Luigi Vanvitelli

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Luigi Vanvitelli
Luigi Vanvitelli-transparent.png
Retrato de Luigi Vanvitelli
Nacimiento 12 de mayo de 1700
Nápoles (Italia)
Fallecimiento 1 de marzo de 1773
Caserta
Nacionalidad Italia
Ocupación pintor, ingeniero y arquitecto
Padres Gaspar van Wittel
[editar datos en Wikidata]

Luigi Vanvitelli, nacido Lodewijk van Wittel (Nápoles, 12 de mayo de 1700 - Caserta, 1 de marzo de 1773) fue un pintor, ingeniero y arquitecto italiano. Su inicial estilo barroco, caracterizado por su sobriedad y academicismo, le sirvió para hacer la transición hacia el neoclasicismo, siendo el arquitecto oficial del papa Clemente XII. Su capacidad técnica y el elegante estilo escenográfico le llevaron a ser elegido por el rey de Nápoles Carlos VII de Borbón para construir el Palacio Real de Caserta. Este proyecto pretendía crear un centro cortesano y gubernamental para el Reino de Nápoles, siguiendo la estela del Palacio de Versalles y será su obra maestra.

Vanvitelli dedicó el resto de su vida a esta tarea, aunque la combinó con otros encargos en la ciudad, como la ampliación del Palacio Real y la construcción de algunas iglesias. En Nápoles ejercitó en gran medida su faceta de ingeniero, pues diseñó todo el sistema hidraúlico del Parque de Caserta, para el que construyó el famoso Acueducto Carolino.

En 1997, el palacio de Caserta y el acueducto de Vanvitelli fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco (con el nombre de «Palacio barroco de Caserta y jardines, acueducto de Vanvitelli y complejo arquitectónico de San Leucio»[1] )

Biografía[editar]

Formación[editar]

Nacido en Nápoles en una familia de artistas origaria de Amersfoort (Países Bajos), su apellido original (van Wittel) fue italianizado en Vanvitelli por su padre Gaspard van Wittel (Gaspare Vanvitelli), que emigrado a Roma en 1674, se desempeñó como pintor hasta 1736, convirtiéndose en el iniciador del vedutismo (la pintura de paisajes y vistas de ciudades). Luigi Vanvitelli inició su actividad como pintor, siguiendo el ejemplo de su padre, y más tarde se dedicó a la arquitectura para convertirse en uno de los más importantes arquitectos italianos de la época entre el barroco y el neoclasicismo.

Alumno en Roma del poco conocido Antonio Valeri, Vanvitelli se inspiró en la obra de algunos de los grandes arquitectos del barroco, como Gian Lorenzo Bernini, Francesco Borromini, Carlo Fontana o Filippo Juvarra y estudió cuidadosamente los tratados y las obras de los arquitectos de la antigüedad y el Renacimiento. En esos años de formación estableció una amistad duradera y colaboró con el afamado arquitecto Nicola Salvi y se afilió a la Accademia dell'Arcadia (con el nombre de Archimede Fidiaco[2] ).

Se distinguió como un arquitecto participando en los concursos para la fachada principal de San Juan de Letrán —que ganó Alessandro Galilei— y para la Fontana de Trevi —finalmente adjudicado a su amigo Nicola Salvi, que la adosará a la fachada sur del Palazzo Poli —, concursos que marcarían el renacimiento artístico de los Estados Pontificios bajo el gobierno ilustrado del papa Clemente XII; los proyectos vanvitellianos, que seguían las nuevas tendencias neoclásicas,[3] fueron muy apreciados en los ambientes más educados, pero el jurado tuvo a bien premiar proyectos que apoyaron el estilo barroco, aún plenamente vigente en Roma.

Obras en Ancona y Las Marcas[editar]

Lazareto de Ancona (1733-1738)
La fachada cóncava de la iglesia del Gesù de Ancona

Después de participar en los concursos romanos, el nombre de Vanvitelli era ya conocido y apreciado, y esto le valió al arquitecto su primer encargo importante, obtenido directamente del papa Clemente XII: rediseñar el puerto de Ancona para que fuese adecuado para actuar como puerto de Roma hacia oriente.

