobre ese continente.

Nunca se pudo probar la existencia de los indios de habla galesa.

Ficción y especulación[editar]

Ha habido varios intentos de demostrar la veracidad de la historia de Madoc, sin embargo, Samuel Eliot Morison y la mayoría de historiadores han llegado a la conclusión de que se trata de un mito. A pesar de ello, el tema ha sido muy popular en el campo de la ficción.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]