Lucha contra bandidos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Lucha Contra Bandidos es un acontecimiento histórico que tuvo lugar en Cuba y que duró seis años: desde 1960 a 1966, siendo la región del Escambray el lugar donde más fuerza cobró el mismo. Fueron los combates que realizaron las milicias del gobierno Fidel Castro para acabar con los movimientos contrarrevolucionarios que surgieron poco tiempo después de establecido el gobierno revolucionario.[1]

Inicios[editar]

Algunos de los contrarrevolucionarios habían surgido de personal guerrillero que se habían unido a última hora a las fuerzas revolucionarias de Fidel Castro a finales de la revolución en 1958, pero al encontrarse en desacuerdo con la visión del nuevo gobierno se separaron para formar una guerrilla contrarrevolucionaria. En parte se debía a que en los grupos guerrilleros del Escambray de antes de la revolución ya existía personal apoyado por la CIA de Estados Unidos e incluía algunos agentes de la CIA.

Una tradición oral indica que el primer insurgente contrarrevolucionario fue Luis Santana Gallardo, alias Luis Vargas; pero oficialmente se considera a Ramón Trujillo como el primer alzado hacia 1959 en la zona de La Macagua, en el Escambray. La Lucha Contra Bandidos, sin embargo, se inició con un pequeño combate realizado el 7 de septiembre de 1960, en el que no hubo muertos, dejó tres heridos, y se capturó a Alberto Walsh; y concluyó el 1 de octubre de 1966 con la captura de José Rebozo.

La Limpia[editar]

Por orden de Eisenhower la CIA preparó a los exiliados cubanos y diseñó un plan de invasión a Cuba para establecer un gobierno que estaría encabezado por [[]] y empezó a ponerlo en práctica a mediados de 1960. Formaba parte de este plan el crear, fomentar y desarrollar grupos armados contrarrevolucionarios en las montañas del Escambray para que apoyaran e hicieran recepción de la multitud de exiliados cubanos que invadirían Cuba con la ayuda Estadounidense para establecer el nuevo gobierno, invasión que en ese entonces se creía sería por la zona de Trinidad-Casilda.

Cuando la sección de inteligencia informó a Fidel Castro de la inminencia de una invasión, Fidel tomó la decisión de limpiar todo movimiento contrarrevolucionario en la Sierra del Escambray haciendo una incursión masiva de tropas, operación que ha sido conocida como La Limpia del Escambray y que constituyó la mayor ofensiva en Lucha Contra Bandidos. Esta tuvo lugar entre finales de 1960 y principios de 1961, en la cual el gobierno de Fidel Castro utilizó 70.000 hombres dirigidos por el comandante Dermidio Escalona, para exterminar los movimientos contrarrevolucionarios. En ella se capturaron cabecillas como Porfirio Remberto Ramírez, Sinesio Walsh, Plinio Prieto, Ismael Heredia (El Látigo Negro), Nando Lima, Sacarías García, Juan Cajigas, Ismael Rojas y Carlos Duque. La mayoría de los grupos fueron aniquilados, otros sobrevivieron.

Debido a este revés para los planes Estadinenses, la CIA se vio obligada a cambiar el lugar para sus planes de invasión. Esta vez se encogió la Ciénaga de Zapata, más específicamente Playa Girón.

Después de la derrota Estadounidense en Playa Girón, la lucha contra los grupos contrarrevolucionarios continuó. El 3 de julio de 1962, el comandante Juan Almeida, hace oficial la creación de la Sección de Lucha Contra Bandidos (LCB), como una prolongación de las actividades iniciadas con la Limpia del Escambray.

Final[editar]

Pepe Rebozo, capturado en la última campaña, el 1 de octubre de 1966, era un campesino de edad a quien Fidel decidió no fusilar sino encarcelarlo a 30 años. Finalmente fue liberado y enviado a Estados Unidos a mediados de los años 1970 junto con los aproximadamente 100.000 reclusos que el régimen de Fidel Castro despachó a Estados Unidos.

Referencias[editar]

  1. La Autobiografía de Fidel Castro II, pags: 1115-1118, 1166-1161; escrita por Norberto Fuentes, 2007, ISBN 978-84-233-3665-4