Como parte de los proyectos de Ancona, se recuerda especialmente el Lazareto (1733–1738), construido sobre una gran isla artificial en forma de pentágono, realizada en el puerto por el mismo Vanvitelli que, como buen holandés, sabía bien cómo arrebatar tierras al mar. La forma geométrica regular del gigantesco edificio en pentágonos concéntricos, el templete de San Rocco en el centro del patio, la genial técnica constructiva, la composición armónica de las diversas funciones, el rivellino que apunta hacia el mar abierto hacen del lazaretto anconitano una verdadera obra maestra.[4]

Además del Lazareto, en Ancona también diseñó el Muelle Nuevo, su monumental entrada (el Arco Clementino) y la iglesia del Gesù, que con su fachada cóncava y elevada sobre el mar, reasume la curvatura de todo el puerto.[5] Con estas obras Vanvitelli rediseñó y reinterpretó personalmente la forma del puerto y de la ciudad. Así dio un anticipo de su gran habilidad como paisajista, la misma que desarrollará más adelante en el famoso Reggia di Caserta.[3] En Ancona también trabajó en el Duomo (donde diseñó el edículo de la Regina de todos los santos) y en el Palazzo Ferretti (hoy Museo arqueológico nacional de las Marcas).

En los años treinta y cuarenta del Settecento, el artista trabajó en todas la región que hoy son las Marcas: diseñó el característico campanile de la Basílica de la Santa Casa de Loreto, la fachada y el interior de la iglesia de Nuestra Señora de la Misericordia de Macerata,[6] la iglesia de la Magdalena de Pesaro.[7]

Por otra parte, durante la permanencia en Ancona para las obras portuarias, fue abordado por la Comuna de Ascoli Piceno para elaborar un dictamen sobre el proyecto de la nueva sala de teatro para llevar a cabo en el Palazzo Arringo; juzgando la estructura de madera de carácter bibienesco concebida por el tallador ascolano Giuseppe Gualtieri bien adaptada al gran vano destinada al propósito en el palacio, Vanvitelli culpó la moda bastante generalizada de imitar las bizarras salas de espectáculos de Bibiena.

La presencia de Vanvitelli y sus muchas obras en las Marcas influyó profundamente en la arquitectura de Ancona y de la región, donde dejó una multitud de seguidores.

Actividad en Roma[editar]

En Roma obtuvo el puesto de arquitecto de la Basílica de San Pedro en el Vaticano, que mantuvo toda su vida y tuvo que enfrentar las labores de estabilizar la cúpula. También pintó los frescos de la cappella delle Reliquie de la Basílica de Santa Cecilia en Trastevere. Realizó algunas intervenciones de ordenación, a la vista del Jubileo de 1750, en la iglesia de |Santa María de los Ángeles y de los Mártires, obtenida de Michelangelo Buonarroti en las Termas de Diocleciano. En 1911 se demolió la fachada construida antes de las intervenciones de Vanvitelli, pero el interior es todavía el diseñado por Vanvitelli.

Además, como ya se mencionó, había participado sin éxito en el concurso de la fachada de San Juan de Letrán y de la Fontana de Trevi (1732).

Reggia di Caserta[editar]

El Palacio Real de Caserta visto desde los jardines
La escalera de honor del Palacio de Caserta

En 1750 el rey de Nápoles Carlos de Borbón encomendó a Vanvitelli el proyecto de un nuevo palacio real que había pensado para la ciudad de Caserta, fácilmente accesible desde la capital de Nápoles, pero distante de ella, como lo estaba Versalles de París. El palacio, que se iba a construir cerca de una nueva ciudad (que se hizo más tarde en diferentes momentos, de forma caótica y sin tener en cuenta las ideas de Vanvitelli), era abastecido de agua por el monumental acueducto Carolino, diseñado por Vanvitelli siguiendo el modelo de las obras hidráulicas de la antigua Roma.

El Palacio Real de Caserta, definida como la última gran creación del barroco italiano,[8] es sin duda su obra más importante. Cuidadísimo en los detalles y articulado sobre cuatro patios monumentales, el edificio está enfrentado a un parque escenográfico, que aprovecha la pendiente natural del terreno para articularse en una gigantesca cascada artificial, marcada por una serie de fuentes con estatuas de mármol. Las partes más pintorescas están a lo largo del atrio y de la escalera de honor y la capilla. Notable es el teatro de la corte, cuya sala en herradura bastante redondeada se vuelve solemne por el orden gigante de columnas, que disimula la típica grácil estructura de madera de los palcos. Desprovisto de las cuatro torres en las esquinas y de la cúpula central, que debería haber dinamizado la mole, el palacio es una especie de síntesis originalisima entre el Palacio de Versalles y El Escorial.

Después de su muerte[9] los trabajos del palacio fueron continuados por su hijo Carlo (Nápoles, 1739-1821). En Caserta tuvo como ayudante a Francesco Sabatini, que será su futuro yerno al casarse con su hija Maria Cecilia, y que gracias a esos trabajos y su contacto con la familia real conseguirá que en 1760 Carlos de Borbón, ya rey de España desde 1759, le llamé a Madrid y se convierta allí en su arquitecto real.

Actividad en Lombardía[editar]

En los años napolitanos, Vanvitelli también consiguió algunos encargos en Lombardía. En Brescia, en ese momento territorio veneciano, diseñó un nuevo ático para la Loggia, mientras que en 1745 en Milán trató en vano de conseguir la comisión para la nueva fachada del Duomo, y también propuso un diseño para un nuevo palacio ducal, no ejecutado, que sin embargo fue la oportunidad para recomendar a la corte de los Habsburgo su alumno Giuseppe Piermarini.

Otras obras[editar]

Interior de la Basílica de la Santísima Anunciación Maggiore, Nápoles
Foro Carolino, hoy Internado Nacional, Nápoles
La statua a Luigi Vanvitelli en la homónima plaza de Caserta

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Véase entrada en el sitio oficial de la Unesco en: [1].)
  2. Luigi Vanvitelli, Vita dell'architetto Luigi Vanvitelli, Napoli, 1823, pag. 69.
  3. a b Il Lazzaretto di Ancona di Mezzetti - Bucciarelli - Pugnaloni.
  4. *Giacomo C. Beltrami, La scoperta delle sorgenti del Mississippi (página 197);
    *Touring club italiano, Ancona e provincia, Touring Editore, 2004 (página 49).
  5. Enciclopedia Treccani.
  6. Cesare De Seta, Luigi Vanvitelli, Electa Napoli, 1998 (página 256).
  7. Giovanna Patrignani, Pesaro. La Radio storia della Città, Pesaro, Metauro Edizioni, 2008, pp. 90-91.
  8. N. Pevsner, J. Fleming, H. Honour, Dizionario di architettura, Torino, Einaudi, 1981, voce Vanvitelli, Luigi.
  9. Vanvitelli fue enterrado en la iglesia de San Francisco de Paula en Caserta, en una tumba cuyo epígrafe fue compuesta por Angelo Antonio Scotti. Ver: Cfr. G.M. Melchiorri, Vita dell'architetto Luigi Vanvitelli e descrizione delle reali delizie di Caserta, in «Effemeridi letterarie di Roma», tomo XII, De Romanis, Roma 1823, p. 65.
  10. Romano Marino, Cari paesani, edición de 2007, stampa in proprio. El autor asigna esta construcción a Vanvitelli, teniendo confirmación en las cartas que el arquitecto enviaba a Roma a su hermano Urbano. Las seis cartas son reportadas en la obra citada de Franco Strazzullo, en las páginas 528-706.

Referencias[editar]

  • El artículo de la Wikipedia en italiano recoge la siguiente bibliografía:
  • Il Lazzaretto di Luigi Vanvitelli. Indagine su un'opera, Catalogo della mostra di Ancona, Palazzo Bosdari, gennaio-marzo 1980, in collaborazione con l'Archivio di Stato di Ancona e la Biblioteca Comunale Luciano Benincasa di Ancona, con il patrocinio del Ministero per i Beni Culturali e Ambientali, Recanati, Tecnostampa, 1980.
  • L'attività architettonica di Luigi Vanvitelli nelle Marche e i suoi epigoni, Convegno Vanvitelliano, Ancona 27-28 aprile 1974, Atti e memorie, serie VIII, vol. VIII, 1974, Ancona, Presso la Deputazione di Storia Patria per le Marche, 1975.
  • L'esercizio del disegno. I Vanvitelli, 2 voll., Ancona, Il lavoro editoriale, s.a. [1993]: vol. I, catalogo della mostra di Ancona, Mole Vanvitelliana, 25 settembre-23 ottobre 1993; vol. II, atti del convegno di Ancona, 9 ottobre 1993. ISBN 88-7663-115-1.
  • AA.VV., Luigi Vanvitelli e il Settecento europeo, Atti del congresso internazionale di studi, Napoli-Caserta, 5-10 novembre 1973, Napoli, Università degli Studi di Napoli, Istituto di Storia dell'Architettura, 1979 ("Celebrazioni vanvitelliane, 1973").
  • Giovanni Maria Bagordo, Le architetture per l'acqua nel Parco di Caserta, Roma, Aracne, 2009. ISBN 978-88-548-2622-9.
  • Pietro Carreras, Studi su Luigi Vanvitelli, Firenze, La Nuova Italia, 1977 (supplemento alla rivista Storia dell'arte).
  • Giuseppe Centonze, Luigi Vanvitelli e Castellammare, in G. Centonze, Stabiana. Castellammare di Stabia e dintorni nella storia, nella letteratura, nell'arte, Castellammare, N. Longobardi Editore, 2006, pp. 79-98. ISBN 88-8090-223-7
  • Pier Luigi Ciapparelli, Luigi Vanvitelli e il teatro di corte di Caserta, Napoli, Electa Napoli, s.a. [1995]. ISBN 88-435-5227-9.
  • Cesare Cundari, Il Palazzo Reale di Caserta, Roma, Kappa, 2005. ISBN 88-7890-711-1.
  • Cesare Cundari, Giovanni Maria Bagordo, L'Acquedotto Carolino, Roma, Aracne, 2012. ISBN 978-88-548-4937-2.
  • Renato De Fusco et al., Luigi Vanvitelli, Napoli, Edizioni Scientifiche Italiane, 1973.
  • Cesare De Seta (con testi di AA.VV.), Luigi Vanvitelli, Napoli, Electa Napoli, 1998. ISBN 88-435-8748-X
  • Cesare De Seta (a cura di), Comitato Nazionale per le celebrazioni del III centenario della nascita di Luigi Vanvitelli (1700-2000), Luigi Vanvitelli e la sua cerchia, catalogo della mostra di Caserta, Napoli, Electa Napoli, s.a. 2000. ISBN 88-435-8530-4.
  • Francesco Fichera, Luigi Vanvitelli, Roma, Reale Accademia d'Italia, 1937 ("Architettura", 2).
  • Alfonso Gambardella (a cura di), Luigi Vanvitelli: 1700-2000, atti del convegno internazionale di studi "Luigi Vanvitelli 1700-2000", Caserta, 2000, San Nicola la Strada, Edizioni Saccone, 2005. ISBN 88-902142-0-1.
  • Jorg Garms (a cura di), Disegni di Luigi Vanvitelli nelle collezioni pubbliche di Napoli e Caserta, catalogo della mostra di Napoli, Palazzo Reale, 5 novembre 1973-13 gennaio 1974, Napoli, AGEA, s.a. 1973.
  • Antonio Gianfrotta (a cura di), Soprintendenza per i beni ambientali architettonici artistici e storici per le province di Caserta e Benevento, Manoscritti di Luigi Vanvitelli nell'archivio della Reggia di Caserta, 1752-1773, Roma, Ministero per i Beni e le Attività Culturali, Ufficio Centrale per i Beni Archivistici, 2000 ("Pubblicazioni degli Archivi di Stato. Fonti", 30). ISBN 88-7125-174-1
  • Floriano Grimaldi, Luigi Vanvitelli a Loreto. La costruzione del campanile e del Palazzo Apostolico dai documenti dell'Archivio Segreto Vaticano e dell'Archivio Storico della Santa Casa, Loreto, Centro di storia e cultura, 1975.
  • Fausta Gualdi Sabatini, Attività inedita di Luigi Vanvitelli a Foligno con documenti sulla chiesa di S. Salvatore, Quaderni dell'Istituto di Storia dell'Architettura, 1982, 27, fasc. 169-174.
  • Cristiano Marchegiani, I teatri neoclassici e il rebus dell'acustica. Riflessi nelle Marche di esperienze europee (con un estratto dal trattato di Chladni, e qualche nota di attualità), Quaderni Musicali Marchigiani, 2004, 11, a cura di Riccardo Graciotti, Pubblicazione dell'A.Ri.M., Associazione Marchigiana per la Ricerca e Valorizzazione delle Fonti Musicali, Urbino, Edizioni QuattroVenti, 2007, pp. 23-68, a pp. 32-33, 47. ISBN 978-88-392-0806-4
  • Paolo Portoghesi, Roma barocca, Roma 2011. ISBN 978-88-359-9084-0
  • Franco Strazzullo, I primi anni di Luigi Vanvitelli a Caserta, Napoli, Tipografia Laurenziana, 1964; estratto da Archivio storico di Terra di Lavoro, vol. 3.
  • Franco Strazzullo (a cura di), Le lettere di Luigi Vanvitelli della Biblioteca Palatina di Caserta, 3 voll., Galatina, Congedo, 1976-1977.
  • Luigi Vanvitelli (junior), Vita dell'architetto Luigi Vanvitelli, Napoli, Co' tipi di Angelo Trani, 1823.
  • Franca Varallo, Luigi Vanvitelli, Milano, Skira, s.a. 2000. ISBN 88-8118-845-7

Enlaces externos[editar]